Posts etiquetados con ‘Biodiversidad del suelo’

Día Mundial de la Biodiversidad del Suelo (Los Movimientos Ecologistas y el Suelo)

dia-mundial-de-la-biodiversidad-2017

Fuente: Ecologistas en Acción.

Hace ya unos 40 años que comencé a integrarme en los movimientos ecologistas. Aún no había terminado la carrera universitaria y la sangre hervía  por mis venas. Sin embargo tres años después me desligué de tales iniciativas, bastante decepcionado. Los movimientos ecologistas, al menos en Europa, tan solo han intervenido en asuntos relacionados con los suelos cuando algún tema de moda los mencionaba, mostrando más que todo su interés por aparecer en los medios de comunicación, pero sin atisbo de atesorar una perspectiva propia sobre este recurso natural. Y sí las ciencias del suelo sufrieron una decadencia progresiva hasta prácticamente desaparecer de la denominadabig science” y/o “main stream” de la literatura científica. Desde luego no han sido partícipes, sino más bien todo lo contrario” de la concienciación ciudadana sobre la alarmante degradación de los suelos en todo el mundo. Ahora ya es demasiado tarde, aunque también pudiera alegarse que “más vale tarde que nunca”.  Todo depende del cristal con que se mire, ¿verdad?

Por ejemplo, en España, y más concretamente en mi Institución, no he visto protestar a ninguno de ellos por la  paulatina aunque inexorable extinción/desaparición del más de una decena de los antiguos centros de edafología, uno a uno durante tres décadas. Desde que comenzamos la andadura en esta bitácora, tampoco he logrado alcanzar más que escasísimas noticias de interés en sus comunicados, artículos y notas de prensa. De hecho, para mi consternación les hemos tenido que criticar, más que alabar, en diversos post.

Sin embargo, ante la degradación y pérdida irreversible de este recurso natural, la comunidad internacional fue despertando de su letargo, casi a golpes de realidad, hasta que en los últimos años han comenzado a publicarse artículos de edafología en las revistas más prestigiosas del mundo, mientras que la ONU y la FAO lanzaban el Año Internacional de los Suelos. Eso sí, ha sido tal el desprecio por esta ciencia, como para que las plantillas de expertos fueran languideciendo, por falta de plazas, envejecimiento y jubilación.  Como corolario, el renacimiento de la edafología ha venido lastrado por  los sempiternos científicos oportunistas que publican sobre los temas de moda, mostrando un paupérrimo bagaje del objeto de estudio que tienen entre sus manos, aspecto que hemos denunciado hasta la saciedad en esta bitácora.

Los movimientos ecologistas son imprescindibles con vistas a remover el patio político, y concienciar a los ciudadanos de los males que afectan a la biosfera. Personalmente desearía que tuvieran más personalidad y unos objetivos claros en lugar de buscar aparecer constantemente en la prensa con aquellos temas que despiertan interés mediático en un momento dado. No citaré aquí más que el ejemplo de como muchos de ellos apostaron por la bioenergética/ biocombustibles de primera generación, colaborando indirectamente en la degradación del recurso que ahora desean defender. Y este es tan solo un caso entre otros muchos. No estaría de más que un día propiciaran un evento/congreso de reflexión sobre los múltiples errores que cometieron en el pasado y extrajeran conclusiones al objeto de  evitar recaer en los mismos males de siempre: “el protagonismo en los medios de comunicación de masas”.  No hay que salir tan solo en la foto, sino denunciar aquello que en el futuro nos explotará en las manos aunque actualmente no despierte interés. Se trata de hacer camino, no de transitar por los más trillados.  En cualquier caso, mi amigo Juan Botella, me ha enviado esta nota de prensa: “Suelos vivos para conservar la biodiversidad”. Nosotros llevamos 12 años bastante solos, sin el auxilio y colaboración de aquellos que deben ayudar-concienciar-colaborar a políticos y ciudadanos con vistas a reservar nuestro planeta. Abajo os dejo el contenido de su nota de prensa, con la esperanza de que no vuelvan a olvidarse una vez más, recayendo en sus viejos sesgos y vicios.

