Posts etiquetados con ‘enfermedades nosocomiales’

Antibióticos Crípticos o Durmientes Se enfrentan Exitosamente contra las Bacterias Multirresistentes: Los Hongos del Suelo

 doratomyces-microsporus-antibioticos-nuevos-contra-bacterias-multiresistentes

Doratomyces microsporus

Ya hemos hablado en numerosas ocasiones de como la humanidad se ha beneficiado enormemente de las sustancias que producen los microorganismos del suelo. De hecho los antibióticos sintetizados por los hongos que habitan en el medio edáfico han salvado cientos de millones de vidas. Sin embargo, la sociedad actual viene maltratando los recursos edáficos hasta límites insostenibles. Una de las consecuencias de tal ¡insensato comportamiento! ha sido que los propios microorganismos del suelo adquirieran multirresistencia hacia los mentados biocidas, convirtiéndose en un gravísimo problema para la salud pública que nos afecta a todos los ciudadanos.

Hoy os mostramos una muy buena noticia, ya que volviendo la cara de nuevo hacia los hongos, mediante nuevas tecnologías, estos han logrado depararnos una esperanzadora y grata sorpresa. Las bacterias Multirresistentes se han convertido en un azote para la humanidad. Sin embargo, investigaciones recientes han constatado la presencia de los denominados antibióticos y antimocrobianos crípticos, que pueden ayudar a enfrentarnos de nuevo contra esta desgracia global producida por la estupidez de una sociedad a la que denominamos tecnológica y del conocimiento ¿¿??.  De todo ello os hemos ido informando a lo, largo de más de una década en multitud de post, actualmente almacenados en nuestras categorías “Biología y Ecología del Suelo” y “Los Suelos y la salud”.

Los hongos del suelo producen también en “momentos concretos” ciertos metabolitos que dejan de ser sintetizados cuando ya no les son necesarios, y a los que se denominan compuestos crípticos. Por esta razón, son difícilmente detectables, al contrario que otras sustancias entre las cuales deberían encontrarse los antibióticos clásicos, como ya sugiere su denominación. ¿Cuántos son, cuales pueden acarrear beneficios para curar las enfermedades infecciosas humanas?. Todo ello aun permanece por ser investigado. Ahora bien, se sospecha que una bioprospección rigurosa y sistemática de lugar a que se descubran bastantes sustancias de tal guisa, ya fueran con propiedades antibióticas o antimicrobianas.  La noticia que os ofrecemos hoy abajo nos informa que algunas especies del género Doratomyces, que habitan en el medio edáfico o sobre los restos vegetales que lo cubren, y a los cuales ayudan a descomponer, generan unas sustancias con poder antibiótico como para luchar con éxito contra las ya aludidas bacterias Multirresistentes. Un rayo de luz entre las tinieblas que se cernían sobre la salud de los ciudadanos. La especie de hongo en cuestión resulta ser Doratomyces microsporus. Por las razones aludidas, otros expertos hablan de “antibióticos y antimicrobianos durmientes”, cuando realmente el verdadero “durmiente” resulta ser nuestro cerebro colectivo. Pues bien, una de las sustancias que acaba de salir a luz, apelando al uso de nuevos procedimientos tecnológicos,  tras su inmemorial cripticidad en el suelo, resulta efectiva con vistas a combatir, por ejemplo, las numerosas enfermedades que inducen las cepas multirresistentes de la bacteria que denominamos Staphylococcus aureus.

Del mismo modo, algunas de estas sustancias refuerzan la actividad de otros antibióticos ya conocidos que comenzaban a ser poco eficaces en la lucha contra las susodichas bacterias multirresistentes, de tal modo que, por ejemplo, pequeñas dosis de ampicilina junto al nuevo compuesto “críptico” acabaron con los microrganismos patógenos testados.

Esperamos y deseamos que tales investigaciones progresen por el bien de la humanidad. El ciudadano debería saber que, a pesar de nuestros denodados esfuerzos para fomentar  la degradación del suelo con todos los medios de que disponemos a nuestro alcance, este rastrero recurso natural casi siempre sale en nuestro auxilio cuando le necesitamos.

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

Deslocalización de la Degradación Ambiental: Legislación y resistencia a antibióticos

Dicen que ¡más vale tarde que nunca!. Sin embargo, cuando los problemas ya han causado daños irreparables, tal refrán no debería consolar a nadie. Y es que las autoridades y poderes contemporáneos reaccionan tarde, mal o nunca. El ejemplo del calentamiento climático resulta palmario, que no singular. Si el abuso de los antibióticos por parte de los humanos deviene en problema, las ingentes cantidades con las que atiborran a los animales en las granjas industriales es un nievo ejemplo más del respeto que atesoramos por nuestra salud y la vida. Muchos ciudadanos padecen de la perspectiva miope de que la tauromaquia es un practica asesina, cuando en realidad los toros bravos disfrutan de una vida que firmarían sin titubear (de atesorar consciencia) los cientos de millones de animales que más que nacer y vivir en granjas, se ubican en naves que se asemejan a los campos de concentración nazis, sufriendo tropelías de toda índole. Empero aquí son pocos los que braman, excepto los vegetarianos. Por tanto debemos añadir a nuestro elenco de  denuncias una hipocresía social, digna de ser denunciada.

 resistencia-a-antibioticos

¿Rebellion en la Granja?. Fuente Could Pain-Free Animals End Factory Farm Suffering? Gajitz

La alarma sobre el creciente incremento de la resistencia a antibióticos debe retrotraerse, como mínimo más de dos décadas atrás. Y resulta ser el suelo, y de paso las aguas, los recursos naturales que padecen las consecuencias, en primera instancia. Empero no nos olvidemos de los humanos y el creciente auge de las enfermedades nosocomiales ya que terminamos siendo la presa de este tipo de contaminación ambiental. Comienza a preocupar a muchos ciudadanos versados en el tema cuando se les informa que deben ingresar en un hospital, ya que pueden ser curados de sus dolencias para enfermar o fallecer, a la postre, por este maldito problema de la multiresistencia. La huella del abuso de los antibióticos en los suelos, ya sea producida en las propias granjas, ya en otros predios regados con aguas no depuradas arman a la  “microbiosferade la susodicha resistencia.

Y en este contexto, el que autoridades tomen medida décadas después de producirse el problema, no deja de denunciar más que su propia ineptitud, que no buenas intenciones. Tales mastodónticos organismos internacionales deben batallar con los lobbies de las empresas implicadas en Bruselas, la aceptación de todos los países miembros (en especial aquellos que más exportan estos animales maltratados) junto a una burocracia tediosa que lo ralentiza todo. Sin embargo (…)

(más…)

Etiquetas: , , , ,