Posts etiquetados con ‘Nueva York’

El Microbioma del Suelo en Central Park (Nueva York)

cental-park

El microbioma del suelo de Central Park Fuente: Imágenes Bing

microbima-de-central-park-14-04-2013

El microbioma de Central Park: Fuente: Blog: Contrastres de Nueva York

La nota de prensa que os ofrecemos hoy constata lo poco que aun sabemos sobre la biodiversidad que esconden los suelos (ese universo invisible que se esconde bajo nuestros pies). Se trata de un estudio relevante, cuyo discurso no interrumpiré. Ahora bien, he necesitado tres fuentes diferentes para lograr entender la magnitud del hallazgo. No obstante, cabría matizar algunos aspectos de la investigación para separar el grano de la paja. En Central Park (esa gran zona verde de Manhattan que aparece en un sinfín de películas yanquis) se ha detectado una fabulosa diversidad de organismos del suelo, que alberga parentesco con la que esconde simultáneamente la edafosfera de casi todos los biomas del mundo.  Ahora bien, que en los ambientes urbanos se presenten puntos calientes de diversidad microbiana no es nueva, como ya comentamos en el siguiente post que trataba de un hábitat un tanto más sucio: “Hallado el Mayor Punto Caliente de biodiversidad Vírica del Planeta: Las Aguas Residuales”. También cabría resaltar que se han publicado varios estudios previos en  los que se afirma que la biodiversidad edáfica no sigue los mismos patrones espaciales que la que vive sobre el suelo, como la de sus gradientes latitudinales por biomas. En consecuencia el artículo que analizamos hoy no ofrece nada nuevo al respecto. Del mismo modo, el diseño de muestreo ha sido intensísimo, tanto para que personalmente pueda afirmar que no tenía noticia de otro igual, por lo que si se han realizado algunos previos, serían escasísimos. Cuando más muestras obtenemos en un área concreta más especies detectamos. Se trata de un hecho archiconocido. Como coralario,  debo entender que los análisis comparativos deben llevarse a cabo con investigaciones que atesoren diseños e intensidades de muestreo semejantes, que no con otros menos precisos.

Central Park es una zona verde muy rica en hábitats y especies vegetales procedentes de diversas partes del mundo, etc., por lo que cada uno de ellos debe tener sus propias comunidades edáficas idiosincrásicas, y más aún si son gestionados adecuadamente en lo que respecta a las necesidades de agua y nutrientes (fertilización orgánica y/o inorgánica). Tampoco debemos olvidar que por este pulmón verde transitan millones de personas anualmente (y sus defecantes animalitos domésticos), muchas de las cuales resultan ser turistas. Sabemos algo de especies invasivas o invasoras en las partes aéreas del ecosistema, pero mucho menos en lo concerniente a aquellos microorganismos del suelo que carecen de interés económico. No debería extrañarnos pues que con los microbios adheridos a zapatitos procedentes de turistas de todo el mundo, los suelos de Central Park sean algo así como el parqué del edificio de las Naciones Unidas que se encuentra relativamente próximo a este vergel metropolitano. Finalmente reiterar una vez más, que los análisis genómicos no nos muestran la verdadera magnitud de la diversidad de especies presentes, si es que tal concepto es válido en el mundo de las arqueas y bacterias, por mucho que insistan los “tocagenes”. Y ahora sí…. Os dejo con la información recopilada, previamente traducida, que varía según la fuente de procedencia. Por último muestro los contenidos consultados.

Juan José Ibáñez      

Resumen: Los investigadores han descubierto más de 167.000 tipos de bacterias, arqueas y eucariotas en el suelo debajo de uno de los entornos urbanos emblemáticos de Estados Unidos, es decir Central Park. Tal cifra supera en más de 260 veces el conjunto de especias de aves, plantas e invertebrados que viven en el mentado parque de Nueva York – en combinación. Los microbios del suelo allí detectados pueden habitar en biomas tan dispares como los desiertos, selvas, praderas y bosques del mundo.

El equipo de investigación que llevó a cabo el estudio recogió y analizó 596 muestras de suelo dentro de las 843 hectáreas que cubre Central Park, descubriendo así una asombrosa diversidad de la vida en el suelo, en la cual la mayoría de las especies parecen ser nuevas para la ciencia. Tan solo entre el 8,5 y el 16,2% de los organismos estudiados habían sido catalogados previamente en las bases de datos existentes que describen la vida microbiana, de acuerdo con los resultados del estudio publicados en la revista Proceedings of the Royal Society B.

Como podréis leer en la nota de prensa original al final de este post uno de los autores del estudio comentó: “Encontramos miles de diferentes tipos de organismos, siendo asombroso cuán pocos de ellos habían sido descritos con anterioridad (…). No sabemos en sus preferencias por el tipo de ambientes/hábitats más aptos para su supervivencia, como tampoco  el papel que pueden desempeñar en el ecosistema edáfico y la fertilidad del suelo.” Más adelante los autores enfatizan que: Los alimentos que consumimos, las ciudades,  aire y agua limpios y la a propia economía  y el agua y la economía dependen de la conservación de suelos sanos y fértiles, lo cual es un motivo más que suficiente como para profundizar en las investigaciones que nos ayuden a comprender esta fascinante vida oculta que bulle bajo nuestros pies“. (….) Los autores del estudio compararon la biodiversidad de  los suelos de Central Park con 52 muestras de suelo recogidas alrededor de todo el Planeta, desde Alaska hasta la Antártida, sorprendiéndose que las dimensiones de la biodiversidad de estos suelos fuera equiparable con la de la mayor parte de los biomas terrestres, desde la tundra ártica hasta los desiertos cálidos, etc. El único ambiente cuyas comunidades microbianas no parecían solaparse con la de este afamado Parque fue la Antártida, cuya biota edáfica aún resulta ser muy mal conocida.

Seguidamente en la mentada nota de prensa los investigadores argumentan que: Los tipos de plantas y animales que habitan en un bioma concreto, como el desierto, se encuentran principalmente condicionados por las condiciones climáticas. Sin embargo, las comunidades microbianas del suelo parecen depender del edafoclima edáfico que incluye también otros factores como la acidez, disponibilidad de carbono y nitrógeno (nutrientes para su alimentación), Tal hecho permite que las diversas comunidades microbianas que prosperan en el suelo se encuentren sujetas a una amplia variedad de ambientes edáficos en espacios reducidos. (…)Nadie podría esperar encontrar una combinación de los tipos de árboles que vemos en el Parque Central con los que acaecen en un bosque tropical ” (…) Pero eso no parece ser cierto para los microorganismos del suelo. Nos encontramos en ellos  todos estos tipos de comunidades en el seno de Central Park. En el medio edáfico la biodiversidad no parece seguir los mismos patrones y leyes que las que condicionan la distribución de las plantas y los animales que viven sobre el suelo”.

The Scientist

Curiosamente los investigadores encontraron la diversidad de los suelos de los jardines urbanos y gestionados por el hombre atesoran una diversidad similar a algunos de los ecosistemas naturales conocidos, indicando la alta capacidad de recuperación de la diversidad edáfica frente a las presiones antropogénicas (…)Las muestras también fueron enviadas a la Universidad de Colorado, en donde otros investigadores analizaron el contenido biológico de sus muestras, secuenciando 16S y 18S rRNA para caracterizar la composición de arqueas, bacterias y eucariotas del microbioma. Al final, el grupo encontró que la diversidad microbiana de Central Park estaba a la par con la biodiversidad observada en otros lugares del Planeta.Dada la diversidad paisajística del entorno del parque, que incluye áreas boscosas, campos y jardines, “Yo esperaba encontrar una diversidad bacteriana  considerable”, dijo Ramírez. Sin embargo, el que la riqueza de organismos eucariotas en Central Park, rivalizara su diversidad  global, que fue muy emocionante y sorprendente”, añadió. “Este trabajo pone de manifiesto que, incluso en un lugar que es muy conocido y visitado por millones de personas al año, aún tenemos mucho que aprender acerca de que la biodiversidad del suelo que tenemos bajo nuestros pies.”.

Fragmento del abstract del artículo original

A pesar de la alta variabilidad detectada en todo el parque, los patrones de diversidad en el suelo eran previsibles teniendo en cuenta la amplia variedad de  características del suelo presentes, con las comunidades procariotas y eucariotas exhibiendo patrones biogeográficos superpuestos. Además, los suelos Central Park albergaban casi tantas filotipos y tipos de comunidades microbianas del suelo como las previamente detectadas en los biomas de todo el mundo (incluyendo suelos ártico, tropicales y desérticos).

continua……

(más…)

Etiquetas: , , , ,