Posts etiquetados con ‘agua’

Suelos, rocas, sequías y resiliencia de la vegetación

agua-rocas-sequia

Fuente del Grafico del Perfil. Gobierno de  Aragón. Fotos Google imágenes

La Humedad de la Roca oculta podría ser clave para entender la respuesta de los bosques a la sequía. Así más o menos comienza la nota de prensa que os mostramos abajo, traducida al español y que analizamos hoy. Pero sigamos: “Investigaciones realizadas por la Universidad de Austin en Tejas y la Universidad Berkeley en California descubrieron que una capa de roca subterránea poco estudiada puede contener cantidades importantes de agua que puede considerarse como un reservorio vital para los árboles, especialmente en tiempos de sequía. El estudio, publicado en la revista PNAS, analizó el agua almacenada dentro de la capa de roca alterada que comúnmente se encuentra debajo de los suelos en ambientes montañosos”.

La noticia me pareció muy interesante y de hecho lo es. ¿Pueden almacenar las rocas que subyacen a los suelos mucha agua? ¿Puede este líquido ser utilizado por la vegetación y ayudar a paliar los efectos del estrés hídrico ocasionados por sequías persistentes?.  De ser así, se trata de un hallazgo muy interesante. Ahora bien maticemos. En primer lugar, al seguir leyendo la noticia que os he traducido abajo,  la novedad se esfuma y en su lugar surge la lógica. No se trata de la roca en sí misma, sino, del material de la misma que se va alterando hasta formar el regolito que subyace al suelo en la zona vadosa y más allá. Las capacidades de almacenamiento dependerán pues de la razón entre la cantidad de granos/partículas ya dispersados, del grado de alteración de los bloques, y piedras, así como de la textura de la tierra fina resultante. Muchas de estas propiedades dependerán, de la naturaleza del material litológico, clima, fisiografía, así como de las repercusiones de las raíces y vida subterránea, etc. Es decir no resulta posible extrapolar los resultados obtenidos a otros ambientes de los  aquí analizados.

Y así, lo que llaman rocas, son en realidad los materiales que conforman el regolito del que tanto os hemos hablado en nuestra categoríaZona Crítica Terrestre: el Futuro de la edafología”.  Al final del presente post os muestro muchas de las entregas previas en las que podréis comprobar, por ejemplo que: (i) hemos defendidos que los regolitos deben ser considerados como parte del suelo; (ii) que debiera clasificarse el conjunto del sistema suelo regolito y el porqué; (iii) que este administrador realizó tales proposiciones años antes de que surgiera la iniciativa de la zona crítica terrestre, etc.

Debe tenerse encuentra que durante más de un siglo, no se disponía de medios logísticos para sondear hasta varios metros de profundidad en el continuum suelo-regolito. Tampoco habían sido ideadas las instrumentaciones pertinentes para conseguir tal fin. De hecho la denominada zona vadosa y la hidropedología abordan el tema desde hace bastantes décadas, sin llegar a tenerla ambición de la zona critica terrestre.

Cuando se viaja por carretera y se observan cortes/trincheras, etc., en donde afloran los regolitos y las rocas sin alterar, podréis observar en muchos casos, depósitos deleznables de sedimentos (a veces alternando con otros impermeables) que también almacenan agua, no siendo estrictamente regolitos, sino litologías sedimentarias o litologías duras sometidas antaño, por ejemplo, a alteraciones hidrotermales.

En consecuencia, cuando una sequía prolongada afecta a un espacio geográfico, no es extraño observar islas en donde los ecosistemas vegetales permanecen vigorosamente verdes en una matriz repleta de árboles muertos o seriamente afectados por el estrés hídrico. En la mayor parte de los casos se debe a las razones aludidas, empero a cortas distancias, también se constata que las profundidades a las que afloran regolitos y sedimentos son enormemente variables, tomando como línea basa la superficie.

Resumiendo, no se trata de ninguna sorpresa, excepto para mentes cortas de vista. El trabajo resulta interesante, justamente porque por fin se reconoce y constata experimentalmente lo que cabía inferir conforme a nuestros conocimientos actuales.

Os dejo con la noticia y la relación de post previos un donde se da fe, de que en esta bitácora se defienden perspectivas racionales. El tiempo da y quita razones. Ahora bien, en muchas de estas entregas nos adelantamos a lo que actualmente se consideran novedades en la literatura científica. Fue justamente al inicio de la andadura de este blog, en donde aclaramos nuestros puntos de vista, hará ya casi quince años.

