Posts etiquetados con ‘contaminantes emergentes’

Los Suelos como filtros vivos: depuración de aguas con contaminantes emergentes (residuales)

 filtros-vivos-contaminantes-emergentes

Filtros vivos: Fuente Colaje Google imágenes

Hoy abordo un tema, en principio, muy fácil de entender si no fuera por la maldita manía de vender vino viejo en nuevas botellas, a la par que embotellar el mismo bajo distintas denominaciones de origen.  Todo ello se traduce en que buscas por un vocablo y te surgen en Internet procedimientos distintos y viceversa. Vamos, que esto es la ceremonia de la confusión. Y así, en lugar de gastar un par de horas en escribir un post te puedes eternizar. La noticia que os expongo abajo, aunque también añado material de otras fuentes, nos informa de que los denominados filtros vivos sirven para depurar los denominados contaminantes emergentes, si bien también son muy útiles para los restantes en comunidades rurales pequeñas, ya que se trata de una metodología fácil de implementar, barata y “relativamente sustentable” Pero reitero que existen diversos modos de proceder. Veamos pues como le hinco el diente (no se trata de los filtros vegetativos de los que hablamos en otra ocasión y en cuya redacción tuve los mismos quebraderos de cabeza debido a idénticos problemas “de contaminación verbal” o verborrea científica). Así pues, comencemos con una frase de  ciertos investigadores de la Universidad de Pensilvania (aunque retocada con alguna ironía por mi parte, siempre entre comillas), que da cuenta justamente el procedimiento empleado en la nota de prensa:

 Todas las aguas residuales(…) después de pasar a través de la planta de tratamiento de aguas residuales, se rocían sobre los campos agrícolas y los sitios arbolados, dejando el filtro natural de plantas, suelos y rocas con vistas a purificar “ese líquido y sucio fluido” antes de volver a usarlo para su consumo (“¿potable?: no lo veo claro”). El filtro resulta ser una estructura rica en soluciones innovadoras al objeto de la “abducir” sustentablemente los contaminantes de las mentadas aguas residuales. Además, las aguas residuales rociadas sobre cultivos (herbáceos o arbolados) y pastos también contribuyen al crecimiento de los campos agrícolas, proporcionando nutrientes (“¿y contaminantes?”) con vistas al el crecimiento de cosechas, pasturas y árboles de zonas repobladas (“¿ex profeso?”) Como solución innovadora, la sostenibilidad del proceso merece ser examinada e investigada para asegurar que no se produzcan problemas ambientales derivados de la aspersión de aguas residuales en un ecosistema.

Como veremos después la “variante Pensilvania” hace uso preferentemente de la capacidad descontaminante de los suelos. Y este modo de proceder no difiere “en principio” excesivamente de lo que puede leerse en el siguiente párrafo de una contribución del ITGE al que han venido en denominar malamente Geodepuración (ya que debiera ser re-conceptualizado como ¿edafopuración?):

 Se expone la idea de utilizar el suelo como medio purificador de las aguas residuales, como un sistema de eliminación de aguas residuales urbanas que garantiza una depuración suficiente de bajo costo de instalación y mantenimiento, orientadas a pequeños municipios. Así mismo se expone la experiencia de un modelo experimental a escala real en (…)

 En cualquier caso, escogemos esta definición descrita en un documento elaborado por investigadores de la Universidad de Zaragoza, sobre cuyo documento abundaremos más adelante:

 Se denomina Filtro Verde a una Tecnología de Bajo coste y explotación que aprovecha la capacidad física, química y biológica del suelo para depurar las aguas residuales. Os ofrecemos más detalles abajo.

 En otros casos, al hablar de filtros verdes o filtros vegetativos se construyen pequeños humedales artificiales, como en este documento, y este otro, pero debe haberlos de varias clases, como en los que en esta página web denominan filtros verdesTambién se explican los filtros verdes en este video de YouTube., subido a la Web por la propia Universidad de Pensilvania.

 Los Investigadores de la Institución académica mentada (Pensilvania) rociaban cultivos con aguas residuales que al filtrarse en el suelo se descontaminaba de ciertos “emergentes”, en gran medida, lo cual podía constarse en las aguas subterráneas subyacentes: Acetaminofeno, ampicilina, cafeína, naproxeno, ofloxacina, sulfametoxazol y trimetoprim. Por tanto, tampoco puede asegurarse que algún otro veneno emergente no funcionaran bien. Obviamente no se limpia toda la carga tóxica, aunque al parecer se reducen considerablemente las concentraciones de (¿todas, algunas?) de esas sustancias peligrosas hasta que son muy bajas. Sin embargo, cabe recordar lo que son realmente los contaminantes emergentes, como nos explica Damiá Barceló:

 Como contaminante emergente se entiende todo contaminante previamente desconocido o no reconocido como tal, cuya presencia en el medio ambiente no es necesariamente nueva, pero sí la preocupación por las posibles consecuencias de la misma. La detección de estos contaminantes en el medio ha sido posible sólo recientemente gracias al desarrollo de nuevas y más sensibles tecnologías analíticas. Entre los contaminantes emergentes presentes en el agua cabe destacar fármacos, compuestos perfluorados, hormonas, drogas de abuso, y productos de cuidado y de higiene personal. En los últimos 5-7 años se ha tomado también conciencia de una nueva clase de contaminantes emergentes: los nanomateriales. La industria asociada a la producción de nanomateriales tanto basados en carbono (fullerenos y nanotubos) como basados en metales (nanopartículas de plata y oro y óxidos metálicos) ha experimentado un gran crecimiento en los últimos años, y este tipo de compuestos se han detectado en agua residual de origen doméstico. Un nuevo problema, asociado al anteriormente descrito, lo constituyen los microplásticos. El impacto de los microplásticos era ya conocido en el medio marino, pero recientemente se ha publicado su potencial impacto en el sistema endocrino de peces de río.

 Pues bien, gran parte de los contaminantes emergentes, son expulsados al ambiente a través de las aguas residuales. Pero el ser humano resulta ser el la especie más sucia de todo el planeta ya que para limpiarse, embellecerse, comer y moverse, contamina toda la biosfera poniendo en peligro otros millones de ellas. Y en estos menesteres debemos tener una imaginación galáctica, ya que inventamos nuevos  “emergentes” a diario.

 No cabe duda que tal estudio y otros afines constatan el potencial del suelo como descontaminante, empero como no sabemos todas las sustancias presentes, ni en que concentraciones son tóxicas, por cuanto no existe “a ciencia cierta” ningún modo de saber la calidad del agua que bebemos. Eso sí, unos tóxicos son más dañinos que otros, pero teniendo en cuenta siempre sus respectivas concentraciones. Digamos finalmente que algunos de estos tóxicos (como los que utilizamos en nuestra higiene ¿¿??) serán degradados, aunque otros simplemente retenidos. ¿Hasta qué punto el suelo se contamina, conforme el agua se limpia?.  ¿Hasta qué punto el agua rociada y luego absorbida por las plantas no contamina alimentos?. ¿Podemos asegurar que  después de varios ciclos no debamos descontaminar el propio suelo generando otro problema?. Pero hay más (…) y para informaros por favor leer abajo. Comienzo con lo básico, terminando con la nota de prensa en suajili, traduciendo al castellano casi todo su contenido).

 Juan José Ibáñez

Continúa……. 

  (más…)

Etiquetas: , , , , , ,