Posts etiquetados con ‘ecocerdos’

Ecoturismo una gran amenaza para la naturaleza

ecoturismo-ecodegradacion 

Las Medulas y más…. Fuente: Imágenes Google

La degradación ambiental y el interés por la naturaleza parecen ir unidas de la mano, tal amiguitas que discuten y pelean desde el jardín de infancia. Deseamos despertar el amor por la naturaleza entre los ciudadanos, y como resultado podemos decir que “hay amores que matan. La moda es mala consejera y el ecoturismo es moda. Una buena parte de los turistas que deciden visitar esos lugares hermosos que deben ser preservados, simplemente van allí para  demostrar a sus conocidos que han estado, sacar algunas fotos y enseñárselas a los amigos. Empero su comportamiento, con harta frecuencia, resulta ser más que lamentable, devastador. Para la mayoría de ellos, lo de “eco” es exactamente eso, eco, eco, eco, ya que los consejos previos que reciben antes de pisar tales enclaves, naturalmente eco-sagrados, les entran por un oído y les sale por otro.  “Nada parece registrarse en sus neuronas”. Y por tal irreverente y sucia actitud deberían ser multados y expulsados, y a veces encarcelados. Sin embargo, cuando tal suceso acaece, lo hace tarde, mal o nunca. Es decir, en la mayoría de los casos el daño ya ha sido infringido y a veces irreparable.   

Y por esta razón he defendido en numerosas ocasiones que todos aquellos ciudadanos que deseen hacer ecoturismo deberían tener un carnet de ecoturista tras realizar un examen que demuestre que están capacitados para no devastar, sino respetar debidamente los espacios naturales.   Empero como debo reiterar que el “ecoturismo” está de moda desde hace ya algún decenio dando lugar a la siguiente ecuación empírica fácilmente entendible: “Ecoturismo = Ecodegradación”.  Debido a tal eco-terrorismo ciudadano, debiéramos replantearnos todo este negocio ecoturístico. Por ejemplo, la manera más eficiente de preservar espacios protegidos sería prohibir que entraran las manadas de “ecocerdos” (obviamente los que han logrado el carnet de ecoturista no deberían, en teoría, ser incluidos en tal enorme saco de inmundicia). Son cientos de noticias las que diariamente denuncian tal “anti-ecoeducación” alrededor de todo de mundo, ante la pasividad de las autoridades eco-incompetentes. Al fin y al cabo, la promoción del ecoturismo no deja de ser más que el auge del “eco-negocio”, que justamente es alimentado y publicitado por las administraciones públicas competentes, agencias eco-turísticas, etc.. Por ejemplo, en España, muchas de sus despobladas tierras interiores, intentan ser repobladas por la vía del ecoturismo. Y para conseguir tal fin se crean muchos parques naturales, geoparques, monumentos de interés natural y bla, bla, bla. No se trata pues de preservar sino de dinamizar, a cualquier precio, la relación “economía y sociedad”. Una vez creada la figura legal comenzará el festival de abrir casas rurales, hoteles e incluso urbanizaciones (las he visto y nadie me lo puede negar), empresas de transportes, eco-vinos y eco-leches y otros eco-alimentos artesanales.  Allende los mares andan los ecologistas muy alarmados últimamente por el enorme crecimiento exponencial del turismo chino en gigantescos cruceros, que van ensuciando y devastando las islas que pisan como el caballo de Atila. Empero, no es más que otro paso hacia adelante en ese arma-ecoletal  creada por la economía globalEl ecoturismo como arma de degradación masiva”. La prensa española habla algo del tema, aunque mucho menos que la de otros países, ya que al fin y al cabo el turismo es vital para la su economía.  Y el ecoturista ignorante es capaz de llegar a cualquier sitio, por decir que el sí ha estado, no porque le interesa admirar o disfrutar de esos bellos espacios. Somos capaces de todo, como arrasar hasta la cima más alta del mundo (Everest: la cima del mundo convertida en un vertedero de basura).  Y yo me pregunto, ¿porque no se quedan en sus casas, visionan un documental del lugar el ejido” y ensucian sus hogares como les plazca, en lugar de colaborar a que vivamos en un Planeta cada vez más degradado y contaminado?. La biosfera y los verdaderos amantes de la naturaleza se lo agradeceríamos.

Permítanme que les cuente una anécdota a este respecto que viví personalmente en un crucero por las rías patagónicas.  Tras un Congreso Internacional sobre taxonomía de Suelos en Chile, decidí viajar por el país durante varias semanas. Obviamente uno de los lugares elegidos resultó ser la Patagonia, para lo cual decidí viajar en barco por las hermosísimas Rías en la que desembocan los glaciares, que allí nos regala la naturaleza. Yo disfruté de un viaje fascinante y más aun cuando por casualidad me hice amigo de Eugenio Azpillaga, conocedor de sus pueblos indígenas, sus costumbres, historia y paisajes.   Hablamos del Pueblo  kawésqar, a punto de su extinción.   Pues bien, prácticamente a nadie excepto a mi hermana y a mi les importaba en absoluto el paisaje ya que aparentemente es bastante monótono, al menos tras algunos días de navegación. Pues bien, los turistas se hacinaban en una pequeña cafetería/embriagaría, y al medio día ya abundaba la embriaguez y el ansia del ligoteo. Y el crucero no daba para más, por cuanto se trataba , “más bien”, de un barco de carga cuya cubierta superior había sido reformada para el turismo, mientras que las inferiores permanecían en su tradicional tarea del transporte de mercancías. ¿Qué les dirían a sus amistades al regresar de tal aventura etílica?. Espero que tuvieran buen pulso para obtener fotografías porque con tal cantidad de alcohol en sus venas. Resultado “la gran resaca” y quizás alguna que otra presa del otro sexo. Malo, caro y aburrido.

Abajo os dejo otras noticias que no dejan de ser más que un ínfimo botón de muestra de una gran oportunidad para el ciudadano y una tragedia para la naturaleza.  

Juan José Ibáñez

Continua……

(más…)

Etiquetas: , , ,