Posts etiquetados con ‘agroecología’

El avance imparable de la agricultura ecológica en detrimento de la Industrial: ¿Intensificación sustentable?.

intensificacion-agricola-sustentable

Fuente: Colaje Google imágenes

¿“Intensificación Sustentable”?. En los últimos cuatro años ha comenzado a renacer el interés por todo aquello que hemos divulgado en este blog desde 2005, con cientos de post dedicados al tema. La FAO, la Unión Europea y otros organismos internacionales, finalmente “parece que han entrado en razón. “La agricultura industrial es, a todas luces insustentable”.  Esta última daña la salud humana, la soberanía alimentaria y, por supuesto, se encuentra devastando la biosfera.  Empero albergo dudas de si se trate de una moda, o que en realidad ¿por fin? se han abierto los ojos contra los devastadores estragos de la agricultura industrial y la tiranía de los gigantescos lobbies de la agroindustria. A veces pienso que el ser humano es tonto por naturaleza, mientras que también abundan los científicos oportunistas, con una cara más dura que el cemento. Ya he comentado que, en este mundo dominado por el márquetin  e Internet, los palabros atesoran un poder irreprimible.  En aras de retornar a la racionalidad perdida, ahora se habla  de ¿“Intensificación Sustentable”?, que no deja de ser lo que muchos ciudadanos concienciados por su salud, la soberanía alimentaria y el medio ambiente vienen defendiendo desde hace varias décadas.  Al parecer fue Jules Pretty (como veréis en la primera nota de prensa), la primera investigadora que utilizó  el ambiguo y confundente palabro desustainable intensification“. Ahora se vanaglorian de su gran sabiduría. Comienzo a pensar que, con vistas a labrarse una afamada trayectoria investigadora, resulta más útil ser ocurrente que talentoso. Y por ello, retornamos al tema de las modas y la fuerza de ciertos vocablos. Tanto nuestras autoridades, como la comunidad científica, deben dirigirse hacia la concienciación de lo que es bueno para todos, en lugar de dar renda suelta a las jocosas, y a veces perversas  palabras, que no dejan de ser vino rancio en nuevas botellas.

Hoy ofreceremos dos noticias, la primera  que versa sobre la   ¿“Intensificación Sustentable”? (traducida al castellano) y otra más insustancial aparecida en español-castellano que, en el fondo, vienen a decir lo mismo: seguir el camino de la agricultura ecológica y un genuino desarrollo sostenible sobre los pilares del sentido común. Me vuelve a llamar la atención, de que ahora, como en la primera nota de prensa se nos informe de que “Casi un tercio de las granjas del mundo han adoptado prácticas más respetuosas con el medio ambiente sin dejar de ser productivas (…). Los investigadores analizaron granjas que usan alguna forma de “intensificación sostenible”, un término que da cuenta de diversas prácticas, incluida la agricultura orgánica, que usan tierra, agua, biodiversidad, trabajo, conocimiento y emisión de gases de Invernadero” (….) casi una décima parte de las tierras agrícolas del mundo se encuentra bajo alguna forma de intensificación sostenible, a menudo con resultados espectaculares. Han visto que las nuevas prácticas pueden mejorar la productividad, la biodiversidad y los servicios de los ecosistemas al tiempo que reducen los costos de los agricultores. Por ejemplo, documentan cómo los agricultores de África occidental han aumentado los rendimientos de maíz y yuca; unos 100.000 agricultores en Cuba aumentaron su productividad en un 150 por ciento y redujeron el uso de pesticidas en un 85 por ciento

De lo que se habla en la primera nota de prensa, en gran parte, es que deben haberse contabilizado o añadido las actividades de aquellos pueblos que nunca abandonaron sus tradicionales y sustentables sistemas productivos. Tan solo comenzamos en las sociedades modernas a sumar hectáreas, perdidas por el camino de lo que denominaron progreso, en detrimento de la devoradora agricultura y ganadería industriales.  Comer ecológico era la norma hace unos 50 años.

Cuando uno lee estas noticias, tiene la impresión de que ha surgido un vertiginoso movimiento que se propaga a la velocidad de la luz, cuando en realidad  la FAO, y otras instituciones rogaban por retornar al sentido común, en contra de la propaganda maliciosa de los lobbies de la agroindustria y de unos dirigentes que basaban su sentido de la prosperidad en el dicho de “mala comida para hoy en base al hambre y pobreza del mañana”. Se trata de una percepción completamente falsa. “Roma no se construyó en un día”. Hacen falta decenios, comenzando con ímpetu desde hoy mismo, con vistas a que tal retorno a la racionalidad ecológica y la sensatez se propaguen por todo el planeta.   Defender lo contrario es e necios.

Por lo tanto la buena noticia (la gran buena nueva) sería que retrocediéramos en el camino andado, mejorando su piso con las nuevas tecnologías y conocimientos, ante tanta insensatez humana; si esa que nos lleva al precipicio social y al gran desastre ecológico.

Permítanme que les narre algún episodio de lo que recuerdo de mi España allá por la década de 1960, en un país de economía modesta y doblegada por un dictador fascista. “Hijo(a) retorna las botellas de leche, vino y cerveza a las tiendas y compra (….)”. Casi todo era reciclable, mientras que el plástico un capricho de los ricos. Se compraba en tiendas de los barrios, llevando nuestras bolsas propias de tela. Los comerciantes nos ofrecían sus productos en papel de estraza o de periódico leídos, y así un largo etc.   

En las décadas de 1960/70 arribaron como la quinta esencia de la posmodernidad, los envases no retornables, es decir los que contaminan y apilamos a la postre en ingentes cantidades, que dañan el medio ambiente y afectan a la salud. Poco a poco, aquellos comercios de barrio desaparecieron y fueron reemplazados por las denominadas “grandes superficies”, es decir supermercados, hipermercados,  etc., que por “jugar con ventaja” (se adquiría a precios más baratos a los fabricantes, haciendo uso de varias artimañas, algunas legales y otras no tanto –puedo dar fe de ello-) terminaron por arrasar aquellos comercios y mercados, y como corolario también las comunidades de consumidores de barrio fueron perdiendo sus relaciones vecinales y cohesión social. 

Seguidamente, en la década de 1980, al incorporarse ambos cabezas de familia al mercado laboral, se ganó en bienestar, a cosa de hacer muchas de las compras, semanalmente, en esas grandes superficies, para lo cual hacía falta cargar todo en los automóviles personales, consumir enormes volúmenes de gasolina, contaminar, envolver todo en plásticos y más plásticos, etc. Finalmente, a partir de la década de los 2000, aquella ventaja de dos cabezas por familia, dos trabajos, dos sueldos, terminó por diluirse hasta el punto en que el uno más uno ya no era igual a dos, sino a uno. Es decir, que deben trabajar los dos para alcanzar las mismas ganancias que antes lo hacía uno, con un móvil, una TV y algunos DVD de regalo. Y por favor que no se me malinterprete. Defiendo a ultranza la incorporación al mercado laboral de la mujer.  Sin embargo no se puede digerir, que ahora trabajemos más horas dispongamos de menos tiempo para estar con nuestros hijos, que no podamos, a menudo, ni tomar una cerveza con los amigos en el bar de abajo y que para más inri, los empresarios nos califiquen de vagos a todos aquellos que no estén pensando en el trabajo las 24 horas del día.

La tecnología debe ayudarnos a vivir mejor, a hacernos más libres, empero,  ha ocurrido todo lo contrario. Tecnología para el bienestar, no tecnología para soportar el malestar.  Cambiar los modos de vida de los ciudadanos cuesta mucho, nos engañaron, y ahora retroceder será una tarea de titanes. Empero conseguir los propósitos del desarrollo sostenible exige retroceder, mejorar el piso de la carretera con lo mejor de la tecnología actual y andar por un nuevo camino.

El caso de Cuba, política aparte, fue imperativo, se hizo de la necesidad virtud y por ello su huella ecológica es “0” o insignificante. Todo debe cambiar, pero no para que todo siga igual. Lo mismo ocurrió con la agricultura a partir de la denominada revolución verde de los años 1960

Uno de los padres: Hijo(a) retorna las botellas de leche, vino y cerveza a las tiendas y compra (….).

Hijo(a): Solo si me prometes un Smartphone “Gold”, y me compras el último videojuego. ¡¡¡UFFFF!!!,

Uno de los padres: No te preocupes hijo bajo yo, para que no termines lastrado por la esclavitud infantil.  ¿¿??

Os dejo, no sin antes recomendar vívidamente que leais las buenas noticias, pero no olvidemos el pasado, si deseamos un futuro mejor para nuestros hijos y una naturaleza más sana. 

Juan José Ibáñez

Continua…..

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

La ONU urge investigar e implantar la agroecología y mejorar la calidad de suelos para una agricultura con futuro

agroecologia-demanda-de-la-onu

Agroecología y agricultura sostenible. Colaje Imágenes Google

La nota de prensa  que os mostramos hoy (UN food agency urges ‘agroecology’ to fight famine), no hace más que reclamar lo que venimos haciendo nosotros, en esta bitácora, desde 2005, en contra de quienes equivocadamente dejan su futuro en manos de las procelosas manos de la agricultura industrial o la agroindustria. No se dejen engañar, si cualquier alternativa que propongan estos lobbies no va acompañada de una mejora del medio ambiente, relegando fertilizantes, plaguicidas, pesticidas y maquinaria pesada a un segundo plano. Pero no es así, ni lo será, porque la reclamación de la ONU y la FAO no les aporta los pingües beneficios que su avaricia demanda en un fragrante atentado contra el resto de los seres humanos y la biosfera. No entraremos a recalcar ningún aspecto más, ya que al menos los contenidos de 1.000 de nuestros post previos van en la misma dirección.  Estas compañías seguirán subvencionando investigaciones sobre transgénicos y nuevos productos para el gozo de muchas instituciones (¡más dinero más!), demasiados investigadores cortos de vista o sin prejuicios, y políticos complacientemente fanáticos de la dictadura financiera (omito detallar las causas ¡una vez más!). Del mismo modo, persistirán con sus paupérrimos resultados emponzoñando todos los medios de comunicación de masas alegando que con este o ese resultado paliarán el hambre en el mundo. Pero a las pruebas hay que remitirse. Según la ONU y la FAO, efectivamente, han aumentado “algo”, aunque ni mucho menos lo suficiente la producción alimentaria mundial. Todo ello a costa de dejar la biosfera destrozada y nuestra salud dañada. Tan solo recordar a la FAO y la ONU que no hacen falta tanto nuevas investigaciones, sino voluntad política y un nuevo orden mundial. Empero ya sabemos que los países firman y aplauden alegremente en estas asambleas y reuniones y a renglón seguido, se olvidan o ríen a carcajadas. ¿Quién dice ahora que nos equivocamos? Os dejo pues con la noticia que no da lugar a dudas. Y sobre los suelos pivota casi todo. Ver por ejemplo, los múltiples post incluidos en nuestra categoría de ‘Etnoedafología y Conocimiento Campesino’ , con vistas a percatase de que ya tenemos una enciclopedia de ingenio y conocimiento acumulado a lo largo de milenios. Empero la gobernanza mundial se empecina en acabar con todo y con todos, hasta someternos dictatorialmente a lo que dicten estos poderes fácticos.

Juan José Ibáñez

Continua…………

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Los suelos sanos son la base para la producción de alimentos saludables (GSP/FAO)

suelos-sanos-alimentos-saludables

“La anemia del suelo produce también anemia humana. La deficiencia de micronutrientes en el suelo deviene en malnutrición por falta de micronutrientes esenciales para las personas, ya que los cultivos producidos en dichos suelos tienden a carecer de los nutrientes necesarios para luchar contra el hambre oculta”. M.S. Swaminathan (GPS/FAO).

Como ya os comentamos en dos entregas precedentes, en un año especial, post especiales. Intentamos publicitar los recursos didácticos que puedan interesar a los docentes y el público engeneral. Desde la FAO nos animan para que lo hagamos, enfatizando aquel  material divulgativo que se está  publicando por esta organización con motivo del Año Internacional del Suelo y muy en especial los que aparecerán en la página Web de la FAO destinada a la Alianza Mundial por el Suelo.  El folleto que os animamos a bajar hoy, aborda un tema tan especial como importante: Los suelos sanos son la base para la producción de alimentos saludables. La importancia de los suelos y su manejo, con vistas a producir alimentos sanos resulta ser incuestionable. Lamentablemente, la comunidad de internacional de expertos en ciencias del suelo no ha dedicado muchos esfuerzos con vistas a profundizar en esta relación. Se trata de un tema que habrá que abordar con una cierta urgencia, ya que día a día las noticias de la prensa nos alertan de que solemos consumir, a menudo, alimentos muy insalubres que perjudican a nuestro organismo. Parte del problema se encuentra en el manejo de los suelos (el abuso en la aplicación de agroquímicos de la que hace gala la agricultura industrial, residuos sólidos urbanos no, o deficientemente depurados, producción agraria en suelos que ya se encontraban fuertemente contaminados, etc. etc.), por lo que este folleto de cuatro páginas se me antoja enormemente importante.

Con independencia de la salud humana, también se ofrecen descripciones muy claras y precisas de prácticas de manejo que, con harta frecuencia, parecen venir a decir lo mismo, cuando no es así. Por ejemplo podréis entender ensañar y divulgar en que consiste Labranza 0, Agroecología, Agricultura de Conservación, Agricultura Orgánica, Sistemas Agroforestales,  Suelos y Seguridad Alimentaria. Breve, bonito y barato (porque es gratis): os lo podéis bajar tan solo con pinchando sobre este título: Los suelos sanos son la base para la producción de alimentos saludables, o bien sobre la dirección que os indicamos a continuación: http://www.fao.org/3/a-i4405s.pdf.

Espero que sea de vuestro agrado. Que lo disfrutéis. Y terminamos, como empezamos, con otra frase del documento.

La gestión sostenible del suelo permitiría producir hasta un 58 % más de alimentos

Juan José Ibáñez

Etiquetas: , , , , , , , , ,

El Futuro de la Agricultura y sus Enfrentadas Alternativas

Nadie duda de que el crecimiento demográfico de la población mundial exigirá un incremento de la producción alimentaria. Sin embargo, preocupa menos que un planeta con recursos finitos no pueda soportar un crecimiento indefinido en lo concerniente al uso de sus recursos, ya sean renovables o no renovables. Pasó la época en la que los amantes de la tecnología confiaban en que tales dificultades serían solventadas por futuros progresos en el ámbito de la investigación, desarrollo e innovación. Como ya mentamos en nuestro post “la perdida de biodiversidad en la agricultura industrial”, esta última perspectiva, llevada al extremo por la Revolución Verde, tuvo resultados devastadores: cambio climático, contaminación de suelos y aguas, pérdida de biodiversidad, etc. Del mismo modo, somos ya legión los ciudadanos que rechazamos un progreso en manos de las tecnologías que proporcionan las multinacionales sin escrúpulos, apátridas y expoliadoras, que tan solo buscan beneficios económicos, secuestrando el futuro de los pueblos, como también su soberanía alimentaria. Mientras tanto, organismos internacionales como la FAO y la UNEP nos alertan de la necesidad de incrementar las producciones, enviando mensajes contradictorios en lo que respecta a las directrices  seguir. Todo el mundo soslaya la importancia de alcanzar un pacto sobre el control demográfico, que evite el insostenible envejecimiento de la población. Ante tal disyuntiva, resulta difícil diseñar una hoja de ruta que no termine por dilapidar los ya maltrechos recursos de la biosfera y geosferaActualmente, basculamos entre dos políticas diametralmente opuestas: (i) aquellos que buscan un futuro preservando genuinamente el medio ambiente (como es el caso de los defensores de la agricultura ecológica), a pesar de reconocer que debe seguir progresándose en la materia, y (ii) los que nos prometen que los tocagenes y su biotecnología solucionarán el problema “si se lo permiten las huestes de analfabetos ambientalistas (ver por ejemplo el título de una de las noticias que os ofrecemos hoy: Peter Davies: No se podrá dar de comer a todo el planeta sin biotecnología). Personalmente me encuentro muy preocupado por que los perversos cantos de sirena de estos últimos terminen de calar definitivamente en la  clase política. Por un lado, desconocen, ignoran o desdeñan el daño ambiental que pueden causar los transgénicos y sus packs de fertilizantes y plaguicidas (contaminación), así como la práctica para reducir la variedad de los paisajes en pocos pero extensos monocultivos que diezman la biodiversidad. Pero al mismo tiempo, una buena parte de ellos, buscan nuevas variedades de plantas transgénicas que, a la postre, serán comercializadas por las desaprensivas multinacionales de la agroindustria.  Dicho de otro modo, la comercialización de tales productos recae justamente en manos de los que contaminan y secuestran las mentadas soberanías alimentarias. Resumiendo nos venden otra nueva Revolución negra vestida de Verde, basada en la mismas premisas que la precedente y cuyas consecuencias serán aun más devastadoras. Lamentablemente, los gobiernos capitalistas neoliberales de los países desarrollados y emergentes, es decir los “chicago boysinvierten mucho en la perspectiva biotecnológica y muy poco en la que desean una buena parte de los ciudadanos. Así pues el panorama resulta desolador: devorar los recursos biogeosféricos, incrementando las desigualdades sociales hasta límites insoportables. Posiblemente existan alternativas paliativas (…)
tlacotalpan-huatulco-mexico
Finca Agropecuaria en el Trayecto entre Tlacotalpan y Huatulco (México). Foto: Juan José Ibáñez
Etiquetas: , , , , ,

Biodesinfección de Suelos: Video Demostrativo de su Potencial Fertilizante y Plaguicida

La desinfección de suelos no es una promesa, sino una realidad contrastada. Ya os hemos hablado en post precedentes de la idiosincrásica figura de Antonio Bello Pérez. Sus investigaciones en el ámbito de la agroecología se encuentran a la vanguardia mundial. En los últimos años ha investigado acerca de cómo controlar las plagas causadas por los patógenos del suelo a la par que fertilizarlos, usando residuos agrícolas y/o agroindustriales. Como os mostramos en el siguiente post: “Desinfección de Suelos (Biofumigación): Abono y Alternativa Ecológica al Uso de Plaguicidas y Fertilizantes Sintéticos, se trata de un sistema completamente nuevo, ecológico, ambientalmente amigable y económico. Al mismo tiempo, puede ayudar a resolver la soberanía alimentaria de los países del tercer mundo, por cuanto, evita el uso de fertilizantes y plaguicidas tan onerosos para los humildes agricultores. No se trata de los resultados publicados en artículos de investigación, sino que han sido corroborados en buena parte de España y Cuba (al menos). También cabe resaltar que no estamos hablando de mera fertilidad química,  sino de la que cabría denominar de ecológica (física, química y biológica al mismo tiempo). Del mismo modo, tal desinfección tan solo parece afectar a los organismos patógenos, no alterando la biodiversidad del suelo. Dicho de otro modo ¡bueno, bonito y barato!.  ¿Alguien da más? Desde luego, las multinacionales de agroquímicos y transgénicos no. Hoy os vamos a mostrar un video en el que Antonio Bello junto con sus colaboradores españoles y cubanos explican las bondades del método, tan asombroso como su propia sencillez. Más aun, todo el proceso de investigación y testado de los procedimientos en el campo fue llevado a cabo mediante investigación Participativa, en la que intervienen los propios afectados (léase agricultores).

casimiro-ccma-csic-espana-beauty

Casimiro: El escudero fiel de Antonio. ¡Qué paciencia Jesús!

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

La Agroecología Como Elemento Armonizador en el Mundo Agrario

Antonio Bello Pérez

Profesor de Investigación en Ciencias Agrarias.

Dpto. Agroecología.

Centro de Ciencias Medio Ambientales

(CCMA), Madrid.

 

Nota del administrador de la Bitácora: Como en los últimos post precedentes, seguimos mostrando la perspectiva de una visión de la agricultura basada en la agroecología, es decir en el respeto a la naturaleza, conocimiento campesino y salud ciudadana. Ante las graves crisis económica, alimentaria y ambiental, son muchos los organismos internacionales que demandan un cambio de paradigma en las ciencias agrarias. Empero los guardianes de la globalización, inmediatamente, lo hacen equiparable a un nuevo modelo de negocio basado en los mismos principios que nos han conducido al desastre actual. En esta bitácora, hemos venido mostrando que, las bases conceptuales y metodológicas con vistas a alcanzar tales cambios ya fueron solidamente fundadas en las últimas décadas por investigadores que piensan más en los seres humanos que en los emolumentos y subvenciones de las multinacionales de la agroindustria. Sin embargo, la ciencia que da soporte al capitalismo ha intentado encubrir el brillante y honesto modo de proceder de estudiosos de la talla de  de Efraín Herández Xolocotzi, Masanobu Fukuoka, Pedro Montserrat Recoder y Antonio Bello Pérez, entre otros muchos. Hoy, como discípulo suyo, os muestro otro artículo de opinión de este último investigador. El nos mostrará que los cimientos para el cambio ya están entre nosotros. Más que dejar que, “los de siempre”, nos conduzcan nuevamente a otro desastre, debemos exigir que el cambio se fundamente en los que ya advirtieron hace tiempo las serias consecuencias del capitalismo globalizante. Sus tesis han sido corroboradas por los hechos, mientras que los cantos de sirena de los que se creen valedores del sistema imperante, y que intentaron silenciar a los defensores de la agroecología, ya sabéis sobradamente a donde nos han guiado (por muchos papers que acumulen en revistas de prestigio: “quien hace la ley hace la trampa”). Pasemos pues al post de Antonio Bello cuyo título es el que encabeza el post. Este ha sido reproducido, con permiso del autor, de la revista Agropalca (Nº. 2, pp. 21), de la que es miembro de su consejo editorial. El artículo original lo podéis obtener pinchando sobre el nombre de la revista enlazada, cuya lectura os recomendamos vívidamente, a los interesados en estos temas. No os acostumbréis, pronto retornaremos a los post escritos por este impresentable administrador (Juan José Ibáñez).

Paisaje de Las Islas Canarias desde Lanzarote. Fuente: Rincones del Atántico

Islas Canarias. Un paraíso de agriculturas campesinas sustentables, Fuentes: Rincones del Atlántico

(más…)

Etiquetas: , , ,