Posts etiquetados con ‘microorganismos del suelo’

Resistencia a los antibióticos y las bacterias del suelo al rescate

pseudouridimycina-nuevo-antibiotico-del-suelo_0 

Un antibiótico eficaz contra bacterias resistentes es descubierto. Fuente: Teletica

Ya hemos comentado en diversos post, varios de los cuales exponemos abajo, que los microorganismos del suelo han sido la principal arma que ha utilizado la medicina para defendernos de las infecciones. Y todo ello gracias a los antibióticos que producen. Empero, como somos estúpidos por naturaleza, estamos convirtiendo esta gran reserva de medicamentos, que han salvado cientos de millones de vidas, en un problema descomunal, al inducir que sea justamente en el recurso suelo en donde ahora estos bichitos generan bacterias multirresistentes. No se puede utilizar el medio edáfico como en vertedero de antibióticos y/o otros elementos dañinos para la salud pública. No me repetiré más, por cuanto  abajo os muestro bastante material, previamente escrito para esta bitácora.

La noticia de hoy nos informa de que, a pesar de todo, y ante el fragante desprecio de la farmaindustria por los sufrimientos que padece la población, al no invertir en el descubrimiento de nuevos antibióticos (sino no es escandalosamente rentable para estas multinacionales, no investigan), de nuevo los microrganismos del suelo vienen a nuestro rescate. Y eso es precisamente lo que nos relata las dos noticias que os ofrecemos hoy sobre el mismo tema. Hablamos de la pseudouridimycina, recientemente detectada en una muestra de suelo. Os dejo pues con las noticias, no antes sin recalcar que si seguimos usando el suelo como vertedero en donde abandonar nuestras inmundicias, las consecuencias de nuestros actos acabarán generando una pandemia global de dimensiones impredecibles. Los expertos alegan que este nuevo fármaco no generará resistencias, aunque eso ya es harina de otro costal…..

Juan José Ibáñez

Continua…….

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

La Inteligencia de las plantas y el ensamblaje de sus rizosferas: Conversaciones mutualistas entre raíces y los microorganismos del suelo (rizosferas)

rizosfera-plantas-peque

Diálogos entre rizosfera y raíces: Colaje Google imágenes.

 La bellísima noticia que tenemos la oportunidad de ofreceros hoy, nos informa del fascinante mundo de las relaciones entre los organismos pluricelulares y los microrganismos que necesitan para sobrevivir. Como podréis leer vosotros mismos más abajo, existen muchas similitudes cualitativas profundas entre lo que acaece en el microbioma humano y el vegetal (“Microorganismos del Suelo y Microbioma Humano ¿Cuál es la relación?”.  Este post abunda en la hermosa historia que os mostramos en el post que versaba a cerca de La Inteligencia de los bosques y su comunicación bajo el Suelo. También os explicamos como “El Sistema Inmune de las Plantas se Encuentra en los Suelos”. Como podréis leer deleitándoos simultáneamente, las raíces de las plantas exudan las sustancias pertinentes para que alrededor de sus rizosferas prosperen los microbios que más les benefician en la captación del agua y los nutrientes que necesitan para desarrollarse, a la par que actúan como un sistema inmune que las defienden de los patógenos. No cabe duda que sus exudados atraen a sus mejores socios, intentando expulsar de su entorno a los nocivos o inútiles.

 Y así, una vez más se difumina la frontera entre lo que definimos como individuo y el concepto de ecosistemas, dando lugar, en parte a esa vida reticulada que esconde el suelo. No cabe duda de que el mecanismo de comunicación más importante entre las diferentes especies que cohabitan en la biosfera resulta ser de naturaleza química, que a la postre sirve a la hora de generar mecanismos de cooperación y apoyos mutuos, en redes enormemente diversas, útiles extensas y complejas.    Del mismo modo, todo a punta a que son las raíces las que  conducen al ensamblaje lo más óptimo posible de sus rizosfera.  Hace varios años le pregunté a una experta en rizosferas sobre los organismos modificados genéticamente. Ella más o menos me contestó. ¿no me gusta entrar en polémicas, pero si puedo asegurarte que cuando se le tocan los genes a las plantas, sus rizosferas cambian drásticamente. ¿cada uno que extraiga sus propias conclusiones.

 Os dejo pues con la nota de prensa original y su traducción al inglés. Que disfrutéis.

Juan José Ibáñez

Continúa………

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

Antibióticos Crípticos o Durmientes Se enfrentan Exitosamente contra las Bacterias Multirresistentes: Los Hongos del Suelo

 doratomyces-microsporus-antibioticos-nuevos-contra-bacterias-multiresistentes

Doratomyces microsporus

Ya hemos hablado en numerosas ocasiones de como la humanidad se ha beneficiado enormemente de las sustancias que producen los microorganismos del suelo. De hecho los antibióticos sintetizados por los hongos que habitan en el medio edáfico han salvado cientos de millones de vidas. Sin embargo, la sociedad actual viene maltratando los recursos edáficos hasta límites insostenibles. Una de las consecuencias de tal ¡insensato comportamiento! ha sido que los propios microorganismos del suelo adquirieran multirresistencia hacia los mentados biocidas, convirtiéndose en un gravísimo problema para la salud pública que nos afecta a todos los ciudadanos.

Hoy os mostramos una muy buena noticia, ya que volviendo la cara de nuevo hacia los hongos, mediante nuevas tecnologías, estos han logrado depararnos una esperanzadora y grata sorpresa. Las bacterias Multirresistentes se han convertido en un azote para la humanidad. Sin embargo, investigaciones recientes han constatado la presencia de los denominados antibióticos y antimocrobianos crípticos, que pueden ayudar a enfrentarnos de nuevo contra esta desgracia global producida por la estupidez de una sociedad a la que denominamos tecnológica y del conocimiento ¿¿??.  De todo ello os hemos ido informando a lo, largo de más de una década en multitud de post, actualmente almacenados en nuestras categorías “Biología y Ecología del Suelo” y “Los Suelos y la salud”.

Los hongos del suelo producen también en “momentos concretos” ciertos metabolitos que dejan de ser sintetizados cuando ya no les son necesarios, y a los que se denominan compuestos crípticos. Por esta razón, son difícilmente detectables, al contrario que otras sustancias entre las cuales deberían encontrarse los antibióticos clásicos, como ya sugiere su denominación. ¿Cuántos son, cuales pueden acarrear beneficios para curar las enfermedades infecciosas humanas?. Todo ello aun permanece por ser investigado. Ahora bien, se sospecha que una bioprospección rigurosa y sistemática de lugar a que se descubran bastantes sustancias de tal guisa, ya fueran con propiedades antibióticas o antimicrobianas.  La noticia que os ofrecemos hoy abajo nos informa que algunas especies del género Doratomyces, que habitan en el medio edáfico o sobre los restos vegetales que lo cubren, y a los cuales ayudan a descomponer, generan unas sustancias con poder antibiótico como para luchar con éxito contra las ya aludidas bacterias Multirresistentes. Un rayo de luz entre las tinieblas que se cernían sobre la salud de los ciudadanos. La especie de hongo en cuestión resulta ser Doratomyces microsporus. Por las razones aludidas, otros expertos hablan de “antibióticos y antimicrobianos durmientes”, cuando realmente el verdadero “durmiente” resulta ser nuestro cerebro colectivo. Pues bien, una de las sustancias que acaba de salir a luz, apelando al uso de nuevos procedimientos tecnológicos,  tras su inmemorial cripticidad en el suelo, resulta efectiva con vistas a combatir, por ejemplo, las numerosas enfermedades que inducen las cepas multirresistentes de la bacteria que denominamos Staphylococcus aureus.

Del mismo modo, algunas de estas sustancias refuerzan la actividad de otros antibióticos ya conocidos que comenzaban a ser poco eficaces en la lucha contra las susodichas bacterias multirresistentes, de tal modo que, por ejemplo, pequeñas dosis de ampicilina junto al nuevo compuesto “críptico” acabaron con los microrganismos patógenos testados.

Esperamos y deseamos que tales investigaciones progresen por el bien de la humanidad. El ciudadano debería saber que, a pesar de nuestros denodados esfuerzos para fomentar  la degradación del suelo con todos los medios de que disponemos a nuestro alcance, este rastrero recurso natural casi siempre sale en nuestro auxilio cuando le necesitamos.

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

Nanomateriales de los dispositivos móviles e informáticos dañan las comunidades microbianas, poniendo en riesgo a los ecosistemas

shewanella-oneidensis-nanoparticulas-y-baterias-de-litio

Shewanella oneidensis: Fuente:ETHZurich

 Ya lo anticipamos en post anteriores, y como casi siempre, no nos equivocamos. Reiteramos que el sentido común es muy importante en ciencia y tecnología, mientras que la persistente inclinación para acelerar las innovaciones en el sector tecnológico, y como corolario la competitividad de las empresas, soslaya gravemente verificar si sus procedimientos y materiales son dañinos para el medio ambiente y la salud humana.  Y reitero que en post, como en otros  precedentes, ya advertimos que actualmente la tecnología primero dispara y luego pregunta, soslayando el más mínimo principio de precaución. Primero el dinero y la economía, luego la tecnología y en último lugar el ser humano y el medio ambiente. ¿Nadie cuida de los ciudadanos?. No interesan, tan solo si consumen, es decir como consumidores. ¡Qué más da si  dañamos su salud o no!

Riesgos de los Nanomateriales para el Medio Ambiente: Biomagnificación en la Cadena Trófica (El Suelo Como Reservorio)

Nanomateriales y Contaminación Ambiental (Repercusiones sobre el Suelo)

Suelos y Nanopartículas: Un reto para el Futuro de la Ciencia del Suelo

 Resulta irónico que la se haya demostrado el daño de ciertas nanopartículas con unas bacterias que se había propuesto como candidata para la biosíntesis de las mismas, e incluso en los procesos de bioremediación para la descontaminación de suelos.   El tema es más serio de lo que parece ya que se trata de elementos que son considerados que iban a reinar durante tiempo en la manufactura de las baterías de litio. Resulta que estos últimos ingenios, hoy por hoy casi son imprescindibles  en los teléfonos móviles, agendas electrónicas, ordenadores portátiles, lectores de música, etc. Todo ello se traduce en toneladas y toneladas de basura electrónica.

Shewanella oneidensis, no había demostrado ser es precisamente una bacteria muy sensible a los contaminantes y otros estreses ambientales (ver al final del post lo que Wikipedia nos informa sobre ella). De hecho, para más inri, Shewanella oneidensis, pretendía utilizarse, reiteramos una vez más, como candidata en las nuevas tecnologías de biosíntesis de nanomateriales metálicos. Pues bien, tal microorganismo,  al ser expuesto a las nanopartículas, como la nota de prensa que reproducimos al final del post describe, y que además se encuentra a punto de  convertirse en el material dominante en las baterías de iones de litio de los susodichos dispositivos (que tan atractivos son para los ciudadanos), era severamente dañadas en su metabolismo y crecimiento. Tal hallazgo constata el posible potencial dañino de muchas nanopartículas. por lo que debiera comprobarse también su impacto directo en el ser humano. Los autores del estudio advierten que la deposición de los dispositivos que llevan estas baterías en los vertederos, podría infringir  graves daños al medio ambiente. Sin embargo la noticia soslaya  que, ingentes cantidades de esta basura electrónica van a parar ilegalmente a países del tercer mundo, en donde las criaturas más desheredadas pretenden rescatar todo lo posible para venderlo y tener algo que llevarse a la boca. Me temo, lo peor, como también venimos advirtiendo desde hace tiempo en post como los siguientes:

 Contaminación del Suelo por Basura Electrónica: Una Nueva Pandemia Ambiental en el Tercer Mundo,

Basura Electrónica Sin Fronteras: Un Nueva Forma de Lucha Contra la Contaminación Medioambiental y la Salud Humana de (…)

e-Basura, Internet, Esclavitud Infantil, Salud Pública y Cambio Climático

 Tengamos en cuenta que aún no se ha comprobado el efecto de una gran cantidad de productos que, desde hace algunos años, se encuentran cargados de nanomateriales. Por lo tanto, posiblemente se trata de la punta de uh iceberg (otro más), que nos puede estallar en la cara.

 Os dejo con la nota de prensa, algunos de cuyos párrafos hemos traducido rápidamente, usando el traductor Google, del suajili al castellano-español. Pido disculpas por las deficiencias de los mismos.

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , , , , ,

Microorganismos y la Estabilidad de los Agregados del Suelo

agregados-estructura-del-suelo 

Estructura del Suelo. Fuente: Conozcamos el Campo

La importancia de los microrganismos del suelo en la formación y estabilización de agregados va siendo reconocida y mejor entendida con el tiempo. Los agregados resultan ser las estructuras que confieren al medio edáfico su porosidad y permeabilidad en todo lo relacionado con el flujo de agua y aireación del suelo. Del mismo modo fijan los nutrientes, poniéndolos a disposición de las plantas. Ya hemos hablado en numerosos post de los agregados, los microrganismos del suelo, ingenieros del suelo, etc.  Sin embargo no nos hemos detenido en como la formación de los primeros es propiciada por la actividad microbiana. Este post pretende ayudar a rellenar una laguna tan importante en nuestra bitácora. Hoy traducimos el resumen y parte de la introducción de un artículo publicado por los Investigadores iraquíes Mustafa Ismail Umer, Shayma Mohammad en la revista rusa  Eurasian Journal of Soil Science que puede leerse en acceso abierto (ver enlace más abajo). Ya es hora que pasemos de los estudios que recomiendan los boletines de noticias occidentales a aquellos llevados a cabo en otros territorios geopolíticos, que no son necesariamente peores, como en este caso. Comencemos pues.

Algunos parámetros microbianos tales como la respiración basal, la respiración inducida por el sustrato, la biomasa microbiana y el coeficiente metabólico microbiano se correlacionaron bien con el contenido de materia orgánica, la estabilidad de los agregados, la textura y la densidad aparente del suelo. El resultado muestra una correlación positiva entre todos los parámetros microbiológicos con la estabilidad de los agregados del suelo en el siguiente orden: coeficiente metabólico microbiano> respiración microbiana biomasa = sustrato inducida> respiración basal.

Los microorganismos parecen ser los principales agentes para la estabilización de los agregados edáficos. Tanto hongos como bacterias contribuyen a la estabilización de los mentados agregados del suelo a través de la deposición de polisacáridos extracelulares y la formación de materiales húmicos aromáticos degradados, que forman los complejos arcilla-metales-materia orgánica.

Además de un papel indirecto en la agregación y la estructura del suelo a través de su contribución a la humificación, los microorganismos del suelo también actúan directamente. Las bacterias y los hongos exudan polisacáridos coloidales que actúan como pegamento entre las partículas del suelo. Los hongos edáficos,  por ejemplo, producen glomalina, compuesto que se ha demostrado promover la formación y estabilización de los agregados, ralentizando la descomposición de la materia orgánica. Resulta curioso que en el artículo comentado comiencen a aparecer distribuciones de las variables que inducen a pensar en estructuras potenciales, que como ya sabéis, aparecen en el suelo por doquier. Sin embargo ese es otro tema.

Pero eso no es todo en lo concerniente al papel de los microrganismos en la formación y estabilización de los agregados del suelo, ni mucho menos, como veremos a continuación…….

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , ,

Microorganismos del Suelo y Microbioma Humano ¿Cuál es la relación?

En un post previo: “Accidentes cerebrovasculares y propiedades del suelo” comentamos una interesante aunque polémica noticia que se publicó en el Noticiero del ARS. En ella se explicaba que los: “Resultados del estudio sugieren una conexión entre las características del suelo y el riesgo del ataque de apoplejía. Poco a poco vamos añadiendo el suficiente material a nuestra categoría “los suelos y la salud” como para ir comprendiendo la importancia del medio edáfico en la sanidad ciudadana. Cierto es que la noticia del ARS era muy sugerente y apasionante, al menos para un “edafólogo”. Sin embargo, también criticamos que, como en muchas otras investigaciones biomédicas” los “arboles no dejan ver el bosque”. Y así, al analizar tal plausible relación entre algunas propiedades del suelo y tal contingencia sanitaria, las conclusiones se basaban en una conjetura tras otra, así como que también dieran lugar a que diversas relaciones espurias, echaran abajo tal aparente vinculación. Bajo el lema de publica o perece, uno sospecha si, a menudo, lo que se publica consiste simplemente en un reclamo para que las administraciones suelten más “pasta” a los investigadores que las escribieron. Habrá que esperar. Sin embargo, con independencia de todo esto, hoy en día parece ya aceptado que la conexión entre los microbios que nos rodean y los que atesoramos en nuestro interior, es decir el microbioma humanoresulta ser una realidad. Podéis constatar tal aseveración en post previos, como los siguientes”: “La Salud de los Niños y el Contacto con la Naturaleza. Jugando con el Suelo“ y “Jugar con el Suelo Previene las Alergias Infantiles y de los Adultos. Tal hecho atesora interesantes implicaciones, no solo desde una dimensión sanitaria, sino también desde otras ecológicas y evolutivas, dando indirectamente algunas razones a los lamarckianos en su eterna polémica con los darvinistas. Sin embargo, el rezumante reduccionismo  biomédico, corre el riesgo de trivializar hechos de gran calado, o lo que es peor, finiquitar líneas de investigación apasionantes en manos de sus detractores, por cuanto ofrece la oportunidad a estos últimos a que las refuten sin mayores problemas (tal cual están concebidas).  Puede existir un continuo/flujo más intenso del que sospechamos entre nuestros organismos y el ambiente vía interacciónmicrobiomasy ecosistemas microbianos albergados en los hábitats que nos rodean (suelos, agua, aire). No obstante, para entender estas posibles pautas de la naturaleza, hay que analizar las relaciones causa-efecto de forma multifactorial y con suma cautela/paciencia. Hasta en Wikipedia ya comienzan a aceptarse estas conexiones de gran interés. Utilicemos de nuevo el post aludido: “Accidentes cerebrovasculares y propiedades del suelo” con vistas a abundar en el asunto…….

microbioma-humano-fuente-we-come-from-the-future

Microbioma humano. Fuente: We come from the Future

Como mencionamos en el post anterior (….)

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

El Biochar, Inteligencia Militar y Espionaje Masivo entre las Fuerzas del Bien y del Mal en el Seno del Suelo

La noticia de la que vamos a analizar hoy lleva el siguiente títuloEl Biochar tranquiliza a los microbios,  incluyendo algunos patógenos de las plantas”. En principio cabría pensar que: ¡vaya por Dios!, por fin han encontrado un ansiolítico con vistas a calmar a los estresados microbios del suelo en estos tiempos de incertidumbre, zozobra y desasosiego que corren. Empero el contenido de la noticia no es tranquilizante precisamente, sino más bien muy, pero que muy inquietante ¿?. En muchos sentidos me recuerda al espionaje masivo que han sufrido muchos Estados aliados por parte del gran amigo americano. Esta es la noticia que sacude a la opinión pública en el momento que escribo el post. Más aun, el experimento ha sido llevado a cabo en USA.  ¡Más madera! No obstante hay un detalle en la noticia lo suficientemente importante e interesante como para que necesitemos redactar otro post. Os dejaré de momento intrigados por una conjetura que se me antoja muy sorprendente (aquí va el primer indicio, aunque hay que rebuscar en su contenido). Pero vayamos al meollo del tema.

comunicacion-microbios-suelo

La variada comunicación de los microrganismos del Suelo. Fuente: JSMC Jena School for Microbial Communication (Microbial Communication – Talking Microbes?)

 Existen numerosas evidencias de que las especies que componen las comunidades microbianas del suelo se comunican entre sí, y con las plantas e invertebrados que allí habitan, generalmente utilizando señales químicas aunque quizás también eléctricas. Obviamente hablamos de billones de bichitos en un kilo de suelo, por lo cual aquello debe ser como el tráfico actual en la WEB. Dicho de otro modo, estos pequeños bichitos también atesorarían su Red de Redes, por desordenada que sea, aunque también lo es la nuestra. Y como a fin de cuentas el ser humano no ha inventado casi nada, en tal ingente plétora de mensajes existen unos positivos para las plantas, mientras que otros son negativos, como los que afectan a esas “fuerzas del mal” que intentan destruir los cultivos y a los que llamamos patógenos. Pues bien, los científicos que han llevado a cabo este tenebroso estudio dicen haber comprobado que un biochar (con ciertas propiedades novedosas) y la adición de nutrientes alteran tal comunicación, como si de llamaradas solares se tratara respecto a los sistemas satelitales de comunicaciones que estamos empleando lo humanos. Empero ante tal novedoso ¿? “finding”, estos paisanos han tenido la grandísima idea de que resultaría viable elaborar biochar personalizados que interrumpan/dañen/distorsionen la comunicación entre las células terroristas patógenas, sin modificar e incluso favorecer la de los “buenos aliados” (generalmente en el seno de la rizosfera) (cuando acaba de mostrarse que tal cosa no existe, como muchos dábamos por contado desde hace décadas). Y de este modo las fueras del bien ganarían a las del mal. Y en este sentido os traduzco la siguiente frase de la nota de prensa original en Suajili: “Algunos microbios ayudan a las plantas, mientras que otros son perjudiciales. Eso significa que existen comunicaciones positivas y negativas, en lo que respecta al desarrollo de las plantas simultáneamente, entre los microorganismos del suelo. Creemos que es probable que algunos biochars alteraren/modifiquen algunas conversaciones, mientras que no afecten a otras, por lo que queremos poner a prueba esa idea y, si es posible, llegar a una forma de biochar a medida para la diversidad microbiana que se desea“. Permítanme que me parta de risa. Sería algo así como un espionaje masivo de tal big data, mediante procedimientos de data mining, por parte de los científicos del suelo, con vistas a detectar los mensajes perversos entre terroristas, entre una billonada de otros totalmente inocuos o beneficiosos. ¿Estamos preparados para ello?. Jajajajajaja. Eso sí, todos sus experimentos se han llevado a cabo en placas Petri y con bacterias modificadas genéticamente. De este modo se podía detectar mediante bioluminiscencia a los bichitos que hablan (en rojo) y a los que escuchaban (en verde).

 Es decir se “infiere” que se trataría de analizar si un buen biochar pudiera interrumpir la comunicación entre los malvados (quizás con virus y troyanos) sin alterar, e incluso potenciando, el intercambio de información entre las fuerzas aliadas del bien, Deberían pues identificarse y discernir entre billones de señales distintas en una casi infinita plétora de idiomas dispares, en el seno de un suelo, que no una placa petri. Hasta aquí podíamos llegar. Hay colegas apasionados por los films de espionaje y la ciencia ficción, aunque todo tiene un límite. Y estos han pasado ya al mundo de los smart scientists.

 Continuará (…….) tachin, tachin……….

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , ,

Bacterias en suelos desérticos: Un potencial inmenso para la obtención de compuestos de utilidad

Ya os hemos comentado en más de una ocasión que aplicar el concepto biológico de especie resulta altamente problemático en el mundo de los procariotas, debido al alto flujo horizontal de genes entre individuos filogenéticamente muy dispares, al menos en apariencia. El medio edáfico alberga una inmensa cantidad de microrganismos incluso en los ambientes denominados extremófilos, como lo son los desiertos. Sin embargo, el aislamiento y cultivo de muchos tipos de baterías en los laboratorios tan solo alcanza su éxito en pocos casos, lo que impide estimar la diversidad microbiana de los suelos. En este sentido, las técnicas moleculares, al analizar la variedad de secuencias genómicas y/o sus metabolitos, pueden permitir que nos aproximemos a entender la diversidad funcional (que no taxonómica) de las comunidades. Ahora bien, más que de diversidad, deberíamos apelar al concepto de variabilidad, como hacen los autores de la nota de prensa que analizamos hoy, al que añaden un calificativo adicional (en este caso metagenómica). Pues bien, los investigadores aludidos, partiendo de estos conocimientos sobradamente reconocidos por los expertos, llevaron a cabo un estudio conforme a los siguientes pasos secuencialmente: (i) elección de tres tipos de suelos geográficamente distantes en ambientes desérticos; (ii) recolección de muestras y análisis de las mismas mediante técnicas moleculares, con vistas a analizar tal diversidad/variabilidad metagenómica; y (iii) comparación de la semejanza/distancia de los materiales orgánicos aludidos entre las muestras. Sus resultados no hacen más que corroborar ideas previamente expuestas, es decir (i) en los desiertos existe una gran abundancia y variedad de “tipos bacterianos” (hecho ya conocido); (ii) que tales datos son indicadores de una diversidad/variabilidad mucho mayor que la obtenida por los clásicos cultivos en laboratorio y (iii) que como corolario de todo ello es muy probable que puedan obtenerse en el futuro una gran cantidad de compuestos de interés industrial, como anticancerígenos, etc. En otras palabras, que la bioprospección de suelos resulta ser un ámbito al que deberíamos prestar mucha más atención. Pues bien, todo ello resulta tan trivial como obvio. ¿Qué novedad aporta tal investigación?.

desiertos-suelos-microorganismos-univ-davis

Los desiertos albergan una gran variedad de microrganismos. Fuente Universidad de Davis (más…)

Etiquetas: , , , ,

Los Microrganismos del Suelo y la Alimentación Humana

Los microrganismos son los seres vivos más abundantes del planeta y se encuentran por todas partes, siendo a la postre un componente indispensable de la vida y del propio ser humano. El ecosistema que conforman estos bichitos en cada cuerpo es lo que denominamos el microbioma, y reiteremos que sin él no podríamos sobrevivir, por cuanto un cuerpo también es un ecosistema. Empero lo mismo le ocurre a todos los seres multicelulares y algunos unicelulares. Por lo tanto, cuando ingerimos alimentos (es decir otros organismos) también lo hacemos con los microbios que albergan. Y tal proceso es natural en la biosfera. Resulta que los suelos y sedimentos son los ambientes que más microrganismos atesoran. No podía ser de otra forma. En el medio edáfico se metaboliza todo lo que se vierte en él, tranformándolo finalmente en nutrientes y elementos químicos. Estos dan lugar al reciclado que denominamos ciclos biogeoquímicos. Sin ellos la biosfera se colapsaría. Por esta sencilla razón, cuando paseamos por un paisaje natural sin presencia humana, no observamos un escenario repleto de detritus a medio descomponer, en putrefacción. El ser humano ha evolucionado en este entorno sin mayores problemas. De hecho, ya hemos reiterado que cuando consumimos suelo, es decir la denominada geofagia, solemos fortalecer las defensas de nuestro organismo contra los patógenos, al margen de paliar, a menudo, deficiencias en elementos minerales. Lamentablemente en los últimos tiempos, tanto la prensa científica, como los propios expertos y rotativos generales, comienzan a confundir la velocidad con el tocino. Ya comentamos que una disparatada concepción del suelo auspiciada por nuestra sociedad industrial consiste en considerar que el medio edáfico es un esplendido e inagotable vertedero al que, con o sin cuidado, echamos todo tipo de inmundicias. Y al hacerlo, lo envenenamos. A la postre luego diremos que el suelo alberga un sinfín de patógenos, que atentan contra nuestro bienestar. La realidad resulta ser completamente diferente. Cuando vertimos sustancias peligrosas envenenamos este recurso natural y a la larga toda la cadena trófica, por lo cual el ciclo se cierra al dañar nuestros propios cuerpos. Y esto es lo que ocurre al regar con las aguas residuales (AR). Obviamente, las no depuradas son peligrosísimas, aunque las que sí lo han sido (ARD) tampoco se encuentran exentas de depararnos desagradables sorpresas. En cualquier caso, todos lo países contienen, en mayor o menor medida aguas residuales no depuradas (ARND). Eso si, en los Estados poco desarrollados y en los emergentes, el riego con estos elixires suele ser práctica habitual, acarreando las consecuencias mencionadas. Por otro lado, la globalización que ha dado paso a una circulación poco vigilada de los alimentos alrededor de todo el mundo, propiciando que los que se encuentran envenenados circulen con bastante facilidad de unos puntos a otros del planeta generando serios problemas de salud pública en todo tipo de Estados, aunque los pobres siempre salen perdiendo en términos comparativos, como siempre. Y es aquí en donde la noticia que expongo hoy se me antoja tremendamente desafortunada. En aras de la divulgación científica no se debe asimilar suelos con riesgo para la salud, ya que en realidad resulta ser todo lo contrario. Eso sí, cuando el sucio y descuidado ser humano acumula excrementos de todo tipo en su hábitat (llamémosla biosfera o Gaia), este deviene en vertedero. Del mismo modo, al usar el último para la producción de alimentos, es problema se encuentra servido encima de nuestras mesas. Sin embargo, el ciudadano poco informado también es un peligro. Expongamos un ejemplo (…)

soil-microbes-fuente-piremongolia

Microrganismos del suelo. Fuentes: http://www.denniskunkel.com/y piremongolia

(más…)

Etiquetas: ,

Guerras Entre Bacterias y Hombres. Los plásmidos y la Vida Reticulada del Suelo

Imaginaros que una extraña sustancia amenazara la vida sobre un planeta en el cual organismos de diferentes especies intercambiaran entre si material genético. Y así, al conseguir cualquiera de ellos una mutación que lo hiciera resistente ante tal peligro ofreciera su precioso tesoro a los demás. Estos últimos, que al incorporarlo a sus cuerpos y herencia, les permite sorterar tal pavorosa amenaza. ¡Suena bien verdad! Hasta podríamos plantearnos llevar tal historia a un filme de ciencia ficción.  ¡Que vida tan solidaria!, ¡Qué diferencia con esa perspectiva de la evolución terrorífica que nos ofrece la ciencia actual!: la supervivencia del más apto, el pez granda se come al chico, etc. Ahora bien, si a renglón seguido os muestro que tal proceso ocurre en el Planeta Tierra, ¿que pensaríais?. Y si además advierto que se trata de un mecanismo que amenaza a la humanidad,  ¿Cuál sería vuestra opinión? La narración es cierta, pero todo depende del cristal con que se mire. Para las bacterias y otros microorganismos del suelo, los seres humanos somos una amenaza. Las acribillamos con los agroquímicos. Nuestra artillería les lanza misiles cargados de venenos denominados antibióticos. ¿Cómo responden? Pues simplemente apelando al mecanismo anteriormente mentado. Venimos defendiendo que la vida en el suelo difiere de la que acaece sobre el mismo. El medio edáfico es un gigantesco reactor que recicla casi todo lo que cae sobre el, gracias a una enorme biodiversidad, pero también gracias a la extraordinaria genética de los microorganismos del suelo, que conforman una vida reticulada, es decir una singular genética de la biosfera, si la comparamos con la que se nos ofrece actualmente en los medios de comunicación, científica y no científica. De continuar tal conflagración el ser humano se expone a dos escenarios futuros: (i) una guerra interminable y (ii) que finalmente alcancen la victoria esos pequeños bichitos resistentes y “solidarios”, desde la perspectiva aquí adoptada. Si tenemos tanto que perder, ¿por qué no hacer las paces?. ¿No existen otros medios de convivir con ellas? ¡Busquémoslos!

plasmidos-fuente-access-excelence

Plasmidos fuente Access Excelence

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,