Posts etiquetados con ‘puntos calientes’

El extraordinario efecto en los ecosistemas Polares de los suelos ornitogenéticos

nitrato-de-chile-y-fertiliad-del-antartico 

Fuente: Arriba imágenes tomadas por Juan José Ibáñez, abajo Google imágenes

La nota de prensa que abordamos hoy se me antoja curiosa y muy interesante, pudiendo considerarse como una continuación de un post que redactamos hace nueve años y que lleva por título: “Las Aves y los Suelos (Suelos Ornitogénicos): El valor del Guano, que posiblemente sea el mejor fertilizante del mundo.  Empero va mucho más allá al mostrar que el guano es esencial para el funcionamiento natural de los ecosistemas terrestres antárcticos. Este fertilizante natural depositado por pingüinos, focas y otros animales desencadena una serie de procesos que fertilizan el medio natural en aquellos gélidos lugares, haciendo prosperar musgos y líquenes, así como creando abundantísimas comunidades de organismos del suelo, más allá de donde se deposita. Y así los animales mostrados y otros semejantes generan suelos denominados ornitogenéticos y estos a su vez generan ecosistemas mucho más ricos en nutrientes. Por lo tanto sin esta tipo de edafotaxa, los paisajes de suelos antárticos serían menos productivos y biodiversos.  En cualquier caso cabe mentar que tal proceso acaece también hasta los trópicos, cuando a la megafauna aludida la dejan medrar a la orillita del mar. De hecho, al menos algunas de las culturas precolombinas de la costa del Perú ya daban buena cuenta del guano con vistas a fertilizar sus áridos territorios costeros.   

 Ya os comenté, en aquel post, como son las heces de estos animales imprescindibles para completar el ciclo reproductivo de las aves que las eyectan. Las heces, es decir el guano se cumula en sus colonias, aportando ricos nutrientes al suelo. Tales excrementos ricos en nitrógeno, que a la postre es asimilado por la vegetación, lixiviado al agua, o evaporado a la atmósfera en forma de amoniaco. Ahora resulta que, según los autores: “el amoniaco es recogido por el viento y arrastrado hacia el interior del terreno emergido, y este se abre camino en el suelo, proporcionado el nitrógeno que los productores primarios necesitan para sobrevivir en este paisaje“, generalmente cubierto de musgos y líquenes. Sin embargo tal proceso cubre una extensión que supera ampliamente el área de las colonias de focas y pingüinos. Puede defenderse pues de que esta megafauna causa islas de biodiversidad y fertilidad al formar sus propios ,suelos, indispensables para completar su ciclo de vida. En la mentada noticia puede leerse también que: “los ecosistemas polares tienden alcanzar una altisima abundancia de invertebrados en comparación con los ecosistemas de latitudes medias (…)  Un círculo de nutrientes, conocido como la huella de nitrógeno, rodea la colonia. Lo que ha sorprendido a los científicos reside en que extensión de dicha huella no parece encontrarse relacionada con las condiciones climáticas, sino que depende en gran medida de la cantidad de animales presentes en las colonias. Utilizando esta información, Bokhorst y su equipo pudieron mapear puntos calientes de biodiversidad en toda la península (..).Hallamos una fuerte asociación entre la presencia de colonias de pingüinos y la biodiversidad de invertebrados terrestres. La presencia y el tamaño de las colonias de pingüinos se pueden cuantificar a través de satélites”.

Abajo os dejo la noticia original y mi pedestre traducción al español-castellano. Ahora bien, en último lugar os dejo su contenido traducido mucho más correctamente por Agencia SINC (La Ciencia es noticia). Os recomiendo este página Web sobre prensa científica en general.

No puedo evitar avocar mis viajes infantiles de Madrid al pueblo de mi Madre en Alicante. Las estrechas y maltrechas carreteras de hace cincuenta años se encontraban jalonadas de carteles entre los cuales, como en el mosaico que os expongo al comienzo de la entradilla, aparece una que se repetía sin parar en el curso de aquellos tortuosos e interminables viajes, en coches sin refrigeración que apenas superaban los 60 Km/hora. Nos referimos al márquetin utilizado para comercializar en España el guano, conocido también por nitrato de Chile (y al parecer, del mismo modo por Nitro del Perú). Las dos fotos superiores son de mi propia cosecha, justamente tomadas en las Islas Ballesta de las tórridas tierras de Paracas en Perú.  

 No obstante cabría añadir otro elemento a la ecuación en el que no han reparado de los autores.   Lamentablemente hemos contaminado las aguas con todo tipo de compuestos hasta convertir nuestras las extensas masas de agua en un  vertedero azul y una repugnante plasticosfera. En consecuencia, vía cadena trófica, las focas, pingüinos y demás de fauna asociada, que consumen pescado contaminado por todo tipo de venenosos aditivos de origen antrópico, al margen de enfermar y alterar su ciclo de vida, si no se pone remedio, depositarán un guano repleto de contaminantes y entre ellos microplásticos.   Los autores del estudio han reparado en otros riesgos que podréis leer seguidamente, pero no en este, que resulta ser de gran relevancia, en mi opinión.  

 Os dejo ya pues con la noticia que interesará tanto a los amantes de la ecología como de la edafología.

Juan José Ibáñez

Continua…….

(más…)

Etiquetas: , , , , , , , ,

Una Nueva Instantánea de la Vida Microbiana en el Suelo y el Reciclado de la Materia Orgánica

paisaje-del-interior-del-suelo

Fuente:  Frontiers in Microbiology y collage google images

La nomenclatura y rosario de palabras que debo utilizar en este post no son de mi agrado. Si los añado al título de esta entrega parecería que esta bitácora aborda otros temas más sexy (por decir algo). Sin embargo, se trata de traducciones literales del original en suajili.  Del mismo modo también ignoro si he interpretado adecuadamente lo que los anglosajones denominan priming effects.

Sin embargo el texto que os voy a mostrar, y que se basan fundamentalmente en las conclusiones de un artículo concreto de investigación ,se me antoja interesante con vistas a que mejoremos nuestra comprensión “visual” de la actividad biológica de los suelos en sus tareas de reciclado. Ya os hablamos en otro post que, si pensáramos mediante paisajes mentales el mundo telúrico, visualizaríamos  los espacios de mayor actividad biológica como enclaves con una iluminación intensa respecto a la matriz del suelo, nuestro paisaje mental nos podría aparecer como una ciudad de noche, a altas horas de la madrugada (casi sin tráfico) en tiempos navideños, con sus arbolitos llenos de bombillas resplandeciendo en medio de la oscuridad.  El estudio que presentamos hoy da lugar a mejorar tal panorámica, por cuanto nos indica que, además habría otras fuentes de luz, unas que parpadean rápidamente y cambian de lugar, junto a otras que permanecen más tiempo encendidas aunque sin tanto brillo. Se trata de una metáfora, por supuesto. Ahora bien, pudiera ser útil. La matriz del suelo sería pues bastante inerte, aunque salpicada por estas estructuras, a modo de oasis aunque unas más permanentes y otras de actividad muy intensa y breve. Eso sí, lo de los “puntos calientes”, “momentos calientes” y la plétora de “esferas” podría dar lugar a un paisaje a la par más sexi y celestial. Ese no es mi deseo. Quedémonos pues con la primera interpretación. Y quedan por medio los denominados “priming effects”, que nos vienen a mejorar una visión que ahora se me antoja caduca, por ramplona, de cómo se recicla la materia orgánica en el suelo.  Os dejo con la traducción al castellano del resumen de este artículo y una parte del texto que he traducido. Por ser un resumen en lo esencial, se encuentra en acceso abierto. Eso sí, hipervinculadas, al final se encuentran frases que al pinchar sobre las mismas ofrecen artículos científicos originales pero relacionados con el contenido de estas líneas de investigación y que nos conducen a papers  que preceden a esta publicación muy reciente cuando redacto el post. Reitero, intentar imaginaros mediante paisajes mentales lo que ocurre en un suelo, ya que se parecería a un desierto iluminado por aquí y por allá, por las luces navideñas de los arboles, junto con otras fuentes aisladas y bla, bla, bla. Veamos primero los “puntos calientes” que anteceden al resumen, para continuar con este último.     

(i) Rizosfera, detritosfera (enclaves de acumulación de detritos), bioporos y las superficies de los agregados son puntos calientes de actividad microbiana; (ii) La fracción de microbios activos en tales micro-sitios críticos resulta ser entre 2 y 20 veces mayor que en resto de la matriz del suelo; (iii) La duración de un momento caliente (periodo de intensa actividad biológica) en la rizosfera depende de la incorporación de productos orgánicos lábiles; (iv) La duración de tales instantes calientes en la  detritosfera (detritusphere) depende principalmente de la descomposición de la hojarasca; y (v) Las sucesiones ecológicas microbianas durante los momentos calientes intensifican la competencia e impulsan el reciclado del carbono del suelo. Comenzamos ahora con parte del resumen.

Los momentos calientes inducen una rápida sucesión en las comunidades microbianas, así como una intensa competencia intra e interespecifica que afecta a la eficiencia en el uso del de la materia orgánica, su reciclado y el propio crecimiento microbiano. Cuando más rápido sea la renovación y menor la eficiencia en el uso del carbono dentro de los puntos calientes (hotspots),  más se contrarrestan los altos insumos de la materia orgánica, compensando la ausencia de fuertes aumentos en sus  existencias (stocks).

Comenzamos…… 

Los suelos son el recurso natural más heterogéneas de la biosfera, con una elevadísima diferenciación de sus propiedades y procesos, tanto a nivel de nano-escala como de macro-escala. La heterogeneidad espacial y temporal de la incorporación a este medio de los  compuestos orgánicos lábiles que desprenden las plantas crean focos microbianos durante períodos cortos de tiempo, a los que se han denominado momentos calientes……..

Sigamos……

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , ,