Posts etiquetados con ‘contaminación de suelos’

La respiración de suelos urbanos versus naturales y las huellas de la contaminación de las ciudades Industriales

jardines-urbanos-emiten-co2-y-suelos-contaminados

Fuente: colaje de google imágenes

Si como algunos investigadores comentan, la respiración del suelo es un indicador de su resiliencia, ahora resultaría que los suelos urbanos lo son, mucho más que los naturales. No me parece obvio, por tanto, utilizar respiración como síntoma de resiliencia, al menos por si sola. Hoy analizaremos dos notas de prensa derivadas de otros tantos artículos de investigación. La primera nos advierte que la respiración de los suelos urbanos puede alcanzar en algunas ciudades, como es el caso de Boston, el 72% del CO2 emitido por los propios combustibles fósiles, hecho que no deja de ser tan sorprendente como interesante. Y tales fuentes de CO2 parecen doblar la de los suelos rurales, por lo que de hecho comienzan a ser motivo de preocupación a la hora de mitigar el calentamiento climático. Según el estudio, los altos contenidos en materia orgánica, el espesor del mantillo, y la razón carbono/nitrógeno se encontraban en estos ambientes urbanos/periurbanos positivamente correlacionados con la respiración del suelo, es decir el CO2 que emiten a la atmósfera. Refiriéndose a los jardines domésticos o a las zonas ajardinadas, los investigadores que llevaron a cabo este estudio advierten de que, cuando los propietarios y jardineros añaden enmiendas orgánicas, a los suelos mentados con vistas a que sus céspedes crezcan con vigor ofrecen sabroso alimento, rico en nutrientes, a los microrganismos del suelo y, como resultado, estimulan su crecimiento, pero también las emisiones de anhídrido carbónico a la atmósfera.  Más concretamente, en la ciudad de Boston, detallan que, alrededor del 64 por ciento de los propietarios de viviendas fertilizan el césped, el 37 por ciento el uso de compost o abono orgánico, y el 90 por ciento utiliza “enmiendas” orgánicas del tipo de los mulching (acolchado). Todas estas “opciones, principalmente llevadas a cabo en los espacios verdes, públicos o privados,  se traducen en adiciones de carbono al suelo, promoviendo, como ya hemos comentado, las emisiones de CO2. No obstante, los doseles de los arboles contrarrestan “en parte” este proceso al absorberlo.

De ser cierto, resultaría paradójico, crear zonas verdes en las ciudades con vistas a que sean más sostenibles ambientalmente, cuando en realidad tal iniciativa podría generar efectos de retroalimentación positiva sobre el calentamiento climático. Resumiendo, ¡no hay forma de aclararse! ¿Qué debemos fomentar: asfalto, tierra yerma o zonas verdes?. Para aquellos que defienden que la respiración es un indicador de la resiliencia del suelo, lo lógico sería que sustituyéramos muchos espacios geográficos baldíos por vertederos, ya que estos si emiten CO2, metano y otros gases de invernadero en enormes cantidades. ¡Sin comentarios!. Eso si, los suelos urbanos suelen estar muy contaminados, como ya os hemos reiterado en varias ocasiones. Empero, tengamos también en cuenta que las urbes siguen creciendo en detrimento de los paisajes agrarios y naturales.  ¿Más Co2?

La segunda noticia nos informa de los esfuerzos de las autoridades y vecinos de ciudad de Detroit, cuya economía se derrumbó (de hecho se encuentra en bancarrota) como consecuencia de la decadencia de la industria automovilística antaño, santo y seña de esta ciudad. Por tanto, esta ciudad se encuentra sufriendo una enorme crisis acompañada de un proceso de des-urbanización y éxodo al medio rural. Pues bien, de acuerdo a los investigadores que llevaron a cabo el segundo estudio, entre las herencias de su anhelada edad de oro industrial, se encuentran suelos fuertemente contaminados, lo cual dificulta e incluso impide en ocasiones la regeneración de las infraestructuras verdes de la urbe.  En sus propias palabras: “historia de la industrialización y la urbanización de Chicago dejó su marca en el suelo. El medio edáfico actúa como una esponja, llegando a albergar contaminantes durante muchos años. En Chicago, los residuos procedentes de la fabricación industrial han inducido la acumulación de los productos químico-orgánicos indeseablemente tóxicos, metales pesados y otras sustancias persistentes. Tal hecho plantea serios problemas para la salud humana, animal y vegetal. ¡En fin!: “lo que no mata engorda”.

Como puede observarse, generar ciudades verdes sostenibles, resulta ser una terea bastante más compleja de lo que usualmente pensamos. Vivimos en una sociedad enferma y como todos sabéis: “a perro flaco todo son pulgas”.

Os dejo con las noticias mentadas…….

(más…)

Etiquetas: , , , ,

El día que cuatro bombas atómicas cayeron en los suelos y aguas del sureste español (El Amigo Americano)

contaminacion-nuclear-palomares

Fotos: Greenpeace, El País, forocoches  y “Manuel Fraga y el embajador de EEUU en España disfrutando de un baño ¿radioactivo? en Palomares” Fuente: Que.es!

Yo tenía alrededor de los once años cuando  a las “10.22 horas del 17 de enero de 1966”, cuatro bombas termo-nucleares cayeron en la provincia de Almería en el SE de España. En ese preciso momento un bombardero B-52 de las fuerzas norteamericanas, armado con estos juguetitos, 75 veces más potentes que las que lanzaron en Hiroshima (segunda guerra mundial), y un avión cisterna KC-135 chocaron en pleno vuelo durante una maniobra para el suministro de combustible. Tan solo recuerdo como en la Televisión Española se visionó a un ministro español y al embajador norteamericano bañándose en la playa para demostrar que no había ocurrido nada. ¡Falso, rotundamente falso!. Desde entonces tanto a la opinión pública española, como a la internacional se le hurtó cualquier información de lo acaecido. Os lo vamos a contar hoy, utilizando dos noticias de los rotativos Público y el País, así como alguna otra información adicional. Por zaquel entonces, bajo la dictadura fascista, cualquier información era censurada, mientras que las investigaciones llevadas a cabo estaban sujetas a un estricto “top secret”.

 Se puede alegar que fue casi un milagro que no ocurriese una tragedia de enorme magnitud. Empero en aquellos lares decenas de miles de metros cúbicos de suelos contaminadas por plutonio aún permanecen enterrados bajo unos pocos centímetros de tierra acarreados por los militares yanquis, de origen africano y latino ¿sin comentarios). En racismo seguía (¿sigue?) siendo el mismo que cuando EE.UU. declaró la Guerra a España en Cuba después de montar la pantomima del hundimiento del acorazado USS Maine en el Puerto de la Habana, 1898. Curiosamente en aquel navío tan solo permanecía esencialmente personal afroamericano en el trágico momento.

De aquellas cuatro bombas atómicas una calló en el mar y “dicen” que fue recuperada intacta, como otra que fue a impactar en el lecho que bordea el  río Almanzora, que por las condiciones blandas del terreno, retuvo afortunadamente su “inocua” carga intacta.

Otra de las bombas, fue localizada al oeste de Palomares, en un cerro desértico. Su impacto produjo un cráter de seis metros de diámetro y dos de profundidad, mientras que sus restos se esparcieron hasta 90 metros de distancia. Parte del combustible nuclear se dispersó por la zona. Otra de las cuatro golosinas fue a parar al casco urbano del pueblo de Palomares. Milagrosamente de nuevo, nadie murió mientras trozos del avión que acompañaban el caramelo envenenado llovían con ruidoso y fulgurante resplandor, como podréis leer en parte de las noticas de prensa que abajo os reproducimos.  En este caso, como en otro de los anteriores tan solo estalló, el explosivo convencional. Sin embargo, también se produjo una fuga de plutonio. La cuarta que fue a amerizar en las aguas del litoral produciéndose otra nueva fuga del mismo elemento radioactivo. Ambos gobiernos negaban casi todo y no entraremos en más detalles, ya que podéis leerlo en las notas de prensa que abajo os reproducimos. El antiguo imperio español, bajo el yugo del franquismo, era ya un fiel lacayo, por no decir perrito faldero, del emergente y poderoso Imperio Americano.  Y desde entonces poco se ha sabido (…..). La fuga radioactiva de la bombita de Palomares tuvo necesariamente que afectar a los suelos, cultivos y población “de alguna forma” (obviamente no muy grave), aunque la versión oficial ha negado cualquier repercusión hasta hace poco tiempo.  De no ser así, ¿Por qué se desplegaron más de mil soldados yanquis para enterrar las evidencias bajo toneladas de suelo y regolito, junto con el material para realizar tales tareas?

