Posts etiquetados con ‘floraciones algales’

Los nutrientes que la alteración de las rocas y el lavado de los suelos envían a los océanos (de las extinciones en masa a los fertilizantes y las floraciones algales)

nutrientes-y-extinciones2

Fuente: Google imágenes

¡Vaya lio en el que me he metido al elegir la noticia para redactar este post! Como podréis observar, el título de la nota de prensa ya es de por sí confuso y confundente, sin que pueda o sepa evitarlo. Todo comenzó con dos noticias en inglés que de por si se me antojaron interesantes en una primera lectura, aunque resultaron ser semi-clónicas.  Sin embargo, todo apunta a que comienza a ser una pauta asumida a la hora de divulgar los resultados de un estudio, como también incluir, de cualquier modo, el cambio climático y, de paso, a los fertilizantes. El artículo publicado tan solo intentaba explicar las causas de la extinción en masa ocurrida en los océanos entre el  Cenomaniense y el Turoniense  (Evento Anóxico-2 o Evento Bonarelli). Y escogí la noticia debido a que tenía que ver con los suelos/regolitos/procesos de alteración. Pero luego entre unos y otros, así como las consabidas llamadas de atención al lector (reclamos publicitarios), terminaron por dejar la esencia de los resultados en un segundo plano. Veamos si puedo ser breve y luego os leéis el material en suajili y español-castellano que he ido recopilando. 

Los nutrientes que albergan los océanos son en gran parte generados por los procesos de alteración litosférica de la superficie terrestre emergida, es decir desprendidos  por suelos, regolitos y rocas, tras su alteración biogeoquímica. Estos son lavados por las aguas hasta las cuencas de drenaje que terminan por depositarlos en los mares del mundo. Sin ellos, la vida marina sería muy pobre por falta de nutrimentos, a excepción de los dimanados por el vulcanismo. Sin embargo, en condiciones excepcionales, pueden liberarse en ingentes cantidades (ver alguna información al respecto en el material de las notas de prensa que os dejo abajo y especialmente en las anglosajonas) ocasionando la eutrofización del líquido elemento (demasiados nutrientes) y como corolario, una elevada producción de biomasa por el fitoplancton, pudiendo dar lugar a la aparición de inmensas floraciones algales de alguna clase. Estas consumen el oxígeno causandocondiciones de anoxia (escasez de oxígeno) que no puede soportar la vida marina (los ya conocidos como “puntos muertos”) y por tanto desaparece, comenzando una extinción en masa. La biomasa muerta cae así hacia los fondos marinos, en donde se acumulan descomunales cantidades de materia orgánica (necromasa) en su lecho (ya que la anoxia evita, en gran medida, su descomposición, al acabarse el oxígeno). La noticia de marras por ejemplo, nos informa de pizarras oscuras muy ricas en materia orgánica que se intercalan en las columnas estratigráficas entre otros sedimentos más claros (condiciones normales).  El pie de foto de una de las noticias en ingles venía a decir.

La adición de nutrientes al océano causa un aumento en la producción de materia orgánica, como el fitoplancton. Cuando estos mueren, se hunden al fondo comonieve marina” descomponiéndose y consumiendo oxígeno en el proceso. Se cree que este es el principal responsable de la pérdida de oxígeno a gran escala en los antiguos océanos, lo que acarrearía extinciones masivas en el medio marino.

Al parecer, se trató de una cadena o cascada de eventos en los que también entran en juego vulcanismo y cambio climático. Pero lo mismo puede ocurrir tras cualquier desastre natural de grandes dimensiones que dañara la cobertura vegetal de la biosfera disparando el arrastre de una gran cantidad de sedimentos y nutrientes hacia el mar, desde la tierra emergida.  Soslayaré aquí fechas, duraciones, etc., para terminar mentando que los autores defienden que lo mismo está ocurriendo actualmente  como resultado del calentamiento climático y la gran cantidad de nutrientes que desprenden las sociedades modernas con sus fertilizantes, residuos, etc. Y así en las noticias en español castellano que dan cuenta de esta investigación pueden leerse titulares de la siguiente y zafia guisa: El cambio climático, las aguas residuales y los fertilizantes podrían desencadenar una extinción masiva en los océanos, y está aún más exagerada si cabe: Los océanos, al borde de una anoxia de un millón de años. ¡Amen!.

Yo no dudo de que tal hecho pudiera ocurrir bajo determinadas circunstancias. Ahora bien, ya estaríamos mucho antes los humanos “fuera de juego”. Tampoco parece lícito extrapolar los cálculos, siempre provisionales, de aquél remoto periodo para realizar predicciones futuras de tan largo plazo. Se me antoja un puro dislate. Empero en este caso, los propios autores parecen tener gran parte de la culpa, por proponer gratuitamente insanas ideas, que nacen de los inciertos paisajes del pasado, a las condiciones contemporáneas. Personalmente creo que de seguir así el devenir de las publicaciones científicas, habrá que incluir en los currículos de los jóvenes investigadores cursos de publicidad éticamente sostenible. Os dejo ya pues con  parte del material que he recopilado.   

Juan José Ibáñez

Continúa……. (más…)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

Erosión de los suelos de los márgenes fluviales, contaminación de aguas, fósforo y floraciones Algales

erosion-fosforo-y-floraciones-algales

Erosión de márgenes fluviales en el Condado de Vermonty floraciones algales

Numerosos elementos químicos de la naturaleza pueden ser tóxicos cuando sobrepasan ciertos umbrales de concentración en forma biodisponible para los seres vivos, es decir que puedan ser absorbidos y utilizados por estos últimos. Ahora bien, existen elementos del medio edáfico que sufren fácilmente reacciones que impiden o reducen su asimilación por la vegetación u otros organismos. En la naturaleza el caso más flagrante es el del nitrógeno atmosférico, enormemente abundante en el aire, pero escasamente biodisponible en el suelo, como ya os hemos comentado en numerosas ocasiones.

Ya os hemos hablado en post anteriores de las formaciones algales causadas por la enorme carga de nutrientes que acarrearan las aguas corrientes al atravesar los paisajes agrarios gestionados mediante procedimientos recomendados por la agricultura industrial, pero también procedentes de las aguas residuales de los asentamientos urbanos. Del mismo modo, en EE.UU., se ha constado que gran parte de la erosión actual obedece a los sedimentos/suelos arrancados de los márgenes fluviales (ver relación de algunos de los post que hemos ido describiendo sobre estos asuntos al final de la presente entrega).  Por esta razón, se ha venido pensando, al menos en este país, que tras destrozar la vegetación de ribera por las prácticas agrarias, había que instalar filtros vegetativos. Este modo de proceder, como ya os comentamos en otro post, se me antoja un flagrante despilfarro, ya que bastaría ceder un poco de terreno de labor al lado de los cauces para que la vegetación en galería o ripisilva creciera espontáneamente y realizara la misma función sin tener que apelar a procedimientos muy  onerosos y de difícil mantenimiento (más gastos para los granjeros).

La biodisponibilidad del fósforo en el medio edáfico ha sido siempre motivo de gran preocupación para los ingenieros agrónomos, por cuanto resulta muy fácil que pase a ser insoluble, a través de una serie de reacciones y maquinismos fisicoquímicos que no vamos a detallar aquí. Debido a ello, el abonado con este elemento es una práctica habitual. Son estas formas de fósforo asimilable, junto con otros nutrientes usados en la sobre-fertilización de los campos agrarios las que causan la expansión de las floraciones algales, tan dañinas para la salud (por ejemplo la potabilidad del agua), pesquerías, etc.

En este contexto, investigadores de EE.UU. venían pensando que la erosión de los suelos de ribera, cargados de agroquímicos, entre los que se encuentra el susodicho elemento, era una de las causas de la eutrofización de las aguas, y como corolario, de la creciente expansión de las floraciones algales. Sin embargo, un estudio reciente viene a demostrar que tal visón pecaba de simplista.  Como podréis comprobar en la nota de prensa que os reproduzco abajo (Study suggests eroded sediments could be phosphorus sink rather than source), incluso pudiera ser que, en determinados casos, fueran estos sedimentos arrastrados por los aguas responsables que el fósforo en formas biodisponibles  pasara a otras formas que no lo son, y como corolario, disminuyera su potencial contaminante y de paso frenara la proliferación de las mentadas floraciones. Conociendo que cualquier pista que se le proporcione a la agro-industria suele dar lugar a la comercialización de productos que “alegarían” “milagrosos con vistas a paliar un determinado problema, pronto nos sorprenderán con materiales caros que insolubilicen este u otro elemento, ya que solventar el problema de raíz, haciendo uso de la razón y cortando el flujo de contaminantes desde la fuente, ofrece muchas menos ganancias. Pero a lo que vamos.

Que las legislaciones evalúen la gravedad de un problema estimando la cantidad total de los elementos químicos resulta ser un verdadero dislate, especialmente en este, pero también de otros muchos casos. Lo que deben analizarse son las formas biodisponibles. Pero este no es el caso de EE.UU., como tampoco del Reino Unido, al menos hasta hace unas pocas décadas. Hará quince o veinte años, una becaria posdoctoral que arribó a nuestro centro desde otro de UK, se especializó en la contaminación de suelos por metales pesados. Hablando con ella me comentó que estimaba los elementos totales presentes en el medio edáfico y su impacto sobre la vegetación. Le replique que eso era una barbaridad, y que debía aplicar técnicas analíticas con vistas a estimar lo que denominamos, elementos solubles, asimilables o retenidos en el complejo de cambio (se trata de tres técnicas analíticas distintas, cualquiera de las cuales es más razonable que la que ella usaba).   Su respuesta fue tan tajante como “acrítica”: “si así se hace en el Reino Unido, por algo será” (típica chulería de los jóvenes que por estar en países anglosajones volvían atesorando una enorme arrogancia dimanante de la pura ignorancia). Como podemos ver ese “algo” es la estupidez.

Os dejo con la nota de prensa y algunos post previos relacionados con estos temas…...

Juan José Ibáñez  

(más…)

Etiquetas: , , , ,

Los Grandes Lagos en USA y su Alarmante Contaminación

grandes-lagos

Distrito de los Grandes Lagos y el Mississippi. Fuente:Mississippi River Trail 2013

mississippi-river-facts

Cuenca del Mississippi. Fuente Natural Forest Service

Recientemente he recibido numerosos mails de USDA Office of Communications, como alguno de los que os expongo al final de este post. De este modo se están implementando programas con vistas a paliar un gran impacto ambiental de difícil solución bajo los cánones actuales de la agricultura industrial. El problema causado por las aguas residuales y en especial a través de una escorrentía repleta de nutrientes procedentes de la sobrefertilización de los suelos agrícolas, pesticidas y aguas residuales mal tratadas, comienza a ser insostenible en términos ambientales, pero también de salud pública (por ejemplo las floraciones algales, aguas cuya carga de contaminantes supera los límites tolerables por la legislación en lo concerniente al agua potable). Si ponéis en vuestro motor de búsqueda (en este caso el controvertido Google) los palabros “Great lakes contamination agrochemicals” os saldrá un listado con más de  más de cuatro millones y medio de ítems. Ahora se acusa a la extensión de la Labranza cero de aumentar la gravedad del problema aludido. Recordemos que la denominada agricultura sin labranza se basa en agroquímicos y transgénicos, sindo muy distinta de la denominada ecológica. Podéis leer por ejemplo esta página Web en la que se expone ampliamente el problema para el distrito de los grandes lagos. De aquí que la alarma ha saltado en USDA data la abundancia recibida de mails en menos de dos semanas. En este post no me reiteraré sobre lo que ya he abundado en demasiadas ocasiones. Tan solo mentar “once again” que nuestros sistemas de producción agraria industrial no funcionan, son insustentables a todas luces, y a las pruebas me remito, como cuando os hablaba de la que ya sufre el Golfo de México, inducida por la polución descontrolada de la cuenca del Mississippi. La tecnología agraria actual no pueda frenar tan pavorosa degradación ambiental y atentar contra la salud de los ciudadanos, por lo que hay que insistir en que, o se cambia el modelo actual o la gran cloaca americana seguirá creciendo, como en otros muchos numerosos países. Abajo os dejo alguna de las múltiples noticias recibidas.

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , , , , ,