Posts etiquetados con ‘brotes epidémicos’

Gotas de lluvia y plagas en agricultura

Imagen de previsualización de YouTube

¡Hermoso proceso de la naturaleza que puede dañar la producción agraria!. La propagación de plagas en agricultura sigue siendo un proceso que depara sorpresas a los científicos. Ya hemos visto en post anteriores como muchos patógenos pueden crear brotes epidémicos vía deposición atmosférica, procedentes de ¡terrenos lejanos!. En parcelas cultivadas en laderas, con independencia de su pendiente, las plagas pueden transmitirse de arriba abajo del terreno mediante el transporte por el flujo superficial y subsuperficial  del agua, mecanismo que se acentuaría en los sistemas de regadío. En un video muy ilustrativo elaborado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts se comentas que muchos brotes acaecen tras la lluvia. Los investigadores implicados han elaborado y colgado en acceso abierto este  video, filmado con cámaras superlentas, en el que muestran como el impacto de las gotas de lluvia sobre las hojas resulta ser otro mecanismo de transmisión de enfermedades. En la página web de agroquímica sostenible se explica este proceso, si bien, ciertos comentarios están fuera de contexto, como hablar pomposamente de paradigmas estadísticos. Resulta palmario que la mayor parte de los científicos desconocen ciertos palabros y conceptos de los que hacen uso con tanta ignorancia como asiduidad. Uno de ellos es el de los cambios de paradigma. En fin… ¡Sin comentarios!. . Eso sí, la presentadora del video, acertadamente comenta que los policultivos pueden ayudar más a paliar o impedir este tipo de propagación de enfermedades que los monocultivos tradicionales, planteamiento que por evidente, me encuentro  obligado a estar rotundamente de acuerdo. Pero a lo que vamos…

Al impactar las gotas de lluvia sobre una superficie de suelo desnuda, al margen de destruir los agregados del suelo, y como corolario  degradar las sus propiedades físicas de los horizontes superficiales del medio edáfico, se producen también bellísimas formas semejantes a las que muestra el video. Sin embargo, en este caso, son las hojas vegetales las sufridoras del bombardeo. Al caer la gota, sobre estas materia vegetal se dispersa en numerosas gotitas y distintas direcciones, arrastrando parte de las pequeñas partículas que yacían sobre su superficie en diversas direcciones,  algunas de las cuales podían ser patógenos (p. ej. bacterias, virus, etc.,). Estos últimos pueden alcanzar así otras plantas provocando su infección. Ya que bajo las precipitaciones tales impactos ocurren por miles o decenas de miles, es lógico pensar  que ayuden a propagar las plagas, diezmando la producción de los cultivos. Los autores señalan que en función del tamaño de la planta, la estructura de sus hojas y la densidad con que se siembren las plantas cultivadas los daños pueden variar. De hecho también apuntan a que en ciertos cultivos las transmisiones son más frecuentes que en otros.  Del mismo modo alertan  de que el modo en que se colocan ciertos plásticos, bajo determinados sistemas de gestión agraria, puede contribuir a agravar el problema. De la nota de prensa llama la atención que causen mayor preocupación plantas bajas sembradas a corta distancia. Me explico. Si las gotas impactan sobre suelo desnudo, especialmente cuando el arado y/o la compactación han producido costras o sellados, se comportan de la misma manera, pudiendo transmitir las mismas u otras enfermedades “bajitas” de potenciales patógenos del suelo. Se trata de otro aspecto que debería por tanto ser seriamente estudiado y comprendido. Sin embargo, la nota de prensa, se encuentra repleta de promesas que serán muy difíciles de cumplir, por muchos y etéreos paradigmas estadísticos que mencionan de pasada. El campo no es laboratorio, por lo que, por ejemplo, puede ser azotado por lluvias racheadas y muy oblicuas en función de la dirección del viento, que envíen las presuntas gotas infectadas a mucha mayor distancia que las previstas y en direcciones preferenciales, pudiendo variar según “sople el aire”. Dudo mucho que tal proceso pueda modelizarse. Es decir, no siempre llueve hacia abajo verticalmente, por lo que las contramedidas a tomar deberían variar según el tipo de precipitación. Dudo mucho que estos paradigmas estadísticos puedan dar cuenta simultáneamente de tal plétora de variables manteniendo su poder predictivo…….. Os dejo pues con la nota de prensa de la página Web de agroquímica sostenible.

Juan José Ibáñez  

(más…)

Etiquetas: , , ,

E. Coli O157:H7, Estiércol, Suelo y contaminación del Cuero y la Carne Vacuna

¡Y otra vez el suelo por medio!, como iréis viendo a lo largo del post. En el momento de escribir estas líneas, el ciudadano europeo se encuentra muy preocupado a causa del brote epidemiológico causado por la cepa O104:H4 de Escherichia Coli. También los españoles estamos más que indignados por la falta de tino y falsas acusaciones de los colegas alemanes sobre nuestros pepinos que, a la postre resultaron ser inocentes, aunque sus difamaciones han causado graves daños económicos al sector hortofrutícola del país. Ayer, el afamado investigador español Santiago Grisolía advertía que no lograba entender como hasta el momento (7 de mayo de 2011) las autoridades germanas no habían mandado analizar la carne, defendiendo que posiblemente en España tal descontrol no hubiera ocurrido. Pero resulta que olvidé que atesoraba una reciente noticia sobre el tema, procedente del Noticiero ARS de la USDA muy esclarecedora y previa a la gran cobertura mediática desplegada. Primero, no se trata de un tema nuevo. También, como veréis pinchando en el enlace al pie de la foto, la contaminación de la carne parece haber ocurrido con anterioridad en Australia (y barrunto que en EE.UU.) con la cepa O157:H7 (menos virulenta, aunque posiblemente con el mismo comportamiento, según he podido consultar). Más aún, la USDA lleva investigando desde hace varios años, con preocupación, este tipo contagios al objeto de ponerle remedio. Es cierto que en la nota de prensa que os muestro hoy, los resultados del ensayo que realizaron no fueron nada halagüeños.  Pues sí, al parecer este tipo de contagios pasa de nuevo por el suelo, su estercolado (hay que decir en descargo de las autoridades hamburguesas, que tales análisis del medio edáfico sí se estaban realizando). Como podréis leer más abajo, suelo, pasto, los cueros del vacuno y las plantas empaquetadoras del procesamiento podrían estar relacionados con el mentado brote. Ahora bien, el mensaje que os intento enviar, una vez más, deviene en que no se puede jugar con la salud, lo cual requiere no considerar al suelo como un vertedero y cuidarlo como es debido frente a la ingente cantidad de tóxicos y microbios que se vierten en él sin el menor control. De no ser así, luego ocurre lo que ocurre.

e-colio104-h4-fuente-fire-earth

Escherichia Coli cepa O104:H4 Fuente: FIRE Earth

(más…)

Etiquetas: , , , ,