Posts etiquetados con ‘Docencia de la ciencia’

La Filosofía y Sociología de La Ciencia en la Docencia Universitaria: la Reacción de los Alumnos

Ya os comentamos en el post titulado “La filosofía de la Ciencia en la Docencia Universitaria” cómo, aunque sorprendidos por la contenidos de la signatura, los alumnos piensan que (i) no han perdido el tiempo y (ii) que de acuerdo a muchos de ellos debería impartirse como asignatura obligatoria en cualquier carrera universitaria. Ya os expliqué los contenidos que imparto en aquella entrega. Ahora deseo que los lectores interesados en estos temas lean sus respuestas a una de las tres preguntas que tenían que responder en su examen final. Obviamente “en principio” era la más fácil. Ahora bien, es fácil detectar quien adula al profesor y quien responde por mera estrategia. Se inscribieron y asistieron 16 alumnos, de los cuales dos no se presentaron al examen final. No he añadido nada, ni cambiado una coma de sus narraciones. No busco con estos exámenes que comprendan todo lo que escuchan, y menos aún que lo memoricen. Se trata de que entiendan en que consiste la empresa científica, para bien y para mal, con sus virtudes y defectos, así como los sesgos humanos que atesora, ya que se trata de un constructo social.  Reitero que se trataba de una asignatura de un máster destinado principalmente para Ingenieros, por lo que su vocación por aplicar la ciencia en el mundo de la tecnología, no debía inducir a que fueran muy proclives a interesarse por desideratas teóricas y menos aún humanistas, como ellos consideran la asignatura, mal que me pese. Entiendo que mi discurso pudiera estar más sesgado que los suyos. Como podréis observar, a ninguno le ha perecido que perdían el tiempo, sino todo lo contrario. El examen consistía de tres preguntas, siendo las dos restantes sobre filosofía de la ciencia y sociología del conocimiento científico respectivamente. Mi conclusión es clara, nuestros futuros científicos y tecnólogos son mucho más receptivos a abrirse al pensamiento crítico que los propios investigadores y docentes actuales. Tan solo necesitamos abrirles el camino (…) Debiéramos reflexionar muy seriamente las razones por las que estas materias no son actualmente impartidas en las facultades de Ciencia y Escuelas de Ingeniería. ¿Buscamos generaciones de borregos doctrinalmente instruidos u otras que aprendan a pensar críticamente sobre la actividad que realizarán en un futuro?. Lo que abajo leeréis no deja lugar a dudas. Os puedo asegurar que no he excluido ningún examen y si pensáis lo contrario, el Director del Máster dará fe aquí de que lo que asevero es cierto. Reitero que debiéramos reflexionar sobre este asunto son suma seriedad. Eso si no entremos si redactan mejor o peor, por cuento se trata de temas colaterales al objetivo del post. ¡de todo hay en la viña del Señor!. Termino señalando que aunque más de un alumno insiste en que les enseñe como se escribe un “paper”, lo rehúyo, ya que los que se dediquen a la investigación tendrán que leer muchos antes de ponerse a redactar el primero de su propia cosecha, mientras que no ocurrirá lo mismo con los contenidos impartidos en el curso. Comenzamos pues a ver sus narraciones. (…)

Juan José Ibáñez

 14 Alumnos

1. ¿Que es lo que se ha aprendido del curso?

¿Por dónde empezar?. Partiré por decir ¿Por qué no me enseñaron antes esto? (…)

filociencia-fuente-la-separacion-entre-ciencia-y-filofia 

 Fuente: Blog Vedanta y Yoga

(más…)

Etiquetas: , , ,

Ciencia y Tecnología Descafeinadas: ¡Esto podría ser Debido! ¡Esto podría Servir!

Seguimos con nuestro “curso básico de ciencia para jóvenes universitarios y tecnólogos”. Ya os comenté que estoy impartiendo, “por primera vez en mi vida”, clases en un Master Universitario de la Universidad Politécnica de Madrid. La asignatura en concreto, se denomina “Metodología de la Investigación”. Por tanto, no se trata de escribir post alardeando de cultura, sino más bien, enseñar  a los alumnos algunos principios básicos que he ido aprendiendo a lo largo de mi carrera profesional. Ahora bien, la literatura científica actual, adolece de demasiadas defectos, por lo que no vendría de más que aquellos a los que les entusiasma la denominada investigación traslacional, (palabreja nauseabunda) aprendieran también un poquito. Cuando era joven y comenzaban mis participaciones en congresos, era demasiado usual escuchar a los colegas, tras describir su estudio, terminar alegando “esto podría ser debido…”. Si pasamos al ámbito de la investigación aplicada, tal coletilla devendría en “esto podría servir…”. ¿Que diferencia existe entre “debe” y “servir” versus “podría ser debido” o “podría servir”?. La respuesta ineludible es ¡infinita! En el primer caso, se explicita que algo ha quedado demostrado, mientas que en el segundo que ¡quizás!, ¡tal vez!, ¡algún día!, en el mejor de los casos (o en el peor), si hay suerte (…). Por tanto tal diferencia es cualquier cosa menos trivial.  En 1988, un lamentable accidente me dejó postrado mucho tiempo, a la par que los médicos me explicaron que nunca volvería a caminar bien, por lo que tendría que auxiliarme de muletas o un bastón. Dos años después lo arregle “literalmente” dando una brutal patada con mi pie dañado al bordillo de una acera. Ya os explicaré la historia porque tiene su enjundia. “Una patada, si, una patada!. Durante aquel lapso de tiempo, en vista de que como investigador de campo mi carrera iba a quedar irremediablemente finiquitada, busque salidas alternativas para continuar mi trayectoria profesional. Y he te aquí que me topé con los temas que han dado lugar a nuestro “curso básico sobre filosofía y sociología de la ciencia”  Como el tiempo me sobraba a raudales, leí hasta la extenuación ¿Qué podía hacer? Empero como no hay nada mejor que darle una patada al bordillo de una acera (…), al final mi acervo cultural aumentó a base de golpes y deficientes diagnósticos médicos (del que tan solo os mento, de momento, este botón de muestra). Pues bien, la filosofía de la ciencia me mostró que “esto podría ser debido” o “esto podría servir”, no muestra más que la ignorancia del que lo exclama, al contrario que “se debe” o “sirve”, cuando se constata con rotundidad. Resulta curioso que actualmente, cuando nos enfrentamos a temas complejos como el cambio climático o la lucha contra las enfermedades, estas coletillas bochornosas, aparezcan un día si y otro también en las notas de prensa que dan cuenta de los descubrimientos de la más “rabiosa actualidad”. Empero no se trata de casos aislados, sino que comienzan a ser la norma. Como los chavales se aburren pronto intentaré ser breve, ofreciendo tan solo unas pinceladas a cerca de este espinoso problema. Veamos de qué hablo (…)

el-pensador-sergio-martinez-sanchez

Cuadro de Sergio Martínez Sánchez “El Pensador” Exposición “El Rebuzno Celeste” (2006)

(más…)

Etiquetas: ,