Juan José Ibáñez

Continua………  

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

La Atmosfera microbiana y sus microrganismos eficientes (Cantando bajo la lluvia)

nueva-zelanda-y-sus-existos  

El Secreto del éxito del rugby de los All Blacks de Nueva Zelanda. Fuente: The Gaily Grind

 En nuestro post la Globalización Microbiana” ya os explicamos hace tiempo que el trasiego de microorganismos entre lugares distantes del planeta es habitual, siendo algunos de ellos patógenos y otros no. La nota de prensa que os reproducimos hoy se me antoja un tanto desconcertante: “El agua de la lluvia contiene bacterias con potencial terapéutico”. ¡Gua, guau y guau!. Por lo tanto, considero que para los que no creemos mucho en las bondades de la industria farmacéutica actual, podemos reemplazar drogas por una buena ducha natural. El cielo puede curar nuestras enfermedades. Antaño se hablaba de designios divinos y ahora de la circulación general de la atmósfera y los océanos ¿¿??. De paso ahorraremos recursos hídricos. No deben preocuparse aquellos ciudadanos que dicen cantar cuando se duchan, ya que ahora, y sin precio alguno, podrán “cantar bajo la lluvia”. Esto sí que es bueno, bonito y barato.  Según la prensa, la investigadora entrevistada nos señala que el ciclo hidrológico es la razón. Empero ya mostramos que la circulación atmosférica, con sus vientos, arrastra materiales del suelo, incluidos los mentados microrganismos, entre diferentes continentes. No dudo que también estas micro-naves recojan otros que vivan en el mar o aguas corrientes. Al fin y al cabo, todos estos bichitos, así como muchísimos invertebrados que viven en los ambientes terrestres son acuáticos, morando en las películas de agua que rodean partículas del suelo.  Seguidamente os dejaré una serie de post previos relacionados con el tema. Me encuentro “once again” ante otra noticia a la que ya hemos denominado del tipo: El dilema de los huevos de avestruz”. Es decir que me desconciertan por su obviedad y sorprende por su “aparente” novedad, según la prensa. Más aun la entrevistada dice que la atmosfera se convierte así en un nuevo hábitat con vistas a su bioprospección y búsqueda de nuevos fármacos en beneficio ¿de la farmaindustria o la humanidad?; he aquí el dilema.

Y yo, humildemente, me pregunto (i) si en la atmósfera se han detectado ya en numerosas ocasionas microorganismos en su incesante trasiego de aquí para allí, siendo algunos inocuos y otros patógenos, qué tipo de inferencia y/o evidencia impedía aceptar que los denominados en otros contextos microorganismos eficientes (o fectivos) pudieran también hacerlo?; duda tenebrosa que no me deja conciliar el sueño; (ii) si la densidad de microorganismos en agua y suelos es muy superior a la que acaece atmósfera por unidad de volumen (mientras que no se demuestre lo contrario, lo cual si sería una novedad con mayúsculas), y teniendo en cuenta que estas formas de vida tienen su hábitat habitual en los medios (edáfico y acuático), ¿por qué llevar a cabo estudios en los cielos, donde son más escasos (que no infrecuentes)? y (iii) ¿hay especies microbianas que tan solo habitan en la atmósfera? Nótese que el punto (iii) sería el realmente el interesante, ya que de ser así , efectivamente, podemos hablar de un nuevo hábitat (a medias ya que muchas infecciones microbianas también). No es lo mismo el transporte espacial (como los aviones) que el medio natural en donde se vive.  El ser humano deambula sobre el suelo firme, aunque puede  viajar por tierra, mar y aire, y hasta ascender/descender en los ambientes líquidos buceando, o en los gaseosos tirándose en paracaídas o divirtiéndose en ala delta u otros aparatos desde la alta atmósfera (por no hablar de los aviones). Nadie por ello sondea el aire, por ejemplo, en búsqueda de extraños “humanitas”, aunque tal aserto habría que matizarlo.

Y esta vez, en lugar de preguntarme os pregunto a vosotros: ¿alguien me puede decir cuál es el gran descubrimiento que encubre la noticia y que mis cortas entendederas no alcanzan a entender? ¡Borrico que es uno!

 Algunos post previos relacionados con el tema     

 Globalización Microbiana (Lo que el viento se llevó)

Lluvia de Microorganismos Patógenos: Del Suelo a la Atmósfera y de la Atmósfera al Suelo

El Polvo Sahariano y los Suelos: El Misterio de los Iberulitos

Microorganismos Eficientes o Efectivos (EM) y Rehabilitación de Suelos

Bioprospección en Suelos y Regolitos

Bioprospección de Suelos, Enfermedades Intrahospitalarias y Biocombustibles

Y os dejo ya con tan apasionante nota de prensa…….

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , , ,