Posts etiquetados con ‘fósforo’

El Futuro de la Agricultura tropical y el problema del fósforo en sus suelos: El Hambre de Fósforo y la Tasa del Fósforo

fosforo-produccion-de-soja-en-brasil

Producción de soja en Brasil. Fuente: Universidad de Brown

 El fósforo es un elemento escaso, pero totalmente imprescindible para la agricultura en general y la tropical en especial. A diferencia del nitrógeno, muy abundante en la naturaleza, pero escaso en los suelos, el fósforo debe considerarse como “un recurso no renovable”, del que en principio no cabe esperar que futuros avances tecnológicos nos ayuden a producir más cantidades de este elemento químico, que suele obtenerse a partir de rocas fosfáticas o fosfóricas, cuyos depósitos son escasos y mal repartidos alrededor del mundo. Con independencia de alguna minería en suelo norteamericano y algún que otro país, las mayores reservas se ubican en el norte de África. Alrededor del  72% de estas se encuentran en Marruecos y el oeste del Sahara, como coralario supongo que parte debieran ser patrimonio del pueblo Saharaui, aunque desgraciadamente no es así. Pues bien, diversos tipos de suelos y en especial los que son muy ricos en carbonatos, o muy ácidos y pobres en nutrientes, necesitan la adición constante de este fertilizante, ya que resulta ser fácilmente inmovilizado en el suelo (en suelos ácidos predominan fosfatos insolubles de Fe y Al) secuestrándolo de las imperiosas necesidades que requieren las plantas de cultivo. Y como nos cuenta la noticia de hoy, podemos pensar en una futura agricultura libre de combustibles fósiles, como también de nuevas formas de obtener nitrógeno asimilable, pero los recursos que nos proporcionan fósforo son escasos y finitos. Un incremento considerable en la demanda conllevaría la subida y volatilidad de sus precios en el mercado.  De hecho, pueden leerse noticias como “La escasez de Fósforo amenaza la producción alimentaria mundial” o “El fósforo se acaba”. A pesar de que muchos colegas e instituciones no le han prestado demasiada atención, la FAO se encuentra muy preocupada por este asunto. Por lo tanto, cualquier plan con vistas  a intentar ampliar e intensificar la producción alimentaria en estos espacios geográficos (justamente los más necesitados),  se toparía con este, hoy por hoy, casi insalvable problema.

 Obviamente la FAO desea aumentar la producción de alimentos en Latinoamérica, África y Asia, con vistas a cumplir los objetivos del milenio u otros similares, es decir, los que no se logran nunca debido a la ineficacia de la gobernanza mundial. Empero si en muchas ocasiones, los fracasos se deben al desinterés por los consensos políticos causado por el egoísmo de los Estados, nos encontramos ante una situación muy distinta y hasta me atrevo a calificarla de objetiva. En otros tipos de ambientes y suelos, el fósforo sigue siendo un factor limitante, pero se requieren menores cantidades de enmiendas. Sin embargo (soslayando los medios edáficos fuertemente calcáreos) en las regiones aludidas, la rápida inmovilización de este elemento vital demanda “anualmente” que se añada en grandes dosis, encareciéndose las producciones. El hecho de que China y EE.UU., han prohibido exportarlo con vistas a garantizar en la medida de lo posible sus reservas, ya nos indica la seriedad y gravedad del asunto, habiendo calado entre expertos y técnicos el vocablo “el hambre del fósforo”.  No me extrañaría que a falta de ideas, otros colegas nos informen pronto del “fosfocidio que se avecina”. Pero la propia noticia que os proporciono abajo nos habla de que tal carestía podría generar incluso conflictos bélicos en algunas regiones.

 Como podréis observar en el material que os proporciono abajo, la mayor fijación se produce en tipos de suelos muy evolucionados que suelen formarse sobre cratones antiguos, como los que atesoran África y Suramérica en grandes extensiones. Nos referimos concretamente, sin pretender ser exhaustivos,  a los Ferralsoles, Acrisoles, Alisoles, etc. Y francamente, al parecer no se atisba solución. El autor de la primera noticia, propone cuatro o cinco estrategias. Sin embargo ninguna de ellas resulta ser satisfactoria pudiendo, en el mejor de los casos, retrasar algunos años la eclosión de una crisis mundial.

 Podemos acusar a los países desarrollados de haber hecho uso de excesivas enmiendas, y no herraríamos. Como veréis, existen terrenos en climas templados en donde se buscan soluciones para bioremediar la eutrofización (polución) por el exceso de fósforo en los suelos. Sin embargo, por mucho que, a partir de ahora, nos esmeremos en utilizar las menores cantidades posibles, reciclar todo lo reciclable, etc., estamos hablando de un imperativo acuciante que afecta a enormes superficies de tierra laborable necesarias para alimentar a una parte considerable de la población mundial. Aunque el crecimiento demográfico se frenase, el hambre que sufre la buena gente en muchos de estos países, exige soluciones ¡ya!, sin contar con que, con toda seguridad, la población seguirá aumentando. La región que ahora posee las mayores reservas, que dicho de paso, fue colonia española hasta 1976, y podría ser rica en el futuro, aunque si no cambian las cosas lo será Marruecos. El franquismo, cedió aquellos terrenos a quien no correspondía (en mi modesta opinión), mientras que muchos moradores legítimos, que ahora podrían vivir sin necesidades perentorias, lo hacen en campos de refugiados de un país vecino, ante la incomprensible actitud de la Organización de las Naciones Unidas.   

En fin, me vienen recuerdos de aquella injusticia que nos frustró a muchos españoles, por una decisión gubernamental lamentable en los últimos momentos de la dictadura fascista que padecimos durante 40 años, que me han desviado de un tema tan serio e importante.  Se trata de un dilema que debía estar en el top de la lista de prioridades de cualquier agenda internacional en materia de seguridad alimentaria. Esperemos que no se relegue el reto hasta que sea demasiado tarde. También os dejo algunos párrafos de otras páginas Web que os informarán sobre la problemática de los suelos y el fósforo.

Os dejamos ya con las noticias y comentarios aludidos……..

 Juan José Ibáñez  (más…)

Etiquetas: , , , , ,

Erosión de los suelos de los márgenes fluviales, contaminación de aguas, fósforo y floraciones Algales

erosion-fosforo-y-floraciones-algales

Erosión de márgenes fluviales en el Condado de Vermonty floraciones algales

Numerosos elementos químicos de la naturaleza pueden ser tóxicos cuando sobrepasan ciertos umbrales de concentración en forma biodisponible para los seres vivos, es decir que puedan ser absorbidos y utilizados por estos últimos. Ahora bien, existen elementos del medio edáfico que sufren fácilmente reacciones que impiden o reducen su asimilación por la vegetación u otros organismos. En la naturaleza el caso más flagrante es el del nitrógeno atmosférico, enormemente abundante en el aire, pero escasamente biodisponible en el suelo, como ya os hemos comentado en numerosas ocasiones.

Ya os hemos hablado en post anteriores de las formaciones algales causadas por la enorme carga de nutrientes que acarrearan las aguas corrientes al atravesar los paisajes agrarios gestionados mediante procedimientos recomendados por la agricultura industrial, pero también procedentes de las aguas residuales de los asentamientos urbanos. Del mismo modo, en EE.UU., se ha constado que gran parte de la erosión actual obedece a los sedimentos/suelos arrancados de los márgenes fluviales (ver relación de algunos de los post que hemos ido describiendo sobre estos asuntos al final de la presente entrega).  Por esta razón, se ha venido pensando, al menos en este país, que tras destrozar la vegetación de ribera por las prácticas agrarias, había que instalar filtros vegetativos. Este modo de proceder, como ya os comentamos en otro post, se me antoja un flagrante despilfarro, ya que bastaría ceder un poco de terreno de labor al lado de los cauces para que la vegetación en galería o ripisilva creciera espontáneamente y realizara la misma función sin tener que apelar a procedimientos muy  onerosos y de difícil mantenimiento (más gastos para los granjeros).

La biodisponibilidad del fósforo en el medio edáfico ha sido siempre motivo de gran preocupación para los ingenieros agrónomos, por cuanto resulta muy fácil que pase a ser insoluble, a través de una serie de reacciones y maquinismos fisicoquímicos que no vamos a detallar aquí. Debido a ello, el abonado con este elemento es una práctica habitual. Son estas formas de fósforo asimilable, junto con otros nutrientes usados en la sobre-fertilización de los campos agrarios las que causan la expansión de las floraciones algales, tan dañinas para la salud (por ejemplo la potabilidad del agua), pesquerías, etc.

En este contexto, investigadores de EE.UU. venían pensando que la erosión de los suelos de ribera, cargados de agroquímicos, entre los que se encuentra el susodicho elemento, era una de las causas de la eutrofización de las aguas, y como corolario, de la creciente expansión de las floraciones algales. Sin embargo, un estudio reciente viene a demostrar que tal visón pecaba de simplista.  Como podréis comprobar en la nota de prensa que os reproduzco abajo (Study suggests eroded sediments could be phosphorus sink rather than source), incluso pudiera ser que, en determinados casos, fueran estos sedimentos arrastrados por los aguas responsables que el fósforo en formas biodisponibles  pasara a otras formas que no lo son, y como corolario, disminuyera su potencial contaminante y de paso frenara la proliferación de las mentadas floraciones. Conociendo que cualquier pista que se le proporcione a la agro-industria suele dar lugar a la comercialización de productos que “alegarían” “milagrosos con vistas a paliar un determinado problema, pronto nos sorprenderán con materiales caros que insolubilicen este u otro elemento, ya que solventar el problema de raíz, haciendo uso de la razón y cortando el flujo de contaminantes desde la fuente, ofrece muchas menos ganancias. Pero a lo que vamos.

Que las legislaciones evalúen la gravedad de un problema estimando la cantidad total de los elementos químicos resulta ser un verdadero dislate, especialmente en este, pero también de otros muchos casos. Lo que deben analizarse son las formas biodisponibles. Pero este no es el caso de EE.UU., como tampoco del Reino Unido, al menos hasta hace unas pocas décadas. Hará quince o veinte años, una becaria posdoctoral que arribó a nuestro centro desde otro de UK, se especializó en la contaminación de suelos por metales pesados. Hablando con ella me comentó que estimaba los elementos totales presentes en el medio edáfico y su impacto sobre la vegetación. Le replique que eso era una barbaridad, y que debía aplicar técnicas analíticas con vistas a estimar lo que denominamos, elementos solubles, asimilables o retenidos en el complejo de cambio (se trata de tres técnicas analíticas distintas, cualquiera de las cuales es más razonable que la que ella usaba).   Su respuesta fue tan tajante como “acrítica”: “si así se hace en el Reino Unido, por algo será” (típica chulería de los jóvenes que por estar en países anglosajones volvían atesorando una enorme arrogancia dimanante de la pura ignorancia). Como podemos ver ese “algo” es la estupidez.

Os dejo con la nota de prensa y algunos post previos relacionados con estos temas…...

Juan José Ibáñez  

(más…)

Etiquetas: , , , ,

Sobre la Vida el Fosforo y el Arsénico: Una Bacteria del Suelo que Pudo ser Extraterrestre, pero que no lo es: (Ciencia y Espectáculo)

Vaya por delante que he pensado mucho si escribir este post o no. Si finalmente  lo he hecho es porque la bacteria de marras vive en el fango de un lago. Y hoy por hoy, tal hábitat comienza a considerarse un suelo por derecho propio. Realmente el hallazgo, del que se ha hecho eco toda la prensa “parece fascinante”, espectacular. Ahora bien, como mostraremos, parte de las aseveraciones más rimbombantes vertidas no son más que conjeturas aderezadas de una gran fantasía. Si realmente el arsénico pudiera sustituir al fósforo en algunos organismos, y reemplazarlo de su material genético, nos encontraríamos ante un hito sin precedentes. Como defiendo: el suelo es un universo invisible bajo nuestros pies y su estudio nos deparará grandes sorpresas. Esta podría ser una de ellas.  También siempre he pensado, como exclama ahora Ricardo Amils que “Muy posiblemente estamos rodeados por formas de vida que no habíamos visto hasta ahora por un dogma brutal“. Y es que los dogmas y lo dogmático son indigestos para la indagación científica. Sin embargo, debemos permanecer a la espera la confirmación, tanto de los resultados como de sus posibles repercusiones, También existen dos aspectos que aunque colaterales, no dejan de ser por ello menos relevantes.

Lago Mono (California) moonrise-at-mono-lake_-california 

Lago Mono. California. Fuente:

National Park USA Collection Henk van de Goor’s online photo/image album

  (más…)

Etiquetas: , , , ,