Posts etiquetados con ‘degradación ambiental’

¿Porque Decir Cambio Climático y no Degradación Ambiental?

degradacion-ambiental-pocilga-global 

Fuente: Colaje Google imágenes

¿Sabríais vosotros responder a esta pregunta? ¿No es el cambio climático uno de los problemas derivados de la degradación ambiental que sufre el planeta por la alteración antrópica de la biosfera, hidrosfera, atmósfera, edafosfera, geosfera, criosfera, edafosfera, etc., a causa de la ineptitud de la especie humana?.  Además, diversos tipos de impactos humanos afectan a varios de tales compartimentos del planeta Tierra, que a su vez se encuentran conectados entre sí.

Y otra pregunta que me no deja de marear mis neuronas: ¿Se podría solucionar el calentamiento de la atmósfera resolviendo los restantes principales problemas que inducen esta degradación generalizada? Las aguas dulces y saladas de La Tierra se encuentran contaminadas, afectando a la salud y vidas humanas, pero también a toda la biosfera. De hecho se han encontrado contaminantes hasta en los fondos avisales más profundos de los océanos. Lo mismo ocurre de en la criosfera, tanto en el ártico, como en el antártico, que de paso modifican sus repercusiones sobre el balance radiativo del denominado sistema climático.  Buena parte de los alimentos que consumimos se encuentran, más o menos contaminados, por estarlo actualmente los suelos (fertilizantes, plaguicidas, etc.). Por lo tanto ingerimos, a menudo alimentos que tarde o temprano terminan enfermándonos.

No solo los gases con efecto de invernadero generan el calentamiento de la atmósfera. Desde que el hombre es hombre, su impacto sobre la biosfera también ha afectado el mentado balance, al albedo, y como corolario al clima. Por ejemplo, la erosión y puesta en suspensión de las partículas finas del medio edáfico alteran los fenómenos atmosféricos, incluso a largas distancias. Y de este modo condicionan la magnitud y frecuencia de los huracanes, por citar tan solo uno entre otros muchos ejemplos. ¿Y qué decir de las partículas en suspensión generadas por nuestros sistemas de transporte, industrias y ciudades?. Estas ponen también en riesgo la salud de sus habitantes y la vida que aun crece en las regiones más industrializadas?. Más aún se esparcen hasta los polos, modificando una vez más el balance radiativo.    

Cabría aclarar que los fluidos (atmósfera e hidrosfera) difunden y mezclan sus contenidos con mayor celeridad que los sólidos.  Es decir, en primera instancia, la contaminación y degradación de los primeros globalizarían sus efectos rápidamente, mientas que los terceros lo harían con menor celeridad y generalmente más bien a escalas locales o regionales. Tal razonamiento no deja de encajar en el  dilema de que “Los árboles no nos dejan ver el bosque” Cuando contaminamos, por ejemplo, los suelos, gran parte de las sustancias terminan en las aguas superficiales, subterráneas y finalmente en los océanos (hidrosfera) si bien parte son alterados biogeoquímicamente y producen gases de invernadero que son emitidos a la atmósfera. Compartimentamos gran parte de los elementos que conforman el sistema terrestre, empero lo que afecta a uno termina afectando a los restantes. ¿No padecemos actualmente de un ciclo hidrológico completamente perturbado?  Los humanos apenas conocemos los fondos marinos, empero estimaciones recientes nos informan de que tan solo el 15% de nuestros mares se encuentran vírgenes, mientras que el resto sufre “de diversos modos” nuestras tropelías, en forma de contaminación. Pongamos un ejemplo, de algo considerado casi como anecdótico hará unos 15 años y hoy valorado como una amenaza global.   

Hace ya entre 10-15 años, los expertos comenzaron a alertarnos sobre la presencia y crecimiento de gigantescas acumulaciones de plástico que flotaban en ciertos lugres de los océanos y que podían alcanzar algunas decenas de metros de profundidad.  En principio, fueron muchos científicos los que defendieron que no contaminarían las cadenas tróficas, por cuanto tales materiales no eran “biodegradables”. La realidad fue desmintiendo tales doctas aseveraciones. Hoy los diminutos trozos de microplásticos contaminan los mares y sus pesquerías, pero aparecen además en la sal de mesas que consuminos, aguas embotelladas, tapizan parte de los casquetes polares, son depositadas por la lluvia desde la “atmósfera”, etc. etc.  En Junio de 2019 se nos informaba que de que cada ciudadano ingería (de un modo y otro) una catidad de plastico equivalente al de una terjeta de crédito, eso sí ¡¡gratis!!. Es decir, hasta hace muy pocos años desconocíamos en gran medida el poder digestivo de la biosfera y hoy aparecen nuestros residuos plásticos en casi todo lo que ingerimos.  Recientemente algunos países intentan llevar a cabo políticas timoratas, como prohibir o desincentivar las bolsas de plástico que “regalan” los establecimientos a los consumidores a la hora de llevarse los productos”. ¿Qué porcentaje de la “Plasticosfera real significan?. Me temo que finalmente quien saldrá ganando serán las empresas que los regalaban y poco más. ¡Propaganda!. Empero “parece” que la concienciación en este tema en concreto aumenta a nivel mundial. 

Del mismo modo, focalizar nuestra atención sobre el cambio climático y convertir el tema en un nuevo modelo de negocio ha conducido a generar y/o agravar numerosos nuevos problemas de degradación ambiental y salud pública.  Este es el caso, por citar uno, de la expansión del aceite de palma, en parte, para la producción de biocombustibles.

