Posts etiquetados con ‘agricultura ecológica. agricultura orgánica’

La guerra de las agriculturas: ¿Industrial o Ecológica?

agriculturas-industrial-ecologica

Fuente: Google imágenes

Ya os hemos comentado en mil y un post precedentes que, cuando los lobbies de presión industriales ven amenazados sus escandalosamente suculentos negocios, reaccionan con virulencia publicando artículos como los tres que vamos a mostrar hoy. En el momento de redactar esta nueva entrega (ha ya un año), las instituciones internacionales y algunos gobiernos luchas por erradicar, en la medida de lo posible, los pesticidas que matan a los insectos polinizadores del mundo (sobre los que se basa gran parte de la producción alimentaria mundial) y en especial los que han demostrado ser cancerígenos. Pues bien, aún siguen saliendo artículos y notas de prensa que cuestionan tal “hecho”, y los juicios contra las industrias que los comercializan, en los tribunales de justicia, se eternizan durante años e incluso décadas. Ahora pagamos la devastación, contaminación y muerte por el incremento de la producción del aceite de palma en las turberas de Indonesia destinados en buena parte a la elaboración de biocombustibles. ¿Biocombustibles?: ¿No es eso una actividad ecológica?.  Pues va a ser que… ni sí, ni no, sino que depende de cómo se lleve a cabo. Y en aquellos territorios entraron multinacionales a saco drenando turberas para poner la puesta en cultivo de la palma, palmita, palmera, generando lo que era previsible, al drenar los Histosoles: hambre, degradación ambiental, pérdida de biodiversidad, y un gravísimo impacto en la salud pública de la población.  Y podríamos seguir ad nauseam, mostrando mil y un ejemplo de sus triquiñuelas/corruptelas, científicas, tecnológicas, políticas, mediáticas y las que sean necesarias.

Pero vayamos directamente contra la argumentación tan retórica como nauseabunda de esta tanda de noticias antiecológicas, ya que los entrevistados que se oponen a tales conclusiones, entran al saco, soslayando lo más evidente: la estupidez lógica de su concatenación ¿ilógica? de razones, como para defender que la agricultura industrial es superior a la ecológica con vistas a hacer frente al abastecimiento de alimentos de la población, que evite hambrunas y garantice la soberanía alimentaria de todos los países y sus moradores.

Pues bien todo su entramado deductivo es fácilmente desmontable. Nadie cuestiona ya que la degradación ambiental de la agricultura industrial ha sido globalmente devastadora. Y no se trata de estudios concretos, o de ecologistas histéricos, sino de aseveraciones de la propia FAO, la UE, y otra plétora de Organismos Internacionales. Más aun la FAO y la UNEP han reconocido públicamente el fracaso de la agronomía intensiva a la hora de resolver los graves problemas alimentarios del planeta, induciendo de paso un aumento de la degradación ambiental, jamás visto hasta la fecha. Y por esta razón, que no por mero capricho, el mundo vuelve la vista a la agricultura ecológica.  Pues bien, ¿Cómo se puede defender ahora aserciones como la que da lugar al titular de la siguiente noticia?:  La agricultura intensiva es tan sostenible como la ecológica ¿¿??.

La conclusión razonada  a su desiderata sería palmaria: ¡No hay solución para nuestros males!. Por mucho que se ha intentado, seguiremos irremisiblemente caminando hacia la destrucción de nuestras civilizaciones y el deterioro irreversible de la biosfera. La respuesta no estribaría pues en esperar sentados a que una debacle tras otra vayan desmoronando unas y otra, ¿o sí?. De la lógica de las argumentaciones de estos tendenciosos o timoratos “expertos” debiera desprenderse que debemos poner freno al crecimiento demográfico y cambiar drásticamente nuestros sistemas socioeconómicos y políticos. Debemos esforzarnos en conseguir una estructura demográfica sostenible (pirámide por edades), entendiendo como tal “estable”, sin aumentos. Si la agricultura intensiva fuera tan sostenible como la ecológica, se desprendería que ninguna lo son en realidad, por lo que debemos seguir contaminando, degradando, matando de hambre, etc…… ¿Lo ven ustedes?. Sus conclusiones son simplemente maquiavélicamente tendenciosas.

Cierto es que se puede contraargumentar cada uno de sus asertos, empero haciéndolo así, los árboles no nos dejarían ver el bosque, ante tal plétora de su cadena de despropósitos lógicos.

Nadie puede negar que aún haga falta tiempo y financiación en materia de investigación y desarrollo, a la hora de lograr los frutos apetecidos de una nueva agricultura y ganadería ecológicas y rentables. La mayor parte de la financiación, hasta el momento, ha ido a parar a los investigadores que trabajan mano a mano del lado de la agricultura industrial. Ahora, reconocido por todos su fracaso, menos por supuesto el de estos cárteles del agronegocio, nos vemos obligados a retroceder sobre nuestros pasos y buscar otros caminos, con vistas a alcanzar una agricultura amigable con el medio ambiente y la salud humana. Defender que agricultura intensiva es tan sostenible como la ecológica, equivale a decirnos que estamos sentenciados, y como corolario: ¡para que nos vamos a molestar en invertir en temas tan exóticos e “intrascendentes” como la agricultura ecológica!.

Tan solo, como comentario adicional, señalar que la agricultura industrial y los hábitos despilfarradores de las sociedades del bienestar, a pesar de sus potentes agroindustrias, se han visto obligados a comprar y arrendar la tierra de los países pobres (el denominado acaparamiento de tierras), con vistas a producir los alimentos que demandan, hundiendo las seguridades alimentarias de los espacios geográficos en donde más la necesitan.  Todo ello ha ocurrido bajo el imperio de la agricultura industrial y sus benefactores lobbies empresariales. ¿Y ahora nos dicen que sin sus modos de proceder empeoraremos la situación?. Jajajajaja. Sobre los cometarios de la primera noticia acerca de los métodos de producción de arroz más de lo mismo, como detallaremos en otro post, o podéis sondear en Internet. Y así se pueden desmontar así todas sus divagaciones. Y me callo ante tanta estupidez, so pena que tuviera que redactar un libro. Os dejo pues con las noticias.

Juan José Ibáñez

Continua…….

(más…)

Etiquetas: , , ,

Gestión Agrícola de Algunos Sistemas Sociales y la Teoría Económica de Adam Smith (la división del trabajo)

ciclo-de-vidfa-hormigas-atinas

Las hormigas atinas y su sofisticada agricultura sustentable. Fuente: American Society for Microbiology

Continuamos hablando de las  Hormigas Atinas, por cuanto al margen del asombroso comportamiento de sus  individuos y colonias, tienen mucho que enseñarnos a nivel social, ya sea para bien ya para mal (por ejemplo la pérdida de identidad de sus miembros, al convertirse en autómatas incondicionales al servicio del colectivo). Sin embargo resulta palmario que fueron, al menos hasta hace un par de miles de años, la especie con la estructura social más compleja y eficiente, del Planeta Tierra, incluyendo a los humanos.  Y quizás, desde ciertos puntos de vista lo sigan siendo, más aun si se contempla el hecho de haber logrado una sustentabilidad duradera para estructuras sociales enormemente complejas, mientras que el ser humano no ha alcanzado a día de hoy nada parecido.  Obviamente no pretendemos reiterar lo ya descrito en otros post, si bien en este nos vemos obligados a hablar de nuevo de la división del trabajo en castas, si es que este vocablo atesora algún sentido en su universo. No obstante, siguiendo tal discurso nos adentraremos en el análisis de sus tecnologías agrarias, mucho más sustentables que las de la agricultura industrial y sus transgénicos. De hecho, viven en de una agricultura enormemente sofisticada, en la que su principal alimento, un hongo concreto, no logra ser contaminado por ninguna otra especie fúngica, siendo su producción envidiablemente estable.  Y para ello, usan antibióticos producidos por otras especies. También, como podréis observar, su herbívoría debe resultar clave para la dinámica de muchos ecosistemas vegetales. Como rescribimos en post anteriores (ver relación completa al final de la presente entrega), en contra de lo que el calificativo de “cortadoras de hojas” pudiera sugerir, este material foliar no constituye su  alimento, sino que en base al mismo, y siguiendo una larga cadena de producción,  termina convirtiéndose en sustrato para el desarrollo vegetal de su producción agroalimentaria. Es decir, que desde hace varias decenas de millones de años, inventaron el cultivo sobre sustratos (en lugar de suelos), agroquímicos naturales, y extensos cultivos que algunos expertos han considerado monoclonales. ¡El sueño de los biotecnólogos hecho realidad, pero que  ellos no logran alcanzar!. Sin embargo, en este caso no contaminan y son sustentables. De hecho estas hormigas llevan tantos millones  de años cultivando su hongo que actualmente  la especie no se encuentra en otro lugar del planeta. Algo parecido debe acaecer con las bacterias “domésticas” destinadas a producir agroquímicos (en este caso fungicidas) que se “rocían” sobre sus campos agrícolas para erradicar o evitar el crecimiento de otros hongos competidores, siendo guardados en unas hendiduras del esqueleto de las propias hormigas. Del mismo modo tales sustratos albergan bacterias fijadoras de nitrógeno, por lo que tampoco necesitan abonos químicos.

estructura-colonias-ata 

Las estructura de las ciudades de las hormigas atinas se asemejan a las humanas. Fuente EarthTimes

Ya hemos reiterado también que el ser humano, necesitó lograr el control suelo-planta para pasar del paleolítico al Neolítico. Sin embargo hubo que esperar a que se consiguiera el control suelo-planta-agua para que surgieran las civilizaciones. Por el contrario, las hormigas atinas no necesitaron dar este último salto, ya que sus cultivos subterráneos no lo requieren, pudiendo ser considerados genuinos invernaderos bajo el suelo. ¿Quién da más?. ¿Ha conseguido el ser humano algo parecido con su ciencia y tecnología?

Como también ocurre en las sociedades humanas, sus “civilizaciones”, con vistas a progresar, fueron incorporando a otras especies, que a la postre podemos  calificar de “domesticación”. En otras palabras, la evolución social, como la individual generan individuos (en este caso serían las colonias) ecosistemas, en los que la simbiosis, mutualismos, altruismos y tipos varios de cooperación, conviven con las concepciones darvinistas.

Resulta sorprendente el hecho que las sociedades de las hormigas Atinas o culonas, evolucionaran según las reglas de la Teoría Economica de Adam Smith (“La riqueza de las naciones”), que basó gran parte de sus tesis al resaltar la importancia de la división del trabajo. De hecho, estos bichitos llevaron tal teoría al extremo de amoldar sus tamaños y formas corporales a la tarea que deben realizar conforme a las castas a las que pertenecen (entre tres y siete según los expertos) o lo que sea (algunos estudiosos niegan la idoneidad de aplicar tal vocablo), ya que también han elaborado un sofisticado sistema en base a individuos que llevan a cabo diferentes labores a la vez, o en función de su edadTodos estos hechos embrujaron las mentes de muchos de sus estudiosos hasta el punto de que personajes como Edward Osborne Wilson desarrollaron la teoría de la Sociobiología, sobre la que habría mucho que objetar, basándose en los indagaciones a cerca del comportamiento de estos insectos sociales. Tim Flannery, en su monografía “Aquí en la Tierra”, nos recuerda el antropomorfismo de algunos de aquellos científicos pioneros en el análisis de las hormigas atinas o culonas. Así, por ejemplo Tim escribe; “Las hormigas atinas se encuentran únicamente en las  Américas, y han sido descritas por los expertos en hormigas Bert Holldobler y E. O. Wilson comolos superorganismos supremos de la Tierra (….) Las  obreras (…), como descubrió Eugene Marais, tienen unas funciones análogas a las de nuestros órganos. De forma muy parecida a nuestras células de la sangre o de la piel, las hormigas obreras tienen una vida corta, ya que cada día muere entre el 1 y el 10% de toda la población (…) las hormigas soldados son como las armas ofensivas o como los sistemas inmunológicos y, como ocurre con nuestro cuerpo, hay partes de un superorganismo de hormigas que están hechas de materia muerta. En nuestro caso, se trata de nuestro esqueleto y de la capa exterior de células muertas de nuestra piel, pero en el caso de las hormigas, es el propio nido lo que aporta estructura y protección.

No obstante también es cierto que se trata mayoritariamente de una civilización que pivota en torno a la producción alimentaria, ya que en varias especies una  parte considerable de los individuos se aventuran fuera de la colonia en búsqueda del sustrato foliar, pudiendo fallecer  casi el 50% de los mismos en tales menesteres incluidas sobre el uso culinario que los humanos hacemos de alguna de sus castas.

Os dejamos pues con algunos fragmentos de Wikipedia que amplían lo hasta aquí escrito por este impresentable administrador.

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Biodesinfección de Suelos: Video Demostrativo de su Potencial Fertilizante y Plaguicida

La desinfección de suelos no es una promesa, sino una realidad contrastada. Ya os hemos hablado en post precedentes de la idiosincrásica figura de Antonio Bello Pérez. Sus investigaciones en el ámbito de la agroecología se encuentran a la vanguardia mundial. En los últimos años ha investigado acerca de cómo controlar las plagas causadas por los patógenos del suelo a la par que fertilizarlos, usando residuos agrícolas y/o agroindustriales. Como os mostramos en el siguiente post: “Desinfección de Suelos (Biofumigación): Abono y Alternativa Ecológica al Uso de Plaguicidas y Fertilizantes Sintéticos, se trata de un sistema completamente nuevo, ecológico, ambientalmente amigable y económico. Al mismo tiempo, puede ayudar a resolver la soberanía alimentaria de los países del tercer mundo, por cuanto, evita el uso de fertilizantes y plaguicidas tan onerosos para los humildes agricultores. No se trata de los resultados publicados en artículos de investigación, sino que han sido corroborados en buena parte de España y Cuba (al menos). También cabe resaltar que no estamos hablando de mera fertilidad química,  sino de la que cabría denominar de ecológica (física, química y biológica al mismo tiempo). Del mismo modo, tal desinfección tan solo parece afectar a los organismos patógenos, no alterando la biodiversidad del suelo. Dicho de otro modo ¡bueno, bonito y barato!.  ¿Alguien da más? Desde luego, las multinacionales de agroquímicos y transgénicos no. Hoy os vamos a mostrar un video en el que Antonio Bello junto con sus colaboradores españoles y cubanos explican las bondades del método, tan asombroso como su propia sencillez. Más aun, todo el proceso de investigación y testado de los procedimientos en el campo fue llevado a cabo mediante investigación Participativa, en la que intervienen los propios afectados (léase agricultores).

casimiro-ccma-csic-espana-beauty

Casimiro: El escudero fiel de Antonio. ¡Qué paciencia Jesús!

(más…)

Etiquetas: , , , , ,