Posts etiquetados con ‘salud humana’

Plasticosfera: Un desastre monumental para la biosfera y la salud humana

 nanoplastico-y-plasticosfera

Plásticos de gran tamaño y su mapa de distribución, nanopartículas, y dieta que les infligimos a los peces. Fuente: Colaje de imágenes Google

Ya hace unos diez años que comenzamos a advertiros sobre la acumulación de residuos de plástico en ciertas regiones marinas que cubrían (flotaban)  grandes extensiones en puntos concretos, que por aquel entonces aún no se encontraban completamente localizados y delineados (ver los cinco focos en el mapa de la foto que encabeza el post). De hecho, tales “mares de plástico”  llegaban a alcanzar varios metros de espesor (ver también este ilustrativo post redactado por Antonio Figueras en su blog: Una inmensa sopa de plástico flota en los Océanos). En un principio, se alegó que no contaminarían las cadenas tróficas por cuanto su biodegradación por los organismos resultaría ser extremadamente difícil. Tal aserto resultó ser rotundamente falso, lo que demuestra el mucho daño que hacemos y lo poco fiables que son aun nuestros conocimientos científicos. Poco a poco, comenzó a comprenderse que la biota oceánica daba buena cuenta de ellos, convirtiéndolos como mínimo en partículas muy finas, es decir “ micropartículas y nanopartículas” (ya lo advertimos hace muchos años). Estas, comenzaron a formar parte de una cadena trófica globalmente contaminada, acumulándose en el fitoplancton, zooplancton y pesquerías. No hace mucho tiempo que se nos alarmó acerca de que los tejidos comestibles de una buena parte del pescado que consumimos (como el atún,  entre las más de 500 especies detectadas a día de hoy) estaba contaminado por tales residuos, es decir que se bioacumulaban en sus tejidos conforme se asciende a lo largo de la cadena trófica. A la hora de escribir este post (hace ya muchos meses), he recibido otra nota de prensa, que os dejo abajo, en la que se nos informa que tal “dieta de plástico” mata a ciertos tipos de plancton y que se bioacumula (biomagnificación) en los cerebros de los peces pudiendo causar  daños en los mismos. Los autores del estudio “no creen” que lo mismo ocurra en el ser humano.  Y yo me pregunto: ¿Y por qué no lo creen; que evidencias tienen?.  Resulta que también se encuentra en el agua que bebemos, y en la sal de mesa, por citar tan solo dos ejemplos.  Comenzamos a saber, (hecho que en un principio también se descartaba), que las nanopartículas son un riesgo para el medio ambiente y la salud humana. Los nutricionistas nos informan de las bondades de comer pescado ¿¿??, empero también esconden puro veneno, como mercurio, otros metales pesados, etc., y ahora resulta que el plástico forma parte del bioma marino actual. Ya debierais saber los efectos de la bioacumulación o biomagnificación. ¡Tiempo al tiempo!. Os dejo con algunas noticias recientes sobre el tema, que actualizan los contenidos sobre ese asunto que narré en post precedentes como estos, entre otros: La Tierra: El Vertedero Azul; Contaminación del Suelo = Contaminación Marina (El Vertedero Oceánico). Como se señala en la primera nota de prensa que os mostramos hoy: “en 2050 habrá en más de 12.000 millones de toneladas de residuos plásticos”. Es decir, probablemente más de una tonelada por habitante que viva en el planeta, ¡tremendo!. El problema resulta ser extremadamente serio, grave, muy grave, mientras que las alertas nos llegan a hechos consumados, demasiado tarde. A finales de 2018 se comienza  a prohibir en ciertos países utilizar envases con tales sustancias. Empero a día de hoy dependemos de tales materiales sintéticos sobremanera. Como siempre, tarde, mal y nunca. El daño ya se ha consumado.

Pero leer también esta sombrosa noticia: After tsunami, ocean plastic acted as rafts for small sea life. Ósea que también tras un tsunami se ha producido una gran entrada de especies invasivas de otros continentes en la zona afectada gracias a los residuos de plástico que transportaba. ¡Increíble, esta plasticosfera! y siguen llegando más….. El día que aparecieron 13 cachalotes muertos con el estómago lleno de plástico.

Juan José Ibáñez

Continua….. (más…)

Etiquetas: , , , ,

Nanomateriales de los dispositivos móviles e informáticos dañan las comunidades microbianas, poniendo en riesgo a los ecosistemas

shewanella-oneidensis-nanoparticulas-y-baterias-de-litio

Shewanella oneidensis: Fuente:ETHZurich

 Ya lo anticipamos en post anteriores, y como casi siempre, no nos equivocamos. Reiteramos que el sentido común es muy importante en ciencia y tecnología, mientras que la persistente inclinación para acelerar las innovaciones en el sector tecnológico, y como corolario la competitividad de las empresas, soslaya gravemente verificar si sus procedimientos y materiales son dañinos para el medio ambiente y la salud humana.  Y reitero que en post, como en otros  precedentes, ya advertimos que actualmente la tecnología primero dispara y luego pregunta, soslayando el más mínimo principio de precaución. Primero el dinero y la economía, luego la tecnología y en último lugar el ser humano y el medio ambiente. ¿Nadie cuida de los ciudadanos?. No interesan, tan solo si consumen, es decir como consumidores. ¡Qué más da si  dañamos su salud o no!

Riesgos de los Nanomateriales para el Medio Ambiente: Biomagnificación en la Cadena Trófica (El Suelo Como Reservorio)

Nanomateriales y Contaminación Ambiental (Repercusiones sobre el Suelo)

Suelos y Nanopartículas: Un reto para el Futuro de la Ciencia del Suelo

 Resulta irónico que la se haya demostrado el daño de ciertas nanopartículas con unas bacterias que se había propuesto como candidata para la biosíntesis de las mismas, e incluso en los procesos de bioremediación para la descontaminación de suelos.   El tema es más serio de lo que parece ya que se trata de elementos que son considerados que iban a reinar durante tiempo en la manufactura de las baterías de litio. Resulta que estos últimos ingenios, hoy por hoy casi son imprescindibles  en los teléfonos móviles, agendas electrónicas, ordenadores portátiles, lectores de música, etc. Todo ello se traduce en toneladas y toneladas de basura electrónica.

Shewanella oneidensis, no había demostrado ser es precisamente una bacteria muy sensible a los contaminantes y otros estreses ambientales (ver al final del post lo que Wikipedia nos informa sobre ella). De hecho, para más inri, Shewanella oneidensis, pretendía utilizarse, reiteramos una vez más, como candidata en las nuevas tecnologías de biosíntesis de nanomateriales metálicos. Pues bien, tal microorganismo,  al ser expuesto a las nanopartículas, como la nota de prensa que reproducimos al final del post describe, y que además se encuentra a punto de  convertirse en el material dominante en las baterías de iones de litio de los susodichos dispositivos (que tan atractivos son para los ciudadanos), era severamente dañadas en su metabolismo y crecimiento. Tal hallazgo constata el posible potencial dañino de muchas nanopartículas. por lo que debiera comprobarse también su impacto directo en el ser humano. Los autores del estudio advierten que la deposición de los dispositivos que llevan estas baterías en los vertederos, podría infringir  graves daños al medio ambiente. Sin embargo la noticia soslaya  que, ingentes cantidades de esta basura electrónica van a parar ilegalmente a países del tercer mundo, en donde las criaturas más desheredadas pretenden rescatar todo lo posible para venderlo y tener algo que llevarse a la boca. Me temo, lo peor, como también venimos advirtiendo desde hace tiempo en post como los siguientes:

 Contaminación del Suelo por Basura Electrónica: Una Nueva Pandemia Ambiental en el Tercer Mundo,

Basura Electrónica Sin Fronteras: Un Nueva Forma de Lucha Contra la Contaminación Medioambiental y la Salud Humana de (…)

e-Basura, Internet, Esclavitud Infantil, Salud Pública y Cambio Climático

 Tengamos en cuenta que aún no se ha comprobado el efecto de una gran cantidad de productos que, desde hace algunos años, se encuentran cargados de nanomateriales. Por lo tanto, posiblemente se trata de la punta de uh iceberg (otro más), que nos puede estallar en la cara.

 Os dejo con la nota de prensa, algunos de cuyos párrafos hemos traducido rápidamente, usando el traductor Google, del suajili al castellano-español. Pido disculpas por las deficiencias de los mismos.

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , , , , ,

Conexión entre la Salud Humana y la Salud del Suelo

suelos-salud-humana

Suelos y salud humana, Fuente: http://concientizacionambientalestudiantil.blogspot.com.es/

Los suelos pueden afectar positiva o negativamente a la salud humana, al igual que la intervención del hombre mejora o daña la salud de los primeros. En estos tiempos merece la pena examinar tales nexos. Un análisis de esta naturaleza  ha sido llevado a cabo entre otros por Ian L. Pepper, cuya trabajo en acceso abierto puede obtenerse pinchando en el siguiente enlace. The soil health-human health nexus. Obviamente existen tratados más exhaustivos como la monografía titulada Soils and Human Health y cuyos autores resultan ser Eric C. Brevik (un buen amigo), Lynn C. Burgess. Sin embargo esta obra es de pago, y para los fines perseguidos la revisión de Ian es más que suficiente, ya que aunque concisa (poco más de 30 paginas) resulta ser exhaustiva, y clara.

¿Qué nos infecta/daña desde el suelo, vía aérea o hídrica? ¿Qué contamina el cuerpo? ¿Qué productos pueden ayudar a aliviar o curar nuestras enfermedades? A nivel demográfico,  mejorar la salud humana depende en buena medida de cuidar y/o estimular la del suelo. Por ejemplo, un suelo con un contenido apropiado de nutrientes mejora nuestra salud y evita la malnutrición, al contrario que otro que no cumple tales condiciones, como los enmendados con aguas y residuos sólidos mal depurados. Ian recoge en este sentido una sentencia de Leonardo da Vinci que reza así: “Incluso en el suelo más rico, sin la voluntad de cuidarlo, termina dando lugar a la más densa cobertura de malas hierbas “. El texto Pepper se encuentra escrito en inglés, y dada su capacidad de síntesis, interés y variedad de temas, resulta difícil escoger las frases más interesantes con vistas a que pudiera ofrecéroslas ya traducidas, por lo que esta vez os dejaré esta tarea a los más interesados.

Cuando comemos, por ejemplo, verduras o frutas, su valor nutritivo depende tanto de la especie y variedad en cuestión como de los elementos nutritivos o dañinos que se encuentran en el medio edáfico. Con vistas a que entendáis este importante tema, os dejo a continuación otra noticia en castellano que nos informa de un caso concreto muy ilustrativo. Eso sí, en un mundo en el que el marketing mentiroso a menudo enmascara la procedencia de los alimentos que ingerimos, el problema reside en encontrar/identificar los frutos de la tierra genuinamente saludables.  En el ámbito rural tal indagación puede resultar más fácil y asequible si se trata de alimentos que por allí se siembran y cosechan, pero en el ambiente urbano lamentablemente nos encontramos bastante indefensos. Os recomiendo la lectura del artículo aludido, así como de la nota de prensa que exponemos hoy.  Su comprensión puede ayudarnos a entender las múltiples conexiones, directas e indirectas entre la salud humana y la calidad del suelo, de tal modo que las podamos divulgar entre los jóvenes estudiantes y ciudadanos interesados.  Llevar a cabo tal esfuerzo de traducción os recompensará con creces.

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , ,

Los Pesticidas y los Organismos del Suelo (los agrotóxicos)

dispersion-de-pesticidas

Dispersión de pesticidas en el medio ambiente. Fuente: ThisLand

A través de una revisión de más de 800 artículos científicos y 150 estudios de efectos directos, los especialistas concluyen que pesticidas como (…)”, así reza una de las sentencias de la nota de prensa que analizamos hoy y que lleva por título: “Los pesticidas sistémicos atacan a las especies beneficiosas para el medio”. Quizás dentro de pocos años tengamos que parafrasear un antiguo refrán y alegar que “quien a pesticidas mata por pesticidas muere”. Porque una cuestión es utilizar productos tóxicos para la vida en condiciones muy especiales y otra bien distinta aplicarlos masivamente, contaminando toda la cadena trófica mundial, incluidas las  especies de los océanos y hielos polares. Desconozco si se ha comercializado algún agrotóxico que  afecte exclusivamente a la peste o plaga en cuestión sin dañar el resto de la biosfera. En general ya sea directa o indirectamente, terminan siendo nocivos, “de alguna manera” para otros organismos beneficiosos, así como la flora y la fauna en general. Como norma, aunque su aplicación sea puntual geográficamente, terminan dispersándose por doquier  incluso por el viento al arar el suelo y suspenderse partículas en el aire. También se ha demostrado hasta la extenuación que contaminan las aguas (corrientes y subterráneas) y así, de una u otra forma, también el agua que bebemos, dañando nuestra salud poco a poco. ¿Y qué decir de su acumulación en los tejidos de los vegetales y animales que consumimos como alimentos? Podemos parafrasear otro refrán alegando que el planeta sufre una toxificación silenciosa, en recuerdo de aquél libro seminal, escrito en los años sesenta del siglo pasado,  que nos alertaba de este problema y que llevaba por título La Primavera silenciosa. A pesar de que diversos medios de comunicación, prensa científica, ciertos investigadores y multinacionales  siguen defendiendo a ultranza los venenos mentados, como aún se pueden leer en numerosos rotativos, por desgracia.  Os recuerdo que en una ocasión ya os comenté, por circunstancias que no voy a narrar aquí,  como al laboratorio de nuestro entrañable amigo Antonio Bello Pérez, llegó un plaguicida que  se iniciaba comercializar por una archiconocida multinacional en su pack, para la producción de vegetales transgénicos. Según aquella empresa, que sigue vendiendo estos productos por doquier, el agrotóxico era rápidamente biodegradado no generando daño alguno al medio ambiente. Antonio testó aquella afirmación. ¿Resultado? Dejaba el suelo más esquilmado de vida que la litosfera selenita. Obviamente no volvieron a contactar con él. 

El problema estriba en que la agricultura industrial, hoy por hoy, se requieren estos venenos. Como corolario debemos inferir que este portento de la tecnología contemporánea, en el mejor de los casos, ofrecería alimento por un lado y muerte por otra. ¿Son pues la solución a la demanda mundial de alimentos?. Sin embargo en el caso de los agrotóxicos ocurre como en otras muchas prácticas que afectan a la salud de la biosfera y la humana, ya hablemos de los transgénicos, etc. Las multinacionales son “poder” que tan solo busca beneficios económicos, pero cuya influencia en la economía mundial deviene en colosal y sus formas de intoxicar la prensa científica innumerables. En cualquier caso: ¡da igual!. Si nos atenemos a exponer como un mero ejemplo al mundialmente reconocido caso del calentamiento climático, las conclusiones son obvias. Los políticos se reúnen y se exhiben periódicamente con vistas a que el publico crea su sibilina preocupación, mostrando las mejores intenciones para, a la postre, no mover ni un dedo con vistas a solucionar el problema los graves males medioambientales que nos afectan. Abajo se nos informa de un hecho archiconocido, aunque no por ello menos inquietante. En el caso del sistema suelo, por ejemplo, estos productos dejan a la comunidades microbianas como una bomba atómica al caer sobre una ciudad. Empero como los bichitos suelen poseer periodos de vida cortos, la recuperación se nos antoja rápida, si bien, en realidad, la biota edáfica tarda en recuperarse decena o más generaciones, sin que ello signifique que el problema deje de persistir si no desaparece (se descompone) el agrotóxico.  Simplemente la evolución en ellos es más rápida debido a sus breves ciclos de vida, mediante  mutación y flujo horizontal de genes. Y así  más pronto que tarde aparecen cepas resistentes a estas mortíferas sustancias,  algunas de las cuales darán lugar a las temidas multiresistencias nosocomiales (intrahospitalarias). Empero no ocurre lo mismo con otras muchas especies vivas, que a la larga terminan muriendo, ya sea directamente ya por bioacumulación de la cadena trófica. ¿Y qué ocurre cuando son exportados por las aguas y el viento? Simplemente que “contagian” por esta dichosa lacra a ecosistemas muy lejanos. Por tanto el problema deja de ser local, sino global. ¿No puede la agricultura industriar solucionar el problema?. Entonces, si deseamos una mejora de la salud de la población y la sobrevivencia de la vida de la maravillosa biosfera que poseíamos no habrá más remedio que inventar/desarrollar/rescatar otro tipo de tecnologías. ¿O los agrotóxicos o la vida?. Esa es la cuestión. Todo parce apuntar a que nos acercamos e ese momento en que inevitablemente la humanidad debe cambiar de estrategia. Eso si la espera se me antoja interminable.  ¿Será demasiado tarde?.

Estos agrotóxicos son venenos, se mire por donde se mire, aunque a veces si puedan utilizarse como remedio, en ciertas circunstancias muy especiales. Ahora bien, ¿es este remedio peor que la enfermedad?. Quizás a corto plazo no, pero con el tiempo, disponemos de mil y una evidencias que así lo demuestra. A las pruebas me remito. Os dejo con las contundentes conclusiones de este exhaustivo estudio

Juan José Ibáñez  (más…)

Etiquetas: , , , , , , , ,

La Contaminación por Metales Pesados de los Suelos de la Cuenca Mediterránea. Implicaciones sobre la salud

campos-ceral1

Paisajes Cerealísticos: Fuente. mis paisajes palentinos

Ana de Santiago Martín y otros coautores, entre los que se encuentra mi amiga Concepción González-Huecas, acaban de publicar un estudio que puede resultar de interés para algunos de vosotros. Al margen de la contaminación de losbalimentos importados de los países en vías de desarrollo, bajo una legislación más permisiva, la producción alimentaria de los que producimos en la Unión Europea y otros Estados desarrollados, no se encuentra exenta de riesgos, especialmente por su consumo continuado bajo una sistemas de manjejo agroindustriales que comienzan a causarme pavor. El estudio que comentaremos hoy resulta ser un trabajo de revisión, por lo que la consulta de su bibliografía también atesorará  interés para aquellos que no vivan en territorios bajo clima mediterráneo. Lamentablemente la publicación ha sido escrita en el maldito suajili, por lo que tan solo os traduzco el resumen y un poquito más. Creo que el texto habla por sí solo: “Metal contamination in soils in the Mediterranean Area and the implication in the food chain“, que traducido a nuestra culta lengua y distinguida civilización, viene a decir, más o menos,la contaminación por metales pesados (porque son muy pesados desde todos los puntos de vista) de los suelos mediterráneos y sus implicaciones en la cadena alimentaria. Abajo os dejo el texto an ambos idiomas. Lamentablemente  los expertos en ciencias del suelo de habla hispana redactamos muy pocas contribuciones acerca de las implicaciones del suelo en la salud humana, cuestión que no alcanzo a comprender. Os dejo pues ya con las conclusiones de este análisis enviando mis más cordiales saludos a Ana y Concepción. ¡Que tengan ustedes buen apetito,porque  a mí se me está quitando!.

Juan José Ibáñez

Vamos pues a ver el contenido mentado…….

(más…)

Etiquetas: , ,

Los suelos sanos son la base para la producción de alimentos saludables (GSP/FAO)

suelos-sanos-alimentos-saludables

“La anemia del suelo produce también anemia humana. La deficiencia de micronutrientes en el suelo deviene en malnutrición por falta de micronutrientes esenciales para las personas, ya que los cultivos producidos en dichos suelos tienden a carecer de los nutrientes necesarios para luchar contra el hambre oculta”. M.S. Swaminathan (GPS/FAO).

Como ya os comentamos en dos entregas precedentes, en un año especial, post especiales. Intentamos publicitar los recursos didácticos que puedan interesar a los docentes y el público engeneral. Desde la FAO nos animan para que lo hagamos, enfatizando aquel  material divulgativo que se está  publicando por esta organización con motivo del Año Internacional del Suelo y muy en especial los que aparecerán en la página Web de la FAO destinada a la Alianza Mundial por el Suelo.  El folleto que os animamos a bajar hoy, aborda un tema tan especial como importante: Los suelos sanos son la base para la producción de alimentos saludables. La importancia de los suelos y su manejo, con vistas a producir alimentos sanos resulta ser incuestionable. Lamentablemente, la comunidad de internacional de expertos en ciencias del suelo no ha dedicado muchos esfuerzos con vistas a profundizar en esta relación. Se trata de un tema que habrá que abordar con una cierta urgencia, ya que día a día las noticias de la prensa nos alertan de que solemos consumir, a menudo, alimentos muy insalubres que perjudican a nuestro organismo. Parte del problema se encuentra en el manejo de los suelos (el abuso en la aplicación de agroquímicos de la que hace gala la agricultura industrial, residuos sólidos urbanos no, o deficientemente depurados, producción agraria en suelos que ya se encontraban fuertemente contaminados, etc. etc.), por lo que este folleto de cuatro páginas se me antoja enormemente importante.

Con independencia de la salud humana, también se ofrecen descripciones muy claras y precisas de prácticas de manejo que, con harta frecuencia, parecen venir a decir lo mismo, cuando no es así. Por ejemplo podréis entender ensañar y divulgar en que consiste Labranza 0, Agroecología, Agricultura de Conservación, Agricultura Orgánica, Sistemas Agroforestales,  Suelos y Seguridad Alimentaria. Breve, bonito y barato (porque es gratis): os lo podéis bajar tan solo con pinchando sobre este título: Los suelos sanos son la base para la producción de alimentos saludables, o bien sobre la dirección que os indicamos a continuación: http://www.fao.org/3/a-i4405s.pdf.

Espero que sea de vuestro agrado. Que lo disfrutéis. Y terminamos, como empezamos, con otra frase del documento.

La gestión sostenible del suelo permitiría producir hasta un 58 % más de alimentos

Juan José Ibáñez

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Tecnologías para la Contaminación: Biosfera Contaminada, Edafosfera Contaminada, Hidrosfera Contaminada, Atmósfera Contaminada, Alimentos Contaminados

Respiramos aire contaminado, nos bañamos en aguas contaminadas, ingerimos alimentos contaminados, etc. Nuestras poderosas tecnologías para la contaminación resultan ser sumamente eficaces. ¡’En hora buena!, algo si que funciona en este mundo bobalizado. A finales del mes de agosto, TVE emitió en documental denominado “una dieta de desechos”, que causó el terror entre todos los espectadores que lo visionaron, entre ellos, varios seguidores de este humilde blog. Se hablaba de todos los tipos de venenos que contienen muchos residuos sólidos urbanos RSU etc, etc. Tales “suplementos dietéticos” contaminan suelos, aguas, alimentos y como corolario enferman o matan al propio ser humano. Lamentablemente, no he podido detectar, a la hora de escribir este post, en donde se puede visionar tal testimonio documental. ¡Algo huele a podrido!. Al parecer, se mentaba que tales cócteles venenosos se aplicaban en agricultura ecológica. Obviamente, se trata de una denuncia más que preocupante (indignante), si terminamos pagando más y mejor por tan sustanciosos productos vitamínicos.  Daba la casualidad que la Sociedad Española de Agricultura Ecológica -SEAE me había invitado a impartir una ponencia en sus recientes jornadas técnicas sobre el manejo ecológico de suelos. En consecuencia, asistí con cierta precaución-preocupación. Sin embargo en la SEAE, me garantizaron que sus miembros no aplicaban los RSU en sus producciones, en modo alguno. Uno de los problemas a la hora de separar el grano de la paja estriba en los brotes “enanomentales” verdes de muchas empresas agroalimentarias carentes de escrúpulos. Del mismo modo, en el mundo anglosajón el etiquetado “organic farming” no debiera ser considerado, estrictamente, como sinónimo de agricultura ecológica, como tampoco lo es (sino todo lo contrario) la denominada agricultura de conservación, con harta frecuencia. Eso si, algunos “toca genes” se empecinan en confundir al personal de forma subliminal y tendenciosa.  No debe pues extrañarnos que el ciudadano ande totalmente desconcertado (….)

info-jardin-rsu-compostage

Compostaje de Residuos Sólidos Urbanos. Fuente: InfoAgro

(más…)

Etiquetas: , , , ,

El Ozono Troposférico (a Nivel del Suelo): Efectos Sobre la Salud Humana, Vegetación y Producción de Cosechas

La sociedad tecnológica contamina todo lo potencialmente contaminable. Día a día, surgen nuevas evidencias de los daños que se causan a la biosfera, salud humana, suelos, aire, aguas, etc. Incluso muchos ciudadanos cultos, se encuentran a menudo desconcertados al hablar del ozono como contaminante, ya que la capa de este instable y oxidante gas, que nos protege de los rayos ultravioletas cuando se encuentra en la estratosfera, resulta ser dañino en la troposfera. Si el agujero de ozono en las capas altas de la atmósfera deviene en un problema planetario de primera magnitud, el exceso de el 03 las bajas es muy pernicioso. Tales moléculas al nivel del suelo, son producto de las reacciones que se generan en la atmósfera por las emisiones de los vehículos y otras industrias mediante reacciones fotoquímicas. Este ozono, un fuerte oxidante, daña tanto la salud de la población, como  a la vegetación natural, afectando también la producción de los cultivos. Se habla pues de ozono bueno y ozono malo, términos que se me antojan un tanto desafortunados. Pero ese es otro asunto. Las concentraciones de este gas  aumentan con la radiación solar, así como con la temperatura en áreas que padecen una alta contaminación atmosférica. En consecuencia, la concentración del ozono puede alcanzar umbrales insalubres durante los veranos de los climas cálidos y soleados, bajo situaciones anticiclónicas. Como podréis leer hoy, en las dos noticias que os proporcionamos,  la situación resulta ser muy seria en las zonas densamente pobladas y urbanizadas sujetas a las condiciones ambientales ya descritas. Este es, por ejemplo, el caso de España y de la mayoría de los países de la cuenca Mediterránea. Todo apunta a que tal problema aumentará en el futuro, afectando espacialmente a países emergentes como China, Brasil o la India. Investigaciones aparecidas en el noticiero ARS, nos informan de los esfuerzos realizados por los científicos de EE.UU., con vistas a evaluar en tiempo real las concentraciones de ozono a ras del suelo, así como sus efectos negativos sobre las cosechas. Si, adicionalmente se dispone de predicciones meteorológicas, resulta viable predecir situaciones de alto riesgo. En la siguiente noticia, extraída de un rotativo español, se explica con bastante sencillez el problema, por lo que no nos vamos a extendernos hoy sobre este asunto. Lo que resulta un tanto indignante deviene de que la población no suela encontrase debidamente advertida por sus autoridades sanitarias, de cuando se elevan las concertaciones de esta gas por encima de lo niveles legalmente permisibles. Al parecer, las personas somos menos importantes que el tráfico de vehículos y las emisiones industriales. La economía primero y el ciudadano después. ¡Lamentable!. Así pues, la primera nota de prensa versa sobre el efecto del ozono troposférico en la salud, mientras la segunda explica las causas que han generado su incremento en las capas bajas de la atmósfera y los riesgos que inducen en la salud de los ciudadanos. Poco más podría añadir por mi parte. Tan solo haceros ver que, como ya os habréis preguntado, un gas puede ser beneficioso o contaminante en función del lugar en donde se ubique.

Juan José Ibáñez

ozono-dana-las-hojas

Hojas de las plantas en Condiciones normales y bajo altas concentraciones de ozono troposférico. Fuente: NASA

(más…)

Etiquetas: , , , ,

Las huellas digitales de la vida en el suelo y el origen del polvo atmosférico

La noticia que os ofrecemos hoy parece interesante en primera instancia, aunque habrá que esperar con vistas a corroborar los resultados y analizar en profundidad las potencialidades inherentes que acarrea esta línea de investigación. Básicamente, el estudio informa que las comunidades microbianas del suelo imprimen sus huellas dactilares en el polvo que es arrancado del medio edáfico (través de sus contenidos en lípidos) vía erosión eólica. Tal hecho resulta importante con vistas a indagar la procedencia de tales partículas que se detecta en un lugar determinado. Ahora bien, a falta de leer los estudios llevados a cabo por la investigadora líder y colaboradores, la nota de prensa da lugar a que al lector le surjan muchas dudas. Por ejemplo, si la técnica tan solo permite discernir si se trata de suelos agrícolas o carreteras de tierra, sinceramente no aporta mucho.  La siguiente noticia que versa sobre el mismo tema, aparecida en Sciencedaily, indica que ya se han realizado mapas de las zonas de procedencia de las partículas atmosféricas arrancadas del suelo por la erosión eólica. Si en estos momentos, o en un futuro cercano, resultara posible pronosticar, tanto la cantidad de material arrastrado como el origen de sus fuentes, obviamente si se podría considerar que el estudio es bastante interesante, por cuanto permitiría obtener una estimación de las cantidades de material que se pierde de los paisajes de suelos, según el clima, tipo de uso, etc.  Más aun, si los ácidos grasos de tales materiales pueden ser conservados de forma inalterada, al caer en humedales o fondos de lagos con carencia de oxigeno (que impiden la descomposición de la materia orgánica) tal técnica ayudaría también a estimar las tasas de erosión eólica del pasado,  las ecología de aquellos suelos, los regimenes de viento pretéritos, y en definitiva colaborar en la realización de mejores reconstrucciones paleoambientales. Adicionalmente, debido a que tales partículas de pequeño tamaño resultan ser perniciosas para la salud pública, una vez conocidos los vientos dominantes y las condiciones meteorológicas, también sería viable advertir anticipadamente a la población de riesgo (asmáticos, alérgicos al polvo y otras enfermedades respiratorias crónicas) para que adoptaranlas medidas oportunas cuando se prevé un incremento de la carga departículas atmosféricas. La información del Noticiero ARS (en suahili, como siempre), resulta ser más esclarecedora. Veamos que información adicional proporciona esta última.

dust-stroms-phoenix-arizona-video

Tormenta de polvo en Fénix, Arizona, USA, 2011. Fuente: Huff Post Green

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Los suelos subacuáticos como reservorio y dispersores de microorganismos patógenos humanos (El caso de E. Coli)

Seguimos sin conocer la fuente de la reciente epidemia causada por la cepa O104:H4 de Escherichia coli (crisis de los pepinos). Ya os habló mi hermana en su blog del affaire  e ineficacia de las autoridades epidemiológicas germanas en el siguiente post: “Escherichia coli O104:H4. Ensalada de pepinos y germinados de soja y aderezados con una gestión imprudente de las autoridades sanitarias alemanas“. Del mismo modo, personalmente, os comentaba en esta bitácora tanto el posible papel del suelo, estiércol, así como de las contaminaciones detectadas en las cadenas de producción de las granjas industriales (E. Coli O157:H7, Estiércol, Suelo y Contaminación del Cuero y la Carne Vacuna). Hace algunas semanas, leí como en una gran urbe de Latinoamericanas se había detectado tal germen en más del 70% de las carnicerías (eso si, desconozco en cuantas de ellas las cepas eran inocuas y en cuales se detectaron otras patogénicas, “en algun grado”). El Boletín de noticias ARS, publicaba el 1 de Julio de 2011, un estudio de mi entrañable amigo Yakov Pachepski en el que se demuestra como los suelos de los lechos fluviales sirven servir como reservorio y fuente de dispersión por el agua de este patógeno, el cual puede sobrevivir en ellos durante meses. Así pues, retornamos sobre el tema, con vistas a intentar aportaros una información más detallada de la importancia de los recursos edáficos en la dispersión de patógenos.

lecho-de-un-cauce-fuente-epa-usa

Suelo o Lecho de un Cauce Contaminado. Fuente EPA (USA)

(más…)

Etiquetas: , , ,