Posts etiquetados con ‘erosión eólica’

Diseño Artístico del Paisaje en la Lucha Contra la Erosión Eólica del Suelo

aistrailia-1 

Foto Fuente Brian Fisher para Deguardian

En la alerta de la IUSS con fecha del 26 de febrero de 2016,me llegó la sorprendente foto que daba pie a una breve noticia.  El agricultor Brian Fisher realizó con sus “modernos” aperos de labranza el paisaje que podéis observar con el propósito de luchar contra la erosión eólica del suelo.  Según sus propias palabras: “los surcos evitan que las ráfagas de vientos provoquen mayores daños” en ausencia de una cobertura vegetal protectora. Tal iniciativa fue llevada a cabo tras un enorme incendio forestal. Al parecer los surcos se disponen perpendiculares a la circulación de los vientos dominantes, según interpreto de sus comentarios que, de cualquier modo, os muestro al final del post traducidos del suajili-austriaco, ya que albergo dudas a cerca de mi interpretación. La noticia también pone en boca de Brian Fisher que, con tal arquitectura, paisajística logro evitar que fueran presa de la erosión los primeros 15 cm de tierra vegetal. Conforme a este granjero, la disposición de “las crestas reducen la posibilidad de erosión eólica”.

Francamente no dispongo de información para saber si tal mecanismo es idóneo ante el arrastre por el viento de las partículas del suelo. Si sabemos que, casi siempre (aunque depende de la intensidad de la lluvia), labrar contra pendiente palía en parte la erosión hídrica en laderas, aunque no me atrevería a decir lo mismo de la eólica (los cortavientos sí: ¿serían esos arbolitos que aparecen en la fotografía?). La nota de prensa tampoco concreta como Brian logró cuantificar la permanecía de esos 15 cm superficiales del horizonte superior del perfil edáfico respecto a su inacción ante el desastre.  Más intrigante aún resulta otra sentencia de la noticia que nos informa de que la idea se remonta a 1944 o aun antes de esta fecha, por cuanto indicaría que ya fue, “de algún modo”, puesta en práctica con mucha antelación. ¿Dónde? Cuando? ¿Demostró su eficacia?. Del mismo modo no se aprecia en el paisaje la devastadora acción del fuego mentada, salvo quizás un pequeño ese bosquete de arbolitos que aparece en el centro de la imagen, pero en fin…… todo son interrogantes excepto la imagen.

De cualquier modo, no podemos dudar de la belleza de estos patrones espaciales en paisajes de campos abiertos frente a los usuales, enormemente monótonos. Podría terminar remarcando algo así como: “habrá que esperar  a que los científicos demuestren las bondades de este tipo de laboreo artístico”, pero me temo que no lo sabremos, al menos  por la prensa internacional. No comentaré más dudas que me surgen ya que posiblemente daría lugar a apreciaciones erróneas o injustas. Pero debemos valorar el interés y  trabajo del agricultor en lugar de la inactividad de que hubieran ella gala otros muchos: ¡contra vientos y fuegos!: ¡Brian Fisher”, the best one.  

A lo largo de 10 años de bitácora hemos editado escasos post, debido a la carencia de información, sobre lo que pudiéramos calificar de arte y suelo. Si no recuerdo mal, tras más de 2.200 post publicados, tan solo tres que versan sobre este tema y alcanzamos la desorbitante cifra de cuatro. Pero si alguien está interesado ya sabe por dónde empezar. ¿Sera cierto?. Ojalá, ya que así disfrutaríamos de paisajes más hermosos.

Por cierto, en ninguna de las iniciativas mentadas, en las entregas previas fueron idea de edafólogos profesionales ¡Qué poco arte tenemos!.

Algunos o todos los post previos sobre arte y suelos

Agricultura y Arte: Crear Turismo Rural Divirtiéndose

SueloArte: Pintando con el Suelo (Pinturas de Javier Caballo)

Mapas de Suelos hechos con Suelos (Docencia y Divulgación de la Edafología)

Os dejo pues  con la noticia y mi perturbadora traducción……

(más…)

Etiquetas: , , ,

Las Pérdidas Económicas por la Erosión del Suelo en EE.UU.

erosion-por-viento-en-usa

Mapa de la Erosión del Suelo por Viento en EE.UU. Fuente: Problem of Wind Erosion

En una entrevista para ScienceDaily ,el edafólogo norteamericano Nick Comerford, ofrece una valoración económica de la pérdida de recursos edáficos en USA. Según este experto, tal proceso viene a costar aproximadamente 44 billones anuales de dólares (recordar que un billón de dólares suele equivaler a los mil millones en lengua española, los conocidos millardos que aún desconocen numerosos periodistas) es decir 44.000 millones de dólares al año. Se trata del precio asignado (según una determinada metodología, que desconozco) a la  erosión del suelo de 1,7 millardos o 1.700 millones de en cada ciclo anual. Maticemos que en estos datos se incluye la subsidencia de suelos orgánicos o turberas.  La buena noticia, según el mentado investigador deviene que las prácticas de conservación de suelos llevadas a cabo durante los últimos 25 años han recudido la pérdida de suelos aproximadamente  en un 40% del mentado país. Seguidamente Comerford nos vuelve a espetar la desiderata de siempre, archiconocida por los lectores de esta bitácora. Cabe recordar aquí, que según la Unión Europea, la degradación y pérdida de los suelos en Europa cuestan a esta mancomunidad de países unos 38 billones de Euros (esta vez sí que billón  podría entenderse como billón, aunque cuesta creerlo). Obviamente ambos cálculos son distintos por ya que en USA tan solo hablan de erosión y en Europa de erosión, sellado y degradación. La cifra europea resulta ser pues muy superior a la de USA, a no ser que la noticia fuera destinada para ser consumida en EE.UU. (entendiendo mil millones por billón), en cuyo caso resultarían ser semejantes.

En cualquier caso, este tipo de valoraciones económicas me generan bastantes dudas.  Por un lado conviene que el ciudadano tome conciencia de la dimensión del problema y otra bien distinta creerse que las cifras publicadas corresponden a cálculos fidedignos. Por mi actividad laboral y profesión, hoy por hoy, no dispongo del tiempo necesario para cotejar bibliografía y elaborar unos cálculos más críticos. Ahora bien, personalmente tengo la impresión de que sumamos las cifras publicadas acerca de las pérdidas  económicas inducidas por el calentamiento climático, erosión de la biodiversidad, desastres naturales, contaminación del aire, efecto sobre la salud de la degradación ambiental, etc. etc. podríamos alcanzar cifras que superen ampliamente el P.I.B. Global. Siempre se podrá objetárseme que unos datos solapan con otros, ya que, por poner un ejemplo, los desastres naturales inducen pérdida de suelos por avalanchas, deslizamientos,  etc. Dicho de otro modo, una cifra global del deterioro o perdida de los recursos naturales no podría obtenerse mediante un mero proceso aditivo de las cifras publicadas. También seamos conscientes que los expertos de una determinada disciplina, ayudados, por una prensa que lo infla todo (más que la superinflación cósmica),  a menudo nos colocan ante el peor de los escenarios, omitiendo estos “minúsculos detalles”.

No dudo de que la humanidad se encuentra dilapidando desenfrenadamente el capital que significan los recursos naturales del Planeta. Por lo tanto, si la ciudadanía y políticos se encontraran debidamente informados tales cálculos serían a todas luces innecesarios. Sin embargo, distamos mucho de encontrarnos ante este idílico “escenario”.  Vivimos en una economía de mercado en donde la “pasta” rige el presente de la sociedad, por lo cual, y para nuestra desgracia, hay que impactar y sensibilizar la opinión de unos y de otros apelando a su “presunto” valor monetario. Francamente no me creo tales cifras, ni por altas ni por bajas, sino sosteniendo que valor de los recursos naturales es sencillamente incalculable, debido a que no disponemos de nuevos inventarios, y mil asuntos más que lo impiden. Cada cual que piense lo que quiera. Os dejo pues con la noticia (…)

Juan José Ibáñez        

(más…)

Etiquetas: , , ,

Bacterias del Suelo y Erosión Eólica

Mediante técnicas de Pirosecuenciación y haciendo uso de túneles de viento, investigaciones recientes han mostrado el efecto de la erosión eólica de diferente intensidad sobre el arrastre partículas del suelo de diferente tamaño, así como el tipo de las bacterias que eran arrancadas del suelo. La Pirosecuenciación sirve con vistas a determinar el DNA global de las muestras, permitiendo discernir entre los distintos de los grandes grupos bacterianos. Por su parte, los de túneles de viento se ha utilizado con el propósito de simular el arrastre de materiales (inorgánicos, orgánicos y biogénicos) bajo diferente regímenes de viento sobre tipos de suelos y sedimentos de naturaleza variada.  Así se ha podido demostrar que las comunidades bacterianas que albergan las partículas de mayor tamaño son distintas de las contenidas en las de menor calibre. Del hecho, según los autores, se demuestra que estos diferentes micro-hábitats atesoran comunidades distintas, por lo que según el viento arrastre uno u otro tipo de partículas también exportará a otros lugares en donde se depositen microrganismos diferentes, empobreciendo los horizontes superficiales del suelo en unos u otros. Cabe recordar que distintas clases de bacterias desempeñan diferentes roles en el medio edáfico, por lo que resulta interesante conocer cuales son más susceptibles de volar a otros lares, según las condiciones ambientales y edafotaxa que se den en un determinado enclave, afectando al metabolismo del suelo de manera diferencial. Así por ejemplo, las Proteobacteria, que desempeñan un papel sumamente importante en los ciclos del carbono y el nitrógeno, aparecen fundamentalmente asociadas a las fracciones granulométricas gruesas del suelo. Por el contrario, las fracciones finas se caracterizan por la gran cantidad que atesoran de Bacteroidetes y otros microbios muy resistentes a condiciones extremas, tales como la sequedad o la alta incidencia de radiaciones gama. También cabe recordar que la exportación por el viento afecta de manera diferente a las partículas del suelo en función de su tamaño. Las mayores, por su peso, caen rápidamente a tierra, por lo que apenas suelen distanciarse del lugar de donde fueron erosionadas, mientas que las finas pueden viajar suspendidas en el aíre y ser depositadas a cientos o miles de kilómetros de distancia, lo cual encaja con las propiedades previamente mentadas.  En base a estos hallazgos, los investigadores que llevaron a cabo este estudio defienden que la superficie del suelo afectada por la erosión eólica pierde diversidad microbiana, aunque de forma diferencial. Del mismo modo, las Actinobacterias también muy importantes en el metabolismo del medio edáfico, y la formación de esas  estructuras denominadas agregados, suelen resistir la acción del viento permaneciendo arraigadas al lugar donde nacieron.  Con independencia de los suelos bajo condiciones naturales áridas y semiáridas, que suelen padecer frecuentemente de la falta de cobertura vegetal, una gran parte de las tierras agrícolas del mundo, durante alguna estación permanecen desnudas, siendo fácil presa de la erosión cuando las condiciones meteorológicas la propician.

 proteobacteria

Proteobacterias. Fuente: Universidad de Auckland

Finalmente, este tipo de análisis, según los autores, pueden servir tanto, para entender la huella digital microbiana tras un impacto ambiental y así evaluar sus repercusiones, como reconocer la importancia de enriquecer el suelo en materia en materia orgánica, mediante una gestión adecuada que evite o minimice el tiempo en el que el suelo se encuentra desnudo y evitar la perdida de microrganismos que pueden afectar negativamente a la hora de que el medio edáfico mantenga un metabolismo saludable. El estudio me parece interesante y original, en especial por utilizar los túneles de viento para simular regímenes de perturbación del medio edáfico bajo condiciones meteorológicas dispares. Ahora bien, aun queda mucho por hacer con vistas a alcanzar conclusiones menos generales y ambiguas, es decir, más jugosas. Recordemos que los suelos húmedos son mucho más resistentes que los que se encuentran secos, frente a los agentes erosivos eólicos. ¿Podríamos pues inferir que los suelos con horizontes superficies ricos en arcillas son menos resilientes frente la erosión que los que atesoran fracciones gruesas en abundancia?. Con toda franqueza, considero que hacen falta muchas más pruebas como para poder corroborar tal aserto.

actinobacterias

Actinobacterias. Fuente: CB TV

 

Juan José Ibáñez 

Lo que el viento se llevo……..

(más…)

Etiquetas: , , , ,

Laboreo, Erosión Eólica, Aspereza del Suelo y Calidad del Aire

Las partículas de polvo erosionadas desde el suelo son un problema con vistas a mantener una agricultura sustentable y la calidad del suelo, pero también afectan seriamente a la salud pública de los ciudadanos, como ocurre con las emisiones industriales, de vehículos, etc. El laboreo sin labranza, así como proteger el suelo con los residuos de las cosechas son técnicas sumamente útiles a la hora de paliar la cantidad emitida a la atmósfera de este tipo de partículas diminutas arrancadas del suelo por la erosión eólica. Sin embargo, tal práctica, según algunos colegas, no resulta siempre rentable, siendo preciso el uso del arado. Investigaciones recientes procedentes de EE.UU., dicen haber construido un aparataje de laboreo que reduce tales emisiones de polvo entre un 30-65%, principalmente cuando las parcelas agrícolas se encuentran en barbecho (desnudas de cubierta vegetal). Más aun, el suelo no resulta volteado, volviendo a dejar los horizontes o capas del suelo, más o menos en su disposición original. Al parecer, la biología del suelo tampoco se ve afectada, pero si ayuda a erradicar las enfermedades fúngicas, paliando también la emisión (pérdida) de materia orgánica particulada hacia la atmósfera, que de acuerdo a los autores se aproxima al 10% del total exportado (aunque esta vez no en forma de CO2) en los predios estudiados. Obviamente, tal modo de proceder evita o recupera la perniciosa compactación de los cm. superficiales del suelo (con independencia de que fuera generada por la maquinaria agrícola, el impacto de las gotas de lluvia, etc. –es decir se eliminan los sellos y costras, aunque personalmente albergo más dudas acerca de las que se ubican a mayor profundidad –suela de laboreo- inducida por el peso del utillaje muy pesado). En todo este proceso interviene la rugosidad del suelo, de tal forma que cuanto mayor sea esta, tanto menor resultara la pérdida de las partículas finas arrancadas del medio edáfico.  Sin embargo, otros factores determinantes que colaboran a paliar el problema resultan ser una buena agregación de las partículas del suelo, así como la propia humedad que atesore el medio edáfico cuando arrecian vientos de gran intensidad.

wind_erosion_bgr_big 

Emisión de partículas finas de polvo en suelos bajo barbecho. Fuente. Portland State University

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Erosión del Suelo, Tamaño de Partículas, Aerosoles y Clima: ¿Cómo se fractura un Vaso de Vidrio? (Fractales e Invarianza a los Cambios de Escala)

¿Tiene un vaso de vidrio a mano? Por favor tírelo al suelo con fuerza y rómpalo. Seguidamente recoja los pedazos y cuéntelos en función de sus respectivos tamaños. ¿Qué es lo que obtiene? Nada más y nada menos (que no exacta en la magnitud de los trozos, obviamente) que unos datos  equivalentes a la distribución del tamaño de partículas que atesora el polvo atmosférico (aerosoles), eso si, entre otros muchos patrones que son conformes a la misma ley (por ejemplo frecuencia-tamaño de las cuencas de drenaje, magnitud-frecuencia de terremotos, extensión ocupada por los tipos de suelos o edafotaxa en un determinado territorio, etc. etc.). Y de este modo parece habarse dado un paso importante en el estudio del sistema climático, según nos informa la noticia de hoy. ¿De que patrón se trata?. Os he mentado en innumerables ocasiones. Hablamos de la Curva de Willis. ¿Cómo? De patrones invariantes a los cambios de escala, es decir de estructuras fractales o en su defecto de otras multifractales. Tal es el proceso de erosión eólica, que al arrancar los materiales del suelo, los transporta en el aire, condicionando el balance radiativo de la tierra y el régimen de precipitacionesDe darse otro patrón diferente, el comportamiento del clima también cambiaría. Algo de lo más simple y, por mucho que os pueda extrañar a algunos de vosotros también de lo más obvio, trivial e ubicuo en la naturaleza.  Sobre este tema versa el post de hoy.

tamano-de-particulas-en-el-polvo-atmosferico-fuente-ncar-ucar

Tamaño de partículas en el polvo atmosférico Fuente NCAR & UCAR

(más…)

Etiquetas: , , ,

Dunas Escalando Montañas (Paisajes en Latinoamérica)

A menudo la naturaleza nos sorprende con estructuras similares generadas por procesos distintos, aunque pudieran estar relacionados. Este es el caso que hoy os mostraremos. Me resulta curioso observar dunas que “parecen” arrastrarse para elevarse tal cual montañeros por las escarpadas vertientes de una Sierra y/o colina. La primera vez que observé este proceso fue en el litoral de la Cornisa Cantábrica (norte de España). Sin embargo, en nuestro largo recorrido por Perú y Colombia, pudimos observar tal imagen en tres parajes diferentes bajo la acción de situaciones y procesos relativamente distintos. El primer caso concierne a Ica (Perú), en donde el viento (erosión eólica) arrastra la arena de un desierto de reg, contra unas colinas cercanas. El segundo caso acaece la Reserva Nacional de Paracas Perú. Allí, la acción conjunta del oleaje y el viento (erosión eólica e hídrica litoral) crea otro tipo de dunas al chocar contra un acantilado escarpado y rocoso. Finalmente, volvemos a contemplar la misma imagen en el Parque Nacional Natural de los Nevados (Colombia). La furia ejercida por el Dios Eolo sobre un modelado glaciar previo en las montañas (una morrena lateral) que lo cobijaba (desaparecido hace pocas décadas) ha sido remodelado a causa de las tormentas de aire, incluso dando lugar a micro-modelados de ripples. No cabe duda que los procesos de erosión-deposición eólica son comunes a todos estos ejemplos, empero de forma muy dispar.

dunas-en-el-desierto-de-ica-peru 

Desierto de Ica Perú (Foto Juan José Ibáñez)

 Este post no atesora pues más intención que mostraros tales ejemplos en los mencionados Desierto de Ica (Perú), Reserva Nacional de Paracas Perú y Parque Nacional Natural de los Nevados (Colombia).

  dunas-en-las-playas-de-paracas-peru

Acantilados de Paracas; Dunas abajo centro derecha (Foto: Juan José Ibáñez)

(más…)

Etiquetas: , , ,