Posts etiquetados con ‘paleoecología’

Detectando Los cambios climáticos pasados mediante los minerales del suelo

 paleosuelo-loess-china

Depósitos de Loess y colores ocres y rojos el suelo

La nota de prensa que os mostramos hoy nos informa de algo ya conocido en esta bitácora, aunque no por deje de ser una aportación de gran interés. La mineralogía del suelo resulta ser de gran utilidad con vistas a reconstruir tanto los climas del pasado, como encontrar evidencias de la la posible existencia de vida en marte. Se trata de un potencial que los expertos en edafología deben explotar, en una época en la que la mineralogía de suelos no vive en el seno de nuestra comunidad científica sus mejores momentos. No resulta sexy. El Edafólogo Español José Torrent, Medalla Duchaufour de la Unión de Geociencias Europea, es uno de los más destacados expertos mundiales en la formación de minerales de hierro, por lo que ha llevado a cabo destacadas contribuciones en los dos aspectos mentados, al margen de sus también relevantes investigaciones en el ámbito de la química agrícola y sus relaciones con la producción vegetal. La noticia de hoy nos informa de como Torrent y su equipo acaban de constatar que  “Los óxidos de hierro revelan la historia del clima monzónico en China hace 1,2 millones de años”. El hierro se suele encontrar en los suelos y sedimentos en forma de óxidos e hidróxidos de hierro, siendo su estado el que determina el color que observamos en muchos perfiles del suelo. Cuando estos no se encuentras encharcados y sufren ambientes anóxicos (dando lugar a otros colores en el medio edáfico) el hierro suele encontrase en forma de Hematita y/o Goethita. El primero, menos hidratado da lugar a coloraciones rojizas, mientras que el segundo, asociado a más moléculas de agua se percibe por sus tonos amarillentos (ver nuestro post: el color del suelo y su estimación). En consecuencia, no debe extrañarnos que bajo climas secos y poco lluviosos los suelos suelan ser más rojizos, mientras que, al aumentar la humedad adopten tonalidades ocres/amarillentas. Cuando se analizan secuencias de paleosuelos y regolitos alterados en secciones o columnas estratigráficas, tales variaciones de color nos ayudan a entender los cambios de clima bajo los cuales se formaron cada suelo y/o estrato, aportando una valiosa información a las investigaciones paleoecológicas. El equipo de Torrent usando estos conocimientos, así como, otras técnicas instrumentales se encuentran ayudando a esclarecer la historia del clima monzónico en las plataformas chinas de loess, demostrando sus vaivenes en lo que respecta a los ciclos áridos/húmedos, pero también la evolución sufrida durante los últimos 1, 2 millones de años (desde Glaciación Günz, aproximadamente, es decir ya en el Pleistoceno), el clima de la región parece haber cambiado hacia otro más cálido y seco. Obviamente la noticia nos informa de más aspectos y conclusiones obtenidas en tales estudios, pero estás las podéis leer seguidamente. No cabe duda de que los suelos aportan una enorme y valiosa información por ser un bloque de memoria del pasado del planeta (ver nuestra categoría “La Historia de la Tierra y La Evolución de los Suelos”).

Juan José Ibáñez

Continua………

(más…)

Etiquetas: , , , , , , , ,

Los Fitolitos y la Memoria del Suelo (biolitos, biominerales, biomineralización, paleoecología, paleobotánica, etnoagricultura)

No puedo entender como se me  había olvidado escribiros algo acerca de los fitolitos, tras siete años de iniciar la andadura de nuestra bitácora. Los fitolitos son otro secreto que se esconde en los suelos. En cierta medida, como los bancos de semillas y los análisis polínicos, nos informan de la vegetación que existió en el pasado, en un determinado momento y lugar. Los fitolitos son producto del metabolismo de la planta relacionados con el conjunto de procesos a los que denominamos biomineralización. Lo que nos importa resultar aquí es que se trata de minerales (abajo se describen otros de naturaleza biogénica) que elaboran las plantas, acumulándose en el suelo durante milenios. Su estudio nos permite ayudar a conocer el pasado de la vegetación y como corolario, los bioclimas, paleoambientes, arqueología, etnoagricultura, etc. El estudio y análisis de este tipo de biominerales, no es nuevo, aunque su uso no se ha extendido entre la comunidad científica hasta la década de los años 90 del siglo XX. Personalmente supe de la existencia de esta rama del conocimiento a través de las inseparables Trinidad Aleixandre y Ascensión Pinilla (Ascen y Trini, como las llamábamos cariñosamente), que trabajaban en mi antiguo instituto (CCMA-CSIC). Por tanto les dedico este post a ambas, ya jubiladas tras una larga, dilatada y fructífera carrea científica. Pues bien, este subuniverso invisible, como veremos seguidamente, resulta ser un registro o archivo del pasado que esconden los suelos, cuya utilidad resulta es muy relevante en numerosos tipos de investigaciones. Como podéis suponer los lectores más asiduos, soy un total profano en la materia, por lo que debo obligatoriamente remitirme a otras informaciones aparecidas en Internet. He enlazado diversos documentos y páginas Web, con vistas a que los más curiosos dispongan de una información abundante en español-castellano. Comenzaremos por usar unos fragmentos de Wikipedia, a los que seguirán otros (con sus respectivos enlaces) que abordan las diversas aplicaciones de los ópalos de sílice que desprende la vegetación, y que a la larga, serán parte de sus huellas digitales en el medio edáfico. Finalizo este texto con la noticia, llegada desde Colombia, que me advirtió de una importante laguna, que nunca debe atesorar un blog de suelos digno de llevar tal nombre. Agradezco a sus respectivos autores las aportaciones realizadas para el disfrute y la culturización de todos los ciudadanos que, como yo, no podemos aportar nada a este respecto. Eso sí,  que os quede claro que buscar, seleccionar, etc., cuesta tanto o más trabajo que escribir un post original. Allá vamos (…)

Juan José Ibáñez

fitolitos-fuente-loquequero-com

Fitolitos: Fuente: loquequero.com

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Las Turberas del Pérmico (Paleozoico)

No soy experto en paleosuelos  de periodos remotos, pero la noticia y el artículo científico que os mostraremos hoy se encuentran relacionadas con este tema. No sabía si escribir  este post o no. Ahora bien, vengo  constatando que buena parte de la información acerca de los suelos del pasado pasan inadvertidas a los edafólogos, por cuanto son incluidas  en artículos de paleoecología, no apareciendo frecuentemente la materia  edafológica en sus títulos. La documentación que os mostraremos (nota de prensa y artículo original publicado en la revista  PNAS (en acceso abierto). Nos hablan de turberas arboladas d inicios del Pérmico (hace unos 300 millones de años). Se trata de un enclave situado en China (interior de Mongolia) en el que un bosque pantanoso y la  turbera subyacente fueron sepultadas por una ingente cantidad de cenizas  volcánicas. Navegando por Internet me he percatado que son relativamente abundantes este tipo de registros, si bien el hallazgo  de China atesora varias singularidades. Como ya debéis presuponer, la naturaleza anóxica de las turberas o su enterramiento por materiales  eruptivos son justamente dos de las principales razones para que estos restos  de ecosistemas del pasado dejaran huella en el registro fósil.  Se Trata de turberas arboladas con especies de hasta 80 metros de altura. Una  de las características más relevantes del paisaje fósil preservado estriba en que se ha conservado la heterogeneidad espacial de una porción del territorio lo suficientemente extensa como para  extraer más conclusiones de las que suelen ser posibles en este tipo de  estudios. Así, por ejemplo, la vegetación  sobre los suelos clásticos no turbosos atesoran ensamblajes de especies distintas que las de las zonas pantanosas. Dicho de otro modo, ya por  aquellos tiempos, los Histosoles atesoraban comunidades vegetales idiosincrásicas (hecho que se me antoja previsible).  Al parecer, la turbera se encontraba cubierta por una lámina de agua durante parte  del año, siendo también visibles los restos vegetales. ¿Sería de naturaleza  hística?. ¡Posiblemente!. Tras compactarse y litificarce, la capa de carbón (antigua turbera) atesora un espesor de unos 66 cm. de profundidad, calculando los autores  que originalmente alcanzaría más de un  metro. Obviamente la vegetación de aquella época era muy diferente  de la actual. En cualquier caso, debido a que la descripción de la nota de  prensa no es mala del todo, así como que os incluyo el enlace con vistas a que  podáis acceder gratuitamente al artículo original, seré breve, para variar. Eso  si, reitero que se trata de aspectos edafológicos  de la historia de la Tierra que deben buscarse entre líneas y en revistas a la  que los expertos en materia de suelos no solemos prestar atención. Os lo  comento para lo tengáis  en cuenta  aquellos de vosotros que estéis interesados profundizar sobre tales temas.

Juan José Ibáñez

turbera-del-permico-pnas2012

Permian vegetational  Pompeii from Inner Mongolia and its implications for landscape paleoecology and paleobiogeography of Cathaysia

(más…)

Etiquetas: , , , ,

Ecosistemas Primigenios: Bosques, Sabanas y Estepas

Algunos descubrimientos científicos gozan de una inmerecida y desmesurada publicidad mediática, mientras otros de gran interés pasan desapercibidos, a pesar de que el tiempo terminará demostrando su gran calidad y calado. Como ya os comentamos al hablar de las presuntas Sabanas Mediterráneas, muy posiblemente, este tipo de ecosistemas estuvieran mucho más extendidos de lo que pensábamos, antes y después de que los humanos primitivos entraran en juego. En ellos, grandes manadas de mamíferos herbívoros y sus depredadores moraban en bosques abiertos. Los últimos se hubieran cerrado  en masas densas, de no atesorar una fauna tan abundante, rica y estructurada. Lamentablemente para la paleoecología, tales descubrimientos van muy a menudo vinculados a la búsqueda del origen y evolución de la humanidad, relegándose los paisajes que les acogían a un segundo plano.  Se trata de un hecho lamentable, ya que ambos tipos de investigaciones atesoran un gran valor intrínseco. Hoy os mostraré los contenidos de varias notas de prensa relacionadas con el tema. Una de las últimas da cuenta de una fauna glaciar encontrada debajo de la Ciudad de los Ángeles en USA. También sus paleo-ensamblajes inducen a pensar en una estructura sabanoide que daba cuenta de especies estantes y de otras migratorias que acudían allí estacionalmente. Nada nuevo que no conozcamos ya a través del estudio las actuales sabanas africanas.  La cuestión estriba en que con el devenir del tiempo, descubrimos nuevos yacimientos que dan lugar a pensar que tales estructuras ecosistémicas eran mucho más ubicuas de lo que pensábamos hasta ahora. Pero existen otros muchos matices que merecen ser considerados al margen del ya aludido. Al leer estas noticias, me he topado con mis recuerdos, así como con una charla que sostuve a mediados de la década de los noventa con el paleontólogo Bienvenido Martínez, durante el transcurso de unas oposiciones a la escala de científico titular del CSIC a la que él se presentaba. Se trata de una de las historias más oscuras que conozco de la paleontología española. Alguien debería investigar objetivamente lo ocurrido en la controversia acaecida entre aquellas dos escuelas de investigación rivales, que se enfrentaron soterradamente en una guerra en la que sí que hubo vencedores y vencidos. ¿Mala praxis científica por algunos de los contendientes? ¿Fraude científico? Hablamos del Hombre de Orce. Otro día volveremos sobre este asunto.

paisaje-mioceno-de-la-sabana-de-madrid-aragoniense

 Sabanas Miocenas en Madrid (España) Hace más de 20 Millones de Años. Fuente: Dehesa de la Villa Naturaleza Viva

(más…)

Etiquetas: , , , , ,