Hace unos diez o doce años, me encontraba en el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas, versión moderna de la antigua Junta de Energía Nuclear española, en el tribunal de una oposición cuando me encontré con una antigua amiga, a la que habían encargado parte de un estudio sobre la contaminación radioactiva de los suelos de Palomares. Me comentó la tarea, obviamente sin decir nada más (secreto del sumario), pero haciendo un gesto con la mano que equivaldría a  un “el tema es muy, pero que muy serio”. Ya fuera por pleitesía hacia el amigo americano, o mejor decir hacia el americano impasible), ya por la incapacidad de los sucesivos gobiernos  españoles para hacer cumplir con sus responsabilidades a EE.UU, hasta finales de 2015 no se ha llegado a un acuerdo para que estos último se lleven tales ingentes cantidades de tierras, “dicen” que a su país de ensueño (“disneyland“). La operación  supondrá unos 640 millones de euros (ver más información abajo), aunque “según algunos periodistas y expertos”, el acuerdo alcanzado entre ambos gobiernos adolece de bastantes lagunas. ¡Medio siglo; 50 años!, se han tardado en desclasificar los documentos secretos y que los ciudadanos conozcan, “al menos, parte de la verdad” de lo realmente acaecido. Recientemente se ha publicado el libro La historia secreta de las bombas de Palomares, en el cual dicen que se explica lo ocurrido. Yo personalmente considero que en estas situaciones la verdad genuina no se sabrá nunca, aunque algo es algo.

Abajo os dejo parte de ambas notas de prensa, aunque os recomiendo que las leáis  enteras en los periódicos mentados, ya que tan solo he reproducido parte del contenido de los mismos. Accidentes como los de Three Mile Island, ChernóbilFukushima, son solo algunos de los casos que conocemos, pero ha habido mucho más de los que creemos, como me han corroborado colegas cuyos países, durante la guerra fría, se encontraban al otro lado del telón de acero.  En este sentido os recuerdo un desgraciado evento que ya mencioné en una ocasión. Ciertas parejas españolas (como supongo que también ha podido acaecer en más países) adaptaron hijos de alguno de aquellos países comunistas, y  poco después de arribar a España para disfrutar de una vida mejor, comenzaron a desarrollar enfermedades producidas por contaminaciones radioactivas adquiridas en sus lugares de nacimiento.

Resulta palmario que nadie puede evitar este tipo de situaciones inesperadas. Algunos de vosotros pensaréis que actualmente se han tomado medidas y mejorado las tecnologías. En un post que comienzo a redactar ahora os mostraré que no es así, si bien en esta ocasión la “cruzada” resulta tan increíble como hilarante. Y como ya ha trascurrido un tiempo prudencial desde el accidente de  Fukushima, en un mundo que busca energías alternativas a los combustibles fósiles debido al calentamiento climático, el lobby nuclear pronto volverá a presionar para que todos consideremos que sigue siendo una alternativa, con nuevos reactores más seguros y bla, bla, bla. Empero por todo lo que he leído y visto a lo largo de la vida, nos volveremos a topar con la Ley de Murphy («Si algo puede salir mal, saldrá mal»). Por lo tanto…….

Juan José Ibáñez

Os dejo con las noticias aludidas…….

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

La Contaminación por Metales Pesados de los Suelos de la Cuenca Mediterránea. Implicaciones sobre la salud

campos-ceral1

Paisajes Cerealísticos: Fuente. mis paisajes palentinos

Ana de Santiago Martín y otros coautores, entre los que se encuentra mi amiga Concepción González-Huecas, acaban de publicar un estudio que puede resultar de interés para algunos de vosotros. Al margen de la contaminación de losbalimentos importados de los países en vías de desarrollo, bajo una legislación más permisiva, la producción alimentaria de los que producimos en la Unión Europea y otros Estados desarrollados, no se encuentra exenta de riesgos, especialmente por su consumo continuado bajo una sistemas de manjejo agroindustriales que comienzan a causarme pavor. El estudio que comentaremos hoy resulta ser un trabajo de revisión, por lo que la consulta de su bibliografía también atesorará  interés para aquellos que no vivan en territorios bajo clima mediterráneo. Lamentablemente la publicación ha sido escrita en el maldito suajili, por lo que tan solo os traduzco el resumen y un poquito más. Creo que el texto habla por sí solo: “Metal contamination in soils in the Mediterranean Area and the implication in the food chain“, que traducido a nuestra culta lengua y distinguida civilización, viene a decir, más o menos,la contaminación por metales pesados (porque son muy pesados desde todos los puntos de vista) de los suelos mediterráneos y sus implicaciones en la cadena alimentaria. Abajo os dejo el texto an ambos idiomas. Lamentablemente  los expertos en ciencias del suelo de habla hispana redactamos muy pocas contribuciones acerca de las implicaciones del suelo en la salud humana, cuestión que no alcanzo a comprender. Os dejo pues ya con las conclusiones de este análisis enviando mis más cordiales saludos a Ana y Concepción. ¡Que tengan ustedes buen apetito,porque  a mí se me está quitando!.

Juan José Ibáñez

Vamos pues a ver el contenido mentado…….

(más…)

Etiquetas: , ,

La Investigación del Manejo del Suelo y los Resultados de Estudios Peligrosos (Confundentes)

mato-grosso

Destrucción del Mato Grosso (fuente: Bing fotos)y sus anteriores paisajes Naturales (Fuente VisitBrasil.net)

A menudo se publican resultados de estudios cuyas conclusiones a primera vista resultan ser lógicamente correctas pero que a la larga pueden llegar a justificar prácticas de manejo peligrosas e incluso muy perjudiciales. Este es el caso de la noticia que analizamos hoy, y que lleva por título Deep, permeable soils buffer impacts of crop fertilizer on Amazon streams, study finds. Como se enfatiza en la mentada nota de prensa, en climas templados y fríos, el exceso de fertilización química (nitrógeno, fósforo etc.)  da lugar a la eutrofización (polución) de las aguas superficiales y subterráneas, con los consiguiente riesgos para la salud de la vida salvaje y de los seres humanos. Hemos tratado este tema en diversos post incluidos en nuestra categoría “contaminación de suelos”. Recientemente se ha llevado a cabo una experiencia en zonas deforestadas del Mato Grosso brasileño, demostrándose, según los autores, que tal hecho no ocurre. Pues bien, cabe mentar que los suelos de los biomas más septentrionales suelen ser muy someros mientras que en esta zona tropical ostensiblemente profundos, si tenemos en cuenta el conjunto del sistema suelo-regolito. Los investigadores implicados reconocen este hecho diferencial señalando que las capas profundas deben actuar como ambientes buffer o tampónreteniendo los nutrientes que causan los problemas mentados en los perfiles del suelo más someros de Europa o EE.UU., por citar dos ejemplos.  Sin embargo, sería sumamente irresponsable pensar que (i) todas las profundas coberturas edáficas de la región estudiada en Brasil reaccionan de la misma manera; (ii) que el proceso no pueda revertirse con el tiempo y (iii) que los resultados induzcan a inferir que se pueden añadir elevadas dosis de fertilizantes a estos ecosistemas que dicho sea de paso, debieran ser conservados como patrimonio de la humanidad en lugar de padecer deforestación y la consiguiente agresiva agricultura industrial.  

Hará aproximadamente un decenio cuando escuche en una conferencia de un  investigador alemán como, tras bajo varios metros bajo un solum típico de estas zonas (ya fuera un Oxisol–Ferralsol- o un Ultisol–Acrisol) se topaba, brusca y sorprendentemente,  con un espeso horizonte cálcico, hecho muy extraño en tales ambientes. Bien pudiera ser que nos encontráramos ante la conocidaBomba química del tiempo”, que también explicamos en este post de nuestra bitácora. A varios metros de profundidad, en el sistema suelo-regolito,  pueden aparecer capas que, por su composición, atesoren propiedades como para retener algunos elementos químicos hasta ciertas concentraciones. En consecuencia estos no son vertidos inmediatamente al agua, pudiendo pensarse que “nos encontramos seguros”. Empero cuando se saturan de los mismos, se desprenden bruscamente y en grandes cantidades a las aguas, como por arte de magia. Este proceso también es archiconocido en Europa o EE.UU, aspecto que omite la noticia. Debido a que el concepto de suelo y su clasificación suele referirse a los dos primeros metros del perfil, el estudio de los materiales edáficos y la circulación del agua a mayor profundidad suele ser omitido, no pudiendo detectarse procesos como el que hoy os presentamos. Por esta razón, entre otras, diversos expertos claman por un cambio de paradigma, pasando de los estudios clásicos a o los que contemplan la denominada zona crítica terrestre  (sistema suelos+regolito+aguas subterráneas) a la que hemos dedicado toda una categoría en esta bitácora.

En vista de todo ello, me temo que lo que se desea es inducir a pensar que pueden aplicarse dosis exageradas de fertilizantes a los suelos recientemente deforestados (o fomentar más aun la deforestación en el futuro) del Mato Groso sin peligro alguno, iniciativa que se me antoja insultantemente peligrosa. En este sentido habría que indagar seriamente en donde se encuentra la capa de suelos/regolito tamponadora, conocer su capacidad de carga o retención de enmiendas antes de comenzar a comportarse como una  Bomba química del tiempo” y cotejar si se trata de un hecho singular o generalizado en la región aludida. Recordemos que la materia ni se crea ni se destruye. Si estas sustancias polucionantes resultan ser retenidas, tarde o temprano terminarán por contaminar el ciclo hidrológico.

Resumiendo, un  estudio singular puede dar lugar a conclusiones aparentemente correctas siendo utilizadas para llevar a cabo prácticas de manejo que a la postre devengan en calamidades medioambientales. Se trata de un modo de proceder que acaece con harta frecuencia en la indagación científica y que es aprovechado por multinacionales o grandes compañías productoras de alimentos con vistas a lucrarse esquilmando suelos y ecosistemas. Hagamos las cosas correctamente o tendremos pan para hoy a costa de desastres en un futuro cercano.  No se pueden extraer conclusiones precipitadas, ni soslayar procesos que ya se conocen desde hace décadas con vistas a justificar lo injustificable.    

Os dejo pues con esta noticia, aparentemente cándida y sustancialmente peligrosa.

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , ,

Contaminación y Salinización de los Suelos del Mundo y de Europa (GSF)

contaminacion-suelos-mundo 

Suelos altamente contaminados en el mundo. Fuente:Institute for Advanced Sustainability Studies (IASS)

contaminacion-suelos-europa 

Suelos intensamente contaminados en Europa por productos químicos y actividades industriales. Fuente: Institute for Advanced Sustainability Studies (IASS)

2015: Año Mundial del Suelo

En el Portal denominado Semana mundial del Suelo (Global Soil Week) se han colgado tres libretos divulgativos acerca del estado de la cobertura edáfica en el mundo, al margen de otros documentos de la misma guisa que os pueden interesar. Más concretamente las publicaciones a las que nos referimos son las siguientes: (i) Suelos Fértiles (Fertile Soils); El sellado del suelo (Soil Sealing); y La contaminación de los suelos (Soil Contamination). Se trata de documentos que podéis descargar libremente en vuestros ordenadores. Tales publicaciones han sido editadas por el  Institute for Advanced Sustainability Studies (IASS) situado en Potsdam. En una serie breve de post os iré traduciendo aquellos párrafos (la mayoría) que en nuestra opinión atesoran un mayor interés para los lectores que prefieran leerlos es Español-castellano. Ahora bien reitero que los documentos  completos en la lengua del imperio (no mucho más extensos) podéis descargároslos y leerlos en vuestros PC. Se trata de libritos con contenidos muy pulcros, pero adolecen de la falta de información necesaria con vistas a obtener una idea más profunda de la degradación de los suelos del mundo. Sin embargo, por la misma razón (brevedad) pueden ser de vuestro interés. Hoy os ofrecemos la primera parte de la monografía dedicada a los suelos contaminados, dejando para un segundo post la que concierne a la salud.  Espero y deseo que puedan ser de vuestro interés a pesar de sus carencias o lagunas. Pues bien, comencemos a contaminarnos….. , ya que el panorama sigue siendo desolador por el desinterés de nuestros políticos en hacer frente a este grave problema ambiental y sanitario.

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , ,

Humedades, suelos hídricos, aguas residuales tratadas y epidemia de botulismo aviar

tablas_de_daimiel-fuente-ruralia

Las Tablas de Daimiel, el último ecosistema de tablas (Torralba de Calatrava – Ciudad Real) Fuente Ruralia

 Hubo un tiempo en donde en las llanuras de Castilla-La Mancha (el hogar de Don Quijote) numerosos humedales salpicaban el paisaje. Por desgracia, el azote del paludismo devino en que se desecaran muchos de ellos con vistas a erradicar a los mosquitos que actuaban como vectores de la enfermedad. Hace más o menos una década, cuando visitaba en un momento dramático la posible desaparición de los humedales del Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, debido a la sequía, observé atónitamente indignado como en varios de los campos agrícolas que lo rodeaban el agua para el riego salía a raudales, mientras que la reliquia natural parecía avocada a fallecer de sed. Ya os comentamos en algunos post precedentes, del que el siguiente es un mero ejemplo, “El riesgo de las aguas residuales tratadas,” que los tratamientos descontaminantes al uso no eliminan todos los riesgos que suponen para el ser humano y la naturaleza la reutilización de este recurso (por ejemplo, la  contaminan los acuíferos y aguas embalsadas). Empero existen demasiados falsos brotes verdes que pretenden deliberadamente soslayar tales peligros. El Parque Nacional de las Tablas de Daimiel resulta ser un tipo de humedal muy singular y de gran interés estratégico para la conservación de la fauna aviar (Convenio Ramsar) en Europa. A algún político ignorante se le escurrió la deplorable idea de suplir la falta del líquido elemento que necesitan (y que en parte le es secuestrada por la política actual de este recurso y los polémicos  trasvases), con aguas residuales previamente recicladas. Y como veremos en la noticia que os mostramos hoy  (Un estudio muestra el riesgo de verter aguas residuales en los humedales) la solución propuesta puede generar un verdadero desastre ecológico. Con tal práctica se comienzan por eutrofizar las aguas, dando lugar a la anoxia de las mismas y los sedimentos lacustres subyacentes, que a su vez favorecen el botulismo aviar. Resumiendo, las aguas residuales tratadas, contaminan la cadena trófica, produciendo una gran mortandad en la fauna aviar, al margen de la indeseada eutrofización del humedal, que no deja der ser más que otro impacto ambiental indeseable por afectar negativamente al conjunto del ecosistema (vía botulismo, causado por el archiconocido  C. botulinum, a la par que una polución química que modifica la estructura de las comunidades de organismos acuáticos). La noticia que os ofrecemos hoy se encuentra lo suficientemente bien redactada como para que todos podías entender lo que sucede. Tan solo recordaros que gran parte de los sustratos de estas “Tablas” entrarían conforme a la WRB 2006/2007, en la categoría de los suelos hídricos. Espero mostraros muy pronto, en otro post, y con resultados propios, que este tipo de modificaciones de las clasificaciones edafológicas ayudarán a un mejor inventario del recurso suelo, y como corolario a dar un gran salto en la comprensión del paisaje y su biodiversidad. Os dejo pues con la noticia, que recomiendo leáis con atención.

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

Deslocalización de la Degradación Ambiental: Legislación y resistencia a antibióticos

Dicen que ¡más vale tarde que nunca!. Sin embargo, cuando los problemas ya han causado daños irreparables, tal refrán no debería consolar a nadie. Y es que las autoridades y poderes contemporáneos reaccionan tarde, mal o nunca. El ejemplo del calentamiento climático resulta palmario, que no singular. Si el abuso de los antibióticos por parte de los humanos deviene en problema, las ingentes cantidades con las que atiborran a los animales en las granjas industriales es un nievo ejemplo más del respeto que atesoramos por nuestra salud y la vida. Muchos ciudadanos padecen de la perspectiva miope de que la tauromaquia es un practica asesina, cuando en realidad los toros bravos disfrutan de una vida que firmarían sin titubear (de atesorar consciencia) los cientos de millones de animales que más que nacer y vivir en granjas, se ubican en naves que se asemejan a los campos de concentración nazis, sufriendo tropelías de toda índole. Empero aquí son pocos los que braman, excepto los vegetarianos. Por tanto debemos añadir a nuestro elenco de  denuncias una hipocresía social, digna de ser denunciada.

 resistencia-a-antibioticos

¿Rebellion en la Granja?. Fuente Could Pain-Free Animals End Factory Farm Suffering? Gajitz

La alarma sobre el creciente incremento de la resistencia a antibióticos debe retrotraerse, como mínimo más de dos décadas atrás. Y resulta ser el suelo, y de paso las aguas, los recursos naturales que padecen las consecuencias, en primera instancia. Empero no nos olvidemos de los humanos y el creciente auge de las enfermedades nosocomiales ya que terminamos siendo la presa de este tipo de contaminación ambiental. Comienza a preocupar a muchos ciudadanos versados en el tema cuando se les informa que deben ingresar en un hospital, ya que pueden ser curados de sus dolencias para enfermar o fallecer, a la postre, por este maldito problema de la multiresistencia. La huella del abuso de los antibióticos en los suelos, ya sea producida en las propias granjas, ya en otros predios regados con aguas no depuradas arman a la  “microbiosferade la susodicha resistencia.

Y en este contexto, el que autoridades tomen medida décadas después de producirse el problema, no deja de denunciar más que su propia ineptitud, que no buenas intenciones. Tales mastodónticos organismos internacionales deben batallar con los lobbies de las empresas implicadas en Bruselas, la aceptación de todos los países miembros (en especial aquellos que más exportan estos animales maltratados) junto a una burocracia tediosa que lo ralentiza todo. Sin embargo (…)

(más…)

Etiquetas: , , , ,

Inventario y Monitorización de Suelos Contaminados y su Relevancia para la Salud

Conocer los contenidos de compuestos potencialmente dañinos para la salud en los suelos de un país resulta ser una información muy valiosa con vistas a  gestionar los suelos agrícolas, pastorales y forestales. Sin embargo a la hora de hacer uso de esta información u otorgarle el valor que merece, uno debe tener en cuenta ciertos detalles, que no sólo afectan a la metodología. La noticia de hoy, y más aún cuando soy consciente de esta interesante iniciativa en España desde hace muchos años, me ha dado pie a reflexionar sobre este asunto.

 drenaje-acido-en-la-mina-abandonada-de-san-quintin-ciudad-real-fuente-ucm

Drenaje ácido en la mina abandonada de San Quintín, Ciudad Real. Fuente: Universidad Complutense de Madrid

 La contaminación de los suelos del mundo aumenta día a día debido a la agricultura y ganadería industriales. En consecuencia, si uno desea conocer las tendencias debe monitorizarlas periódicamente. Un inventario es un producto estático, muy útil para ciertos propósitos pero que puede acarrear deficiencias en otros. Por ejemplo, un mapa de suelos atesora una vida media “útil prolongada”, que no así la de los productos tóxicos que lo albergan. En España se comenzó, a inventariar la contaminación de los suelos forestales ya hace un par de décadas o quizás más, cuando en Europa se dio la ¿falsa? alarma acera de  los devastadores efectos de la lluvia ácida (si bien en este país es mayoritariamente básica, salvo en espacios geográficos concretos). Pero eso fue ya hace mucho tiempo. Con vistas a que el lector entienda mejor lo que deseo expresar, acudiré al auxilio de un ejemplo. Un día hace ya mucho tiempo, elaborando un informe para la Agencia Europea de Medio Ambiente, junto con expertos de una determinada Comunidad Autónoma, estos valoraron que en unos 20 ciclos anuales habían cambiado los usos del territorio en más de un 20% de su superficie (posiblemente ahora la cifra pueda alcanzar hasta el 30%). En consecuencia los datos obtenidos de inventarios atesoran una fecha de caducidad demasiado breve, por desgracia. Seguidamente el antiguo Ministerio de Medio Ambiente  encargo otro proyecto al INIA (perteneciente al antiguo Ministerio de Agricultura) que se proponía alcanzar los objetivos en los espacios agrarios y pascícolas. La información que me proporcionó uno de los autores de los estudios en los que se basa la nota de prensa que os mostramos abajo es que este último inventario se encontraba prácticamente terminado hará unos 6 o 7 años. Resulta pues difícil de entender las tardanzas gubernamentales a la hora de publicar esta información y menos aún el porque de no mostrar los datos en acceso abierto. Esta última iniciativa ofrecería a los investigadores del país la posibilidad de atesorar unos umbrales de referencia respecto a la fecha de muestreo. Empero ya sabemos que la burrocracia latina deviene en superlativa.

 Digamos que el muestreo por cuadrículas fue amplio y personalmente entiendo (aun sin ser experto) que la metodología fue acertada, o al menos aceptable. Eso sí, no nos informa necesariamente de los sitios altamente contaminados que ya son reconocidos en España, por cuanto este tema, fue realizado por otras instancias y expertos. Por lo tanto, surgen ya dos lagunas importantes a la hora de extraer conclusiones, aunque algo se debe haber hecho, por lo que se desprende de la nota de prensa.

 Como este tipo de comentarios y reflexiones puede molestar a los autores firmantes, digamos que el ritmo de muestreo y analítica depende de los fondos recibidos, dotación de instrumental y personal. Por lo que yo sé, todos estos ítems fueron considerablemente escasos, y de ahí que el estudio  se dilatara en demasía. En consecuencia, debe eximirse a los implicados de responsabilidad alguna en la materia.

 Por lo tanto, y aun reconociendo el enorme valor del trabajo llevado a cabo, se me antoja temerario aseverar que la cantidad de metales pesados en los suelos españoles, o de cualquier otro país en las mismas circunstancias, resulta ser insignificante. Cuando el cambio de uso cubre enormes extensiones y la agricultura industrial domina grandes espacios geográficos, resulta necesario monitorizar a intervalos regulares de tiempo, lo cual es más económico y práctico que volver a llevar a cabo un nuevo inventario dos o tres decenios después. Pero nuestros legisladores ni entienden ni entenderán, las razones aquí aludidas (no hay más ciego que el que no quiere ver). En cualquier caso reiteremos que muchos suelos periurbanos y cercanos a densas zonas industriales deben tenerse en cuenta, o al menos explicitar tales lagunas cuando se informa al público, como en este caso. Y como no se hace, el ciudadano puede fácilmente llegar a la errónea conclusión  de que no existe contaminación por metales pesados en un país cuando probablemente resulte que sí. Incluso el valor de un buen inventario debe analizarse con cautela a la hora de extraer cierto tipo de conclusiones. Os dejo pues con la noticia y otra información adicional sobre la base de datos georeferenciada aludida, no sin antes preguntaros….. En uno de los enlaces a los que he accedido sobre el inventario mentado se explicita que los metales pesados medidos fueron Cd, Cr, Cu, Hg, Ni, Pb y Zn: ¿Están todos los que actualmente pueden afectar a la salud humana o de los ecosistemas? ¿Qué pensáis?.

 Juan José Ibáñez     (más…)

Etiquetas: , , , , , ,

Los Organismos del Suelo como Indicadores de Fugas de Gases en Almacenamientos y Sistemas Distributivos Subterráneos

Reconozco que no se me había ocurrido algo parecido a lo que la noticia de hoy narra, a pesar de que resulta de lo más lógico y evidente. Cuando bajo el suelo se esconden tuberías que conducen gas, o si se almacena CO2 con vistas a mitigar el cambio climático, las grietas o roturas de estos sistemas podrían monitorizarse mediante el impacto de los gases en los organismos que habitan en el medio edáfico y las plantas que crecen sobre él. Personalmente considero que, más que una realidad, se trata de una posibilidad que debería explorarse. Sin embargo, abajo os dejo una nota de prensa que va más allá. ¿Y si la rotura afectara a conducciones de sustancias líquidas como el petróleo? Me atrevería a señalar que quizás también fuera viable. Ahora bien, en gran medida, depende de la profundidad de las tuberías y/o vasija de almacenamiento, así como del comportamiento físico de los suelos-regolitos, rocas circundantes, según el caso. Sin embargo, un adecuado estudio del comportamiento de la ecología del suelo y la sensibilidad de las plantas ante los contaminantesnpodría aportar soluciones. El problema estribaría cuando se aborda la monitorización de conducciones a lo largo de cientos o miles de kilómetros, aunque (…..).

tuberias-suelo-revista-cubana-de-derecho-ambiental

Tuberías bajo el suelo. Fuente: Doctrina, Revista Cubana de Derecho Ambiental

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

Contaminación de los Suelos al Mar. Las enseñanzas de la contaminación radioactiva de Fukushima

Ya os comentamos en el post anterior, como enormes extensiones de los suelos de Japón se encuentran contaminados por los residuos radioactivos tras el accidente de Fukushima (ver post: un tercio de los suelos de Japón afectados por la contaminación radiactiva). En principio, uno puede pensar que las corrientes marinas diluyen los radionucleidos. ¡Cierto! Sin embargo el proceso no resulta ser tan simple. Al igual que ocurre con otros contaminantes, los vertidos de aguas y los que lixiviados de los suelos que arrastra la escorrentía mantienen la contaminación de los mares cercanos a los litorales afectados, incluso pudiendo extenderlos. José Aguado Alonso en su bitácora “El Agua”, edito el post titulado “La contaminación de las aguas marinas por el desastre de Fukushima”, en donde se da cuenta de ello. Ahora bien, no atesoramos información de la deposición de los radionucleidos (especialmente cesio y yodo) en los suelos litorales sumergidos, ni su tiempo medio de residencia, los cuales dependerán de factores tales como la composición granulométrica y mineralógica de sus materiales. ¿Como cuantificar pues la magnitud del problema? Inventario y Monitorización son la respuesta.

 anzai_sampling_contaminated_soil

Muestreando los suelos tras el accidente de Fukushima; Fuente: The Asia-Pacific Journal: Japan Focus

(más…)

Etiquetas: , , , ,