‘Prensa y Política Científica’

Cambio climático: Cuando los ecólogos del cambio climático publican mostrando su ignorancia sobre ecología

cliseries-de-vegetacion-pequena 

Pisos de vegetación en las sierras de la península Ibérica en función de su humedad/temperatura. Fuente: Blog de Geografía del Profesor Pedro Oña

Tremenda la noticia que os vamos a ofrecer hoy por ser una muestra palmaria de una total ignorancia de la ecología del paisaje y los ecosistemas que la constituyen. Si un alumno de primer año de carrera universitaria contesta con el contenido de esta nota de prensa, a una pregunta en su primer examen, le calificaría con un “o” sobre 10. No hay benevolencia que valga. Afortunadamente algunos lectores de esta bitácora parecen saber más que los científicos profesionales, ¡sin duda! Sus comentarios, totalmente acertados, dan cuenta de hasta qué punto puede ser ignorantemente científico. Personalmente reconozco que a veces me enfurezco, por lo que los post pueden resultar demasiado duros. Pido disculpas, de corazón. Tan solo puedo añadir en mi descargo que termino hastiado de leer  numerosas noticias diarias que no tienen ni pies ni cabeza. Puedo entender que a veces son los plumillas (reporteros científicos) quienes retuercen la insensatez de los contenidos. Sin embargo, como tal hecho es incuestionable, desde hace ya 20 años, yo reviso los textos que pudieran aparecer en los medios de comunicación antes de se publiquen o no doy permiso para ello. Y en un par de ocasiones, se han producido situaciones tan vergonzantes que ….. si los científicos no tomamos medidas nos convertimos en cómplices ¡si, o si! de tanto desatino. ¡Quién calla otorga!.   

Ahora resulta que en el devenir espontáneo de la naturaleza, esta resulta ser  “ecológicamente incorrecta” ¿O quizás deberíamos remplazar lo ecológico por lo político?. Leo y leo noticias sobre el impacto del calentamiento de la atmósfera sobre los ecosistemas y debo contar hasta 1.000.000 antes de calmarme y no invadiros diariamente de post denunciando las estupideces que leo en la prensa pero también en los propios artículos científicos. Pero el problema más serio, resulta ser que estos manuscritos, ricos en conclusiones bochornosas, pasan la revisión por pares de revistas denominadas de prestigio. Os puedo asegurar que no me gusta descalificar a mis colegas pero es que el tema ya pasa cualquier línea roja que se os ocurra imaginar, a no ser que ya no se sepa distinguir una frondosa de un pino.

En la península Ibérica y en otros muchos ambientes mediterráneos, los Quercus (perennifolios en climas secos y caducifolios en los más húmedos), así como otras fagáceas, se distribuyen por amplias extensiones. Los pinos, como otras coníferas, en ausencia de perturbaciones humanas ocuparían espacios geográficos más restringidos (como la alta montaña) que hoy en día. Grandes extensiones de nuestros pinares son fruto de las repoblaciones forestales. Por lo tanto, si la gestión forestal es escasa y se deja seguir la dinámica natural, lo normal es que muchas de estas masas forestales, que no bosques, paulatinamente irán  siendo reemplazadas por las encinas, y otros Quercus, es decir transformándose en genuinos boques con el tiempo. Lo mismo sería cierto tras un abandono de tierras. Tal ha sido el deseo de todos los que amamos la naturaleza y los propios movimientos ecologistas. Digamos de paso que mientras los Quercus mejoran los suelos y dan lugar a un hervidero de biodiversidad edáfica, los pinos actúan justamente de forma opuesta. Si el clima se hace más seco, o el suelo ha sufrido una intensa erosión, lo “natural” es que las especies de pinos mejor adaptados desplacen a las encinas u otros Quercus. Eso sí, algunos profanos en la materia soslayan que muchos encinares moribundos lo son por enfermedades, que no por el cambio climático. ¡Otro enorme error!. 

Pero hay más, mucho más, como os hemos narrado en otros post. Existen una gran variedad de especies de pinos que se adaptan a las más dispares condiciones, y de ocurrir un calentamiento climático, varios de ellos serán afectados muy negativamente. Adicionalmente, han sido justamente las masivas repoblaciones forestales con pinos las inductoras de la mayoría de los incendios que han afectado a nuestros montes desde hace más de 70 años. Gran parte de los pinares españoles se encuentran conformados por especies pirofíticas, es decir amantes del fuego. En otras palabras si estas masas forestales y matorrales arbolados no arden, son naturalmente remplazadas por las frondosas. Como corolario, incrementar su extensión deviene en promover los incendios forestales, que al margen de degradar y facilitar la erosión de los suelos y la consiguiente desertización del paisaje, emiten ingentes cantidades de CO2 a la atmósfera, lo cual redundaría negativamente en el sistema climático actual, al aumentar las emisiones de los gases de invernadero, etc. ¿Es eso lo que proponen los autores del estudio? ¡Vaya, vaya!.  

En consecuencia, lo que transmiten los autores del estudio (o en su defecto el redactor de la nota de prensa) que analizamos hoy, estriba en alarmar al ciudadano, al intentar que todos vayamos contra la dinámica de los ecosistemas naturales, artificializando el paisaje, es decir interrumpiendo una sucesión ecológica natural. No hay manera de defender sus argumentos, so pena que aceptemos cambiar la hermosa biosfera del pasado para poder seguir emitiendo más CO2.   Lo dicho, los ecólogos de cambio climático parecen confundir la velocidad con el tocino. ¡Tremendo!. Hemos denunciado algunos casos semejantes, que ni mucho menos todos (sería agotadoramente imposible), so pena de tener que editar más de 10 post diarios.  Triste, muy triste. Todos suspendidos. Os dejo con los mentados ejemplos, pero no os perdáis las críticas de muchos lectores que hablan con más rigor que estos “sabios”.

Juan José Ibáñez

Os dejo pues con el material aludido y la desdichada nota de prensa

  (más…)

Etiquetas: , , ,

La Gran falacia de los Pesticidas y el Agronegocio de las Multinacionales: La humanidad enferma y la biosfera desolada (Informe de la ONU)

pesticidas-agroindutris-y-la-onu

Pesticidas: Fuente Google imágenes

Ya hemos repetido  en multitud de post las inmensas mentiras de las multinacionales del Agronegocio. Sí, esa que nos contamina con sus  pesticidas y fertilizantes. Nada nuevo bajo el Sol, excepto que la ONU se ha pronunciado y para darnos la razón. Como los sinvergüenzas de la dictadura financiera que causaron una crisis mundial de primera magnitud, estas “malas compañías” nos han intentado vender durante décadas que sin  ellos y sus productos, el hambre en el mundo sería pavorosa. La realizad es tozuda y refuta todas sus aseveraciones. Tanto la FAO como la ONU por fin se han pronunciado con rotundidad.  ¡Hay vida después de los agrotóxicos!, como también sin Smartphone, por mucho que a menudo los jóvenes se nieguen a reconocerlo.

Bajo la dictadura financiera, todo vale, con tal de amasar enormes fortunas a costa de los ciudadanos. La farmaindustria no pretende curar, ya que de hacerlo vendería muchos menos medicamentos.  La agroindustria no pretende mejorar la producción, sino vender, vender y vender. Todo vale para engatusar a la población y sus gobiernos. Y poco más os voy a decir. He seleccionado las noticia según diversos rotativos, y las críticas les llueven por todos los lados. Nadie duda de que en determinados suelos, ambientes y con alguna que otra plaga, se deba hacer uso de los agrotóxicos con moderación, ¡mucha moderación!.  Sin embargo, como en el campo de las ciencias biomédicas, nos quieren vender como indispensable la sobremedicación. Estas aves de rapiña insisten que el exceso es bueno, y como corolario, han indigestado a la biosfera y envenenado a los seres humanos. La misma trampa y el mismo discurso que los defensores de la economía neoliberal. Los mismos perros con los mismos collares y que pasean agarrados de la mano como amantes indisociables.

La abundante información que os dejo a continuación, me alivian de la pesada tarea, tanto para vosotros y para mí, de volver a repetirme como si tuviera hipo.

Vallamos a ver la somanta de palos que ha recibido la Agroindustria, lo cual, no les hará cejar en su empeño, ¡no lo duden!. Lean y reflexionen sobre la gran mentira del mundo en que vivimos.

Juan José Ibáñez

Continua………

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

El hombre ¿viejo? del Nuevo Mundo (Régulo León Arteta)

 poblamiento-humano-america

Cronología de civilizaciones pre-colomb-inas, a n. e. y d. n. e. Los monumentos de Sechin Bajo, Casma, Perú. Febrero de 2008

Cuando el Papa Alejandro “decretó”, desde el Vaticano, que se había descubierto un Nuevo Mundo, se generó una “visión” del mismo y de quienes eran sus habitantes. Tal perspectiva ha trascendido sin grandes cambios hasta la fecha, bajo diferentes pseudo-dogmas, siendo una de las áreas del conocimiento humano que más la ha vivido, la antropología. Conviene recordar que aun en 1959, nadie creía en la posibilidad del origen africano del ser humano, a pesar de que ya había sido sugerida por Charles Darwin.

Uno de esos falazmente denominados dogmas fue engendrado por Alex Hrdlicka, a principios del siglo pasado, defendiendo que el hombre asiático lo había colonizado, durante la última glaciación, llegando por el estrecho de Bering. Tal posibilidad ha sido contundentemente defendida en los libros de texto y hasta en algunos de historia, del prestigioso Colegio de México, a pesar de las opiniones disidentes  de Rivet y Krickeberg, así como también de las investigaciones llevadas a cabo por De Sahagún. En consecuencia, los habitantes de más al norte “debían”, dada su antigüedad, atesorar un mayor desarrollo cultural que los del sur, pero no fue así, como se observa en la gráfica que encabeza el post. Las barras grises corresponden a culturas norteamericanas. Inclusive en el sur de las Américas se observa simultaneidad, existiendo evidencias de transferencia cultural y tecnología desde el sur hacia el norte.

Por cierto el descubrimiento de edificaciones en Sechin Bajo (Perú) con 5 500 años de antigüedad, refuerzan la posibilidad de un mayor desarrollo cultural en el hemisferio sur.

Contextualizando, hace 65 Millones de años, durante el Cenozoico parece ser que aparecieron los primates, situándose el continente sudamericano casi a la mitad de la distancia actual del africano. En el Mioceno, hará unos 35 millones de años, tales masas de tierra, al parecer, permanecían relativamente próximas, según parecen testificar ciertos fósiles de Perú y Libia, que muestran el origen africano de nuestros peludos parientes, es decir los monos de Sudamérica.  Como gran parte de su biota son muy similares, inclusive hay autores que son de la opinión de que hasta hubo intercambios ancestrales entre ambos continentes.

Además la unión entre el norte y el sur del “nuevo mundo” es geológicamente reciente. El descubrimiento, no hace mucho tiempo, de piezas dentales de  monos, con veintiún millones de años de antigüedad en América del norte, procedentes de Sudamérica, si bien no confirma la presencia simultánea de ancestros del “animal humano”, si plantea esa posibilidad.

Pero la puntilla que acabó con el pseudo-dogma del presumido tránsito por el estrecho de Bering, fue un estudio genómico realizado en México y publicado por Silva-Zolezzi y colaboradores (PNAS del 2009). Estos autores afirman la inexistencia de rastros genéticos de dichos ancestros, en la población de descendientes de indígenas mexicanos, con genes únicos y muy diversos, quizá propios de su gran antigüedad en el continente.

Un corolario interesante de estas disquisiciones sería la imposibilidad de encontrarlos más al sur y por ende ratificar su efecto colonizador. Todo ello me obliga a pensar otras alternativas, para la intrusión del mono desnudo en las Américas  y su posible antigüedad. Cabe recordar el caso, un poco lejano en tiempo y espacio, del hombre de Xuchang, publicado este año y que para los investigadores chinos es una nueva especie, independiente de las africanos con 105.000 a 125.000 años de antigüedad y ancestros del chino moderno del norte. Pocos días antes de escribir este post, ha sido editada la siguiente noticia: Alguien vivía ya en América hace 130,000 años.

La historia del poblamiento humano de las Américas aún permanece por “descubrir”.  

Regulo León Arteta

Etiquetas: , ,

Contaminación de Suelos y Aguas por el Fracking

fracking-pequeno

En la incansable búsqueda de tecnologías para avanzar en nuestro enfermizo afán de persistir contaminando la biosfera, dilapidar los recursos fósiles y dañar la salud humana, nuestra portentosa tecnología desarrolló el Fracking. ¡Bien hecho!. Y así Wikipedia nos ofrece algunas de sus incuestionables bondades, tales como: (i) Emisión de gases de invernadero mayores que la minería de carbón; (ii) Ocupación y destrozo de grandes extensiones de suelo; (iii) Contaminación de acuíferos por metano y sus perniciosos efectos sobre la calidad de las aguas y la salud humana (iv) Sismicidad inducida; (v) Efectos en la salud, como la contaminación del agua por sustancias cancerígenas; (vi) Contaminación acústica e impactos paisajísticos; (vii) contaminación atmosférica, etc. Debo suponer pues que Donald Trump se encontrará entusiasmado apoyándola sin condiciones ¡En hora buena!, a pesar de las múltiples dudas que tiene el timorato Parlamento Europeo, como veréis más abajo.  El Fracking o fracturación hidráulica, fractura hidráulica o estimulación hidráulica, resulta ser una tecnología  con vistas a la extracción de gas y petróleo desde el subsuelo. Se ha hablado mucho de la contaminación y multiples problemas adicionales que este sistema genera en las aguas subterráneas. Sin embargo, la nota de prensa que os mostramos hoy se refiere a los Efectos del fracking sobre el agua en la superficie, aunque soslaya los que afectan a la superficie del terreno y los suelos, como señala la noticia en inglés ofrecida por TerraDaily. Sin embargo ,al contaminarse los cuerpos de agua en superficie inevitablemente lo harán los suelos, y si estos se utilizan confines agrarios o pastorales resulta fácil inferir que también los alimentos. Parece ser que a los periodistas españoles no les importa nada en absoluto de lo que ocurre en el medio edáfico, aunque se envenenen.   Y así pueden leerse abundantes noticias como las siguientes, entre otras muchas: (i) Contamination in North Dakota Linked to Fracking Spills | Nicholas … (ii) Fracking ‘could cause greater levels of soil pollution’ Pollution … ¿Queda claro ahora?.

 En fin el fracking cumple todos los requisitos para ofrecerla alguno de los  galardones que se entregan por ecocidio y tecnologías anticiudadanas. Un arma más en nuestro arsenal contra la biosfera, geosfera y salud humana. No hacen falta ni desastres siderales ni naturales, basta con nuestro modo de maltratarnos sustentablemente. Eso sí, como se dice en España “Sarna con gusto no pica”. Sin embargo a mí los perros sarnosos me soliviantan. Debo ser una persona muy susceptible y antisocial. ¿Y la biosfera?. Siguiendo con el refranero español podríamos decir que a perro flaco todo son pulgas o del árbol caído todo el mudo hace leña? Qué lástima de tiempos en los que nos ha tocado vivir. El hombre contra el hombre y su ambiente.

 Y terminada su creación, Dios no se quedó satisfecho, por lo que el octavo día creó al hombre para que la destruyera sin piedad.  

Abajo os dejo los primeros párrafos de Wikipedia y las dos noticias aludidas.

 Juanjo Ibáñez (un perro sarnoso)   (más…)

Etiquetas: , , , ,

Soberanía Alimentaria: los países ricos se alimentan a costa de los que se encuentran en vías de desarrollo (devorando suelos)

seguridad-alimentaria-mapa-mundo-fao-2012 

La Seguridad alimentaria en el mundo. Fuente: FAO

Una alerta de la Sociedad Española de la Ciencia del Suelo nos ha enviado un mensaje sobre la iniciativa “People4Soil”: de las que ya os he hablado en un post y sobre la que mostré mis reticencias en este otroCon independencia de cuál sea vuestra opinión, el texto del correo electrónico merece la pena ser analizado en detalle, y no precisamente por la relación entre los suelos y el cambio climático. El contenido también aparece en el sitio Web Econoticias, aunque abajo se os explica su génesis y procedencia. A título personal, como científico del suelo, creo que fui el primero en impartir una charla y elaborar una publicación sobre el tema de como devoramos los suelos más fértiles de Europa para la expansión urbana, infraestructuras etc. De eso hará entre 15 y 20 años. También, en esta bitácora, fuimos pioneros en reiterar sobre la gravedad de un tema sangrante, como puede constarse en los múltiples post incluidos en la categoría “Pérdida de los Recursos Edáficos: El Sellado del Suelo”. Obviamente, como se denuncia en el comunicado que abajo os exponemos, existen otras muchas amenazas muy graves. Pero a lo que vamos.

He recalcado en rojo y negrita los párrafos que dan motivo a este post. Halamos de la Soberanía Alimentaria. Como Europa sostiene una población densa y no manejamos racionalmente los recursos edáficos, como la totalidad de los países industrializados, nos apoderemos de las tierras fértiles de los países menos poderosos (Acaparamiento de Tierras), arrebatándoles su presente y secuestrando el futuro, es decir la posibilidad de alimentar a su población. Y así, aunque se desee ocultar, somos en parte responsables de las grandes hambrunas que padecen los más pobres. Ya expusimos un caso concreto, como el de Alemania, en donde se mostraban cifras escandalosas (Tierra Virtual o “Virtual land”: Suelos, Desarrollo Sostenible y Soberanía Alimentaria). Y mientras tanto, el modo de vida que nos ha impuesto la dictadura financiara mundial, genera que los Europeos, norteamericanos, etc., contaminemos al echar a la basura alimentos aun comestibles. Despilfarro, tras despilfarro, sin pensar que personas que morirán podrán sobrevivir con lo que aquí consideramos basura. No pensemos tan solo en el cambio climático, sino en nuestra complicidad por el sufrimiento que sufren miles de millones de personas, que no puede ocultarse tras ONGs y otras iniciativas sibilinamente humanitarias.  Permitirme que os narre una anécdota.

Viajando por Cuba con dos colegas de una universidad, paramos una noche a dormir en un hotel de los Cayos de aquel maravilloso país. Estos enclaves hosteleros son prohibitivos para la mayoría de los cubanos. Mis colegas entraron expectantes. Allí les mostré lo que era un buffet y cómo funcionabaSe quedaron atónitos, “literalmente con la boca abierta”. Inmediatamente uno de ellos preguntó: ¿Y se puede uno comer lo que quiera? Les respondí afirmativamente. Inmediatamente volvieron a interrogarme ¿Y qué pasa con los alimentos que no se consumen?. Les dije la verdad, como era mi obligación. Pronto me estremecí cuando a uno de ellos le comenzaron n a caer las lágrimas sobre sus mejillas (os lo juro). Y hablamos de Cuba, el único país del mundo con una huella ecológica “0” , considerado como un ejemplo de sostenibilidad (por obligación) y en el que independientemente de otras penurias, la alimentación de la población se encuentra garantizada. Y todo ello a pesar de que su agricultura en la isla no logra cubrir la soberanía alimentaria de sus ciudadanos.

Imagínense ahora que miles de personas, de ciudadanos hambrientos que pudieran ver aquél rocambolesco espectáculo de ostentación y despilfarro. ¿Usted qué haría en su caso?.

Los ricos nos comemos los alimentos de los pobres y luego les damos por caridad unos dólares con vistas a calmar nuestras conciencias, que no su hambre. Muchos de vosotros pensareis que soy macabro. Yo respondería macabro resulta ser nuestro cinismo. Gracias a Raúl, el secretario de la Sociedad Española de la Ciencia del Suelo, por hacernos llegar esta nota de prensa, que al menos a mi personalmente se me había escapado.

“Hipocresía sin fronteras”. 

Os dejo ahora con el contenido del aludido mensaje……

Juan José Ibáñez

Continua…….

(más…)

Etiquetas: , , ,

Suelos Contaminados y Agua Fósil: Hipotecando nuestro futuro

agua-fosil-contaminada 

Agua Fósil: Fuente: la Ciudad sobre el Lago

 El Homo depredador, y su soberana estupidez no reparan en medios para descapitalizar nuestro ansiado futuro sustentable. Mientras la ciencia alardea acerca de sus conocimientos y portentosas tecnologías con vistas a salvar el planeta de su más que probable tenebroso destino, la realidad se obstina en contradecir tales asertos. Eso sí, a veces nos deparan sorpresas tan indeseables como desmitificadoras de lo que muchos investigadores se ufanan de proclamar como “verdad científica”.  Y aquí tenemos la denominada “agua fósil”, que da muestra de nuestro poder demoledor. Ahora resulta que ese agua ni es fósil, ni aislada, ni libre de contaminantes, ni nada por el estilo, estando conectada con las superficiales, que estamos contaminando, y los suelos ya cargados de sabrosonas sustancias peligrosas, vía atmósfera e hídrica. No debe extrañarnos por tanto estas otras noticias, aparecidas en los medios de comunicación hace unos meses: “Las fosas más profundas del océano tienen niveles “extraordinarios” de contaminación”. Contaminación sin fronteras, soslayando el terrible basurero en que estamos convirtiendo el espacio exterior vía satelital. ¡Lo hemos conseguido”. ¿Qué debemos degradar/contaminar/extinguir ahora?. ¡Pongámonos a ello!. ¿no hay problema!. Parece ser que es lo único que sabemos hacer a la perfección: ecocidio, que a la postre equivale a suicidio.  No nos engañemos, por mucho que le intenten convencer, este es el mejor aval de esa gloriosa geoingeniería planetaria.

 Hasta no hace mucho tiempo, se pensaba que la corteza litosférica se encontraba aislada del manto terrestre, cuando no es así. Posiblemente, tarde o temprano se descubra que lo mismo ocurre entre el manto y el núcleo de nuestro planeta azul-contaminado. Tampoco las aguas subterráneas se encuentran desconectadas de las más superficiales y así in largo etc. Gaia y Gea son sistemas abiertos, por lo que cualquier “creencia”, que no ciencia, que pretenda clasificarla en compartimentos estanco  se encuentra destinada a ser refutada, cuando no a obstaculizar futuros progresos.

 Ahora resulta que ese agua fósil”, se encuentra contaminada, como mínimo con productos radioactivos, y si es así, con todo lo que vertimos en nuetra sociedad super-contaminante.  ¿Quedan reservas de agua virgen” para el futuro? Pues va a ser que no, ya o verán. Virgen, genuinamente virgen, ya no queda nada. Y reiteramos que si, como de fe la noticia de hoy, los ensayos termonucleares terminaron depositando sus venenosos elementos en donde creíamos que era imposible, con toda seguridad, lo mismo se encuentra ocurriendo con otros productos polucionantes, ya hablemos de fertilizantes, agroquímicos, nanopartículas, etc. etc.  Todo es cuestión de tiempo. ¡Acabemos con Gaia y Gea, para que ese estúpido debate sobre el denominado Antropoceno mute de mala ciencia en realidad!. Y no añadiré ni una palabra más, ya que la nota de prensa habla por sí sola.

Juan José Ibáñez

 Encuentran radiactividad en las aguas subterráneas de todo el mundo

Una investigación ha descubierto restos de un isotopo radiactivo en el agua subterránea acumulada en pozos de todo el mundo, que se usa para consumo humano y el riego de cultivos. Esta contaminación amenaza también al agua fósil, almacenada a más de 250 metros de la superficie terrestre durante más de 12.000 años, donde han encontrado rastros del agua de lluvia actual.


FUENTE | Tendencias21; 05/05/2017

 Una investigación que analizó el agua subterránea en más de 6.000 pozos de todo el mundo ha encontrado restos de tritio, un isótopo radiactivo que se extendió por todo el mundo como resultado de las pruebas con bombas termonucleares, en la mitad de los pozos analizados. El estudio, dirigido por el hidrogeólogo Scott Jasechko, de la Universidad de Calgary, se ha publicado en Nature Geoscience, según informa la citada universidad en un comunicado.

Este descubrimiento señala que la lluvia contaminada y la nieve derretida pueden mezclarse con las aguas subterráneas fósiles y contaminar potencialmente el agua antigua, que hasta ahora se consideraba a salvo de la influencia humana.

El agua más reciente contiene más carbono radioactivo por haber estado expuesta a la atmósfera terrestre y al suelo contaminado por los ensayos nucleares del siglo pasado. Las aguas fósiles se han mantenido aisladas bajo tierra durante mucho tiempo, sin que la actividad humana las afecte.

Sin embargo, aunque se encuentran a más de 250 metros de la superficie terrestre, las aguas fósiles, que tienen más de 12.000 años de antigüedad, presentan ahora rastros de agua de lluvia actual, lo que las vuelve vulnerables a los contaminantes derivados de actividades modernas en la superficie, según los investigadores.

Continua…….

(más…)

Etiquetas: , , , ,

Razones y consecuencias para los desastres por deslizamientos de tierras en América Latina (Ciencia Oficial)

huaycos-el-nino-lluvias-torrenciales_0

Inundaciones relámpago “flash floods, ya denominadas “huaycos” por los campesinos de las regiones andinas, cuando se refieren a las corrientes de lodo, han despertado la atención de los medios de comunicación de todo el mundo. En esencia no difieren de las denominadas “gota fría” del SE de la península Ibérica. Tales desastres naturales suelen abundar cuando el fenómeno climático denominado de “El Niño” resulta ser más pronunciado causando, al margen de muerte y destrucción, pérdida y contaminación de suelos, cosechas y vegetación natural.  Cuando las áreas afectadas se encuentran en zonas de alta sismicidad, sus estragos son considerablemente más brutales. Según Augusto Ortiz de Zevallos, las culturas precolombinas (como por ejemplo la  Civilización Inca o Quechua) los temían y  tenían más en consideración que la sociedad actual con su tan cacareada prodigiosa tecnología, aunque con idéntica falta de respeto por el hombre y la naturaleza.  En consecuencia sus construcciones y espacios estratégicas no eran afectadas por estos procesos superficiales terrestres. Las causas y repercusiones vienen muy bien redactadas y sencillamente explicadas en el blog “Desastres naturales y tiempo severo”, por lo que os remito a este sitio Web con vistas a una lectura amena de todo este asunto.

Generalmente, una expansión urbana desordenada e intensa debida a la desertización rural (éxodo de un campesinado pobre hacia las ciudades) y especialmente cuando en el entorno periurbano abundan chabolas, vertederos y  casas paupérrimamente construidas, agravan seriamente los efectos de loshuaycos“. Y esto es especialmente cierto en aquellas áreas más susceptibles de sufrir desastres ambientales, como los tsunamis y aludidos diluvios.

La Siguiente noticia, extraída de TerraDaily (que os reproduzco más abajo) no deja de ser un documento oportunista, por cuanto no alega nada nuevo bajo el sol. Todo lo dicho podría aplicarse a otras partes del mundo bajo situaciones geopolíticas, y geoambientales similares. ¿Cuáles son pues las razones de la alta frecuencia relativa de estos eventos extremos?:

Las sociedades contemporáneas han conducido a que grandes extensiones de  bosques fueran reemplazadas por granjas, eliminando las barreras naturales que restringen el curso del agua de las lluvias torrenciales”. Hablamos pues de deforestación y puesta en cultivo o pastizal en áreas vulnerables a sufrir tal tipo de procesos calamitosos. A menudo, los nuevos asentamientos, la construcción de infraestructuras y redes viales, han soslayado lo que las culturas precolombinas conocían sobradamente. Y aquí intervienen pues factores sociales y geopolíticos.

Asñi pues, condiciones climáticas como la del Niño, que generan intensos periodos de lluvias torrenciales, los frecuentes terremotos (muy abundantes en la costa andina del océano pacífico) deficientes planificaciones urbanísticas y la pobreza, siempre la pobreza, son los responsables de los daños causados. ¡Eso es todo!. No pueden pues evitarse las causas naturales, pero si sus estragos sobre la población, pero también en parte el medio natural.   Nada nuevo bajo el sol para el Homo tecnologicus, por desgracia. “La naturaleza no perdona”, como se menta en la noticia.

Y reiteramos que tras  leer durante años muchos acerca de los riesgos naturales, los deslizamientos y avalanchas son aquellos desastres que causan probablemente la mayor parte de las víctimas a nivel global. Del mismo modo, vimos también las probables razones que intentaban dar respuesta a la siguiente pregunta  ¿Por qué los Humanos se Asientan en Áreas Tectónicamente Activas?.

El ser humano tiene la desagradable e innata actitud de intentar buscar culpables y linchar a quien haga falta para resarcirse de las tragedias.  Y esto incluye a los científicos que intentan predecir eventos difícilmente previsibles. Todos somos responsables del factor humano, gobiernos, campesinos, e incluso aquellos que desde otros países permitimos que nuestros Estados ricos (cada vez menos) basen su bienestar dilapidando los recursos de los que menos tienen.

Lo dicho, se supone que un boletín de noticias de la categoría de TerraDaily debiera editar notas con una mayor sustancia. La narración en suajili que os muestro abajo podía haberla escrito yo en 15 minutos con los ojos cerrados. ¡Lamentable!. Os dejo pues con la noticia

Juan José Ibáñez

Continua……. (más…)

Etiquetas: , , , , ,

Suelos salinos marginales y producción de biomasa

 biocombistibles-en-tierras-marginales-salinas

Mapa de España de Suelos Salinos Fuente EU, JRCy foto de El regadío frente a la sequía

 Ya os comentamos hace 11 años, en pleno auge de la moda de los biocombustibles, que la agroenergética no era la solución, por mucho que la defendiera la unión europea la FAO y los movimientos ecologistas. Finalmente estos colectivos terminaron por reconocerlo. Pero el negocio es el negocio, por lo que se propusieron poco después los denominados biocombustibles de segunda generación, también con la anuencia de los que deben velar por la salud del medio ambiente, a partir de la obtención o cosecha de residuos lignocelulósicos. Sin embargo tampoco resulta ser una solución, al menos a gran escala. ¡ya lo advertimos en su momento.1 Y es que parece que la comunidad científica no apunta con tino!.

Agroenergética (obtención de biocombustibles) ha causado numerosos desastres ecológicos, como este, a la par que degradado o empeorado la calidad de otros en amplios territorios, induciendo de paso a problemas de soberanía alimentaria en países pobres. Del mismo modo, ya os comentamos en otros post que la obtención de biocombustibles en suelos de escasa productividad adolece de mucha leyenda urbana y poca sustancia científica (Tierras Marginales y Biocombustibles de Segunda Generación: Otra Gran Mentira; El Mito de los biocombustibles y el cambio climático. Fraude Social, degradación de tierras, contaminación y política insensata). Pues bien, también ha comenzado a reconocerse que si bien en algunas circunstancias podría ser plausible, tampoco ayudará sustituir la esperanza depositada en los de nueva generación. Pero en un reciente informe de la propia Unión Europea se reconoce que los biocombustibles contaminan más que la gasolina y el gasoil  ¿¿??. Y esto es ¡¡tremendo!!.

Francamente este bloguero debe ser tonto, ya que no termina de enterarse de nada. ¿Para qué pues entonces seguir financiando investigaciones sobre biocombustibles?. A no ser que aparezcan soluciones revolucionarias, toda financiación con fondos públicos  debería haber desaparecido. ¿O no? En pro de paliar el calentamiento climático, ya hemos mostrado en diversos post que lo hemos empeorado. Cuando economía, política, sociedad y ciencia convergen, nuestro esperanzador futuro tecnológico demuestra veleidosamente que  nos dirigimos hacia una inexorable catástrofe. Y desde luego el ciudadano no puede saber que resulta ser verdad y que mentira.  Hoy vamos a mostraros la nota de prensa que lleva por título “Aprovechar las tierras salinas para producir biomasa sostenible”. Se ha demostrado la tolerancia a la salinidad de cuatro variedades de caña de azúcar y un equipo de investigadores propone hacer uso de tierras marginales. Y así los investigadores defienden utilizarlas, especialmente en zonas de riego (si las aguas utilizadas son salobres) con vistas a la producción de este cultivo y a la postre de biocombustibles. Pero adelantemos que debemos ser muy cautos cuando manoseamos el ambiguo concepto de tierras marginales ya que a menudo lo son si nos atenemos a los cánones de la agricultura industrial, si bien hay otras alternativas dignas de consideración. 

Si reconocemos que la agroenergética ha sido un fiasco monumental en el que hemos dilapidado miles de millones de Euros para conseguir degradar aun más el medio ambiente y atentar contra la soberanía alimentaria, ¿debemos perpetuarnos en la estulticia?.  Pues eso parece. No se trata de que la investigación no atesore aspectos interesantes, pero todo esto es un caos tremendo, y a la par que un campo minado.

En este “a rio revuelto ganancia de pescadores”, por un lado se denuncia su inutilidad, y por otro se perpetúa la financiación para sembrar nuevos biocombustibles agroenergéticos. ¿Qué se  puede pensar pues de la política científica y la ambiental?.

Sin embargo, el trabajo atesora el valor de poner al servicio del hombre suelos no productivos, siempre que su recuperación natural no genere hábitats de valor ecológico. Siempre y cuando, tal estrategia no dé lugar a una mayor salinización de los suelos a utilizar, si es posible buscar otros aprovechamientos, al margen de los discutibles esfuerzos de los biotecnólogos con vistas a tocar los genes a las plantas y así obtener variedades tolerantes a la salinidad del medio edáfico. Lo que me cuesta a entender es la falta de interés de muchos colegas por las investigaciones que refutan las ¿maravillas? que ofrecen ciertas prácticas, centrándose exclusivamente en la  obtención do cultivo de subvenciones. Unos pensamos en el bien de los ciudadanos y otros en el de empresas y los suyos propios.

Juan José Ibáñez

Continua…….

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

Adiós Humedales Adiós (… y suelos hídricos)

humedales-degradacion-mundial

Colaje de Google imágenes

Al paso que vamos, un día no muy lejano, aquellos humedales que alegraban la vista y refrescaban el ambiente serán un recuerdo y/o charcas atiborradas de residuos malolientes.

 Como me alegraría poderos ofrecer noticias que nos alegraran a todos sobre la naturaleza y el hombre. Sin embargo, la prensa se encuentra repleta de notas de prensa preocupantes cuando no dramáticas, aparentes descubrimientos científicos que nos narran hallazgos intrascendentes, ¡Cuánto viejo vino en nuevas botellas!. Y si hablamos de tecnología, nos narran novedades que sirven de poco, u ocultando sus lados oscuros por ser dañinas para el medio ambiente, la salud humana o el control del procomún ciudadano diezmado por la avaricia de multinacionales y gobiernos sin escrúpulos. A menudo me entran ganas de cerrar la bitácora porque termino malhumorado.   Pero vayamos ya al tema que hoy nos preocupa y mucho. Abajo os dejaré los enlaces sobre varios post precedentes relacionados con el tema y más de 20 páginas de noticias que tan solo tienen el propósito de serviros de ejemplo entre otras miles.

 La superficie de España, como la de casi todos los países del mundo, se encontraba antaño salpicada de hermosos humedales, lagunas y charcas que embellecían el paisaje y enriquecían su biodiversidad. Sin embargo, actualmente han desaparecido en su inmensa mayoría. Hoy incluso nuestras zonas húmedas más emblemáticas, como Doñana, la Albufera y el Delta del Ebro, todas ellas mundialmente reconocidas y “en teoría protegidas”, corren graves riesgos de desaparecer, siendo muchos son los que piensan que tal proceso es ya irreversible, como nos informa SEO/BirdLife. De acuerdo a esta organización: el 64% de los humedales del mundo ha desaparecido del planeta desde 1900. Tal cifra ascendería al 87% si calculamos su extinción desde 1700. Más aun, según las mismas fuentes, en España, el 80% de los ecosistemas húmedos dulceacuícolas restantes padecen severos síntomas de degradación. “Adiós humedales adiós”. El Homo sapiens, piensa ya poco de por sí, y al parecer nada en la biosfera, así como la enorme belleza, valor y riqueza del mundo natural. Empero necesitamos sus enormes servicios ecosistémicos, les guste a algunos o no. Por lo que todo este drama del teatro ecológico ya nos pasa una dramática factura.  

 Las causas de tal pérdida son tan numerosas como para no poder enumerarlas aquí. Millones de maneras de infringir daños o extinguir la riqueza y variedad de la biosfera. Digamos que su aprovechamiento agrícola, y en el pasado también el riesgo de paludismo que padecían los hombres y mujeres que vivían en sus proximidades, dio lugar a la destrucción de parte de los mismos. Sin embargo,  hoy en día la sobreexplotación de las aguas subterráneas, junto a los trasvases de aguas corrientes inter-cuencas (como amenazan constantemente a las Tablas de Daimiel), ha dado cuenta de otros tantos  ecosistemas de la misma índole. Por su parte, en el litoral, primero la agricultura y luego el sellado urbano generado por la litoralización de la población (expansión de ciudades, polígonos industriales, residencias turísticas, cultivos bajo plástico, etc.) también han generado estragos devastadores, en el seno o cerca de los ambientes costeros. En países como España, pero también en otros muchos, la presencia de agua se encontraba correlacionada con la de los suelos más fértiles, hoy sepultados bajo asfalto y cemento, de tal modo que hemos descapitalizado la edafosfera más valiosa, perdiendo gran parte la soberanía alimentaria. En otros países, las perdidas en vidas humanas y los miles de millones de euros que cuestan los “denominados desastres naturales” causados por huracanes, tifones, etc., alcanzan cifras escandalosamente escalofriantes. De haber respetado aquellos ecosistemas, casi nada de lo ocurrido hubiera tenido lugar.   ¿Desastres naturales?. No tanto, sino que tales desgracias han sido más bien causadas  por la codiciosa sociedad que padecemos.

 Nuestros políticos no parecen percatarse de que aunque los humedales ocupan exiguas extensiones en comparación con la tierra firme que les rodea, albergan una biodiversidad impresionante. Por ejemplo, en las zonas áridas del SE Español, y más concretamente en Almería, acabo de publicar un trabajo en el que constata que el 50% de las comunidades vegetales, surgen de los lechos fluviales pedregosos de las ramblas, ocupando estos últimos menos del 1,5% de sus superficie. En este tipo de cauces,  generalmente secos, surgen afloramientos de las aguas subterráneas, dando lugar a maravillosas islas de biodiversidad y edafodiversidad.

 La pérdida de las comunidades dulceacuícolas de tal índole, no solo amenazan las plantas y pequeños invertebrados que allí habitan, al margen de crear una insufrible monotonía del paisaje, sino que lo mismo ocurre con peces, anfibios, reptiles y algunos mamíferos, así como de otras formas de vida. Más aún, muchas especies biológicas que no habitan directamente sobre las mentadas zonas húmedas, dependen a menudo de ellas con vistas a cubrir sus necesidades de agua. Por lo tanto, al desaparecer las primeras, no es infrecuente que se corra el riesgo de terminar dañando gran parte de la cadena trófica de los paisajes circundantes, siendo pues afectados espacios geográficos mucho más extensos. A menudo, la prensa general tan solo nos informa de la gravedad que sufren las enormes y diversas bandadas de aves migratorias que necesitan ineludiblemente de estos ambientes en sus recorridos anuales, siendo tan solo la punta del iceberg.

 Reiteremos una vez más que, en los litorales de diversas zonas del mundo, la desaparición de estas barreras naturales termina pasando factura, en forma de ingentes pérdidas en términos de vidas humanas, económicas y ecológicas, al dejar de frenar la violencia de huracanes, tifones y tsunamis que antaño proporcionaban las zonas húmedas a los lugareños ante tales desastres naturales, que de este modo no lo eran tanto como en la actualidad.       

 Aunque no se trata de pérdidas en sentido estricto, la contaminación de las aguas superficiales y subterráneas también ha asolado, estos ecosistemas acuáticos, por cuanto  sus aguas se han visto transformadas de elixir en veneno. Empero también los humedales atesoran otros servicios ecosistémicos como dulcificar los mesoclimas locales y secuestrar ingentes cantidades de carbono atmosférico a escala global. Algunos científicos sostienen que tal hecho ya ha repercutido en los climas regionales a gran escala.

Muchas regiones del globo, e incluso civilizaciones enteras crecieron sobre la fertilidad de los deltas que tapizan la desembocadura de los grandes cauces fluviales. Hoy, la cadena de embalses que los jalonan interrumpe el aporte de sedimentos, impidiendo contrarrestar el delicado balance que los mantenía en equilibrio meta-estable frente a la erosión marina. Decenas, por no hablar de millones de personas corren el riesgo de padecer hambrunas.

 Tarde y mal, algunos despiertan de su letargo, decidiendo crear humedales artificiales. Empero los contados casos en los que tal hecho ocurre, no compensan las perdidas de los naturales. Veamos por ejemplo el panorama en EE.UU.

 Según “ActionBioscience”: entre los años de 1780 y 1980, los 48 Estados inferiores perdieron el 53% de los humedales originales, equivalentes  a 42 millones de hectáreas. Por su parte, veintidós Estados han perdido el 50% o más de sus zonas húmedas naturales, siendo California la que encabeza el ranking al desaparecer el 91%, mientras que Florida ha sufrido la mayor reducción en términos de extensión (3.76 millones de hectáreas). Las causas principales han resultado ser la agricultura y el desarrollo urbano, como en la mayor parte del Planeta. Más recientemente, las pérdidas de los humedales dulceacuícolas han alcanzado la espeluznante cifras del 98%.  Un fenómeno tan alarmante ha acaecido también en Nueva Zelanda, ya que solo persiste el 8% de los humedales originales.

 Debemos recordar que no existen cifras contrastadas para la mayor parte de los países del mundo. Pues bien, retornando al caso de EE.UU., durante la administración Obama, el Departamento de Agricultura (USDA), parece haber realizado un gran esfuerzo con vistas a sanear su más que depauperado medio ambiente rural, fomentado la conservación de las enclaves de agua dulce e induciendo la creación de otros artificiales en las granjas, sustituyendo los abonos químicos por una agricultura orgánica, a la par que animando a que sus agricultores construyeran charcas al objeto de mantener la vida salvaje y obtener otros productos con valor en el mercado, como la cría de cangrejos. Pero con el cambio de reemplazo de su Presidente, comienzan a sonar lasTrumpetas del Apocalipsis”.  Los Boletines electrónicos de la USDA se encuentran, hoy por hoy, casi fuera de servicio desde un punto de vista ambiental.  Más económico. ¿verdad?.

 Reitero que abajo os he incluido abundante información sobre las millones de maneras de destruir, asolar y devastar, pero hay muchas más.

 La cuestión ya no estriba pues, en que podemos hacer con los humedales, sino con la propia especie humana. Adiós, humedales adiós.

 Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , ,

Construyendo Ciudades Verdes: Beneficios y Problemas (valoración de un caso concreto: Madrid+Natural)

cordoba-verde-1 

Córdoba Ciudad adaptada al calor en Ambientes Mediterráneos desde hace siglos: Fuente: Anoche tuve un sueños ¿¿??

cordoba-verde-2 

Fachadas verdes: Córdoba Ciudad adaptada al calor en Ambientes Mediterráneos desde hace siglos. Fuente: ArtenCordoba

En este post os ofrecemos nuestras conclusiones finales sobre el proyecto del Ayuntamiento de Madrid para conseguir una ciudad más verde, saludable y sostenible  (Madrid+Natural), Abajo os mostramos las entregas realizadas. Repetimos que los contenidos de esta serie pretenden ser igualmente útiles para otras grandes ciudades del mundo en general, siempre y cuando los países no deban hacer frente a necesidades mucho más apremiantes, como en varios del tercer mundo. 

Relación de post previos

Ciudades Verdes y Jardines Urbanos: Carta Abierta a Manuela Carmena

Ciudades Verdes: Fachadas verdes y fachadas ajardinadas a gran escala (¿Suelos verticales?)

Ciudades Verdes: Los Huertos Urbanos y periurbanos

Ciudades Verdes, Ciudades Ecológicas: Urbanismo resiliente

 Ciudades Verdes: Tejados y Cubiertas verdes y/o sostenibles

Ciudades Verdes: Infraestructuras verdes y restauración de riberas

Ciudades Verdes: vegetación en las calles, superficies permeables y vegetación adaptada

Ciudades Verdes: Revegetación de Solares, Microclimas con Agua, Áreas Inundables, Drenaje sostenible y sombreado estacional

La respiración de suelos urbanos versus naturales y las huellas de la contaminación de las ciudades Industriales

Agricultura urbana y periurbana, suelos, cultivos, contaminación y riesgos para la salud

Suelos Urbanos: Estudio, Inventario y Cartografía

Construyendo Ciudades Verdes: Beneficios y Problemas (valoración de un caso concreto)

Los objetivos pueden sintetizarse con unos párrafos que hemos mostrado en todos los post anteriores sobre las deseables ciudades verdes. Los que leyeron algunos de ellos pueden omitir su lectura:

Manuela Carmena, la alcaldesa de la Ciudad de Madrid, junto a su equipo municipal ha presentado públicamente un ambicioso plan denominado Madrid+Natural, cuyo objetivo reside en que esta urbe llegue a convertirse, en la medida de lo posible, en una ciudad verde, proponiendo diversas iniciativas al respecto, como lo pudieran ser las fachadas ajardinadas, cubiertas sostenibles, urbanismo resiliente,azoteas frescas, infraestructuras verdes, vegetación en las calles, restauración de riberas, superficies permeables, huertos urbanos, vegetación adaptada, revegetación de solares, bosques urbanos, sombreados estacionales, microclimas con agua, áreas inundables, drenaje sostenible. Los contenidos de cada una de estas iniciativas pueden descargarse pinchando en sus respectivos enlaces o conjuntamente. Incluso se ha colgado de la Web del ayuntamiento una versión en inglés.

Se trata de una idea loable pero tras intentar llevar a cabo una serena reflexión, entiendo que no “no es oro todo lo que reluce”:  ¿resultan viables?, e incluso en el algunas de las propuestas concretas, ¿Cabe la posibilidad de que para nuestra sorpresa sean contraproducentes?. A menudo lo que sobre el papel parece una maravilla, en la práctica podría tornar en pesadilla,.  Y nos referimos a todo lo que leemos en la prensa y visionamos en televisión, al margen de este programa denominado Madrid+Natural.

 ¡¡Aleluya!! Finalizamos la serie, ya que he terminado atacado de los  nervios, y con la tez tan pálida como la de los habitantes del norte de Europa, en la que parecen haberse inspirado los autores del documento. Pero Madrid pertenece al bioma Mediterráneo, y los factores ambientales, económicos  y sociológicos se parecen tanto entre ambos espacios geográficos como los de un huevo a una gallina. Y este es el kit de la cuestión. Por mucho que la prensa muestre soluciones casi universales. En estas cuestiones siempre debe recurrirse a la frase depiensa globalmente y actúa localmente”. Lo que en unos sitios resulta ser posible, en otros no. Más aun, iniciativas que en determinados lares serían una bendición en otras devendrían en maldición.    

Los contenidos de (Madrid+Natural) parecen consistir en un ejercicio intelectual de salón, ajeno al espacio y el tiempo.  Numerosos criterios, y como corolario las iniciativas propuestas, pueden ser aptos para la Europa templada o fría, es decir de Bélgica a Escandinavia. En ocasiones he llegado a preguntarme a mí mismo si existiría otro Madrid  ubicado varios miles de kilómetros al norte del que yo vivo, es decir en España. Pero no, no es así. Y lamento ser tan crítico ya que soy un admirador de Manuela Carmena y votante del movimiento político que la alzó hasta la alcaldía de la Capital, al margen de mi participación desde la primera gran manifestación del movimiento 15-M. Sin embargo, lo que no puede ser, no puede ser y además es imposible.  Y también los lectores asiduos sabéis sobradamente que “no me caso con nadie”. En cualquier caso todo este asunto, y más concretamente el contenido de la propuesta de (Madrid+Natural) me ha causado una profunda decepción. Vayamos pues a esbozar unas conclusiones.

 Madrid+Natural, tiene la pretensión de lograr una ciudad más sustentable, saludable y sostenible, poniendo como punto de mira su “adaptación” al presunto calentamiento climático que se avecina. Y ya en este punto comienzo a discrepar en vista del estado actual de la ciudad, aún más agravado por la crisis económica, respecto a décadas precedentes. Si “los árboles no dejen ver el bosque”, en el caso de los autores tal “adaptación” les ha cegado por completo. Todos debemos tener muy presente que la mayor parte de las medidas encaminadas a lograr habitar en ciudades más sustentables que las actuales,  suelen ser también positivas contra el calentamiento climático, de producirse. Por lo tanto y ante todo, hubiera sido recomendable analizar los acuciantes problemas actuales de la ciudad e intentar corregirlos en la medida de lo posible teniendo en cuenta las veleidades del clima, pero no al revés, como han hecho los autores. Debe tratarse de personas jóvenes, muy concienciadas en esta materia, pero con escasa formación en ecología, la problemática de la ciudad, sociología de sus habitantes y tribus urbanas, posibilidades económicas de una alcaldía endeudada desde hace muchos años, etc.  De otra forma no pueden explicarse muchos de los contenidos incluidos en  Madrid+Natural. Estos son breves para cada una de las iniciativas que proponen, todos ellos bastante conocidos, si se lee la prensa científica “extranjera”. No es casual que un buen número de ellos han sido concebidos por expertos del oeste de y norte de Europa, es decir con abundantes precipitaciones, ambientes frescos o fríos, ciudadanos que en su mayoría disfrutan de un estado de bienestar envidiable y un grado de civismo y urbanidad aún más encomiable. Eso sí, bastante aburridos y en muchos casos un tanto xenófobos (cuanto más hacia el norte peor). Cada pueblo tiene sus virtudes y sus defectos, nada que reprochar. Ahora bien, que una perspectiva de allí recaiga en las mentes de los de aquí, es decir latinos, poco puede aportar. 

Así por ejemplo, el énfasis del documento en llevar a cabo tareas irrealizables, ya sea por sus costos, ya porque en ambientes mediterráneos no tienen sentido, ya porque socialmente no estamos preparados, y un largo etc., tan solo constata que los autores han llevado a cabo una revisión bibliográfica, espetando a la postre lo que les ha parecido más bonito.  Tal hecho implica que algunas ideas si puedan ponerse en práctica en el sur de Europa, pero muchas más no.

El énfasis en paliar los “escenarios futuros” de eventos extremos, con especial énfasis en las inundaciones, pone en evidencia el origen de las iniciativas (que los autores del texto de Madrid+Natural hacen suyas) que no se manejan adecuadamente todos los elementos de la ecuación. Evidentemente tales inundaciones pueden aumentar también en el mediterráneo, nadie lo duda, si los vaticinios actuales sobre el cambio climático se producen. Empero los mayores riesgos del calentamiento en el sur de Europa estribarían en aumentos de las temperaturas (incluidas olas de calor) y sequías prolongadas. Resulta curioso observar el tipo de cultura del agua que se desparrama por casi todo el texto de Madrid+Natural. Con ello no deseo decir que algunas de ellas sean disparatadas (otras sí), sino que, ante la escasez de recursos hídricos, devienen en inviables. Del mismo modo, se habla de restaurar los sistemas de ribera del Rio que cruza Madrid, lo cual es totalmente inviable y disparatado. Da la impresión de que los redactores no han paseado, ni percatado de los alrededores de tal entorno, ya que no se pueden proponer ideas irrealizables. Por ejemplo, si lográramos aumentar el verdor de las ciudades se demandaría mucha agua. Efectivamente las sofocantes temperaturas veraniegas de Madrid (que a menudo superan los 40ºC en el centro de la urbe) disminuirían unos pocos grados. Empero el calor húmedo resulta más agobiante que el seco, por lo cual muchos ciudadanos sentirían más agobio, que no menos. Se trata de lo que se denomina sensación térmica. Más aun bajo un calor húmedo, con nichos en fachadas verdes, cerca de las cálidas salidas de humos de los comercios y aires acondicionados de los hogares, generan la aparición de microclimas aptos para ser ocupados por insectos, que a la postre podrían actuar como vectores de enfermedades tropicales y subtropicales. De conseguirse mucho verdor estival, “a lo peor”, causamos alguna que otra epidemia que nos coja desprevenidos. Y así podríamos explayarnos redactando diversos ejemplos, varios de los cuales han sido explicados en los post precedentes. 

Vayamos ahora con  los carriles de bicicletas la contaminación del aire etc.…..

(más…)

Etiquetas: , , ,