Posts etiquetados con ‘conservación’

Suelos Someros y Conservación de la Naturaleza (Crítica a las Taxonomías Actuales de Suelos)

Terminado nuestro “curso básico sobre los tipos de suelos del mundo”, conforme a las directrices dimanantes de la WRB (FAO, 1998) vamos a ofreceros algunas reflexiones sobre las taxonomías actuales de suelos en relación a la conservación de la naturaleza. El suelo es un recurso natural, nadie lo duda. Sin embargo, la edafología continúa, y lo seguirá haciendo teniendo como institución nucleadora, la Alianza Mundial por el Recurso Suelo. Sin tener en cuenta otras connotaciones, tal iniciativa de la FAO hará gala, por su naturaleza, de una perspectiva utilitarista que a la postre da lugar a una disciplina que se desmarca, en buena medida, de las restantes que versan sobre el inventario, clasificación y monitorización de los recursos naturales. Ya comentamos que si los suelos tienen funciones y cualidades, ¿cuales son las de las rocas, relieve, clima, agua, o la biota, por citar tan solo unos ejemplos?. Francamente en las ciencias que dan cuenta de estos últimos ni se lo plantean, y menos aún en sus definiciones. Tales sesgos son a la postre reflejados en nuestras clasificaciones y/o taxonomías.  A la larga, pagaremos nuestra obsesión, por no hablar de obcecación, de concebir a la ciencia del suelo como una rama del conocimiento excesivamente aplicada. Hoy simplemente expondremos un ejemplo, el que concierne a los suelos someros, a los que la WRB incluye mayoritariamente en categorías como Leptosoles y Regosoles.

jaras-y-brezales-ayllon-fuente-entre-pnatas-y-bichos

Jarales y brezales sobre cuarcitas y pizarras en e Sistema Central (España); Plantas Acidificantes. Fuente: Blog Entre Plantas y Bichos

La clasificación de Leptosoles y Regosoles resulta enormemente deficiente a la hora de dar cuenta del soporte de vida que suponen para numerosos ecosistemas y especies, muchas de las cuales son endémicas y consideradas por su valor intrínseco como objetos de conservación prioritaria. En el presente post defendemos las razones que nos impelen a proponer que una mejor clasificación de estos edafotaxa estribaría en considerar como un criterio diagnóstico (o calificador en términos de la WRB) los materiales parentales sobre los que se desarrollan estos suelos.

En muchos biomas y ambientes, aunque especialmente en los que sufren déficits hídricos más o menos prolongados, abundan los paisajes erosionados. Bajo estas circunstancias climáticas, la perdida de suelo induce a que afloren las rocas que alternan en el paisaje con los mentados suelos someros en asociaciones indisociables. En estos casos ya hablemos de edafotaxa poco evolucionados, ya de los propios materiales parentales, unos y otros imprimen carácter a las comunidades que se desarrollan sobre ellos. Nadie discute casos como los de las rocas madre salinas, yesíferas, o las idiosincrásicas serpentinas. Sobre todas ellas aparecerán especies adaptadas a ambientes edáficos tan singulares y reiteremos que a menudo, por abundar los endemismos, han sido reconocidas como de especial protección en muchas legislaciones nacionales y/o internacionales.

matorrales-de-fabaceas-fija-nitrogeno-sobre-granitos-y-gneis-en-el-sistema-central

Matorrales de fabáceas fijadoras de nitrógeno sobre granitos y gneis en el Sistema Central; plantas mejorantes Fuente: Blog Apuntes de Campo   

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Conservación de Especies y Chauvinismo Humano

Las cifras ofrecidas por las instituciones, medios de comunicación y organizaciones ecologistas, acerca de las especies en riesgo de extinción no dejan de estar sesgadas, por no hacer uso de “palabros” más mordaces e insidiosos. Es asombroso que los expertos en biodiversidad caigan en el mismo pecado  que la cultura propiciada por los documentales televisivos sobre estos temas. No se trata de una apreciación personal. Diversos y afamados expertos en la materia hacen uso de expresiones del sesgo de lo conspicuo o el chauvinismo de los vertebrados (Sir Robert May, para no ir más lejos). Habría que clarificar aquí que ¿suele entenderse por animales?. Ni más ni menos que, por lo general, suelen referirse a los pertenecientes  a los niveles de organización y complejidad elevados, como son los vertebrados, y en el mejor de los casos especies de bellas maripositas, etc. Francamente yo hablaría de “chauvinismo humano”, aderezado de la estulticia crónica propia de la sociedad en la que vivimos. Resulta que sabemos que ni los bosques tropicales húmedos, ni las más áridas sabanas podrían vivir sin la innegable labor que llevan a cabo organismos como las termitas y hormigas. Eso si, probablemente la extinción de algunos vertebrados no les causaría más que pequeños y temporales contratiempos. Simplemente sin los primeros los ecosistemas se colapsarían, mientras que sin bastantes (que no todos) de los vertebrados no. Se trata tan solo de un ejemplo. Del mismo modo, otros animalitos como las lombrices resultan esenciales con vistas a la supervivencia de diversos ecosistemas templados. Por cierto, todos ellos son los que hemos denominado ingenieros del suelo en diversos post precedentes. Más aun, sin microorganismos como las bacterias, la biosfera se extinguiría. ¡Ya se, ya se! Estos últimos no son animales. Efectivamente, los animales somos nosotros. Resulta que la mayor parte de la biodiversidad animal permanece por ser identificada, por lo que ni tan siquiera conocemos su rol en la estructura y dinámica de los ecosistemas. Como señala la noticia que comentamos hoy,  existen muy pocos invertebrados catalogados como en riesgo de extinción, cuando son más bastantes más numerosos que los vertebrados. Y como se puede observar, casi todo el énfasis y cobertura mediática se la llevan mamíferos y aves, los últimos taxa animales que aparecieron en la biosfera. Esta última existía rebosante de vida sin su presencia. Por tanto, ¿que prioridades deberíamos tener en materia de conservación de la biodiversidad?. Fijarnos en especies aisladas deviene en la peor de las estrategias. A falta de conocer realmente (aunque ya existen abundantes pruebas, pero no inventarios), el papel desempeñado por los animales diminutos, mejor sería fijar nuestra atención en hábitats y ecosistemas. Y aquí también los ecólogos y ecologistas pecan, una y otra vez, del mismo sesgo que los documentales televisivos. ¡Lo grande importa, lo pequeño no! (…).     

  el-amor-por-los-animales-fuente-blog-la-burbuja-transparente

El amor por los animales. Fuente: Blog La Burbuja Transparente

(más…)

Etiquetas: , , ,