Posts etiquetados con ‘ciencia demonizada’

Científicos a la Guillotina. El Riesgo de Dedicarse a los Modelos Predictivos

Dos miembros de la escuela económica neoliberal de Chicago recibieron el Premio Nobel por desarrollar una teoría que no ha logrado demostrar con exactitud más que su propia “incoherencia”, llevando su aplicación la pobreza a millones y millones de personas. Pero ahí están (cuando no han muerto): ricos y famosos. Tanto farmaindustria como agroindustria nos venden remedios milagrosos,  descubriéndose años después que, con harta frecuencia, resultan ser dañinos e incluso mortales. Empero en todos o casi todos los casos siguen en libertad, lucrándose de las vicisitudes ciudadanas. ¿Y que decir de los banqueros, políticos, y empresarios que nos han arrastrado a la actual crisis económica?  Por otro lado, si encarceláramos a todos los meteorólogos que fracasan en sus predicciones, no habría expertos en la materias (o estarían cumpliendo condena en la Jail (que no jal). ¿Y si cada vez que un ciudadano enferme o muera a causa de un diagnóstico erróneo abriéramos en canal a los galenos de turno? Y así  (…) podríamos seguir ad nausean. En nuestra bitácora venimos denunciando la mala práctica de los plumillas (periodistas) y algunos científicos de dar demasiado valor a los resultados de los modelos de simulación. Si cada vez que fracasaban sus juguetitos a la hora de predecir algo les acusáramos de fraude científico, seguro que todos seríamos investigadores de campo (aunque no estaría de más incrementar el número de estos últimos a costa de los que engordan detrás de un PC). Lo más sorprendente deviene en que para una vez que se toman medidas duras (…), la ¿justicia? acaba de cebarse con expertos de una disciplina, en las que resulta prácticamente imposible” predecir cuando ocurrirá “exactamente” un determinado evento. Hoy hablamos de desastres sísmicos. Pues bien, ¡Si esta vez sí!, debería actuar inmediatamente un  juzgado de guardia, pero en contra de los  que dictaron la sentencia. Los terremotos, tsunamis, erupciones volcánicas, lluvias torrenciales, etc. son fenómenos que se dan en los sistemas naturales denominados complejos. Una de las singularidades de estos últimos estriba en que las predicciones precisas son prácticamente imposibles, a no ser que se tenga el “don de la premonición”. Ya os hemos hablado de tal imposibilidad predictiva en post anteriores.  Se trata de lo que se denomina, por ejemplo, criticalidad autorganizada. Pues bien, como veréis abajo, seis o siete científicos han sido condenados a severas penas de cárcel, por no tener una bola de cristal en la mano, es decir ser adivinos, que no investigadores. Reiteramos que la mala prensa científica es parte del problema. Ahora bien, no la única. Uno de los males de las reacciones sociales viscerales deviene en exigir responsables tras una tragedia, a cualquier precio. ¿Linchamiento?: pues va a ser que sí. Cuando la calamidad no puede ser vaticinada, tales individuos, en este caso inocentes, no son más que meras cabezas de turco que se ofrecen al populacho para paliar su cólera. Este es el problema de una ciudadanía mal informada y peor culturizada. Si realmente buscáramos culpables de nuestros padecimientos, a menudo habría que señalar con el dedo a los poderes políticos, empresariales, legislativos, financieros, militares, etc. Empero como ostentan el poder (…) a ellos mismos les encanta que el vulgo dirija la mirada hacia otra parte y busque sangre inocente. Hoy os mostramos un caso palmario. A tal podredumbre se la denomina sociedad de la información/innovación, la era del conocimiento y de la ciencia, etc…. Que venga Galileo y nos explique su historia, hoy más vigente que nunca. Lógicamente, el problema se solventará y los acusados serán liberados. No puede ser de otra forma. Ahora bien, todo este asunto no hace más que evidenciar la podredummbre de la lamentable sociedad que sufrimos. Pues bien, echemos a la hoguera a todos los expertos que no logren predecir el sitio y momento exacto en el que surgirá un incendio forestal, que también son execrables. ¿Y que decir de los sismólogos que no lograron vaticinar los efectos del terremoto de Lorca?: ¡a la cárcel también!.  Empero ¿como reaccionar ante los sabios de la teoría económica que ha subsumido en el umbral de la pobreza a decenas de millones de habitantes? ¿Y con los de las multinacionales que asolan África y ahora van a por Latinoamérica?. Pues bien, a esos no se les  puede ni tocar. Este tipo de asuntos interesa a algunos, más de los que pudieran pensar muchos lectores. Como ya comentamos, la bobalización (que no globalización) se encuentra campando a sus anchas entre nosotros. No podemos negar que los propios ciudadanos también somos parte del problema. ¿Predicciones en tiempos de crisis? ¡No gracias!. Retornamos a periodos remotos y oscuros en donde la ciencia era demonizada. Si Galileo Galilei levantara la cabeza pensaría que, tras casi 400 años (…), nada ha cambiado. No solo  hemos perdido el estado del bienestar, sino también la cabeza y el ¡juicio!. Así nos quieren los poderes: embrutecidos, ignorantes y coléricos, como nos recordaba Latour ¡Que pase el siguiente: ha comenzado la vista!.

juicio-a-galileo

Juicio a Galileo Galilei: Fuente The Pogues

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , ,