Archivo para la categoría ‘Suelos y ambientes urbanos: las Ciudades’

Ciudades Verdes: Revegetación de Solares, Microclimas con Agua, Áreas Inundables, Drenaje sostenible y sombreado estacional

revegetacion-solares-y-microclimas-con-agua 

 (Madrid+Natural)

areas-inundables-y-sombreado-estacional 

(Madrid+Natural)

Este es el último post, antes de ofrecer nuestras conclusiones finales sobre el proyecto del Ayuntamiento de la Ciudad de Madrid para conseguir una ciudad más verde, saludable y sostenible  (Madrid+Natural), Abajo os mostramos las entregas realizadas. Repetimos, los contenidos de esta serie de post pretende ser igualmente útiles para otras grandes ciudades del mundo en general, siempre y cuando los países no deban hacer frente a necesidades mucho más apremiantes, como en varios del tercer mundo. 

Relación de post previos

Ciudades Verdes y Jardines Urbanos: Carta Abierta a Manuela Carmena

Ciudades Verdes: Fachadas verdes y fachadas ajardinadas a gran escala (¿Suelos verticales?)

Ciudades Verdes: Los Huertos Urbanos y periurbanos

Ciudades Verdes: Tejados y Cubiertas verdes y/o sostenibles

Ciudades Verdes, Ciudades Ecológicas: Urbanismo resiliente

Ciudades Verdes, Ciudades Ecológicas: Urbanismo resiliente

La respiración de suelos urbanos versus naturales y las huellas de la contaminación de las ciudades Industriales

Ciudades Verdes: Infraestructuras verdes y restauración de riberas

Ciudades Verdes: vegetación en las calles, superficies permeables y vegetación adaptada

Ciudades Verdes: Revegetación de Solares, Microclimas con Agua, Áreas Inundables, Drenaje sostenible y sombreado estacional.

Construyendo Ciudades Verdes: Beneficios y Problemas (valoración de un caso concreto)

Agricultura urbana y periurbana, suelos, cultivos, contaminación y riesgos para la salud

Suelos Urbanos: Estudio, Inventario y Cartografía

 Reiteramos también como los objetivos pueden sintetizarse con unos párrafos que hemos mostrado en todos los post anteriores sobre las deseables ciudades verdes. Los que leyeron algunos de ellos pueden omitir su lectura:

Manuela Carmena, la alcaldesa de la Ciudad de Madrid, junto a su equipo municipal ha presentado públicamente un ambicioso plan denominado Madrid+Natural, cuyo objetivo reside en que esta urbe llegue a convertirse, en la medida de lo posible, en una ciudad verde, proponiendo diversas iniciativas al respecto como lo pudieran ser las fachadas ajardinadas, cubiertas sostenibles, urbanismo resiliente,azoteas frescas, infraestructuras verdes, vegetación en las calles, restauración de riberas, superficies permeables, huertos urbanos, vegetación adaptada, revegetación de solares, bosques urbanos, sombreados estacionales, microclimas con agua, áreas inundables, drenaje sostenible. Los contenidos de cada una de estas iniciativas pueden descargarse ponchando en sus respectivos enlaces o conjuntamente. Incluso se ha colgado de la Web del ayuntamiento una versión en inglés.

Se trata de una idea loable pero tras intentar llevar a cabo una serena reflexión, entiendo que no no es oro todo lo que reluce” :  ¿resultan viables?, e incluso en el algunas de las propuestas concretas, ¿Cabe la posibilidad de que para nuestra sorpresa sean contraproducentes?. A menudo lo que sobre el papel parece una maravilla, en la práctica podrían tornar en pesadillaY nos referimos a todo lo que leemos en la prensa y visionamos en televisión, al margen de este programa denominado Madrid+Natural.

 Mernos mal que fionalizamos la serie ya que comienzo a tenerlos nervios a flor de piel, y esta de color tan pálido como la de los habitantes del norte de Europa, en la que parecen haberse inspirado los autores del documento. Pero Madrid pertenece al bioma Mediterráneo, sufriendo los estados del sur bastante una peor calidad de vida, ciudades más atiborradas y muchos menos recursos económicas. Cuando lean ustedes los contenidos y varias obras cuya ejecución demanda grandes sumas de dinero y reorganización urbanística recuerden como comienza el documento  que nos sirve de base sostenible  (Madrid+Natural) y que os reproduzco abajo:

Adaptación al Cambio Climático basado en la naturaleza En el marco de una estrategia local de adaptación frente a los efectos del Cambio Climático, el Ayuntamiento de Madrid ha desarrollado una visión de innovación y regeneración urbana por medio de soluciones basadas en la naturaleza. Con este objetivo, se han identificado 16 soluciones viables, susceptibles de aplicarse mediante pequeñas intervenciones de acupuntura urbana pero con un elevado potencial de replicación. El proyecto Madrid + Natural presenta la visión de una red urbana de soluciones naturales, donde las pequeñas intervenciones propuestas conectan con los grandes espacios verdes y elementos naturales propios de Madrid. Un sistema de infraestructuras verdes y azules bien desarrollado que enlaza espacio público, parques, áreas naturales y edificios con cubiertas y fachadas vegetales, contribuyendo en su conjunto a la resiliencia de la ciudad frente al Cambio Climático. Las soluciones de adaptación frente al Cambio Climático basadas en la naturaleza constituyen una oportunidad de imaginar un Madrid en el que el verde y el azul toman protagonismo, generando un entorno más amable para las personas y más resistente frente a los impactos externos, una ciudad más cohesionada y resiliente, un Madrid + Natural.

 Luego lean las “pequeñas intervenciones de acupuntura” y pregúntense hasta qué punto podemos colaborar los ciudadanos en muchas de ellas. En fin, sin más comentarios comenzamos este último post antes de ofreceros mi opinión. Sin embargo reitero que, en primer lugar, hay que pensar en convertir la ciudad habitable ahora, ya, urgentemente, con vistas a hacerla sostenible. Quien piense que los escenarios de circulación de la atmósfera van a cumplirse al pie de la letra se equivoca. Se trata de escenarios generados por modelos, no realidades incuestionables. Una cuestión es lograr que una ciudad sea sostenible realizando iniciativas teniendo el calentamiento climático presente y otra bien distinta comenzar la casa por el tejado, retórica sobra la que se basa casi todo el discurso de los autores. Pero vayamos ya con la primera iniciativa de las cinco que comentaremos brevemente hoy.

Comencemos pues

Continua…..

(más…)

Etiquetas: , , , , , , ,

La respiración de suelos urbanos versus naturales y las huellas de la contaminación de las ciudades Industriales

jardines-urbanos-emiten-co2-y-suelos-contaminados

Fuente: colaje de google imágenes

Si como algunos investigadores comentan, la respiración del suelo es un indicador de su resiliencia, ahora resultaría que los suelos urbanos lo son, mucho más que los naturales. No me parece obvio, por tanto, utilizar respiración como síntoma de resiliencia, al menos por si sola. Hoy analizaremos dos notas de prensa derivadas de otros tantos artículos de investigación. La primera nos advierte que la respiración de los suelos urbanos puede alcanzar en algunas ciudades, como es el caso de Boston, el 72% del CO2 emitido por los propios combustibles fósiles, hecho que no deja de ser tan sorprendente como interesante. Y tales fuentes de CO2 parecen doblar la de los suelos rurales, por lo que de hecho comienzan a ser motivo de preocupación a la hora de mitigar el calentamiento climático. Según el estudio, los altos contenidos en materia orgánica, el espesor del mantillo, y la razón carbono/nitrógeno se encontraban en estos ambientes urbanos/periurbanos positivamente correlacionados con la respiración del suelo, es decir el CO2 que emiten a la atmósfera. Refiriéndose a los jardines domésticos o a las zonas ajardinadas, los investigadores que llevaron a cabo este estudio advierten de que, cuando los propietarios y jardineros añaden enmiendas orgánicas, a los suelos mentados con vistas a que sus céspedes crezcan con vigor ofrecen sabroso alimento, rico en nutrientes, a los microrganismos del suelo y, como resultado, estimulan su crecimiento, pero también las emisiones de anhídrido carbónico a la atmósfera.  Más concretamente, en la ciudad de Boston, detallan que, alrededor del 64 por ciento de los propietarios de viviendas fertilizan el césped, el 37 por ciento el uso de compost o abono orgánico, y el 90 por ciento utiliza “enmiendas” orgánicas del tipo de los mulching (acolchado). Todas estas “opciones, principalmente llevadas a cabo en los espacios verdes, públicos o privados,  se traducen en adiciones de carbono al suelo, promoviendo, como ya hemos comentado, las emisiones de CO2. No obstante, los doseles de los arboles contrarrestan “en parte” este proceso al absorberlo.

De ser cierto, resultaría paradójico, crear zonas verdes en las ciudades con vistas a que sean más sostenibles ambientalmente, cuando en realidad tal iniciativa podría generar efectos de retroalimentación positiva sobre el calentamiento climático. Resumiendo, ¡no hay forma de aclararse! ¿Qué debemos fomentar: asfalto, tierra yerma o zonas verdes?. Para aquellos que defienden que la respiración es un indicador de la resiliencia del suelo, lo lógico sería que sustituyéramos muchos espacios geográficos baldíos por vertederos, ya que estos si emiten CO2, metano y otros gases de invernadero en enormes cantidades. ¡Sin comentarios!. Eso si, los suelos urbanos suelen estar muy contaminados, como ya os hemos reiterado en varias ocasiones. Empero, tengamos también en cuenta que las urbes siguen creciendo en detrimento de los paisajes agrarios y naturales.  ¿Más Co2?

La segunda noticia nos informa de los esfuerzos de las autoridades y vecinos de ciudad de Detroit, cuya economía se derrumbó (de hecho se encuentra en bancarrota) como consecuencia de la decadencia de la industria automovilística antaño, santo y seña de esta ciudad. Por tanto, esta ciudad se encuentra sufriendo una enorme crisis acompañada de un proceso de des-urbanización y éxodo al medio rural. Pues bien, de acuerdo a los investigadores que llevaron a cabo el segundo estudio, entre las herencias de su anhelada edad de oro industrial, se encuentran suelos fuertemente contaminados, lo cual dificulta e incluso impide en ocasiones la regeneración de las infraestructuras verdes de la urbe.  En sus propias palabras: “historia de la industrialización y la urbanización de Chicago dejó su marca en el suelo. El medio edáfico actúa como una esponja, llegando a albergar contaminantes durante muchos años. En Chicago, los residuos procedentes de la fabricación industrial han inducido la acumulación de los productos químico-orgánicos indeseablemente tóxicos, metales pesados y otras sustancias persistentes. Tal hecho plantea serios problemas para la salud humana, animal y vegetal. ¡En fin!: “lo que no mata engorda”.

Como puede observarse, generar ciudades verdes sostenibles, resulta ser una terea bastante más compleja de lo que usualmente pensamos. Vivimos en una sociedad enferma y como todos sabéis: “a perro flaco todo son pulgas”.

Os dejo con las noticias mentadas…….

(más…)

Etiquetas: , , , ,

Ciudades Verdes, Ciudades Ecológicas: Urbanismo resiliente

ciudades-resilentes-berlin 

Senate Department for Urban Development and the Environment

En nuestros post precedentes sobre el proyecto del Ayuntamiento de la Ciudad de Madrid para conseguir una ciudad más verde, saludable y sostenible  (Madrid+Natural), ya hemos editados las entregas que relacionamos abajo, quedando aun varios por editar. Repetimos, una vez más, que los contenidos de esta serie de post pretende ser igualmente útiles para otras grandes ciudades del mundo en general, siempre y cuando los países no deban hacer frente a necesidades mucho más apremiantes, como en varios del tercer mundo.  

Relación de post previos

Ciudades Verdes y Jardines Urbanos: Carta Abierta a Manuela Carmena

Ciudades Verdes: Fachadas verdes y fachadas ajardinadas a gran escala (¿Suelos verticales?)

Ciudades Verdes: Los Huertos Urbanos y periurbanos

Ciudades Verdes: Tejados y Cubiertas verdes y/o sostenibles

Ciudades Verdes, Ciudades Ecológicas: Urbanismo resiliente

No obstante antes de iniciar esta entrega remarcamos, una vez más los objetivos, hurtando un párrafo de los post previos con vistas a intentar que disfrutemos de ciudades verdes. Los que leyeron algunos de ellos pueden omitir su lectura:

Manuela Carmena, la alcaldesa de la Ciudad de Madrid, junto a su equipo municipal ha presentado públicamente un ambicioso plan denominado Madrid+Natural, cuyo objetivo reside en que esta urbe llegue a convertirse, en la medida de lo posible, en una ciudad verde, proponiendo diversas iniciativas al respecto como lo pudieran ser las fachadas ajardinadas, cubiertas sostenibles, urbanismo resiliente,azoteas frescas, infraestructuras verdes, vegetación en las calles, restauración de riberas, superficies permeables, huertos urbanos, vegetación adaptada, revegetación de solares, bosques urbanos, sombreados estacionales, microclimas con agua, áreas inundables, drenaje sostenible. Los contenidos de cada una de estas iniciativas pueden descargarse ponchando en sus respectivos enlaces o conjuntamente. Incluso se ha colgado de la Web del ayuntamiento una versión en inglés.

Ya hemos reiterado en todas las entregas precedentes que tal programa me parece, “en teoría” loable. No obstante también es imperativa y necesaria una serena reflexión, ya que “no es oro todo lo que reluce  ¿resultan viables?, e incluso en el caso de algunas de las propuestas concretas, ¿Cabe la posibilidad de que para nuestra sorpresa sean contraproducentes?. A menudo lo que sobre el papel parece una maravilla, en la práctica podrían tornar en pesadillaY nos referimos a todo lo que leemos en la prensa y visionamos en televisión, al margen de este programa denominado Madrid+Natural. Recoger la antorcha para actuar como abogado del diablo no es de mi agrado, ya que me encantaría hablar y vivir en una ciudad sustentable, sana y esplendorosamente verde. Con tal motivo haré uso del material colgado en los palabros hipervinculados previamente.

 El urbanismo resiliente,y términos afines, con vistas a planificar un desarrollo de las ciudades más sostenible, debe ineludiblemente basarse sobre programas minuciosamente planificados aunque flexibles y muy bien dotados económicamente. Personalmente también añadiría a tal ecuación un referéndum entre los ciudadanos, con vistas tanto a valorar su interés, como usar esa vía a la hora de informarles y adiéstrales de la ingente tarea a realizar. Proyectos de esta envergadura requieren de muchos años, así como del consenso de todas las fuerzas políticas, sensibilidades ideológicas e implicación popular. En mi opinión, este resulta ser su punto débil, y especialmente en aquellos países como los latinos de ambos lados del Atlántico, dada nuestra singular idiosincrasia, para lo bueno y para lo malo. Y justamente la ciudad de Madrid resulta ser en estos momentos un ejemplo palmario. Tras muchos años en los que la especulación urbanística y la rapiña de las empresas constructoras (hablamos del conocido “ladrillazo”) se han impuesto a los intereses y patrimonio comunales (”el procomún”), al cambiar el partido político del gobierno municipal de la urbe, se lanza una iniciativa que, como Madrid+Natural, desea dar un giro de 180 grados respecto a las políticas precedentes. Nada garantiza que en la siguiente legislatura otro partido político alcance el poder, desandando el camino una vez más. Se trata de uno de esos temas que para intentar tener posibilidades de éxito exige un acuerdo rubricado por todos los partidos políticos. Y en este tema los latinos tenemos mucho que aprender de los germanos y anglosajones, de los que se han extraído la mayor parte de los ejemplos mostrados en el material colgado en la Web por Madrid+Natural.

Por tratarse de un urbanismo a gran escala, cabe un sinfín de alternativas por explorar, testar e implementar, paso a paso. En consecuencia el denominado  urbanismo resiliente, no es más que una declaración de buenas intenciones. Por esta razón, el texto ofrecido por Madrid+Natural, no atesora sustancia alguna, más que exponer el concepto y algunos ejemplos, como no, extraídos del anglosajones y germanos. Por todo ello, no resulta fácil profundizar en cuestiones técnicas y, como corolario, me limitaré a redactar unos breves comentarios.

 No  obstante cabe hacer hincapié en discernir entre urbanismo resiliente, y lo que ha venido a denominarse  como ciudades inteligentes o Smart cities. No hay razón alguna para que un urbanismo resiliente demande las costosísimas tecnologías que se esconden en el segundo concepto. Y digo esto ya que, con toda seguridad, las empresas constructoras e inmobiliarias desearan confundir al ciudadano para extraernos pingues beneficios.

Eso sí, personalmente no acabo de entender como el concepto  de urbanismo resiliente, aparece como una iniciativa más entre otras tantas, cuándo pienso que se trata del objetivo final, es decir el sueño de que disfrutemos de ciudades verdes y ecológicamente sustentables.

 urbanismo resiliente

El urbanismo resiliente se centra en la planificación urbana a largo plazo y la programación de desarrollo considerando las necesidades de adaptación al cambio climático. Las estrategias incluyen la elaboración de directrices sobre espacios verdes para las nuevas urbanizaciones o mejora voluntaria de las estructuras existentes, mediante incentivos.

 Involucrar a las empresas en estrategias resilientes de desarrollo puede convertirse en un objetivo vital para las ciudades. A través de la participación de instituciones locales y de negocios, éstas pueden fortalecer su responsabilidad social, promoviendo el desarrollo de áreas más saludables y el consiguiente bienestar de las personas.

 Sin embargo la última sentencia se me antoja un tanto ingenua ya que…….……..

(más…)

Etiquetas: , , ,

Ciudades Verdes: Tejados y Cubiertas verdes y/o sostenibles

terrazas-verdes 

Madrid+Natural: cubiertasostenibles y azoteas frescas

sterrazas-verdes-2

 

Que se necesita para hacer una cubierta verde Fuente: http://maicolparkour-2011.blogspot.com.es/ y mercado libre

Ya hemos explicado en nuestros post anteriores como el Ayuntamiento de la Ciudad de Madrid ha propuesto el programa (Madrid+Natural), al objeto de  reverdecer la urbe, y aumentar su sustentabilidad. Repetimos, una vez más, que los contenidos de esta serie de post pretende ser igualmente útiles para otras grandes ciudades del mundo en general, teniendo presente que en muchos países en vías de desarrollo, hoy por hoy existen necesidades mucho más apremiantes para el bienestar de sus moradores. Hasta la fecha hemos hablado de:

Relación de post previos

Ciudades Verdes y Jardines Urbanos: Carta Abierta a Manuela Carmena

Ciudades Verdes: Fachadas verdes y fachadas ajardinadas a gran escala (¿Suelos verticales?)

Ciudades Verdes: Los Huertos Urbanos y periurbanos

No obstante antes de iniciar esta entrega remarcamos, una vez más, los objetivos hurtando un párrafo de los post previos con vistas a intentar que disfrutemos de ciudades verdes. Los que leyeron algunos de ellos pueden omitir su lectura:

Manuela Carmena, la alcaldesa de la Ciudad de Madrid, junto a su equipo municipal ha presentado públicamente un ambicioso plan denominado Madrid+Natural, cuyo objetivo reside en que esta urbe llegue a convertirse, en la medida de lo posible, en una ciudad verde, proponiendo diversas iniciativas al respecto como lo pudieran ser las fachadas ajardinadas, cubiertas sostenibles, urbanismo resiliente,azoteas frescas, infraestructuras verdes, vegetación en las calles, restauración de riberas, superficies permeables, huertos urbanos, vegetación adaptada, revegetación de solares, bosques urbanos, sombreados estacionales, microclimas con agua, áreas inundables, drenaje sostenible. Los contenidos de cada una de estas iniciativas pueden descargarse ponchando en sus respectivos enlaces o conjuntamente. Incluso se ha colgado de la Web del ayuntamiento una versión en inglés.

Del mismo modo, debemos volver a repetir que tal programa me parece, “en teoría” loable. No obstante también es imperativa y necesaria una serena reflexión, ya que “no es oro todo lo que reluce”  ¿resultan viables?, e incluso en el caso de algunas de las propuestas concretas, ¿Cabe la posibilidad de que para nuestra sorpresa sean contraproducentes?. A menudo lo que sobre el papel parece una maravilla, en la práctica podrían tornarse en pesadilla, al manos en lo que concierne a varias de estas ideas.  Y nos referimos a todo lo que leemos en la prensa y visionamos en televisión, al margen de este programa denominado Madrid+Natural. Recoger la antorcha para actuar como abogado del diablo no es de mi agrado, ya que a mí personalmente, como a la mayoría de vosotros, me encantaría vivir en una ciudad sustentable, sana y esplendorosamente verde. Con tal motivo haré uso del material colgado en los palabros hipervinculados previamente.

 Pero vallamos ya al caso de las denominadas cubiertas sostenibles y azoteas frescas….

(más…)

Etiquetas: , , , , , , , ,

Calidad del Aire, Nitrógeno del Suelo y Biodiversidad de Plantas

estacion-experimental-de-rothamsted

Estación Experimental de Rothamsted (uente: Google imágenes)

 La Estación Experimental de Rothamsted es única en el mundo. Su singularidad estriba en que desde el siglo XIX (1856), se viene monitorizando  la dinámica de ecosistemas de pastizal y sus suelos. Algún día hablaremos más en detalle de esta joya de la corona edafológica, que estuvo a punto de desaparecer gracias a la insensatez de la primera ministra Margaret Thatcher. La comunidad internacional de edafólogos tuvimos que intervenir tras la llamada de auxilio de los investigadores que allí trabajaban.   La Dama de Hierro era como el cabello de Atila (por donde ella andaba o pisaba no crecía la hierba y se degradaban los suelos). Ella fue uno de los primeros frutos que alcanzó el poder siguiendo los dictados de la escuela económica de Chicago, que hoy castiga a los moradores de este planeta. Casi dos décadas después, en una escuela de verano de la Unión Europea para formar a jóvenes edafólogos de los países del Este que se iban incorporando a esta mancomunidad de países, observé a un edafólogo británico animar al público con la siguiente frase, más o menos: “chicos(as) y cuando yo diga Margater Tacher, vosotros gritáis, pataleáis, abucheáis y todo lo lo que se os ocurra”. Gracias a que se pudo salvar de la “barbarie” la Estación, hoy os podemos narrar esta noticia. Tuve el placer de que me mostraran este centro y las mencionadas parcelas en 1988. Espero que con mi entradilla y el contenido de la nota de prensa que os ofrecemos hoy, entendáis el inmenso valor de las monitorizaciones a largo plazo, ya que sin ellas, no podría haberse llegado a las conclusiones que podréis leer, y las que la seguirán, sobre este y otros temas, en el futuro.

Las parcelas fueron sometidas a diferentes tratamientos con fertilizantes, mientras los investigadores y técnicos, apuntaban los cambios de vegetación tomando adicionalmente muestras de suelo, y otras variables ambientales. Una de las curiosidades que deberían resaltarse estriba en que la vegetación de las parcelas nunca se estabilizó, apareciendo y desapareciendo incesantemente especies vegetales en mayor o menor medida, por lo que cabe inferir que lo mismo podría ocurrir en ecosistemas naturales. En la naturaleza, las fotos fijas, la estabilidad pura y dura seguramente no existan. Pero a lo que vamos…..

 Según la noticia, al parecer, la contaminación del aire, especialmente intensa entre las décadas de los años  70 y 80 del siglo XX, afectó más o menos severamente a las especies vegetales parcelas, desapareciendo algunas de ellas. A finales de la última década mentada (justo cuando nos explicaron in situ los experimentos) el Gobierno Británico adoptó medidas con vistas a mejorar la calidad del aire. Lo que nos narran en esta nota de prensa es que tal medida ha tenido efectos positivos restaurándose parte de la biodiversidad que atesoraban con antelación al deterioro del aire.

 Como sabéis la mayoría de vosotros, por su escasez en formas asimilables o biodisponibles para los vegetales, en nitrógeno es uno de los principales factores limitantes de la producción agraria. Sin embargo, los excesos también son dañinos, ya que generan la eutrofización de las aguas (corrientes y subterráneas), propiciando la proliferación de las algas (floraciones algales, incluso en los cuerpos de agua del litoral). Como ocurre con la alimentación humana, el exceso o carencia de sustancias que necesitamos terminan dañando la salud, ya sea de animales o vegetales.

 Debo suponer que las deposiciones atmosféricas también acarreaban otros contaminantes, como los metales pesados, y compuestos orgánicos persistentes, entre otros muchos. Sin embargo, la nota de prensa solo menta el nitrógeno y a ello nos atenemos.

 Lo que si resulta palmario es que la calidad del aire daña los ecosistemas, a menudo aumentando en el suelo la concentración de elementos tóxicos o el exceso de otros esenciales para el crecimiento de las plantas. Fijaros en la nota de prensa que, de las cuatro especies pratenses citadas, dos son leguminosas, una no tolera muy bien el exceso de nitrógeno pero la otra sí. Ya se sabe que las leguminosas absorben nitrógeno de la atmósfera beneficiando a las  especies que cohabitan con ella y que no atesoran tal facultad. Empero si este elemento químico resulta ser excesivo por la adición de enmiendas, la presencia de las leguminosas no es necesaria, siendo desplazadas por otras especies. Otra de estas herbáceas no tolera los suelos ricos en nutrientes pero la cuarta sí.

 En cualquier caso, ese aire que respiramos en las ciudades no es tan solo veneno para los urbanitas y los animales, sino para ecosistemas que como los prados han sido una bendición fomentada por el hombre para criar ganado. Pues bien, en las ciudades enfermamos, pero en su entorno, más o menos lejanos, también. Lástima que cuando en algunas urbes se restringe el tráfico rodado, muchos ciudadanos protesten, cuando es por su bien. Enfermar por las prisas, no está recomendado ¿vale?

 Juan José Ibáñez

 Os dejó ya con el contenido de la nota de prensa…….

(más…)

Etiquetas: , ,

Ciudades Verdes: Los Huertos Urbanos

huertos-urbanos-madrid-natural 

Madrid+Natural:  huertos urbanos y periurbanos

Como vimos en nuestros dos post anteriores, en la Ciudad de Madrid se ha propuesto un programa (Madrid+Natural), cuyo objetivo estriba en reverdecer la ciudad, con vistas a que esta sea más sostenible ambientalmente e ir adaptándola al futuro y “previsible” calentamiento climático que posiblemente nos espere. No obstante los contenidos de esta serie de post pretende ser igualmente útil para las grandes ciudades del mundo en general, teniendo presente que en muchos países en vías de desarrollo, hoy por hoy existen necesidades mucho más apremiantes para el bienestar de sus moradores. Ya hemos explicado en que consisten las fachadas ajardinadas, así como los problemas para su implementación práctica, en esta entrega, y hoy abordaremos el también espinoso tema de los huertos urbanos, que no periurbanos, a pesar de lo cual lo dicho aquí también les concierne, como podremos ver a continuación. Sin embargo, antes de comenzar y con vistas a que el lector entienda nuestras intenciones, reproducimos uno de los párrafos con el que comenzamos esta serie de post acerca de las ciudades verdes. Los que leyeron aquél post iniciático pueden omitir su lectura:

Manuela Carmena, la alcaldesa de la Ciudad de Madrid, junto a su equipo municipal ha presentado públicamente un ambicioso plan denominado Madrid+Natural, cuyo objetivo reside en que esta urbe llegue a convertirse, en la medida de lo posible, en una ciudad verde, proponiendo diversas iniciativas al respecto como lo pudieran ser las fachadas ajardinadascubiertas sostenibles, urbanismo resiliente,azoteas frescas, infraestructuras verdes, vegetación en las calles, restauración de riberas, superficies permeables, huertos urbanos, vegetación adaptada, revegetación de solares, bosques urbanos, sombreados estacionales, microclimas con agua, áreas inundables, drenaje sostenible. Los contenidos de cada una de estas iniciativas pueden descargarse ponchando en sus respectivos enlaces o conjuntamente. Incluso se ha colgado de la Web del ayuntamiento una versión en inglés.

Tal programa me parece “en teoría” magnífico y desearía que pudiera convertirse en realidad. Sin embargo como ya mostramos en el post sobreFachadas verdes y fachadas ajardinadas a gran escala Urbisuelos” en lo que respecta a las fachadas verdes, resulta imperativo reflexionar cerca de sus pros, contras y dificultades. Si bien varias de las tareas mentadas no ofrecen excesivos inconvenientes a la hora de llevarse a buen puerto, en otros casos debemos preguntarnos: ¿resultan viables?, e incluso en el algunas de las propuestas concretas, ¿Cabe la posibilidad de que para nuestra sorpresa sean contraproducentes?. Sobre este tema todavía tendremos que redactar algunos post más. A menudo lo que sobre el papel parece una maravilla, en la práctica no. Reiteramos que lo aquí expuesto debería ser también materia de reflexión para iniciativas similares en abundantes mega-urbes del globo. No obstante, por mucho que una persona pretenda ser objetiva, siempre surgen sesgos geográficos. Intentamos pues plantear algunos temas que, con toda seguridad, no han sido materia de reflexión por los diseñadores del programa. Del mismo modo, Intentamos hacer ver al lector que no es oro todo lo que reluce, o que incluso algunas propuestas terminen siendo una pesadilla de llevarse a caboNo hablamos ya de este programa denominado Madrid+Natural, sino de otras muchas iniciativas (algunas ya en curso) que proliferan en estos monstruos de asfalto y cemento que salpican el Planeta. Siempre se nos venden programas sugestivos, aunque en realidad quizás no lo sean. Recoger la antorcha para actuar como abogado del diablo no es de mi agrado, ya que a mí personalmente, como a la mayoría de vosotros, me encantaría hablar en una ciudad sustentable, sana y esplendorosamente verde. Con tal motivo haré uso del material colgado en los “palabros hipervinculados” previamente. No he encontrado una vía fácil  usando la página Web del Ayuntamiento de Madrid. ni la del Área de Gobierno de Medio Ambiente y Movilidad. Una buena síntesis de la idea original ha sido editada en un post del magnífico blog de Javier Dufour, denominado Energía y Sostenibilidad, si bien en este caso concreto fue redactado por Raquel Portela. Excelente narrativa, por cierto.

 Pero vallamos ya al caso de los denominados huertos o agricultura urbana y periurbana. Debe quedar bien claro que en ciudades pequeñas y poco contaminadas, tanto los huertos urbanos como periurbanos (también es aplicable a la ganadería) en una iniciativa recomendable y aconsejada por la FAO para países en vías de desarrolloEl problema más preocupante en estos últimos, cuando se ubican en Estados en vías de desarrollo, estriba en que se fertilicen con aguas residuales no depuradas, lo cual ocurre y acarrea graves problemas de salud, ya se trate de ciudades grandes o pequeñas. Empero por su carga en sustancias tóxicas y contaminantes (químicos y biológicos) las urbes de gran tamaño suelen sufrir con mucha mayor gravedad el problema mentado. Tampoco resulta recomendable que tales huertos se encuentren cerca de redes viarias de tráfico intenso, e industrias contaminantes, ya que las emisiones de los vehículos y fábricas (en estas últimas también deben tenerse en cuenta los  efluentes líquidos) contaminan los suelos y, como corolario, lo que sobre ellos crece y toda la cadena trófica. Este problema es igual de serio en los Estados ricos y pobres.

 En lo que respecta a los huertos urbanos, la iniciativa Madrid+Natural comenta:

 Huertos urbanos

En respuesta a la preocupación por problemas globales como el agotamiento de los recursos naturales, el comercio mundial de alimentos, la escasez de espacio en las ciudades, y el cambio climático, los sistemas de producción de alimentos podrían incrementar su capacidad de producción transformándose en elementos integrados en el entorno urbano. La agricultura urbana puede aplicarse prácticamente en cualquier lugar, desde los espacios entre los edificios hasta en los tejados, optimizando así el uso de espacios públicos y edificios. Ésta práctica puede ayudar a crear un sentido de comunidad y pertenencia, e incentiva el consumo de alimentos locales. Adicionalmente, su inclusión en las escuelas locales y residencias de mayores podría usarse con fines educativos y terapéuticos.

 Seguidamente muestra los dos siguientes ejemplos de naturaleza muy dispar: 

 Urb.ag Urban Farming Assistance App: Con la agricultura urbana volviéndose cada vez más popular, las ciudades están desarrollando nuevos marcos normativos para la supervisión de estas prácticas. El cúmulo de requisitos legales puede ser desalentador para los ciudadanos, por lo que hay municipios que están desarrollando iniciativas para simplificar el proceso burocrático para instalar un huerto urbano. En esta línea, el municipio de Boston (USA) lanzó en 2014 la versión inicial de una aplicación que proporciona asistencia a las personas interesadas en desarrollar huertos urbanos, conectando a los usuarios a una dirección en la que pueden explorar qué tipo de agricultura está permitida en esa ubicación. La aplicación describe la normativa vigente, permisos necesarios y la legislación que aplicaría al proyecto.

Dalston Eastern Curve Garden: “Dalston Eastern Curve Garden” es un espacio público construido en 2010 en el Este de Londres. Este espacio ocupado en el pasado por las líneas de ferrocarril estaba abandonado y ahora se ha recuperado en forma de jardín público como parte de una iniciativa promovida por el Ayuntamiento. El jardín está plantado con una amplia gama de árboles que lo estructuran, tales como abedules, alisos, avellano y cerezo silvestre. Hierbas, hortalizas y árboles frutales completan el diseño y son atendidas por voluntarios y utilizadas en la cafetería del jardín. El jardín se usa también por la comunidad local para realizar eventos y otras iniciativas.

Opinión de este bloguero:

¡QUE CUAL ES MI OPINIÓN: reitero que sobre el papel todo es muy bonito. Ahora bien surgen diversos inconvenientes, no aludidos en el texto y que deben valorarse con suma precaución, so pena que la alegría de paso a las lagrimas. Entremos puyes ya en materia……….

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

Ciudades Verdes: Fachadas verdes y fachadas ajardinadas a gran escala (¿Suelos verticales?)

facgadas-verticales-semigrande

(Madrid+Natural): fachadas ajardinadas y arquitectura vegetal

Como vimos en nuestro post anterior, en la Ciudad de Madrid se ha propuesto un programa (Madrid+Natural), con vistas a reverdecer la urbe, hacerla más sostenible ambientalmente e ir adaptándola al futuro y “previsible” calentamiento climático. Sin embargo nuestro análisis intenta ser válido para todas grandes urbes del futuro, teniendo presente que en muchos países en vías de desarrollo, hoy por hoy, existen necesidades mucho más perentorias en lo concerniente al bienestar de la población. Hoy hablaremos de las las fachadas ajardinadas, entre las que se describen dos modalidades distintas, como podremos ver seguidamente. Sin embargo, antes de comenzar y con vistas a que el lector entienda nuestras intenciones, reproducimos uno de los párrafos con el que comenzamos esta serie de post acerca de las ciudades verdes. Los que leyeron aquél post iniciático pueden omitir su lectura:

Manuela Carmena, la alcaldesa de la Ciudad de Madrid, junto a su equipo municipal ha presentado públicamente un ambicioso plan denominado Madrid+Natural, cuyo objetivo reside en que esta urbe llegue a convertirse, en la medida de lo posible, en una ciudad verde, proponiendo diversas iniciativas al respecto, como lo pudieran ser las fachadas ajardinadascubiertas sostenibles, urbanismo resiliente,azoteas frescas, infraestructuras verdes, vegetación en las calles, restauración de riberas, superficies permeables, huertos urbanos, vegetación adaptada, revegetación de solares, bosques urbanos, sombreados estacionales, microclimas con agua, áreas inundables, drenaje sostenible. Los contenidos de cada una de estas iniciativas pueden descargarse ponchando en sus respectivos enlaces o conjuntamente. Incluso se ha colgado de la Web del ayuntamiento una versión en inglés. Tal programa me parece “en teoría” magnifico. Ahora bien: ¿resulta viable, e incluso en algunas de las propuestas concretas serían prudentes?. Sobre este tema vamos a hablar en varios post, ya que tales ideas son “en primera instancia” aplicables a numerosas urbes del globo. Eso sí veremos que no es oro todo lo que reluce y quizás hasta en algún caso de llevarse a cabo pudieren terminar siendo una pesadilla.

Pues bien, dentro del aparatado dedicado a las fachadas ajardinadas, se distinguen dos modalidades, una la que lleva tal nombre, y otra a la que denominan Arquitectura Vegetal – Fachadas ajardinadas a gran escala. Lógicamente, comenzaremos con las primeras. A este respecto, en el documento aludido puede leerse: 

Fachadas verdes

A medida que las ciudades se enfrentan a un aumento en la densidad y a la escasez de espacio en superficie, las fachadas ajardinadas pueden proponerse como elementos verdes alternativos, al aprovechar las capas “sin usar” de los edificios, en las zonas de mayor densidad urbana. Estas fachadas contribuyen a la mejora de la calidad del aire y las condiciones acústicas, y protegen a los edificios de las fluctuaciones térmicas y las condiciones meteorológicas extremas. Sin embargo, su coste de mantenimiento puede ser elevado, siendo por ello, esencial una cuidadosa selección de las especies vegetales que las componen. Las soluciones de bajo coste también incluyen el uso de estructuras existentes para plantas trepadoras.

Comenzaremos analizando este párrafo, para seguidamente dar cuenta de la segunda. Como podrán observar no es oro todo lo que reluce. Eso si ya os advertimos que el análisis ha requerido cinco páginas, ya que el tema tiene muchas aristas peliagudas.

Allá vamos…….

(más…)

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Ciudades Verdes y Jardines Urbanos: Carta Abierta a Manuela Carmena

cudades-cerdes-de-2050

Las Ciudades en el año 20150 según Loving Trends

Manuela Carmena, la alcaldesa de la Ciudad de Madrid, junto a su equipo municipal, presentó hace meses al público y periodistas un ambicioso plan denominado Madrid+Natural, cuyo objetivo reside en que esta urbe llegue a convertirse, en la medida de lo posible, en una ciudad verde. Con vistas a alcanzar estos objetivos se han propuesto diversas iniciativas al respecto como lo pudieran ser las fachadas ajardinadascubiertas sostenibles, urbanismo resiliente,azoteas frescas, infraestructuras verdes, vegetación en las calles, restauración de riberas, superficies permeables, huertos urbanos, vegetación adaptada, revegetación de solares, bosques urbanos, sombreados estacionales, microclimas con agua, áreas inundables y drenaje sostenible. Los contenidos de cada una de estas iniciativas puede descargarse pinchando en sus respectivos enlaces o conjuntamente. Incluso se ha colgado de la Web del ayuntamiento una versión en inglés. Tal programa me parece “en teoría” magnifico. Ahora bien: ¿resulta viable, e incluso en el  caso de algunas de las propuestas concretas prudente?. Sobre este tema vamos a hablar en varios post, ya que tales ideas son “en primera instancia” aplicables a numerosas urbes del globo. Eso sí, veremos que no es oro todo lo que reluce y quizás en algún caso, de llevarse a cabo, pudieran convertirse en una verdadera pesadilla.

Yo personalmente tengo una profunda admiración y simpatía por nuestra alcaldesa (ala cual voté en las últimas elecciones municipales) y toda su trayectoria profesional como jurista, comenzando desde la trágica matanza de Atocha, en la lucha que mantuvimos con vistas a erradicar la dictadura fascista. Obviamente ella no ha elaborado todo este programa que, bien venido sea si finalmente separamos el grano de la paja, por cuanto reitero que algunas ideas pueden dar lugar a resultados francamente negativos. No me encontraba aquí esos días, no leí los periódicos a la hora de su lanzamiento mediático, por lo que me enteré agracias al magnífico blog  de Javier Dufour, denominado Energía y Sostenibilidad, si bien el post fue redactado por Raquel Portela. Excelente narrativa, por cierto.

Cuando comenzaron a popularizarse las ciudades verdes con sus fachadas verdes, la idea me pareció maravillosa, por lo que indagué en el tema e intenté reflexionar mucho más. Pronto comenzaron a surgirme dudas. Seguidamente detecté falacias y fraudes. Expondré un ejemplo. En una exposición  a la que asistí personalmente, pero también en diversas fotos que aparecen en Internet, pueden visionarse pasillos cuyas paredes se encuentran adornadas de esplendorosos musgos y otras plantas. Comencé a cavilar como podían mantenerse con tan poca luz y regarse sin que los escurrimientos del agua usada mancharan nada. Un buen día pasé por una nueva tienda en la que aparecían y se comercializaban productos con la misma apariencia. Entré y pregunté. Al parecer, existe un procedimiento por lo que cual, si se extrae el agua rápidamente y se sustituye por un producto del tipo de la glicerina, los vegetales quedan momificados, no distinguiéndose de las plantas vivas (se rompen igual, su tacto es el mismo, mantienen su verdor, etc.). Tan solo un pequeño detalle sin importancia: si se exponen a una luz solar intensa, la clorofila se degrada y se descubre que se trata de un verdor momificado. Eso sí me comentaron que tal proceso podía tardar muchos meses e incluso algún año.Tengo dos paneles así en mi casa desde hace años, ya que no necesitan mantenimiento y son bonitos, aunque hay que mantenerlos a la sombra. El problema estriba en que en diversas exposiciones los usan para comercializar “paneles, que según los vendedores estan compuestos por “especies vivas”. ¿Qué ocurriría después con los ingenuos compradores? Lo desconozco. Una estafa, sin paliativos.

Pero existen muchos más motivos de preocupación, algunos de los cuales los iré desgranando en sucesivos post.

No dudo de que el equipo de Carmen Carmena actúe de buena fe y con la mayor ilusión, como tampoco que algunas de las ideas que proponen puedan levarse pragmáticamente a la práctica. Ahora bien, ni mucho menos todo lo propuesto. A partir de las ideas iniciales debe andarse un largo trayecto hasta desarrollar los procedimientos, técnicas y tecnologías para implementarlas en la práctica. Y aquí si dudo de que muchas de esas iniciativas no se queden por el camino, mientras otras, como la de la agricultura urbana sean poco deseables, por varias razones. Desearía que todo fuera viable pero no vislumbro el sendero a seguir, por desgracia. Tres de ellas son el enorme precio, la logística imprescindible y la mano de obra requerida, que tampoco será escasa precisamente. Obviamente, “Roma no se construyó en un día”. Serían necesarios muchos años, enormes cantidades de fondos económicos, etc. Quizás, de llevarse a cabo mejoremos “un poco” la calidad ambiental de nuestras ciudades. Ahora bien las urbes verdes no están al alcance de nuestras manos, sino de nuestros deseos.

De hecho en la asignatura que impartía de “metodología de la investigación científica”, en la Universidad Politécnica de Madrid, uno de los tres trabajos que debían llevar a cabo los alumnos estribaba exactamente en analizar la viabilidad de un proyecto como este. Les explicaba a los alumnos lo que se vende en la prensa, general e incluso en la especializada. Seguidamente, les detallaba que en su exposición oral debían responder a una serie de preguntas, bastante razonables. por supuesto. Cuando finalmente se suben a la tarima y exponían sus conclusiones, la mayoría concluyeron que un proyecto de ciudad plenamente verde e incluso moderadamente verde era absolutamente inviable. En consecuencia y reconociendo que no me encuentro en posesión de verdad, iré editando esta serie de post para que me reprochéis, si es el caso, en qué me equivoco. Y por hoy dejo el tema aquí.

Os dejo abajo algún material adicional, para que podáis comenzar a reflexionar, así como reproduciendo una vez más los enlaces con vistas a que los interesados puedan bajarse algo de material bibliográfico sobre el tema.

Juan José Ibáñez

Continuará………….

(más…)

Etiquetas: , ,

Agricultura urbana y periurbana, suelos, cultivos, contaminación y riesgos para la salud

agrucultura-periurbana 

Existen muchos tipos de agriculturas urbanas y periurbanas. Fuente: Colaje Google Imágenes

La agricultura urbana no es buena ni mala, todo depende de cómo se lleve a cabo y con que fines.

La agricultura periurbana es una práctica que se ha puesto de moda en todo el mundo. Pero como suele ocurrir con casi todos los brotes verdes, primero surge la aventura rodeada de para bienes, para a la postre demostrarse que “no es oro todo lo que reluce”, sino que puede ser zinc, plomo, mercurio y otros metales, bastante pesados, por cierto. Pero además no podemos olvidarnos de los contaminantes orgánicos presistentes.  También debemos acordarnos de los parques y jardines de las ciudades en donde juegan nuestros infantes, sobre suelos que pueden estar o son continuamente contaminados por las deposiciones de partículas atmosféricas, cuando no se riega con aguas residuales, aumentando las amenazas de que enfermen los más pequeñines.

La agricultura periurbana puede llevarse a cabo por necesidad, pero también por afición. Son muchos los urbanitas que añoran o desean entretenerse viendo crecer los frutos que ellos crían para a la postre consumirlos. Muchos ciudadanos actúan como agricultores corrientes, añadiendo fertilizantes, plaguicidas, etc., según se informan o son informados. Otros, por el contrario, se esmeran por evitar el uso de las enmiendas y fitosanitarios industriales con vistas a obtener frutos de la tierra saludables.

Sin embargo, todos los interesados en practicar este tipo agricultura debieran ser informados imperiosamente por las autoridades acerca de los riesgos potenciales, pero serios, de los que depende su salud.

Por un lado, al encontrarse cerca de entornos urbanos, los suelos que van a cultivar pueden encontrarse ya previamente contaminados, De ser el caso, por mucho amor y esmero que atesoren sus practicantes, los frutos de la tierra dañarán su salud. A aquellos que les interesa hace negocios ilegales vendiendo las cosechas en mercadillos, saltándose los controles sanitarios, son un serio peligro para la población ya que usan la primera parcela que encuentren sin más miramientos. ¡Cuidado con los productos que allí se venden!  En otros casos los agricultores urbanitas desean los productos ecológicos para su propio consumo y bienestar,  pero ¿Quién certifica que el medio edáfico  no se encuentre cargado de contaminantes por los usos previos de la tierra o vertidos incontrolados?.

Del mismo modo, y como se indica en la nota de prensa que os ofrecemos hoy, el tipo de suelo sobre el que medran las plantas cultivadas determinarán si los contaminantes son secuestrados por las partículas y minerales del suelo, o por el contrario son fácilmente disponibles para las plantas, contaminando esta corta cadena trófica.  ¿Quién realiza los análisis de suelos que garanticen que el suelo sea apto para su cultivo?.

Cuestiones similares surgen al sopesar todo lo concerniente a la calidad del agua de riego. En muchos casos será potable, pero en otros no, especialmente para estos agricultores a tiempo parcial, que soslayan las ya frágiles legislaciones sanitarias.  ¡Cuidado por extraer ilegítimamente aguas de pozos ilegales y aguas residuales, no sea peor el remedio que la necesidad. La contaminación biológica es aquí otro riesgo de suma importancia, al margen de los polutantes orgánicos e inorgánicos  ¿Y eso es todo?. Pues va a ser que no.

Dependiendo de la ciudad, e incluso del distrito urbano en que se sitúe, las deposiciones las partículas que lleva el aíre, pueden encontrase poco o muy contaminadas por las emisiones industriales, del tráfico rodado, etc., llevándose a cabo una fertilización indeseable de sustancias muy tóxicas para la salud. Por ejemplo, en la terraza de mi casa yo puedo cultivas una gran variedad de vegetales. Sin embargo, se encuentra en el centro de Madrid capital, en donde la contaminación es enorme (en dos ocasiones durante un año se prohibió parte del tráfico rodado por cuanto se habían sobrepasado todos los límites legales). En consecuencia, las deposiciones de las denominadas PM10 u otras, que ya dañan nuestros aparatos respiratorios, pueden llegar a penetrar también en nuestros cuerpos por la ingesta alimentaria. Y podríamos seguir pero dejémoslo aquí.   

Resumiendo, no podemos ni debemos ensalzar la agricultura periurbana. Todo depende de cómo se lleve a cabo, en que suelos, con que agua, bajo qué tipo de ciudades, a qué distancia de las fuentes emisoras de los contaminantes más dañinos y teniendo en cuenta la frecuencia y dirección de los vientos dominantes. ¿Se encuentra todo esto correctamente regulado en términos legales? ¿Tienen estos agricultores urbanos los conocimientos necesarios para comprender en profundidad de los beneficios, precauciones y riesgos que conllevan tales prácticas?.

La noticia de hoy, que da cuenta de un estudio realizado en Madrid, nos informa de que los suelos suelen encontrarse contaminados, aunque no tanto como para dañar seriamente la salud. Personalmente pienso que, a falta de una legislación clara y precisa, como la intención de las autoridades para que sea cumplida, la agricultura periurbana conlleva muchos riesgos, tantos como la industrial. Sin embargo, tengamos en cuenta que esta práctica aparece en muchas urbes de mundo, con muy dispares grados de desarrollo, pudiendo ser por puro hobby o imperiosa necesidad. Tampoco es lo mismo, obviamente, llevarla a cabo en ciudades pequeñas y rurales que en otras grandes y/o industriales.

Más aún existe una cuestión que me intriga y preocupa. Cada vez que leo notas de prensa sobre el tema,  en la que se nos informa de que la agricultura periurbana no conlleva serios riesgos para la salud, pero rarísimamente se mencionan  casos ya acaecidos, dramáticos, indignantes y denunciables. En otras palabras, intuyo que en lugar de informar con seriedad, la prensa intenta calmar a los ciudadanos sobre temas que por su diversidad y complejidad  no pueden tratarse a la ligera, generalizando sus bondades y soslayando sus debilidades en unas pocas líneas. Obviamente tal aserto no tiene nada que ver con los resultados de un estudio concreto en un determinado, sitio y momento, como lo es el caso que os mostramos seguidamente, y que como corolario no aporta nada nuevo al tema.  

Juan José Ibáñez  

(más…)

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Suelos Urbanos: Estudio, Inventario y Cartografía

mapa-de-los-suelos-urbanos-de-berlin

Mapa y Leyenda de los Suelos Urbanos de Berlín Fuente Gobierno de Berlín 2013.

Hasta la aparición del Grupo de Suelos de Referencia de la WRB (2006/2007) denominado Tecnosuelos, las taxonomías edafológicas soslayaban el estudio de los suelos urbanos. Sin embargo, ya antes de la fecha aludida, la creciente e insalubre contaminación de las ciudades obligaron a políticos y técnicos de algunos de los países más industrializados a inventariar, cartografiar y monitorizar los suelos urbanos usando diversas aproximaciones. Eso sí, en el mundo hispanoparlante, tales iniciativas no han arrancado más que con algunas tibias iniciativas. Y así, si uno pone “suelos urbanos” en su motor de búsqueda, podrá encontrar todo tipo de documentos en los que se encuentra nuestra idiosincrásicas clasificaciones, al menos en España, del tipo “protegido”, “urbanizable”, “urbano”, ”rústico”, por no añadir como pasar de esta última categoría a otra del tipo “corruptamente urbanizable” (para el deleite y espolio de nuestras empresas constructoras y el regocijo de banqueros y políticos que se aprovechan de unas taxonomías tan escabrosas indignantes. Pero vayamos al asunto.

Diversas ciudades del mundo han llevado a cabo iniciativas que tenían como propósito tal inventario y cartografía, con vistas a avaluar la contaminación de los suelos  en jardines y zonas de recreo en donde uno ya no puede garantizar con rotundidad que nuestras criaturas y animales domésticos no corran riesgos de salud pública (incluso soslayando la posible existencia de microorganismos patógenos). Del mismo modo, los polutantes (como los metales pesados) pueden alcanzar los acuíferos subyacentes, convirtiendo laguas potables en nocivas o sumamente tóxicas, incluso con sustancias radioactivas.  Más aún, también se ha abordado el estudio de las desdichadas funciones del suelo en estos ambientes. Para terminar, sin ser exhaustivos, debemos señalar que se han implementado planes para la protección de los susodichos suelos urbanos  

Este post no tiene otro propósito de mostraros varios sitios Web y documentos que versan sobre estos asuntos, tomando como referencias los llevados a cabo por la NRCS (USA), Nueva York, Berlín y Hamburgo, si bien existen otros documentos y sus correspondientes cartografías. Estoy completamente convencido que muchos de los suelos de los espacios de recreo se encuentran contaminados aunque tan solo fuera por el resultado de las deposiciones de partículas suspendidas en el aire que desprenden nuestras portentosas tecnologías y vehículos (sin olvidar que abundantemente se usan aguas residuales en el riego de jardines). Conforme se conozca mejor el rol de los “urbisuelos” en las ciudades, lamentablemente nos depararán desagradables sorpresas.  Os dejo pues, a continuación, una relación de tales sitios y documentos albergados en la Web, como por ejemplo, una relación más detallada de los estudios que se llevan a cabo en la Ciudad de Berlín. Considero que se trata de un material de base suficiente como para que los interesados puedan comenzar a aprender sobre el tema.

Juan José Ibáñez

Veamos pues donde obtener estos documentos y mapas……..

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,