Juan José Ibáñez

Continúa………

(más…)

Etiquetas: , ,

Atlas Global de la Biodiversidad de los Suelos

atlas-global-bidodiversidad-de-suelos

Como ya os hemos comentado en numerosas ocasiones, la biodiversidad del suelo resulta ser la menos conocida entre las que albergan la superficie emergida de los continentes. A pesar de todo, la Unión Europea acaba de editar un atlas mundial sobre la misma, que será de interés para muchos de vosotros. La monografía rica en figuras/fotos y muy bien estructurada en lo que respecta a sus contenidos,  ofrece una panorámica que no deja de ser la punta del iceberg de ese universo invisible que tenemos bajo nuestros pies. Sin embargo, cabe advertiros que, como aun sabemos muy poco sobre la inmensa biodiversidad que alberga el medio edáfico, las cifras y muchas conclusiones deben considerarse como una síntesis de lo poco que sabemos, más que como conocimiento científico corroborado.

Del mismo modo, en la publicidad de este nuevo Atlas puede leerse: “Este Atlas contribuye a juntar los conocimientos previamente existentes, aunque de otra forma fragmentada en la bibliografía acerca de la biodiversidad del suelo. Gracias a ello, se convertirá en un documento relevante que nos ayudará a preservar el suelo”. ¿Mi opinión?: frases grandilocuentes que esconden nuestra supina ignorancia, en parte por la dificultad del tema y en parte por la falta de financiación y la escasez de expertos. De hecho, los taxónomos que trabajan sobre este tema se extinguen más rápidamente que los propios organismos, mientras nuestras autoridades consideren erróneamente que el tema no  resulta ser lo suficientemente relevante como para rejuvenecer las plantillas. Por mucho que se insista en defender las aproximaciones genómicas, y sin negar, ni mucho menos  su utilidad, éstas aun no pueden reemplazar a la taxonomía clásica. Y como botón de muestra una frase que os he reiterado hasta la saciedad en la bitácora: no existe ni un solo lugar de la tierra, en donde se haya intentado estimar la diversidad de todos los organismos que alberga un tipo de suelo”. ¿Cómo podemos entonces argumentar que se trata de una información de gran calado?. Francamente no lo es. Simplemente, según “algunos expertos”, que son los que han colaborado en la obra, el Atlas nos informará de la biodiversidad del suelo a nivel global, cuando en realidad, compila lo que algunos científicos han considerado subjetivamente más relevante, soslayando un masivo y adecuado análisis bibliográfico. Pero sobre este tema ya os informaré en otro post, ya que es una materia que me preocupa personalmente. Por todo ello, puedo afirmar que es rotundamente falso que, como se cita en el marketing de los sitios web de donde se puede bajar la bibliografía: “expertos en biodiversidad del suelo de todo el mundo han contribuido al proyecto destinado a la creación de una publicación de referencia, no sólo para los investigadores de la biodiversidad del suelo, sino también a los responsables políticos y el público en general”. Expertos de todo el mundo no equivale a decir “los mejores expertos del mundo”, sino aquellos escogidos, como suele ser frecuente en este tipo de publicaciones, por otro grupo aún más exiguo de elegidos (a dedo, por supuesto), en función de sus amistades e intereses de diversa índole.

A pesar de todo ello, es importante atesorar tal obra ya  que siempre encontrareis información de interés.   Como veréis más abajo, lamentablemente, hasta la fecha, tan solo se dispone de las versiones en inglés y francés, pero no en español.  El Atlas se encuentra dividido en 8 capítulos que pretender abarcar todos los aspectos de la diversidad biológica del suelo, obviamente sin conmseguirlo:

- Capítulo I: El hábitat del suelo

- Capítulo II: Diversidad de organismos del suelo

- Capítulo III: Distribución geográfica y temporal

- Capítulo IV: funciones y servicios de los ecosistemas

- Capítulo V: Amenazas

- Capítulo VI: Intervenciones

- Capítulo VII: Política, educación y divulgación

- Capítulo VIII: Conclusiones

Seguidamente os dejo  información sobre este Atlas así como diversos sitios Web de donde puede bajarse. El enlace principal os lo dejo en primer lugar, advirtiendo que…….

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , ,

Los Huertos y Jardines Domésticos: la preservación de la biodiversidad y el cuidado del suelo

huertos-caseros-policultivos-buen-suelo

Huerto casero con policultivos Fuente: Froggarts Cottage Garden

 Vivimos en una época en donde los estudios científicos basados en el uso de las nuevas, onerosas y sofisticadas tecnologías, parecen vender más (a pesar de que a menudo sus resultados sean pobres) que las investigaciones basadas en criterios acertados y procedimientos simples y de fácil implementación, incluso los propios agricultores y granjeros familiares. El estudio que os presentamos hoy es un ejemplo de como la racionalidad y el buen juicio dan más de sí que los que hacen uso de aparatajes complejos y sofisticados, pero partiendo de ideas insustanciales. La nota de prensa procede de ScienceDaily, y lleva lamentablemente el ambiguo título Earthworms, ants, termites: The real engineers of the ecosystem (lombrices, hormigas y termitas: los verdaderos ingenieros de los ecosistemas). Bajo el patrocinio del SERNAPAM y EcoSur, el equipo liderado por  Esperanza Huerta Lwanga ha llevado a cabo en Tabasco (México) una investigación muy reveladora, cuyos principales párrafos os exponemos abajo, mientras la noticia completa en suajili la incluimos al final del post. En ella se aborda una investigación en diferentes ambientes sobre las propiedades del suelo de los huertos familiares (y lo mismo podría decirse de los jardines de las casas rurales) de la región, gestionados de diversas formas. Los resultados son francamente reveladores, como podréis leer seguidamente. Los huertos familiares pluri-específicos (policultivos, una práctica milenaria), es decir en los que se cosechan varios productos simultáneamente, producen alimentos de buena calidad sin necesidad de hacer uso de agroquímicos (fertilizantes, pesticidas, etc.), por lo que las familias también ahorran dinero ,descontando del ambiente la contaminación ambiental que tales sustancias provocan. Bastan las enmiendas orgánicas,  una adecuada siembra de plantas locales y el esmero de los granjeros, con vistas a evitar pestes indeseables y  mantener una inmejorable calidad del suelo. Nada de ello parece ser posible bajo el imperio de los monocultivos. Sin venenos, los denominados ingenieros del suelo llevan a cabo su labor, con la colaboración de los propios vegetales. El medio edáfico resultaba ser muy rico en esa biodiversidad, ayudando a descomponer los residuos orgánicos y el reciclado de los nutrientes que estos albergaban. Y así entre unos y otros las propiedades físicas también parecen ser excelentes. Ya hemos hablado de las bondades de los policultivos, como para reiterarnos más sobre los mismos. Sin embargo, antes de comenzar con el estudio original permítanme que les cuente una historia real.

Hará aproximadamente diez años, una amiga me invitó a su casa, en donde su hijo de cinco años jugaba al futbol sin cesar. El césped comercial con una única especie de gramínea (un típico monocultivo) había quedado esquilmado, mientras que los centímetros superficiales del suelo se encontraban carentes de materia orgánica, fuertemente compactados, disminuyendo así su capacidad de retención de agua, infiltración, porosidad etc. Obviamente resultaba caro e imprudente renovarlo mientras el pequeño futbolista entendiera tal verdor como una cancha de balompié. Yo la aconsejé que lo dejara crecer sin más. Dos años después la criatura comenzó a jugar en equipos organizados y campos de futbol municipales, lo cual agradeció el jardín. Personalmente, con un rastrillo y hundiendo reiteradamente unas pequeñas varas metálicas ayudé a intentar paliar la compactación, aunque sin esforzarme en exceso, es decir una vez al año. Paralelamente, en las vallas que separaban las viviendas unifamiliares se plantaban arbustos ornamentales de jardinería que crecían con escaso vigor y mucha dificultad. Personalmente sugerí a mi amiga que no podara y los dejara crecer, encargándome yo de erradicar si detectaba alguna especie fuertemente invasiva (o invasora) intentaba medrar allí, poniendo en riesgo la supervivencia de la biodiversidad que debía desplagarse en el espacio y el tiempo es decir que los arbustos y hierbas de la vegetación natural del territorio crecieran a su antojo.

nos tres años después, aquella cubierta de gramíneas había desaparecido por completo , siendo reemplazada por una gran variedad de herbáceas de maravillosas y contrastantes tonalidades, y más aun con sus variopintas floraciones primaverales.  El suelo mineral dio paso en tan breve lapso de tiempo a un horizonte orgánico oscuro rico en ingenieros del suelo y otros animalitos edáficos. Entonces, los pájaros comenzaron a acudir al encontrar el sabroso alimento de esta fauna, anidando en las “ya” en las más que frondosas y silvestres vallas sobre sus estructuras metálicas, cuya vegetación, en busca del sol adoptaba formas fascinantemente hermosas. Paulatinamente muchas más  aves comenzaron a anidar o deambular por allí,  trasportando y depositando semillas, transformando el silencio en el bullir de un bosque natural. Adicionalmente mi amiga y su hijo adquirieron dos conejos que daban buena cuenta de parte del césped (“biocortadores” naturales, es decir pastoreo) devolviéndolo al suelo medio compostado con sus pulcras heces. Hoy en día aquel jardín monoespecífico se  ha transformado en un vergel en el que bulle la vida sobre un suelo rico en humus bajo los cantos de las aves, alguna que otra lagartija y el jugueteo de los dos conejitos.  ¡La envidia de la urbanización de chalets!. ¿Precio?. Ninguno. La naturaleza trabaja para nosotros cuando sabemos entenderla, mejorando el suelo, ayudando a recuperar la vegetación, pero también toda la cadena trófica. Resulta un placer sentarse por las tardes y observar extasiado la belleza que nos otorga  esa vida que bulle sin cesar, cuando no l pateamos. Y os dejo ya pues con el resumen de la noticia y el original en suajili.

Juan José Ibáñez                 (más…)

Etiquetas: , , , ,

El Microbioma del Suelo en Central Park (Nueva York)

cental-park

El microbioma del suelo de Central Park Fuente: Imágenes Bing

microbima-de-central-park-14-04-2013

El microbioma de Central Park: Fuente: Blog: Contrastres de Nueva York

La nota de prensa que os ofrecemos hoy constata lo poco que aun sabemos sobre la biodiversidad que esconden los suelos (ese universo invisible que se esconde bajo nuestros pies). Se trata de un estudio relevante, cuyo discurso no interrumpiré. Ahora bien, he necesitado tres fuentes diferentes para lograr entender la magnitud del hallazgo. No obstante, cabría matizar algunos aspectos de la investigación para separar el grano de la paja. En Central Park (esa gran zona verde de Manhattan que aparece en un sinfín de películas yanquis) se ha detectado una fabulosa diversidad de organismos del suelo, que alberga parentesco con la que esconde simultáneamente la edafosfera de casi todos los biomas del mundo.  Ahora bien, que en los ambientes urbanos se presenten puntos calientes de diversidad microbiana no es nueva, como ya comentamos en el siguiente post que trataba de un hábitat un tanto más sucio: “Hallado el Mayor Punto Caliente de biodiversidad Vírica del Planeta: Las Aguas Residuales”. También cabría resaltar que se han publicado varios estudios previos en  los que se afirma que la biodiversidad edáfica no sigue los mismos patrones espaciales que la que vive sobre el suelo, como la de sus gradientes latitudinales por biomas. En consecuencia el artículo que analizamos hoy no ofrece nada nuevo al respecto. Del mismo modo, el diseño de muestreo ha sido intensísimo, tanto para que personalmente pueda afirmar que no tenía noticia de otro igual, por lo que si se han realizado algunos previos, serían escasísimos. Cuando más muestras obtenemos en un área concreta más especies detectamos. Se trata de un hecho archiconocido. Como coralario,  debo entender que los análisis comparativos deben llevarse a cabo con investigaciones que atesoren diseños e intensidades de muestreo semejantes, que no con otros menos precisos.

Central Park es una zona verde muy rica en hábitats y especies vegetales procedentes de diversas partes del mundo, etc., por lo que cada uno de ellos debe tener sus propias comunidades edáficas idiosincrásicas, y más aún si son gestionados adecuadamente en lo que respecta a las necesidades de agua y nutrientes (fertilización orgánica y/o inorgánica). Tampoco debemos olvidar que por este pulmón verde transitan millones de personas anualmente (y sus defecantes animalitos domésticos), muchas de las cuales resultan ser turistas. Sabemos algo de especies invasivas o invasoras en las partes aéreas del ecosistema, pero mucho menos en lo concerniente a aquellos microorganismos del suelo que carecen de interés económico. No debería extrañarnos pues que con los microbios adheridos a zapatitos procedentes de turistas de todo el mundo, los suelos de Central Park sean algo así como el parqué del edificio de las Naciones Unidas que se encuentra relativamente próximo a este vergel metropolitano. Finalmente reiterar una vez más, que los análisis genómicos no nos muestran la verdadera magnitud de la diversidad de especies presentes, si es que tal concepto es válido en el mundo de las arqueas y bacterias, por mucho que insistan los “tocagenes”. Y ahora sí…. Os dejo con la información recopilada, previamente traducida, que varía según la fuente de procedencia. Por último muestro los contenidos consultados.

Juan José Ibáñez      

Resumen: Los investigadores han descubierto más de 167.000 tipos de bacterias, arqueas y eucariotas en el suelo debajo de uno de los entornos urbanos emblemáticos de Estados Unidos, es decir Central Park. Tal cifra supera en más de 260 veces el conjunto de especias de aves, plantas e invertebrados que viven en el mentado parque de Nueva York – en combinación. Los microbios del suelo allí detectados pueden habitar en biomas tan dispares como los desiertos, selvas, praderas y bosques del mundo.

El equipo de investigación que llevó a cabo el estudio recogió y analizó 596 muestras de suelo dentro de las 843 hectáreas que cubre Central Park, descubriendo así una asombrosa diversidad de la vida en el suelo, en la cual la mayoría de las especies parecen ser nuevas para la ciencia. Tan solo entre el 8,5 y el 16,2% de los organismos estudiados habían sido catalogados previamente en las bases de datos existentes que describen la vida microbiana, de acuerdo con los resultados del estudio publicados en la revista Proceedings of the Royal Society B.

Como podréis leer en la nota de prensa original al final de este post uno de los autores del estudio comentó: “Encontramos miles de diferentes tipos de organismos, siendo asombroso cuán pocos de ellos habían sido descritos con anterioridad (…). No sabemos en sus preferencias por el tipo de ambientes/hábitats más aptos para su supervivencia, como tampoco  el papel que pueden desempeñar en el ecosistema edáfico y la fertilidad del suelo.” Más adelante los autores enfatizan que: Los alimentos que consumimos, las ciudades,  aire y agua limpios y la a propia economía  y el agua y la economía dependen de la conservación de suelos sanos y fértiles, lo cual es un motivo más que suficiente como para profundizar en las investigaciones que nos ayuden a comprender esta fascinante vida oculta que bulle bajo nuestros pies“. (….) Los autores del estudio compararon la biodiversidad de  los suelos de Central Park con 52 muestras de suelo recogidas alrededor de todo el Planeta, desde Alaska hasta la Antártida, sorprendiéndose que las dimensiones de la biodiversidad de estos suelos fuera equiparable con la de la mayor parte de los biomas terrestres, desde la tundra ártica hasta los desiertos cálidos, etc. El único ambiente cuyas comunidades microbianas no parecían solaparse con la de este afamado Parque fue la Antártida, cuya biota edáfica aún resulta ser muy mal conocida.

Seguidamente en la mentada nota de prensa los investigadores argumentan que: Los tipos de plantas y animales que habitan en un bioma concreto, como el desierto, se encuentran principalmente condicionados por las condiciones climáticas. Sin embargo, las comunidades microbianas del suelo parecen depender del edafoclima edáfico que incluye también otros factores como la acidez, disponibilidad de carbono y nitrógeno (nutrientes para su alimentación), Tal hecho permite que las diversas comunidades microbianas que prosperan en el suelo se encuentren sujetas a una amplia variedad de ambientes edáficos en espacios reducidos. (…)Nadie podría esperar encontrar una combinación de los tipos de árboles que vemos en el Parque Central con los que acaecen en un bosque tropical ” (…) Pero eso no parece ser cierto para los microorganismos del suelo. Nos encontramos en ellos  todos estos tipos de comunidades en el seno de Central Park. En el medio edáfico la biodiversidad no parece seguir los mismos patrones y leyes que las que condicionan la distribución de las plantas y los animales que viven sobre el suelo”.

The Scientist

Curiosamente los investigadores encontraron la diversidad de los suelos de los jardines urbanos y gestionados por el hombre atesoran una diversidad similar a algunos de los ecosistemas naturales conocidos, indicando la alta capacidad de recuperación de la diversidad edáfica frente a las presiones antropogénicas (…)Las muestras también fueron enviadas a la Universidad de Colorado, en donde otros investigadores analizaron el contenido biológico de sus muestras, secuenciando 16S y 18S rRNA para caracterizar la composición de arqueas, bacterias y eucariotas del microbioma. Al final, el grupo encontró que la diversidad microbiana de Central Park estaba a la par con la biodiversidad observada en otros lugares del Planeta.Dada la diversidad paisajística del entorno del parque, que incluye áreas boscosas, campos y jardines, “Yo esperaba encontrar una diversidad bacteriana  considerable”, dijo Ramírez. Sin embargo, el que la riqueza de organismos eucariotas en Central Park, rivalizara su diversidad  global, que fue muy emocionante y sorprendente”, añadió. “Este trabajo pone de manifiesto que, incluso en un lugar que es muy conocido y visitado por millones de personas al año, aún tenemos mucho que aprender acerca de que la biodiversidad del suelo que tenemos bajo nuestros pies.”.

Fragmento del abstract del artículo original

A pesar de la alta variabilidad detectada en todo el parque, los patrones de diversidad en el suelo eran previsibles teniendo en cuenta la amplia variedad de  características del suelo presentes, con las comunidades procariotas y eucariotas exhibiendo patrones biogeográficos superpuestos. Además, los suelos Central Park albergaban casi tantas filotipos y tipos de comunidades microbianas del suelo como las previamente detectadas en los biomas de todo el mundo (incluyendo suelos ártico, tropicales y desérticos).

continua……

(más…)

Etiquetas: , , , ,

Biodiversidad de Especies del Suelo y Genómica (Tipos de Taxónomos: Lumpers and Splitters)

Ya os he comentado en diversos post precedentes, como la biodiversidad que albergan los suelos aún es muy poco conocida. Generalmente, en los hábitats mejor y más intensamente muestreados se detectan más especies que en los que no lo han sido. Del mismo modo, existen dos tipos de taxónomos: (i) los que  escarban y abundan en las singularidades con vistas a proponer nuevas especies y (ii) aquellos que intentan reagrupar las primeras en menos taxa, por cuanto consideran que tales diferencias no son lo suficientemente conspiras como para dividirlas en taxones distintos. A los primeros se les denominan  splitters y a los segundos lumpers (ver nuestro post: El dilemma Naturalia/artificialia and the splitters and lumpers). Abajo os dejo un enlace para que abundéis en Wikipedia sobre este tema. Ciertamente cabe la posibilidad de que en el medio edáfico, como en otros muchos, organismos dispares sean agrupados como una especie cuando en realidad no lo sabemos. Ya hemos hablado de mi primer mentor en materia de investigación, es decir del fitopatólogo y taxónomo del suelo Antonio Bello Pérez. Su actitud era la de un Lumper.

colembolos-reproduccion

Reproducción de los colémbolos. Fuente: Frans Janssens, Department of Biology, University of Antwerp, Antwerp, B-2020, Belgium

(más…)

Etiquetas: , , , , , , ,

Relación entre la profundidad del suelo y la biodiversidad vegetal

El tema que abordaremos hoy se me antoja sumamente interesante con vistas a mostrar las relaciones entre el medio edáfico y la diversidad vegetal, o como mínimo de las plantas vasculares. La información la encontramos en el blog  The EEB & flow, si bien a posteriori detectamos que el artículo original estaba en acceso abierto, cuyo enlace para acceder a su contenido incluimos más abajo. Los autores  afirman haber detectado que en los ecosistemas de praderas existe relación clara y positiva entre biodiversidad de las plantas vasculares y la profundidad del suelo. Dicho de otro modo, tan solo la variable mentada (espesor del solum) da cuenta de un aumento de la diversidad vegetal aérea. En consecuencia, cabría inferir que conforme un suelo evoluciona y se hace más profundo, se genera “de algún modo” un medio para el incremento de la riqueza de las plantas que pueden crecer sobre él. Eso sí, dando la vuelta al razonamiento, la erosión del suelo debería disminuir la diversidad de las plantas que pueden acaecer en el lugar afectado. Mutatis mutandis, dado que el recurso edáfico no puede considerarse renovable a escala humana, una vez erosionado, y en ausencia de más perturbaciones, las comunidades vegetales que crezcan sobre el serán menos biodiversas durante muchos años, por no decir siglos. Ya hablaremos en otro post de este asunto.

Más aun, los investigadores que llevaron a cabo el estudio dicen constatar que el patrón obedece a la denominada teoría (mejor calificarla de hipótesis) de los conjuntos anidados, de la que ya os hemos hablado en el siguiente post:  Biodiversidad, Edafodiversidad y Teoría de los Subconjuntos Anidados y sobre la que viene trabajando el impresentable autor de esta bitácora desde hace años. Los perfiles edáficos más someros son los más pobres en especies, aumentando su número conforme aumenta la profundidad del solum, pero sin perder las especies que aparecen en los primeros. De este modo se añaden más y más especies de una forma en absoluto aleatoria, sino predecible hasta cierto punto, por cuanto los solum con mayor espesor atesoran las especies de los delgados y otras idiosincrásicas en exclusiva. Tal repercusión del medio edáfico sobre la diversidad vegetal no tiene en cuenta el proceso de horizonación natural que ocurre en la mayor parte de los tipos de suelos o edafotaxa, la cual también repercute positivamente sobre la biodiversidad que acaece sobre su superficie y bajo ella (biota edáfica), como os comentamos, por ejemplo, en el siguiente post, entre otros.

La figura que os mostramos es francamente ilustrativa. De ella se desprende que…

biodiversidad-y-profundidad-del-suelo

Diversidad vegetal, profundidad del suelo y fraccionamiento de los nichos ecológicos radiculares. Fuente: The EEB & flow,

(más…)

Etiquetas: , ,

Plaguicidas, el Veneno en la Biosfera, Cuerpo Humano y Alteraciones de la Conducta

El Neoliberalismo Económico es un cáncer que afecta, directa o indirectamente, tanto la salud de la biosfera como la de los cuidamos. Y hoy vamos a mostrar dos ejemplos más que constatan sus proceloso modo de proceder. Ya os hemos hablado de que las multinacionales de los agroquímicos, ni respeten la ley, ni a los seres humanos, ni al medio ambiente. Comentamos hace tiempo, que la los monocultivos de eucaliptos y en menor grado coníferas son dañinos para el funcionamiento de los ecosistemas, generando un deterioro severo de la calidad de los suelos, exigiendo de paso unos exagerados requerimientos de agua para ser rentables. Empero también favorecen al mismo tiempo los incendios forestales, por tratarse de plantas pirofíticas, es decir cuya estratega consiste en arder con vistas a que otras especies no compitan con ellas por los recursos. Sin embargo, como ocurre en Galicia (España), logran naturalizarse, pudiendo cambiar drásticamente la configuración de los paisajes vegetales (ver post: Riesgos de las Repoblaciones con Eucaliptos y Pinos en Latinoamérica:Silvicultura Clonal). Hablamos también pues, de especies invasivas o invasoras, al menos en ciertos territorios. Por tanto, aun siendo inicialmente repobladas, en la Península Ibérica han logrado convertirse en un serio problema, del cual el territorio gallego es un ejemplo palmario. Sin embargo, la industria papelera propicia la reforestación por cuanto se trata de especies de crecimiento muy rápido cuyo material es usado como pasta de papel, cartón, etc. La degradación ambiental que la paguen ¡otros!, es decir lo ciudadanos. Como ya os comentamos también en otras ocasiones estos monocultivos industriales, a los que algunos falazmente denominan bosques, se comportan como los agrarios, sufriendo continuamente plagas y enfermedades (en buena parte por inducir severas pérdidas de la biodiversidad), que intentan ser erradicadas mediante el uso de agroquímicos. Estos últimos podrán acabar con las plagas, aunque a costa de contaminar suelos, agua y biota, generando así una realimentación positiva que atenta contra la naturaleza. Y así se pierden miles de especies que también son de gran utilidad para los campesinos y vitales en el mantenimiento de los ecosistemas. Del mismo modo, también hemos abordado varias veces los efectos letales de estos venenos, que se encuentran diezmando especies tan emblemáticas como las abejas y luciérnagas (ver por ejemplo nuestros post: Pesticidas y Biodiversidad: La Crisis de las Abejas y los Movimientos Ciudadanos y Luciérnagas: El Ocaso de las Luces Nocturnas (Indicadores Ambientales). Pues bien, ya que los políticos defensores de la retrodemocracia, también resultan ser otra plaga, no debemos extrañarnos del esperpéntico espectáculo que durante los meses de abril y mayo de 2012, han conmocionado a la mayor parte de ambientalistas españoles. Eso sí, esperamos que este post sirva de nueva advertencia a los ciudadanos latinoamericanos ya que la expansión de los monocultivos de eucaliptos comienzan a amenazar sus territorios, como hemos observado en Chile y más recientemente en Cuba. Vayamos pues a describir tan espeluznante como patética polémica. Eso sí, adelantemos que, como veremos hoy en una nota de prensa, los científicos comienzan a detectar que la conducta de las personas (es decir sus sistemas neurológicos) se ve negativamente dañada por estos agroquímicos venenosos, incluso en familias cuyos descendentes no han sido expuestos a los mismos, por cuanto afectan nuestro genoma y epigenética.

eucalictus-flicrk-foto-tony-rodd

Bosque de Eucaliptus y su yermo suelo: Fuente: Flicrk Foto Tony Rodd

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

Atlas de la Biodiversidad de los Suelos de Europa (Libre Acceso en Internet)

Casi nadie duda ya que la biodiversidad del suelo es mayor que la que atesora la fracción emergida de los ecosistemas terrestres. El Buró Europeo de Suelos  (ESB) publicó hace pocos meses el: “European Atlas of Soil Biodiversity”. No he tenido tiempo hasta la fecha para revisarlo. Francamente no está nada mal, aunque pudiera mejorarse, sin duda. Podéis bajarlo libremente de Internet o solicitarlo en formato papel. Os recomiendo ambas opciones ya que la edición impresa es de alta calidad y también muy económica. Lamentablemente, solo se encuentra escrito en la lengua del imperio (el suahili). Sin embargo, tanto los científicos, profesores y estudiantes universitarios (o con un cierto dominio de este extraño idioma) podrán beneficiarse de una obra bastante completa, actualizada y magníficamente ilustrada. Abajo os advierto de algunos puntos con los que no estoy de acuerdo y pueden llevar a equívocos. En cualquier caso, es el mejor Atlas editado por el ESB hasta la fecha, sin duda alguna. Seguidamente os señalo como podéis obtenerlo.

european-atlas-of-soil-biodiversity-esb-jrc-eu

Portada del Atlas de la Biodiversidad de los Suelos de Europa Fuente: ESB

(más…)

Etiquetas: ,