Debemos compartimentar para ordenar nuestros conocimientos, no lo dudo. Ahora bien, “creernos” que tales compartimentos son absolutamente “reales” ha terminado por ser un error fatal. Todo está interconectado. Anteponer las alarmas sobre el cambio climático a otros problemas de degradación ambiental no deja de ser una solemne estupidez. Si deseamos frenar el primero, necesitamos hacerlo también con todos los demás.

Intriga pues que hasta los propios científicos caigan en tal trampa. Y todo para nada ya que, como podemos constatar, desde el protocolo de Kioto, las emisiones de gases de invernadero han seguido aumentando y estamos batiendo todos los récords. Los políticos dicen estar preocupados en paliar el creciente efecto de invernadero global, empero a la postre siguen fomentando políticas que demuestran todo lo contrario. Sufrimos una gravísima enfermedad, pero tan solo nos fijamos en algunos síntomas y recetamos fármacos de dudosa eficacia cuando no contraproducentes. Raramente así podrá curarse el enfermo.

El cambio climático no deja de ser más que un producto de una degradación global. ¿Por qué insistimos  en negarlo? La razón estriba en que necesitaríamos cambiar radicalmente el modelo socioeconómico que sufrimos para alcanzar un genuino desarrollo sostenible.  Tal iniciativa, ineludiblemente sería traumática para muchos, pero en especial para todos aquellos que nos gobiernan o engordan (ellos y/o sus bolsillos) a costa de la población mundial y este Planeta azul convertido en basuraleza.

Juan José Ibáñez Martí

Etiquetas: , , , ,

La imparable degradación ambiental a nivel global que causan los dragones asiáticos

china-y-degradacion-ambiental

Imparable degradación ambiental de los dragones asiáticios

Imperio Chino y los dragones asiáticos, aunque también en parte Japón, y sin olvidarnos de la India,  poseen una mentalidad y un modo de proceder que nos resulta extraño en el mundo occidental. La globalización de la economía, así como la dramática y bien conocida deslocalización industrial, han cambiado los hábitos de miles de millones de sus habitantes, acarreando un auge económico sin precedentes. Sin embargo la mayor parte de aquellos moradores siguen pasando tanto o más penurias que antes, al sufrir la tiranía de la dictadura financiara, trabajando en condiciones insalubres, polucionando y envenenando su atmósfera, tierras y aguas, sin prácticamente control alguno. Eso sí, unas cuantas decenas o pocos centenares de millones de personas han logrado disparar sus economías domésticas/industriales, convirtiéndose en consumidores de muchos bienes que son patrimonio de todos los ciudadanos del Planeta e incluso atentando contra la soberanía alimentaria de numerosos países, por el ya consabido acaparamiento de Tierras. Por ejemplo, hasta Francia y Australia, temen ahora a China, por querer comprar tierras de sus países con vistas a la producción de algunos alimentos que ellos necesitan. La frase de “un país: dos sistemas” siempre se me antojó que consistía “jugar con ventaja”, si bien fueron los gobiernos occidentales los que lo permitieron, para el mal de sus propios conciudadanos y el beneficio de esas depredadoras multinacionales, que son tan peligrosas como los argumentos que vamos a exponer hoy.  Vaya por delante que en esta bitácora somos antirracistas y anti-xenófobos. Tan solo nos limitamos a exponer los hechos más relevantes que nos llegan por los medios de comunicación.

 Todos sabemos que la des-gobernanza mundial anida entre nosotros. No vamos a echar las culpas de nuestros males a nadie en concreto, mediante una zafia retórica geopolítica y xenófoba. Sin embargo, tampoco podemos omitir que las prácticas depredadoras de los Estados asiáticos mentados y algún otro,  al traspasar sus fronteras y globalizarse, se encuentran infringiendo un grave daño a la biosfera, geosfera, y moradores de otras partes de este Planeta ya de por si muy degradado. El problema estriba en que si de hecho el neoliberalismo económico está causando estragos por vías consideradas ¿legales?, la acción de los gobiernos/políticos/ciudadanos, de las emergentes economías asiáticas lo hacen ilegalmente y con un descontrol desenfrenado que parece crecer exponencialmente.  Mi PC cuenta con una carpeta en la que guardo todas las tropelías ambientales que ofrece la prensa en español e inglés. Pues bien, en un muestreo que acabo de realizar, los causantes de tanto desmán pertenecen en más de un 75% a los Estados mentados.

 Sus prácticas depredadores, son de lo más variadas y variopintas, por lo que nos ocuparemos de exponer tan solo algunas que afectan a la biosfera y su degradación, como también a la soberanía alimentaria.  Reitero una vez más, que los occidentales no somos quien para sentirnos orgullosos de nuestras acciones, ni en el pasado ni en el presente. No obstante, lo que ocurre en nuestros tiempos tiene que acabar o acabará con todos nosotros.

 El acaparamiento de Tierras es realizado por orientales y occidentales, siendo terrible en África aunque también afecta a Latinoamérica, así como algún que otro país…. ¿subdesarrollado?: ¿Pues sí!, pero también lo intentan en Francia, Australia, Canadá, etc.…. “Pol intentalo que no quele”.

 La pesquería legal ya ha causado terribles estragos en los caladeros (recordemos que los paisanos de Japón y España son los que más pescado consumen), habiéndose tomado serás medidas proteccionistas.  Empero los Chinos con su pesca ilegal parecen no entender las leyes occidentales, ni les importa, por lo que campan a sus anchas utilizando todo tipo de estratagemas. Actualmente, los expertos desconocen el número de embarcaciones y millones de toneladas de pescado que extraen de los océanos en el mundo ilegalmente. Yo personalmente he visto pesqueros Chinos tan cercanos a las costas del Pacífico Latinoamericano, como para lanzarles piedras (lean esta nota de la BBC: “La enorme operación ilegal de barcos pesqueros de China en aguas de América Latina”).

 La medicina China, en mi opinión tan digna de respecto como cualquier otra (por mucho que en occidente los científicos la desprecien sin estudiarla debidamente), está causando que diversas especies se encuentren en peligro de extinción, ya sean vegetales o animales. De hecho, la caza ilegal, ya sea con fines terapéuticos u otros, se encuentra diezmando y casi aniquilando a taxones en peligro de extinción. Ellos (y sus asociados cazadores furtivos)  no tienen reparos, introduciéndose en las reservas naturales protegidas de África y Asia, como si fueran sus propios cotos de caza, aunque luego respetan los suyos. El problema estriba en que antaño ciertos productos tan solo eran asequibles para una minoría escasa y  poderosa. Pero conforme ha mejorado para algunos pocos (¿muchos millones o algunos cientos?) asiáticos la calidad de vida, tal demanda de productos medicinales se ha disparado hasta la incredulidad. No debemos olvidar que entre los recientes fanáticos de la galénica China se encuentran también un buen número de occidentales. Y como botón de muestra les recomiendo que lean esta reseña de el Diario El país (Ranas Secas) ya que les dejará sin aliento.

 Sin embargo, como en aquellos países aumenta el consumo de productos foráneos, pero lo de la limpieza ambiental,  aún no ha llegado, si exportan todo tipo de contaminantes vía aérea y acuática, poniendo en riesgo las pesquerías de los países colindantes, aunque esta vez por envenenamiento. Del mismo modo,  exportan alimentos sanamente enriquecidos en tóxicos, hasta el punto que en muchas tiendas de Japón, tienen que anunciar en los escaparates que no son de procedencia China, ya que en caso contrario los consumidores salen corriendo a comprarse una hamburguesa de pescado tipo McDonald.  Eso sí, luego prohíben los de Japón por ser presuntamente radioactivos.  Y no digo que puedan llevar razón pero ésta última debiera ser bidireccional.

 ¿Y que hablar de algunos de los componentes esenciales de la tecnología moderna?. Lean Ustedes este artículo del Rotativo “EL Confidencial” que lleva por título: ¡China monopoliza todas las ‘tierras raras’, esenciales para la tecnología!, y en cuyo subtítulo se añade:Los metales conocidos como ‘tierras raras’ están en todos los dispositivos electrónicos. China tiene el monopolio de su producción y sabe cómo jugar sucio”. También entre otras prácticas China compra explotaciones mineras en otras regiones del mundo para reforzar el monopolio, es decir sortear la libre competencia que dicen abrazar.

 Y os dejo con varias notas de prensa que abundan aún más en el tema. Por enésima vez reitero que no debe interpretarse este post como un ataque a los países comentados, y menos aún a sus habitantes. Tan solo os hago saber, a quien aún lo desconocíais, lo que se encuentra ocurriendo en el mundo y que afecta al medio ambiente y la alimentación mundial. Al fin y al cabo los que les invitaron a participar de la economía de libre mercado y los acuerdos de libre comercio fueron los ricachones occidentales. Y como corolario de todo ello, las consecuencias las paga la biosfera y los miserables trabajadores que moramos en este planeta azotado por la “bestialidad” de un sistema geopolítico y económico palmariamente insustentable.

 Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

Hundimientos del Terreno y sobreexplotación de acuíferos

subsidencia-del-terreno-y-aguas-subterraneas 

Subsidencias del terreno y sus diversas causas; Fuente. Colaje imágenes Google

Los hundimientos de la superficie terrestre pueden ser generados por diversos procesos, naturales u antrópicos. No obstante, la sobreexplotación de las aguas subterráneas crece exponencialmente en todos los continentes y en especial en donde escasean las aguas superficiales, es decir en climas áridos, semiáridos y mediterráneos. Ya comentamos en un post anterior que “No existe agricultura sustentable alguna basada en el riego, con sobreexplotación de los acuíferos”. Un ejemplo palmario de tal uso insostenible de las valiosas aguas que atesoramos bajo nuestros pies, puede encontrarse en este interesante post de otro blog pertenecientes a nuestro sistema de bitácoras; “ La escasez de agua subterránea en las regiones semi-áridas del norte de Chile: el conflicto por la demanda de agua afecta a los ecosistemas de aguas subterráneas”. Recomiendo vívidamente que lo leáis, resume sintéticamente casi todos los problemas relacionados con este proceso y que se concentran en el mismo espacio geográfico. Prácticamente, en pocas horas, leí otra noticia de la misma guisa, aunque menos dramática, pero en la que se estimaban las tasas de subsidencia del terreno, es decir más concretamente esta: “El terreno de la Vega de Granada se hunde hasta un centímetro por año a consecuencia de la sequía”. En ella, se aplicaban metodologías con vistas a su cuantificación anual a nivel de centímetros, por la que os la reproduzco abajo. Seguidamente realicé una búsqueda en Internet, en inglés, por cuanto siempre aparecen un mayor número de noticias científicas. Tecleando ““groundwater exploitation ground subsidence”, aparecieron más de 234,000 relacionadas con el tema “Y así, por ejemplo, entre las más leídas, por su carácter general, detecté las siguientes entre otras muchas: “Land subsidence and ground failure associated to groundwater ”; “Groundwater exploitation management under land subsidence … – NCBI”;  “Land subsidence and ground failure associated to groundwater”,  entre otras muchas. Seguidamente realicé otra búsqueda rápida de artículos científicos en los que se cuantificara la tasa de subsidencia o hundimiento del terreno. Existía también abundante documentación disponible para los lectores interesados. Por ejemplo, en la llanura de Hebei, ya hace varias décadas (entre 1983 a 1993) se alcanzó una subsidencia anual de ¡42 cm/año! (“Groundwater exploitation and its impact on the….”). ¡Una barbaridad!. Si se añade a la búsqueda desastres (“disasters”) que pueden producir, topé, por ejemplo con este caso de “AguasCalientes” (México) en donde se produjeron serios daños económicos, asociados, al parecer, a una zona de falla. Usualmente, las subsidencias no inducen desastres naturales de un día para otro. Sin embargo en condiciones concretas, y bajo el habitual desinterés de nuestros gestores, pueden devenir en tragedias locales. En varios estudios se constaba como la disposición y naturaleza de rocas y regolitos entre el suelo y el acuífero son de capital importancia a la hora de generar mayores o menores problemas.

Parece pues, que nuestra insustentable in-cultura ecológica no para de crear problemas ambientales en cascada, incesantemente, con prisas y sin pausas. Abajo, antes de la noticia de Granada,  os muestro,  las principales causas de los hundimientos del terreno, según la USGS.

El problema estriba en que, con harta frecuencia, la demanda creciente de recursos hídricos con diversos fines, en un mismo territorio, actúan simultáneamente agravando el problema y vinculándolo de paso con otros procesos de degradación ambiental como lo es la contaminación ambiental, que afecta perniciosamente a la vida silvestre y las poblaciones rurales locales. Al paso que vamos deberemos ir cambiando con celeridad los mapas topográficos de muchas regiones del mundo, ya que estamos convirtiendo su superficie en un tobogán de finasondulaciones subsistenciales” ¿¿??.

Para finalizar, sigo sin entender porque no se aplican estás técnicas con vistas a estimar también las tases de erosión/deposición del suelo alrededor del mundo.

Os dejo ya con el material comentado.

Juan José Ibáñez

Continúa……..

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

Cambio Climático, Degradación Ambiental, Demografía y Envejecimiento

envejecimiento-cambio-climatico

Fuente: Colaje Google imágenes

La nota de prensa de la que comentaremos “algo” en este post, es un resumen de un trabajo publicado en la revista Nature, y que lleva por título: “La Tierra se calentará más de 2ºC este siglo según las últimas predicciones”. Su contenido nos pretende hacer creer que: “(…) los investigadores concluyen que la temperatura media del planeta a finales de siglo se habrá elevado 3,2°C, y que el crecimiento demográfico no es el factor determinante que provoca esta situación (…)”. Francamente no puedo estar en mayor desacuerdo. Yo no dudo de que el tránsito de una economía basada en los combustibles fósiles a otra cuyos pilares sean las energías renovables, paliara en parte, y a largo plazo, el calentamiento climático. Empero la geopolítica y la visión cortoplacista de la gobernanza mundial no da lugar a ser nada optimistas, por muchos convenios que se firmen. La historia nos ha mostrado una y mil veces que, contra el hábito de firmar se opone el vicio de no cumplir lo acordado. Y francamente esta parece ser una regularidad claramente corroborada a lo largo de la historia de la humanidad.

Vivimos en un mundo superpoblado y seguimos insistiendo en aumentar la población, cuando el Planeta dispone de unos recursos limitados. Por su parte, en los países más poblados el envejecimiento de la población comienza a generar problemas económicos y sociales a los gobiernos. Más aún, en los países pobres, la natalidad resulta ser más elevada, pero una ingente cantidad de criaturas o mueren de hambre o se enfrentan a un futuro tan oscuro como vacíos están sus estómagos. Las industrias de los países desarrollados trasladan allí sus instalaciones (deslocalización empresarial para descender sus costes de producción), generando paro laboral entre sus conciudadanos, aunque sin terminar de paliar tampoco la falta de alimentos en los países afectados por tal expolio. De hecho ocurre todo lo contrario, ya que tal tejemaneje empresarial, es frecuentemente aderezado por un aumento de la contaminación y degradación ambiental. Más aun, del mismo modo, les hurtan sus suelos más fértiles (acaparamiento de tierras). Recordemos que gran parte de los Estados de la opulencia han gestionado tan deplorablemente sus recursos que necesitan la superficie productiva de otros para poder alimentarse (tierras virtuales), socavando más aun la pobreza de los desheredados del mundo. Por tanto, no les ayudamos a mejorar sus condiciones de vida, ni a promover su soberanía alimentaria, Así pues, más que riqueza podemos hablar de exportación de la explotación, si adicionalmente recordamos que les hacemos trabajar en condiciones insalubres, bajos salarios y jornadas interminables.

De lo hasta aquí expuesto se deduce que: donde se ubica la riqueza también lo hace la vejez ciudadana, mientras en los lares repletos de criaturas que deben formar parte de las próximas generaciones se ha instaurado una profunda pobreza, por mucho que sus gobernantes se ufanen del incremento de sus PIB, pero que en el mejor de los casos, solo beneficia a los que más tienen. A más habitantes más recursos naturales se necesitan, así como una mayor degradación ambiental termina siendo el resultado, reduciéndose paulatinamente la cobertura de suelos fértiles a escala global. Pregúntense ahora, por ejemplo, ¿por qué se prohíbe la inmigración?.

Empero incluso en el caso más que improbable de que la gobernanza mundial y su economía dieran un vuelco inesperado, el lema de a mayor número de habitantes, mayor necesidad de recursos para consumir se me antoja insoslayable. Se podría retrasar, que no erradicar, lo que el destino nos depara, si la madre naturaleza y nuestro egoísmo no hace menguar drásticamente la población de una forma razonable y razonada. Y mientras tanto aumenta la edad de la población en los países de la opulencia, generando que sus habitantes deban trabajar hasta aproximarse a sus “fechas” de caducidad. ¡La esclavitud de los ancianos del futuro! Por lo tanto, otro triste final se encuentra en ciernes. La distribución de la población y las futuras generaciones así como el reparto de la riqueza, se me antojan más que brutalmente descompensadas, contrarias a la dirección que demanda la razón para alcanzar un futuro sostenible.

Recursos finitos demandan una densidad de población finita. Y en este punto nos topamos con el muro de nuestra estupidez. Obviamente no nos encontramos preparados para adoptar medidas drásticas, y ni tan siquiera nos atrevemos a proponerlas, ya que se trataría de crímenes de lesa humanidad. Si como China controlamos la tasa de nacimientos, la población envejece generándose los mentados problemas económicos y sociales. Si por el contrario, en ausencia de controles demográficos, como es el caso de la India, la tasa de natalidad se desboca y con ella la pobreza, el hambre y la injusticia.

Racionalizar nuestros finitos recursos es una solución que debemos adoptar inexcusablemente ¡ya!. Sin embargo, el problema de fondo queda ahí, so pena de los locos que nos proponen alcanzar el transhumanismo y el poshumanismo que, como su nombre indica, deviene en ir más allá de lo humano, sigan con sus esotéricos y desmadrados discursos. Un mundo de robocops y de robots, que estos nos remplacen, tal como somos. Hablamos de la pérdida de la humanidad en una evolución cultural y tecnológica, que nos conduciría a un mundo en donde los hombres dejarían de serlo en sentido estricto.

El cambio climático y la degradación global que diezma sus recursos naturales son el producto, que no la causa, de unos humanos irrazonables que crecen (mucho y mal) más allá de lo sustentable/razonable. Un mundo repleto de viejecitos con una exigua tasa de remplazo de la población se traduciría en un progresivo e irreparable envejecimiento. Podemos cerrar los ojos y mirar hacia otro lado, pero tarde o temprano, o nos ponemos todos de acuerdo o nos destrozaremos a nosotros y al planeta. No encuentro la solución, por mucho que he pensado y repensado el asunto.

El ser humano siempre ha mirado hacia adelante con la esperanza de que nuevos progresos científicos y tecnológicos nos ayuden a salir de los problemas de sostenibilidad que creamos. Sin embargo, esa misma tecnología nos ha conducido hacia un mundo más inhumano y gloriosamente degradado ¿o no?. ¿Seguiremos pensando de la misma forma en el futuro?. A la dictadura financiera que padecemos,  todo  este dilema, el más serio al que jamás nos hemos  enfrentado, no les importa en absoluto, mientras que a los pocos “afortunadamente multimillonarios” que rigen sus destinos no les afecten y lleguen a vivir más que matusalén, o simplemente sigan persiguiendo “su asesina inmortalidad”.  Ante tales disquisiciones lo que vais a leer, que podría también criticarse desde el punto de vista científico, carece de interés a largo plazo.

Juan José Ibáñez

Continua……                 

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

El Mito de los biocombustibles y el cambio climático. Fraude Social, degradación de tierras, contaminación y política insensata

fraude-biocombuestibales_0

Fuente: Google Imágenes

Hoy voy a ser breve, ya que la noticia que os vamos a mostrar lleva el título de “Los combustibles ‘bio’ contaminan más que la gasolina o el gasoil”. Y como veréis abajo, llevo 11 años clamando lo que a esta “Smarinteligentia” global ha tardado  más de un decenio en reconocer. Podéis ver las fechas de las entregas abajo. La nota de Prensa, recoge informes y comentarios de la Unión Europea y grupos ecologistas, tras toda la parafernalia y mucho más que hemos padecido durante al menos una década desde esas mismas fuentes. Y digo “mucho más” porque uno no sabe por dónde empezar, al margen de pensar ¿Cómo es posible que hasta ahora tanto político, experto y sabio, no se percatara del serio problema que personalmente venimos denunciado desde los inicios de tamaño disparate (al menos once años). Cabría también mentar que la propia Unión Europea y los grupos ecologistas (a los que en estos temas denominaba de salón) defendieron promovieron e incentivaron económicamente estas execrables prácticas desde el punto de vista del sentido común, así como de la lógica científica. Y ahora ambos, súbitamente se ponen al frente de la las denuncias. Es algo así como si nos escupieran a la cara: “si lo he dicho y hecho,ya no me acuerdo”. Ellos que lo hacían todo para paliar el efecto de invernadero, se han subsumido en un estado amnésico profundo, por no decir que parecen un serio estado deterioro mental, o quizás el mal del Alzhéimer se ha adueñado de todos los que gobiernan nuestras vidas. ¡Gloriosa estulticia!.

Y así aumentaron el hambre en el mundo, atentaron contra la soberanía alimentaria de muchos países por el acaparamiento de tierras, degradaron suelos y ecosistemas, y de paso indujeron una considerable pérdida de biodiversidad, etc. etc. etc. Miles de millones gastados en balde, o no, ya que ahora la situación que han provocado es mucho peor que la que había con anterioridad a la moda de los biocombustibles, tanto para el ciudadano como para la naturaleza. Hay varias preguntas del millón que se me antojan incuestionables.

Nuestros políticos son unos ignorantes o simplemente corruptos (véase más adelante).

Las multinacionales del agronegocio han arrasado vastas extensiones de terreno dedicado a la alimentación humana y la vida salvaje.

Las multinacionales han se enriquecido a costa de los pobres, aunque también de los ciudadanos de los países de industrializados, ya que, la producción de biocombustibles ha sido  incentivada con generosos fondos públicos que provienen de nuestros bolsillos.  Y luego nos vendían coches “ecológicos”. Me callo porque……

Los responsables de la política científica se han gastado miles de millones en investigación.

Los científicos, o no tenemos espíritu crítico, o somos tontos de capirote, o peor aun estamos en connivencia en una trama casi satánica.

Los investigadores han publicado decenas de miles de trabajos, la mayoría de los cuales deberán pasar al vertedero de la ignominia. ¿Tampoco resta ni atisbo de sentido común en la clase científica?.

Los ecologistas defendieron tales prácticas a capa y espada, a pensar que incluso el precio de un kilo de producto para consumo humano era más caro que enchufarlo en una gasolinera a los automóviles. ¿Así se palia la alimentación de una población de desheredados de la Tierra?.   

Cuantas iniciativas en pro de la humanidad y el medio ambiente podrían haberse logrado, de destinar, reitero, miles y miles y miles de millones de euros o dólares en pro de evitar la contaminación y el calentamiento climático de haber usado el sentido común.

Se multará en poco tiempo a los coches que usen biocombustibles, tras incitar a su uso?

En alguna ocasión hemos defendido que no resta vida inteligente en el planeta. Pero quizás lo que ocurra es que toda la gobernanza mundial son una banda de ladrones y sinvergüenzas.

Abajo os dejo la nota de prensa. Esta vez adelanto los post (sin ser exhaustivos) en los que hemos denunciado la crónica de este desastre anunciado ya que nos informan mucho más que la susodicha noticia.   

Quizás no seamos muy listos, pero si miramos alrededor………  

 Post previos publicados sobre el tema.

Biocombustibles: Un Atentado Contra el Medio Ambiente

De la Eco-política a la Eco-miseria: Sobre la Crisis Alimentaria 2007-2008 y El Papel Desempeñado por los Biocombustibles

 Biocombustibles o Cultivos Energéticos: ¿Mito o Realidad?

Tierras Marginales y Biocombustibles de Segunda Generación: Otra Gran Mentira

 Producción de Biocombustibles a partir de Residuos Lignocelulósicos: Riesgo sobre la Productividad de los Suelos

 Biocombustibles Agroenergéticos: Fuel para los Ricos y Hambre para los Desheredados

 Contaminación de Suelos y Biocombustibles: Las Mareas Rojas y Puntos Muertos

 Biocombustibles y Desarrollo Rural: Replicando a Fco. J. Tapiador

 Sobre Biocombustibles y Un Nuevo Estilo de Blogs

 Cultivando Biocombustibles y Sus Repercusiones en América Latina: Una Reprimenda a la Prensa y los Científicos Españoles

 ¿Biocombustibles o Biodiversidad?: Crónica de un Problema Anunciado

 Biocombustibles: ¿Salvaguarda Ambiental o Genocidio y Desastre Natural?

 Agroenergética: Deterioro de los Suelos y Degradación del Medio Ambiente (Biocombustibles)

 Globalización Económica y Energía o ¿Locura Colectiva?: Del G8 a la OPEP Pasando por El Vaticano

 La Objetividad de los Científicos: “Los apologetas”

 El Hambre en el Mundo, Falta de Suelo Agrícola, La Mala Política Global, La Volatilidad de los Mercados, Guerras y Piratas

 La Crisis Económica Mundial y el Tsunami Alimentario: Las Sinrazones de un Mundo Insustentable y el Club de Roma

 Tierras Marginales: Un Concepto Peligroso y Confuso

 La Guerra del Suelo y la Guerra del Agua: Postcolonialismo Ecológico

La Pérdida de Biodiversidad en la Agricultura Industrial

 Agroenergética ¿Una alternativa ética con soluciones científicas? (Salvador González Carcedo).

 La Trastienda del Protocolo de Kyoto: El Negocio de la Energía y los Nuevos Riesgos para el Medio Ambiente

 El Futuro de la Agricultura y sus Enfrentadas Alternativas

 Cambio climático, Multinacionales y Fraude Científico

 Incendios Forestales y Quema de Rastrojos: Efectos sobre la Calidad del Aire y Salud Humana

 La Acidez de los Ultisoles: Sobre Gobiernos, Industrias Agroalimentarias y los Desheredados de la Tierra (El Caso Carimagua, Colombia)

La noticia………

(más…)

Etiquetas: , , , , , , , ,

Ébola, Degradación Ambiental y Cambio Global

ebola

Los estragos del virus del Ébola. Fuente: Despierta Venezuela

Personalmente el Blog Virus Emergentes y Cambio Global, cuyo administrador resulta ser Miguel Ángel Jiménez Clavero, me parece uno de los mejores de nuestro sistema de bitácoras, aunque por desgracia su actualización no resulta ser muy frecuente. Eso sí, prácticamente todas sus entradas se me antojan excelentes. Por desgracia ahora debe tratar la dramática epidemia del Virus del Ébola, y su dramática extensión en esa África Olvidada y maltratada. También a título personal me siento indignado al observar que los medios de comunicación y nuestros políticos siguen centrándose estos días (otoño de 2014) en temas geopolíticos como la tensión surgida entre Rusia y los países occidentales acerca de Ucrania o la locura desatada por el movimiento terrorista denominado Estado Islámico en Oriente Medio. Ciertamente son asuntos de gravedad, especialmente el segundo, empero que no alcanzan la dimensión y significado del drama desatado por el famoso virus, ya conocido desde hace tiempo, pero que al afectar a zonas densamente pobladas puede inducir (por sus tasas de mortalidad) estragos descomunales. Ante este problema de salud pública  las alarmas generadas no hace tiempo por el virus de la gripe aviar, de la que ya hablamos en varios post,  como en este parecen menores. Miguel Ángel abordó por primera vez el tema en el siguiente post:  Alerta internacional por virus Ebola, 2014y hoy mismo (el día que redacto este post) ha editado el segundo cuya lectura os recomiendo vívidamente a todos vosotros: “Ébola, África Occidental, 6 meses después: ¿es un virus emergente?”.  El autor nos informa de que efectivamente se trata de un virus emergente conforme a la definición vigente. Del mismo modo nos recuerda que su rápida expansión se debe en gran parte a las la “débil infraestructura sanitaria de los países más afectados” dejado de la mano de Dios y de los hombres. No obstante hace hincapié en un aspecto clave que suele soslayarse. Muchos problemas de salud pública acaecidos son el resultado de graves desastres medioambientales que siguen surgiendo incesantemente ya que el incontrolado desarrollo económico del capitalismo neoliberal/global parece reñido con la protección del medio ambiente y la propia salud pública. Ya que se trata de un texto muy reciente, no reproduciré el mismo, rogándoos que leáis ambas entregas. Si me detendré a extraer del último post algunas de las conclusiones personales de M.A. o avaladas por diversas instituciones que no tienen desperdicio. Me centraré pues en los temas que conciernen a una bitácora como la nuestra, que no a otras relacionadas directamente con la sanidad y el salubrísimo. Tan solo mentar que algo parecido alegaron hace unos años expertos latinoamericanos al abordar  el asunto de la Tuberculosis Multiresistente, aunque ya no recuerdo la fuente del texto, por lo que os ofrezco mis más sinceras escusas.  Me ceñiré en primer lugar a recoger las frases que me parecen más reveladoras para añadir  un pequeño comentario al final del post. Estamos pues hablando de un grave problema de degradación global que a la postre genera una plétora de efectos colaterales, como en esta caso la susodicha epidemia del Virus del Ébola. Comenta o recoge Miguel Ángel de otras fuentes….

(más…)

Etiquetas: , , ,

Abandono de Tierras, Éxodo Rural e Incendios Forestales

A finales de octubre o principios de noviembre  de 2013 recibí un correo-e, en el cual un tal Juan Botella lo encabezaba apelando al vocablo SOS, o algo así. Al leerlo, me percaté que se trataba de un ciudadano de la comarca de Los Serranos (provincia de Valencia) que me sugería si podía impartir una charla/coloquio sobre los tres trágicos incendios que habían devastado parte de sus paisajes durante los meses de Julio, Agosto y Septiembre de 2012. Es decir lo que solicitaba era que hablara del considerado azote del fuego en los ecosistemas mediterráneos. Como sabeís es un tema del que ya hemos explicado muchas cosas en post previos (ver relación de entregas al final de este). Sin embargo, tanto el grito de socoro como el tratarse de explicar lo que ocurría a unos vecinos casi vencidos por esta tragedia, me  llamaron lo suficientemente la atención como para aceptar el reto. No me arrepentí. Sin embargo, en esta ocasión, los bosques quemados no eran monocultivos industriales de coníferas producto de repoblaciones forestales, sino la invasión de los espacios agrarios por coníferas tras el éxodo rural hacia las ciudades producidos en gran parte de España desde la década de los años sesenta del Siglo XX. Hablamos pues de otro gravísimo problema a los que se enfrentan muchos países de la cuenca mediterránea, es decir que no solo afecta a España. Suele hablarse de este proceso como dedesertización rural. Del mismo modo os narramos que tal mecanismo de ¿degradación ambiental? (así me atrevo a denominarlo, aunque muchos no estarán de acuerdo conmigo) aqueja a amplias extensiones territoriales, de los ambientes mediterráneos, y más aún aquellos cercanos al litoral, ya que allí la naturaleza no pueden entenderse sin la recurrencia periódica del fuego, ni los policultivos mediterráneos que evolucionaron con ellos durante gran parte del Holoceno. La mañana del día del evento, acompañado de varios habitantes de la zona, recorrimos parte de los paisajes asolados por las llamas. Durante la tarde, en la charla y coloquio (acompañado de otros dos conferenciantes), les expuse mis puntos de vista y posibles soluciones. Pero vayamos al grano, por cuanto no resulta difícil de entender el meollo de la cuestión.

serraqnos-fuego-7

Pinar calcinado. Foto Juan José Ibáñez

Todas las fotos que a continuación mostramos fueron tomadas en un pista sin asfaltar que partía de la carretera entre Villar del Arzobispo (Villar de Benaduf) y Gestalgar, aunque próxima a esta última localidad. Debido a la alianza milenaria indisociable entre hombre y fuego, cuando el sistema se altera, la respuesta puede ser dramática. En este caso (…)

serranos-paisaje-4_0

Paisaje tradicional de los Serranos. Foto Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , ,

Minería de Los Fondos Marinos: Primero Explotar, luego Contaminar y después (…..)

Que la especie humana es irresponsable por naturaleza, se me antoja una verdad incuestionable. Existen muchos ejemplos, demasiados. Empero la noticia sobre la que versará el post de hoy, da buena cuenta de ello. Cuando tan solo hace unos meses de la catástrofe que PB produjo en el Golfo de California, resulta que ahora arranca la explotación de los fondos marinos con vistas a hacer de ellos las nuevas reservas extractivas de las multinacionales de la codicia. ¡Y todos tan contentos! Recordemos que BP, finalmente, reconoció que a esas profundidades no hay garantías de que las tecnologías e infraestructuras actuales funcionen debidamente. Las presiones son enormes, entre otros muchos factores. ¿En menos de seis meses hemos solucionado tales problemas?. Pues bien, no hemos aprendido nada. Como edafólogo al que le entusiasmaba el estudio de los suelos marinos, de los que no sabemos prácticamente nada, me temo que entre las petroleras, las nuevas minerías, la pesca de arrastre, etc., nos vamos a quedar con las ganas de entender lo que es un suelo marino prístino, antes de comenzar nuestra andadura subacuática. Sin embargo, otro tema es el de la biodiversidad. Pero que más da, ¿verdad? Si destruimos todo, a la postre no habrá que intervenir ni pagar cuantiosas sumas de dinero a la hora de inventariar, preservar y restaurar. Otra nueva forma de recortar déficits. ¿Nadie ha aprendido nada? Eso si, tales planes parecen comenzar en Guinea Papua, no ante las narices del Tio Sam. ¡Mejor cuidarse en salud!. Y al margen, ya veremos la contaminación que se egenera, así como sus consecuencias sobre la vida marina.

mineria-de-fondos-marinos-fuente-edgames-com-ar

Devastando el Planeta hasta sus Raíces. Fuente: 3dgames.com.ar

(más…)

Etiquetas: , , , ,

Entre el Crecimiento Económico y el Desastre Ambiental: Debate sobre la Minería del Oro en Colombia

Varios amigos y colegas colombianos se encuentran muy preocupados por la Fiebre del Oro en Colombia. Se trata de un debate muy candente en aquél país. Son muchos los Estados del Mundo en los que sus gobernantes entienden que el desarrollo económico, en esta economía bobalizada, pasa ineludiblemente por incrementar las actividades que dañan al medio ambiente y la salud económica de sus habitantes. En este sentido, las minerías extractivas a cielo abierto son incuestionablemente devastadoras. Empero el problema se complica cuando se trata de concesiones a multinacionales amorales que expolian los recursos naturales a cambio de sueldos de miseria, dejando tras de sí desolación, destrucción y enfermedades. Las autoridades locales suelen alegar que su actividad genera numerosos puestos de trabajo, ahora bien: ¿Durante cuanto tiempo? ¿Qué ocurre después? Simplemente que los habitantes de las áreas devastadas sufren las consecuencias: ¡comida para hoy miseria para mañana!. En el post previamente enlazado, ya narro la historia. Chile sufre problemas parecidos. Desde la distancia puedo entender que tal actividad extractiva, realizada o al menos dirigida por empresas locales, y vigilada atentamente por expertos ambientales y de salud pública objetivos tendría su razón de ser. Sin embargo, cuando gran parte de las ganancias quedan en manos de estas terribles compañías multinacionales (por mucho que prometan después restaurar lo irrestaurable)  se me antoja una claudicación a gobernar, desde el propio país, su destino. Hace unos meses me llegó otra noticia desde Colombia que da cuenta de todos estos acontecimientos, así como de la onda preocupación que allí generan entre los científicos, universitarios, movimientos ambientalistas, ONGS y los propios habitantes de la zona. Del mismo modo, ponen en riesgo, ecosistemas de gran valor, como por ejemplo, del que dimos cuenta en nuestro post: “Vegetación Paramuna (Frailejonales)” La noticia que podéis y debéis leer, aparecida en el rotativo Colombiano el Tiempo.com da cuenta del encendido debate que vive hoy este entrañable país. Tan solo añadiré que, cuando estas actividades se realizan en los tramos altos de las cuencas de drenaje, las consecuencias traspasan los límites locales, afectando todo el territorio aguas abajo, e incluso a las aguas marinas de sus litorales. Prefiero que hoy leáis la noticia por si solos, accediendo a ella pinchando en el enlace al periódico aludido. Tan solo unas mínimas consideraciones adicionales.

el-debate-sobre-la-mineria-de-oro-en-colombia-fuente-el-tiempo-punto-com

 

Foto: El Tiempo.com. Presunto lago glaciar con ecosistemas de Frailejón (páramos de Colombia)

(más…)

Etiquetas: , ,

Riesgos de las Repoblaciones con Eucaliptos y Pinos en Latinoamérica (Silvicultura Clonal)

Cuando viajaba en 2008 por el valle central del sur Chile, observé un tanto sorprendido como algunas antiguas parcelas agrícolas estaban siendo sembradas de Eucaliptos. Al preguntar a los colegas chilenos, en aquella excursión de campo, me comentaron que el país necesitaba ampliar su producción maderera. Seguidamente les interpelé si allí tenían noticia de los devastadores efectos sobre el suelo y recursos hídricos de este género de árboles, así como también de numerosas especies de pino. Temía la respuesta. Y efectivamente corroboraron mis sospechas. ¡No!. Este año, en Colombia me ocurrió lo mismo. Sin embargo, En España, llevamos unos 40 años protestando por tal tipo de repoblaciones. Las razones científicas son bien conocidas aquí y corroboradas hasta la saciedad.   Se trata de especies que acidifican el suelo a la par que diezman su actividad biológica y biodiversidad. Del mismo modo, requieren una enorme demanda de agua con vistas a mantener un rápido crecimiento, por lo que su humedad desciende dramáticamente impidiendo (junto a las sustancias alelopáticas que producen) el desarrollo de otras especies del ecosistema. En algunos lugares de España, los potentes sistemas radiculares de los eucaliptos penetran muchos metros de profundidad, llegando a veces a romper las conducciones de agua. Más aun, en el noroeste de la Península Ibérica (léase Galicia, por ejemplo) han llegado a  naturalizarse, destrozando los hermosos paisajes precedentes. Decir Eucaliptos (y en menor medida repoblaciones de pinos) es hablar Othar, el Caballo de Atila: “por donde pisaba, no volvía a crecer la hierba. Plantar Eucaliptos es encender la mecha de los incendios forestales. Vaya este post como advertencia de una decisión gubernamental desatinada y alimentada por las compañías nacionales y/o multinacionales de los “tocagenes”, es decir, las empresas biotecnológicas, como podréis observar en la noticia que hoy os muestro.

eucaliptos-en-chile-2-foto-juan-jose-ibanez

Vegetación Natural en Chile. Bosque de Nothofagus (Hayas) Ascendiendo al Volcán Chillan. Foto: Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , , ,