Posts etiquetados con ‘nanopartículas’

Las Amenazas y retos de la humanidad y el rol de los suelos

retos-y-amenazas-de-la-hiumanidad

Retos y amenazas para la de la Humanidad. Fuente: Universal

 La noticia que vamos a analizar hoy lleva por título:Los 15 retos invisibles que acechan a la vida en el planeta: Un panel de expertos advierte de las inesperadas consecuencias de fenómenos poco conocidos. La verdad es que esta ciencia rosa, ciencia sexy, o smart science, depara muchas sorpresas, aunque la mayoría de ellas resultan ser hilarantes. El problema estriba en que desconciertan más que clarifican, ante la ingente cantidad de retos a los que se enfrenta la humanidad, por cuento resultan casi siempre irrelevantes o espurias.  Existen otros muchos aspectos de mayor calado a los que debemos enfrentarnos. Sin embargo, por sus títulos, llaman la atención del ciudadano, que de este modo, termina por aceptar una imagen de la ciencia más que distorsionada, yo diría un tanto demencial.  Como veréis en la nota de prensa que os reproduzco al final del post, los hits de este año resultan ser los siguientes:

(I)islas artificiales; (ii) superinteligencia artificial; (iii) pesca de arrastre mediante descargas eléctricos; (iv) cuernos sintéticos; (iv) nanopartículas en ecosistemas; (v) energía azul;(vi) glaciares artificiales; (vii) testosterona en el agua; (viii) uso de abejas para diseminar agentes; (ix) la pesca sin regular en el ártico, (x) china como civilización ecológica; (xi) sistemas de rastreo de barcos; (xi) monitorización acústica; (xii) almacenamiento de energía (xi) la genética de los invasores.

¡Olé, olé y olé!. Todo apunta (aunque seguramente no sea así) que, tras un almuerzo o cena suculentos y bien regados de alcohol, algunos brillantes colegas se afanan en desbarrar en un etílico “brainstrom” todo lo que se les ocurre, es decir lo primero que se les pasa de la cabeza para impactar al resto de los sesudos comensales. Y luego ofrecen productos como este que, a mí personalmente, me dejan tan atónito como indignado. Por ejemplo, el de los cuernos sintéticos no tiene desperdicio. ¿Y que decir de la testosterona, cuando miles de toneladas de productos contaminantes, que actúan como disruptores endocrinos son vertidos al ambiente  anualmente?. ¿Ahora resulta que las procelosa moda de aumentar la musculatura usando testosterona sobresale sobre todos los demás?. ¡Jajajajaja! . Y podríamos seguir y seguir hasta que tan solo entre dos o cuatro de los propuestos retos ¡podrán ser realmente dignos de permanecer en la lista de los 15 principales!. Debo dar la razón a este consejo da sabios de que se trata de hechos, que no procesos, poco conocidos, pero no a causa de su relevancia, sino por su naturaleza estrambótica…….. ¿Vosotros que opináis?.

En esta lista he detectado dos que afectan a los suelos y os los expongo. El primero versa sobre la deposición incontrolada de nanopartículas tóxicas en el medio ambiente y especialmente en los suelos. Empero es un tema tan archiconocido… (y del que ya hemos hablado en esta bitácora desde hace años) ,como para alegar “lo de poco conocido”…… (¡me callo!). Por ejemplo en anteriores entregas os narramos: Riesgos de los Nanomateriales para el Medio Ambiente: Biomagnificación en la Cadena Trófica (El Suelo Como Reservorio), y  Suelos y Nanopartículas: Un reto para el Futuro de la Ciencia del Suelo. De hecho, ya existen varios proyectos internacionales que se han iniciado  con vistas  a comprobar que daños pueden producir (los sabios han soslayado las vías de ingesta de estas mediante otras smart technologies y smart drugs). Y adelantemos lo que la nota de prensa expone como novedad, es decir algo que este humilde bloguero, entre otros colegas, venía advirtiendo durante años:

 Nanopartículas en ecosistemas

Se están comercializando nanopartículas en productos de consumo y productos agrícolas, que pueden ser liberados en el medio ambiente durante su fabricación, uso y desecho. Se estima que las concentraciones de nanopartículas de dióxido de titanio, ampliamente utilizados en productos como pasta de dientes y crema solar, están actualmente aumentando en suelos agrícolas de forma acelerada. Algunos de estos compuestos, como las nanopartículas de plata, pueden ser altamente tóxicas a concentraciones bajas, por lo que parece razonable que puedan afectar a la diversidad biológica en ecosistemas terrestres y cultivos.

Por lo tanto, nada nuevo bajo el sol ya que hasta la Unión Europea, cuyo olfato para detectar posibles problemas futuros brilla por su ausencia, ha lanzado investigaciones al respecto desde hace algún tiempo.El segundo ítem relacionado con los suelos, si me ha sorprendido, ya que por mucho que leo, no había detectado nada igual. Dudo muchísimo que sea una práctica habitual. Sin embargo advertirnos de lo que “pudiera ser” una amenaza de futuro  atesora su valor entre tanta smart-tontería. A este respecto la nota de prensa nos informa de que:

Uso de abejas para diseminar agentes

Con el objetivo de proteger los cultivos, se está empezando a utilizar a abejas controladas como vectores de agentes microbiológicos, es decir, como repartidoras de pesticidas u otros productos que protejan a las plantas de enfermedades y plagas. Aunque se trata de un método en apariencia sostenible y efectivo, tiene potenciales efectos sobre el medio ambiente y los suelos, y no se han evaluado las consecuencias para otros insectos y plantas que no son el objetivo directo.

 Pobres abejas, estamos causando estragos en sus poblaciones y con ello amenazando la seguridad alimentaria, para ahora manipularlas y esclavizarlas, con la amenaza añadida de contaminar de “malos genes” sus diezmadas huestes. Los “tocagenes sin fronteras” si son realmente una amenaza para el medio ambiente. A menudo reflexiono sobre ellos, llegando a la conclusión de que no se si sus indagaciones son la amenaza o la solución para el futuro de la humanidad.

 El resto de las terribles amenazas de las que nos advierten este “consejo de sabios resabiados” os las dejo sin más comentarios. Este tipo de noticias pueden soliviantar o hacer reír a carcajadas, según el humor que tenga uno cuando las lee.

Os dejo pues con esta joya de la indagación científica que nos regalan Los resabios…….. a sabiendas que si nos invitan a nosotros, podríamos proponerles una lista mucho más atinada en un par de horas y además gratis, sin comidas, alcohol ni drogas.  Esto es la Smart science.

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Nanomateriales de los dispositivos móviles e informáticos dañan las comunidades microbianas, poniendo en riesgo a los ecosistemas

shewanella-oneidensis-nanoparticulas-y-baterias-de-litio

Shewanella oneidensis: Fuente:ETHZurich

 Ya lo anticipamos en post anteriores, y como casi siempre, no nos equivocamos. Reiteramos que el sentido común es muy importante en ciencia y tecnología, mientras que la persistente inclinación para acelerar las innovaciones en el sector tecnológico, y como corolario la competitividad de las empresas, soslaya gravemente verificar si sus procedimientos y materiales son dañinos para el medio ambiente y la salud humana.  Y reitero que en post, como en otros  precedentes, ya advertimos que actualmente la tecnología primero dispara y luego pregunta, soslayando el más mínimo principio de precaución. Primero el dinero y la economía, luego la tecnología y en último lugar el ser humano y el medio ambiente. ¿Nadie cuida de los ciudadanos?. No interesan, tan solo si consumen, es decir como consumidores. ¡Qué más da si  dañamos su salud o no!

Riesgos de los Nanomateriales para el Medio Ambiente: Biomagnificación en la Cadena Trófica (El Suelo Como Reservorio)

Nanomateriales y Contaminación Ambiental (Repercusiones sobre el Suelo)

Suelos y Nanopartículas: Un reto para el Futuro de la Ciencia del Suelo

 Resulta irónico que la se haya demostrado el daño de ciertas nanopartículas con unas bacterias que se había propuesto como candidata para la biosíntesis de las mismas, e incluso en los procesos de bioremediación para la descontaminación de suelos.   El tema es más serio de lo que parece ya que se trata de elementos que son considerados que iban a reinar durante tiempo en la manufactura de las baterías de litio. Resulta que estos últimos ingenios, hoy por hoy casi son imprescindibles  en los teléfonos móviles, agendas electrónicas, ordenadores portátiles, lectores de música, etc. Todo ello se traduce en toneladas y toneladas de basura electrónica.

Shewanella oneidensis, no había demostrado ser es precisamente una bacteria muy sensible a los contaminantes y otros estreses ambientales (ver al final del post lo que Wikipedia nos informa sobre ella). De hecho, para más inri, Shewanella oneidensis, pretendía utilizarse, reiteramos una vez más, como candidata en las nuevas tecnologías de biosíntesis de nanomateriales metálicos. Pues bien, tal microorganismo,  al ser expuesto a las nanopartículas, como la nota de prensa que reproducimos al final del post describe, y que además se encuentra a punto de  convertirse en el material dominante en las baterías de iones de litio de los susodichos dispositivos (que tan atractivos son para los ciudadanos), era severamente dañadas en su metabolismo y crecimiento. Tal hallazgo constata el posible potencial dañino de muchas nanopartículas. por lo que debiera comprobarse también su impacto directo en el ser humano. Los autores del estudio advierten que la deposición de los dispositivos que llevan estas baterías en los vertederos, podría infringir  graves daños al medio ambiente. Sin embargo la noticia soslaya  que, ingentes cantidades de esta basura electrónica van a parar ilegalmente a países del tercer mundo, en donde las criaturas más desheredadas pretenden rescatar todo lo posible para venderlo y tener algo que llevarse a la boca. Me temo, lo peor, como también venimos advirtiendo desde hace tiempo en post como los siguientes:

 Contaminación del Suelo por Basura Electrónica: Una Nueva Pandemia Ambiental en el Tercer Mundo,

Basura Electrónica Sin Fronteras: Un Nueva Forma de Lucha Contra la Contaminación Medioambiental y la Salud Humana de (…)

e-Basura, Internet, Esclavitud Infantil, Salud Pública y Cambio Climático

 Tengamos en cuenta que aún no se ha comprobado el efecto de una gran cantidad de productos que, desde hace algunos años, se encuentran cargados de nanomateriales. Por lo tanto, posiblemente se trata de la punta de uh iceberg (otro más), que nos puede estallar en la cara.

 Os dejo con la nota de prensa, algunos de cuyos párrafos hemos traducido rápidamente, usando el traductor Google, del suajili al castellano-español. Pido disculpas por las deficiencias de los mismos.

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , , , , ,

Secuestro de Carbono y Rugosidad de las partículas minerales del Suelo

rugosidad-particulas-buena

Rugosidad de las partículas de suelo. Colaje de Yahoo! Imágenes

 Ya hemos escrito en diversos post la inexplorada importancia de la rugosidad en toda índole de partículas materiales, incluyendo por supuesto las que se albergan en los suelos. La siguiente entrega es ilustrativa: Propiedades de la Materia: Composición, Tamaño, Abundancia, Forma y Superficie. La noticia que comentamos nos informa de que unos investigadores dicen haber demostrado que el secuestro de carbono por el suelo se realiza preferentemente en partículas de escaso tamaño (a veces nanomateriales) y elevada rugosidad. Conforme a estos autores, tal hecho podría ser debido a que tal propiedad induce la creación de micro-hábitats en donde residen microrganismos concretos que ayudarían, en mayor medida que otros, a secuestrar carbono. Obviamente se habla de arcillas cuya rugosidad y superficie pueden llegar a ser muy elevadas. Ahora bien cabría añadir por nuestra parte que a mayor rugosidad, mayor superficie real ya que nada en la naturaleza obedece a la geometría euclidiana. En cualquier caso, el estudio abala la conjetura que al respecto defendemos en nuestra bitácora y cuyo primer post sobre la materia se retrotrae a 2006: ¿Cuanto Mide un Metro Cuadrado de Suelo?. El resto de los comentarios de los autores son totalmente irrelevantes. cuando no confundentes (las consabidas y manoseadas implicaciones sobre el cambio climático). Resulta palmario que, como en muchos otros estudios, estos científicos desconocen realmente en que consisten tanto los modelos de circulación general de la atmósfera, como modelos climáticos regionales. Resumiendo, Tanto la rugosidad, como las propiedades inherentes que acarrea, sigue siendo una materia desafortunadamente soslayada por le ciencia actual, como hemos venido reiterado en nuestra bitácora. Os dejamos pues con la noticia de hoy, repleta de aciertos, aunque salpicada de obviedades y ornamentos innecesarios.

Juan José Ibáñez   

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Suelos y Nanopartículas: Un reto para el Futuro de la Ciencia del Suelo

Ya os hemos ido relatando en una serie de post (ver relación al final del presente) que el surgimiento de las nanociencias puede deparar muchas más sorpresas de las que pudieran pensarse en primera instancia. Y este es el caso también de las ciencias del suelo. El hecho de que se hable mucho más de sus aplicaciones (“nanotecnología”) que de los descubrimientos que afectan al conocimiento del mundo de lo pequeño (“nanocencia”), no es más que el lamentable resultado de esa falacia que impregna la ciencia contemporánea (¿y eso para que vale?), en la que se antepone lo aplicado a lo básico, cuando en realidad la racionalidad de la indagación investigadora suele funcionar al revés. Hace ya algún tiempo que redactamos el post titulado: “Propiedades de la Materia: Composición, Tamaño, Abundancia, Forma y Superficie“. En él os mostrábamos como en la naturaleza, la composición química de un material les confiere tan solo algunas de las propiedades de como actúa/interacciona/reacciona la materia. Empero todos los otros términos a que apelamos en aquél título resultan ser igualmente relevantes. Dado que lo pequeño resulta ser mucho más abundante que lo de mayor tamaño, a lo largo de varios órdenes de magnitud, conforme a una ley potencial (libre de escala) o una distribución exponencial, resulta palmario que la abundancia (número de partículas), volumen, superficie de contacto con el resto de los materiales (denomina superficie reactiva), diversidad, etc., aumenta según nos acercamos al precipicio de nuestro desconocimiento de lo que acaece en los universos canijos. Básicamente nuestros post precedentes versaban en los peligrosos vertidos de nanopartículas al medio ambiente (ver a bajo algunos nuevos comentarios). Este patrón es típico del suelo, en el que prolifera, justamente todo aquello que es invisible a nuestros aparatos sensoriales, tanto en el mundo inanimado como en todo relacionado con la abundancia y diversidad de la vida. Así por ejemplo, existen muchos más virus y virus-diversidad (virosfera), que la que se presenta en el mundo bacteriano, y de este último frente al universo de los diminutos animales invertebrados, y así sucesivamente. Lo mismo puede demostrarse que sucede en el ambiente abiótico de las partículas texturales que conforman la matriz del suelo (desde los escasos cantos, hasta la plétora de arcillas, muchas de las cuales entran ya en el ámbito de las nanociencias). Empero existen otras partículas aun más pequeñas. Pues bien, la nanociencia va demostrando que lo canijo atesora una mayor reactividad que lo grande, teniendo también una importancia nada despreciable su forma y rugosidad. ¿Como afecta pues el mundo nano a la estructura y dinámica de los suelos? Se trata de una pregunta por la que por fin comienzan a interesarse algunos expertos en edafología. No obstante, nuestros conocimientos no pueden aun responder a los grandes interrogantes que nos planeamos. Y en este contexto aparece la noticia que ha dado lugar al post de hoy: “El secreto del suelo lunar está en las nanopartículas”. La nota de prensa se me antoja interesante. Ahora bien, como los suelos terrestres también atesoran enormes cantidades de nanopartículas,  ¿hasta que punto no pododemos permitirnos sospechar que el secreto de los suelos terrestres se encuentra también en sus nanopartículas? Seguramente así suceda, por lo que debemos prepararnos para una nueva nanoedafología (término que ya aparece esporádicamente en la literatura científica). Una de las principales dificultades de tales indagaciones  estriba en que, al parecer, solo una pequeña fracción de estas nanopartículas aparecen como entes individuales (discretas), auto-ensamblándose por lo general en sustancias coloidales (sustancias húmicas, arcillas, óxidos, etc.) o recubriendo a otras mayores (microagregados o fracciones texturales mayores). Tales hechos, de ser ciertos, dificultan progresar en esta línea de investigación. Tengo la impresión que cuando profundicemos en el mundo de la nanociencia (no olvidemos a los virus tampoco), comenzaremos a entender mejor que es un suelo, así como se estructura, cual es su dinámica y como evoluciona.  Lo que personalmente me resulta desconcertante es tener que leer una noticia señenita, para percibir el enigmático potencial de lo nano. ¿Tenemos los expertos de las ciencias del suelo la cabeza en la Luna?. ¿Somos tan inertes como las gravas (léase la apertura de nuestras mentes a nuevas perspectivas del suelo)?. Sé que para muchos de nosotros todo lo “nano” nos pilla por sorpresa; se nos antoja ajeno. Ahora bien, “debo suponer” que lo mismo debió ocurrirles a nuestros predecesores con la microedafología (micromorfología) (micropedología) respecto a lo que se estudiaba por aquellos tiempos, a simple vista o con la ayuda de una lupa de campo. Sin embargo, actualmente, las consideramos imprescindibles, ¿o no?. Eso si, ¿como podemos comparar los suelos-regolitos marcianos con los terrestres, si al perecer desconocemos el rol de las nanopartículas de los últimos?

Juan José Ibáñez

nanoparticulas-lunares

Nanopartículas de los suelos Lunares. Fuente: madhyamam.com

(más…)

Etiquetas: , , , ,

Nanomateriales y Contaminación Ambiental (Repercusiones sobre el Suelo)

Ante el rechazo de una parte considerable de los ciudadanos hacia los alimentos transgénicos (biotecnología), la Unión Europea ya advertía que el uso masivo de nanomateriales en biomedicina y otras disciplinas debía estudiarse con sumo cuidado, por cuanto se desconocían sus impactos en la salud humana y el medio ambiente. Lamentablemente, como era de esperar, muchos investigadores y empresas se precipitaron en señalar que las nanopartículas podían considerarse prácticamente inocuas. Un estudio reciente desmiente tal aserto y vuelve a sacar a la palestra que no se puede jugar con fuego y evitar quemarse. Los científicos debían ser más precavidos, ya que se les presupone una objetividad que a la postre se ve cuestionada por las evidencias. Luego nos lamentamos de la desconfianza del ciudadano ante la ciencia. La novedad reside en que esta vez, y sin que sirva de precedentes, se testó el impacto de tales sustancias en el suelo. Los resultados obtenidos constatan que los efectos fueron reveladoramente negativos. Y ahora la pregunta del millón: si tal hecho ocurre en el suelo ¿Cuáles serán las repercusiones en un organismo humano?. La polémica está servida, y todo como consecuencia de que muchos investigadores, entusiasmados con sus juguetes, no parecen saber lo que significa el “principio de precaución” defendiendo sus bondades aun careciendo de una base científica sólida que las avale. Esto es lo que yo llamo tirar piedras contra tu tejado. Primero se comprueban sus posibles repercusiones negativas, y de no tenerlas se aprueba su comercialización, y no al revés, como fruto de la manera actual tan ansiosa de entender un frenético I + D +i.

nanoparticulas-de-plana-fuente-topnews  

Nanopartículas de plata. Fuente: Future Hi

(más…)

Etiquetas: , ,