Posts etiquetados con ‘cultivos’

Estructura del suelo y flujo de agua: partículas, agregados, rugosidad

agregado-del-suelo-dundee-escocia

Agregado del Suelo. Fuente: University of Abertay Dundee (Escocia)

 La realidad de campo supera en complejidad a lo que los científicos podemos especificar, modelar  e introducir en las simulaciones numéricas. Como corolario, los resultados  que ofrecen tales modelos matemáticos deben valorarse con suma precaución.   Ya os he contado en alguna ocasión la frase de un afamado matemático que, más o menos, venía a decir “el problema no estriba en que los científicos hagan uso de modelos matemáticos, ya que son importantes para testar sus hipótesis, sino que muchos finalmente terminan por creerse sus resultados”.   El estudio que analizamos hoy ha sido llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Southampton. En él se “pretende” modelar la importancia de la estructura del suelo en el comportamiento hidrológico y la captación del agua por las raíces de las plantas. Con  tal motivo los autores dicen haber detectado diversos rasgos geométricos del medio edáfico (tomografía, RX).  En primer lugar, estudiaron la repercusión de la textura (fracciones granulométricas). Los resultados no debieron ser satisfactorios, por cuanto la nota de prensa no menta nada más al respecto, como tampoco el abstract del artículo de investigación. Seguidamente pasaron a indagar el comportamiento de los agregados del suelo (conjunto de partículas de diferente tamaño agrupadas/cementadas entre sí por diversas fuerzas).  Según su modelo, el flujo del agua cerca de los agregados edáficos resultaba ser clave con vistas a cuantificar adecuadamente las propiedades hidrológicas.  De acuerdo a la nota de prensa (más bien confusa) los poros interiores de los agregados son demasiado pequeños, por lo que parecen “prácticamente impermeables” a su humectación, no ocurriendo lo mismo cerca de su superficie, en donde las cavidades resultaban ser de mayor tamaño. Francamente no me quedó claro si “cerca” implicaba a los poros mayores de las cavidades agregacionales más próximas a la superficie de estos aglomerados, o si se encontraban fuera de los agregados aunque bordeándolos (en sus fronteras). Por lo tanto, consulté el resumen del trabajo (que también os añado abajo) que resultó ser mucho más explícito:Los resultados muestran que la rugosidad de la superficie de los agregado tiene un efecto significativamente mayor en el flujo que la microestructura dentro del agregado. Por lo tanto, esta es la región en la que la resolución de la TC de rayos X para el modelado basado en imágenes tiene el mayor impacto”. Dicho de otro modo  es la rugosidad de la superficie del agregado la que parecía afectar en mayor medida al comportamiento hidráulico de los suelos. ¡Ahora si!.

 Ya os comenté en algunos post anteriores como en los siguientes: “Propiedades de la Materia: Composición, Tamaño, Abundancia, Forma y Superficie”; “Secuestro de Carbono y Rugosidad de las partículas minerales del Suelo”; El Microcosmos del Suelo: La revolución de las Imágenes”; Peso, masa, densidad, rigidez y otras características del microcosmos que albergan los suelos;” “¿Cuanto Mide un Metro Cuadrado de Suelo?  La rugosidad es una variable poco estudiada en muchos ámbitos de la ciencia a pesar que hoy sabemos que afecta seriamente al comportamiento de la materia, y más aún en  los medios porosos heterogéneos. En consecuencia estos resultados vuelven a corroborar nuestras tesis. 

Sin embargo, volvemos a reiterar que en la naturaleza los suelos atesoran grietas que se contraen y expanden, cavidades elaboradas por animales de todos los tamaños, como nidos o refugios, canales para el tránsito de invertebrados del tipo de las lombrices de tierra o las formadas por las propias raíces de la vegetación, enormes estructuras de gran porosidad creadas por los termiteros y hormigueros, etc. En consecuencia los resultados obtenidos por estos autores se me antojan que atesoran mucho menos valor del que ellos alegan, por cuanto pasan por alto esta “realidad de campo”, centrándose expulsivamente en los miopes inputs de sus “avanzados modelitos”. Eso sí, de corroborarse la importancia de la rugosidad de los agregados, algo habríamos avanzado en la comprensión de la hidrología del suelo. Pero de aquí intentar modelizar con eficacia el comportamiento hidrológico de los suelos en la naturaleza (sin tener en cuenta lo anteriormente aludido) existe un abismo.

 Juan José Ibáñez  (más…)

Etiquetas: , , , , ,

Acrisoles. Uso y Manejo

La preservación de la superficie del suelo con una cantidad suficiente de materia orgánica es una precondición para cultivar sobre Acrisoles. El aclareo mecánico del bosque o selva natural por extracción de las raíces y rellenado de los huecos con productos superficiales propicia que la tierra, ya de por sí muy estéril debido a los niveles tóxicos de aluminio (del antiguo subsuelo) que contiene, suela impedir o dificultar el crecimiento de cualquier plántula sembrada fuera de los huecos previamente rellenados. Sistemas de cultivo adaptados tras una fertilización completa y generosa, así como un manejo cuidadoso son requeridos si se desea practicar una agricultura sedentaria (es decir anual o con pocos años de descanso) sobre los Acrisoles. La gestión tradicional agropecuaria más ampliamente utilizada fue la denominada detumba y quema”. Hablamos de la agricultura nómada que, aunque pueda parecer primitiva a primera vista, resulta ser realmente una forma bien adaptada de uso de la tierra, desarrollada durante siglos por ensayo y error. Si los periodos de ocupación son cortos (solo uno o pocos años) y seguidos por otro lo suficientemente largo de regeneración (algunas décadas), este sistema probablemente llegue a ser el mejor para las limitadas potencialidades de los Acrisoles. Sin embargo, añadamos a este párrafo de la WRB (ver abajo bibliografía) que los pueblos aborígenes de Latinoamérica, posiblemente entre otros, eran capaces de extraer mayores beneficios y sustentabilidad que la tecnología agropecuaria moderna, por lo que debieran ser re-estudiados en profundidad. Ya os hemos informado de varias de estas prácticas en los post incluidos en nuestra categoría, etnoedafología y conocimiento campesino. Del mismo modo, según estudios recientes, las prácticas de tumba y quema no eran tan habituales como se creía en los paisajes agrarios precolombinos, por lo que lo que los argumentos utilizados en estos documentos de la FAO debían ser reconsiderados y actualizados a la luz de conocimientos actualizados. Pero sigamos con el texto original incluido sobre los Acrisoles en la monografía Lecture notes on the major soils of the world, cuya versión al español ha sido realizada por Francisco Javier Manríquez Cosío (INEGI, México) para nuestra bitácora.

acrisoles-aceite-de-palma-infojardin

Plantación de la Palmeras, frecuente sobre Acrisoles para la obtención de Aceite de Palma. Fuente: Infojardín

(más…)

Etiquetas: , , , , ,