Posts etiquetados con ‘fósiles’

Los lados positivos y oscuros de los suelos en paleoecología, paleoclimatología y arqueología

arqueologia-suelos-bioturbacion 

Colaje de Google imágenes

La nota de prensa que os exponemos hoy (La labor ingeniera de las hormigas puede influir en los estudios paleoclimáticos) versa sobre los suelos en la arqueología, aunque atesora también interés para muchos expertos de la ciencia del suelo, con independencia de la otra disciplina mentada. Ciertamente, en la nota de prensa, aparecen comentarios que son dignos de tenerse en cuenta. Existen diferentes mecanismos que alteran o interrumpen la génesis natural de los horizontes edáficos a los que se denominan genéricamente haploidización (bioturbación crioturbación, etc.,), Por lo que respecta a la acción de la fauna del suelo, dependiendo de ambientes, lombrices, termitas y hormigas realizan una tarea ingente en la remoción de los materiales que se ocultan bajo nuestros pies. Por lo que respecta a las dos últimas, la formación de sus colonias, (sí, esas ciudades que allí se esconden bajo nuestros pies) es formidable, y generalmente positiva, en el contexto de lo que muchos colegas denominan calidad del suelo.  Se trata de estructuras o construcciones muy complejas y que exigen la remoción de enormes cantidades de materiales, en comparación con el tamaño de los individuos  que en ellas moran y construyen. Tal actividad, a veces, deja rastros sobre la propia superficie de este recurso natural.  Hemos editado ya numerosos post sobre el tema como para seguir hablando de ellas. Abajo os dejaremos una relación que incluye solo algunas de nuestras entregas que vinculan suelos y arqueología. La importancia del tema de la relación entre suelos y arqueología puede ilustrarse por la variedad de libros (lamentablemente la mayoría inglés, pero ver post previos) que se han publicado sobre el tema.  

Pues bien, en la nota de prensa que os expongo abajo, Martín Perea y colaboradores, relatan diversos aspectos de interés: (i) retocan la granulometría y la composición mineralógica de los suelos; (ii) las hormigas, y otros ingenieros del suelo puede alterar las asociaciones entre los mentados minerales, y como corolario, falsear los datos de los estudios paleoclimáticos, si tal acción no es tenida en cuenta; (iii) las hormigas,  y al menos también las termitas, seleccionan los tamaños granulométricos que más les interesan para edificar sus construcciones; (iv) Sin embargo, los tamaños de los minerales no son aleatorios, por lo que unos se ven más afectados que otros; (v) como corolario afectan la composición de los materiales del suelo que acecerían sin su presencia y (vi) al trasportar selectiva o no selectivamente los restos de fósiles, se abre la caja de pandora a la hora de utilizar tal actividad en nuevas técnicas de prospección paleontológica, como ellos proponen.

Tan solo me quedaba alguna duda sobre estos hallazgos que, afortunadamente, he resuelto al leer el artículo original. La principal de ellas estribaba en si su propuesta la extendían a cualquier situación y especie, o tan solo para el área de estudio. Afortunadamente alegan que la metodología que presentan en su “paper”, debe ser corroborada para otras especies y ambientes. No se trata pues de la clásica nota de prensa en las que los autores  generalizan lo averiguado más allá de los límites razonables. ¡En hora buena!

En cualquier caso, se trata de un “aparente” obstáculo en las investigaciones arqueológicas. Y uso el palabro “aparente” ya que requiere más esfuerzo, aunque si a la larga, si no acarrea mucho más trabajo adicional, siendo la instrumentación utilizada asequible, mejorará los datos obtenidos, alcanzándose así conclusiones más ajustadas a la realidad. Os dejo pues con una nota de prensa, honesta y que abunda en otros detalles que os interesarán a muchos de vosotros. ¡Buen estudio!, ¡buena nota de prensa!.   ¡Que sirva de ejemplo!.

Juan José Ibáñez

Continua……

(más…)

Etiquetas: , , , , ,