Posts etiquetados con ‘suelo’

Efectos del Laboreo sobre las lombrices de Tierra (Como labrar)

 ingenieros-del-suelo-agricultura-sin-labranza

Los Ingenieros del suelo. Fuente: pinchar el enlace

Las conclusiones obtenidas en las noticias que vamos a analizar hoy se me antojan razonables y lógicas. A veces me sorprendo/desconcierto de que ciertas novedades se traten de indagaciones constatadas desde hace décadas, pero ese es otro tema del que ya hemos hablado y lo seguiremos haciendo. Hoy nos centraremos en las lombrices de tierra. Mientras en los ambientes tropicales y subtropicales, la labor de estos ingenieros del suelo, es reemplazada o enriquecida por la de las colonias de hormigas y/o termitas, como mínimo en los ambientes templados, los  aludidos gusanos atesoran una importancia radical. Fruto de su actividad, por ejemplo es bien conocida la  enorme fertilidad de los suelos de las praderas,  estepas y pampas.

 El laboreo del suelo, y cuando más profundo peor, remueve los centímetros superficiales de este recurso natural, por lo que “ineludiblemente” afecta a la fauna y flora del suelo. Por lo tanto, también lo son el metabolismo del medio edáfico y sus servicios ecosistémicos. Ya hemos comentado que el uso del arado puede ser razonable y aconsejable en ciertas condiciones de suelo y clima, pero no en muchas otras. Y a pesar de lo que menten los autores, en base a los resultados que obtuvieron, ya advertimos que los pesticidas son también un serio problema, como os mostramos abajo en uno de los numerosos post que hemos escrito sobre la ecología del suelo y sus ingenieros.

 Pues bien, en un amplio estudio, desde el punto de vista geográfico, los investigadores implicados constatan que el arado afecta muy negativamente a estos bichitos y por lo tanto a su innegable trabajo en el medio edáfico. Y así, aunque resulte paradójico, en principio, las especies más afectadas son aquellas que habitan emigrando entre los horizontes profundos y superficiales del perfil edáfico, es decir las que mezclan por bioturbación sus materiales. En otras palabras, nos referimos a aquellas de mayor importancia en lo que concierne a la estructura del suelo (agregados y porosidad) y como corolario a la aireación y retención de agua de todo el susodicho perfil.

 A partir de sus indagaciones, los autores proponen el laboreo sin labranza o al menos otro somero. Sin embargo, por favor no confundiros. Las denominadas prácticas de conservación del suelo asociadas a herbicidas como el glifosato nunca son aconsejables. Se ha constatado hasta la saciedad sus efectos dañinos sobre la agricultura, calidad de aguas, salud humana y un largo etc. Como podréis observar enlos post que os muestro abajo: el remedio sería peor que la enfermedad. Así pues retornamos a los consabidos beneficios de llevar a cabo una agricultura sin labranza respecto a la convencional, pero también sin pesticidas, es decir a una de tipo ecológico de la que tanto hemos hablado en post anteriores.

 Juan José Ibáñez (más…)

Etiquetas: , , , , ,

Del olor a tierra mojada a la transmisión aérea de las bacterias patógenas del suelo

 lluvia-bacterias-impacto-gotas-lluvia

Fuente: Google imágenes

Ya os hemos narrado en otros post, actualmente se reconoce que los microorganismos viven en una biosfera y edafosfera globalizadas, siendo transportados por el aire a largas distancias, ya sean patógenos o no.  También pueden llovernos ranas, peces sapos y ¿culebras?, como os narramos e uno de los post previamente aludidos. Eso sí, el hombre y su alocada tecnología intenta emularlos de la forma más sangrienta, como esas bombas y misiles que también diluvian sobre las cabezas de muchos pobres o desheredados de la Tierra.

Hoy os vamos a mostrar un curioso trabajo que pretende explicar cómo pudieran dispersarse los microorganismos desde el suelo, a través del aire, tras los impactos de las gotas de lluvia, incluidos los que inducen enfermedades patogénicas. El contenido se basa en la siguiente nota de prensa reproducida y traducida de la original que llevaba por título: “A light rain can spread soil bacteria far and wide” (Una llovizna también puede ser un medio para la propagación lejana y amplia de bacterias), aparecida en el boletín de noticias TerraDaily, Como veis, el título no nos informa de novedad alguna, aunque la noticia “creo que sí”. Tan solo os traduzco los fragmentos más interesantes, pudiendo ver la nota de prensa original al final de este post. Vamos allá……

Utilizando imágenes de alta resolución, los investigadores del Departamento de Ingeniería Mecánica del MIT observaron el efecto de las gotas de lluvia que caían sobre un suelo seco cargado de bacterias. Cuando caen a velocidades que imitan a las de una lluvia ligera, a temperaturas similares a las que acaecen en las regiones tropicales, las gotas liberan aerosoles, algo así como un “rocío de niebla”, según los autores. Cada aerosol transportó hasta varios miles de bacterias del suelo. Los investigadores encontraron que estos microorganismos permanecieron vivos más de una hora después. (…) Si estas bacterias aerotransportadas fueran transportadas más lejos por el viento, podrían recorrer grandes distancias, antes de colonizar y asentarse en el suelo de la una nueva ubicación.

“Imagínese que una planta infectada con un patógeno en una zona determinada, así como que el agente patógeno se hubiera extendido por los suelos de los alrededores. En tal caso, la lluvia podría dispersarlo aún más. Las gotas artificiales de los sistemas rociadores también podrían producir este tipo de dispersión, por lo que la investigación en cuestión atesora implicaciones fitopatológicas, es decir, sobre el control de la dispersión de los patógenos”. Según los cálculos de los científicos que llevaron a cabo el estudio, la precipitación mundial pudiera ser responsable de entre el 1 y el 25 por ciento de la cantidad total de bacterias emitidas desde el suelo. (….).  A medida que las gotitas de agua entran en contacto con el suelo (caen sobre el mismo) atraparán pequeñas burbujas de aire de su superficie, elevándose después para estallar a través de la gotita, creando un spray que albergará gotitas más pequeñas de agua o aerosoles. En ese momento, el grupo propuso que este mecanismo pudiera explicar los orígenes delpetricor“- el característico olor a tierra que a menudo sigue a una tormenta de lluvia. Otros científicos se pusieron en contacto con ellos ya que habían “notado” que tal proceso podía ser el motivo desencadenante de una enfermedad concreta (más detalles en la nota de prensa original).

 En el laboratorio, el equipo examinó el efecto de la lluvia sobre tres especies no infectadas por bacterias del suelo patógenas, sobre seis tipos de suelo seco, entre los que se incluyeron arcilla, arcilla arenosa y arena. Los investigadores simularon la lluvia haciendo caer gotas individuales de agua desde varias alturas diferentes (condicionando pues su velocidad de descenso) sobre estos “suelos”, a través del agujero de un pequeño disco que se colocó justo encima, con vistas a capturar cualquier aerosol que estallara desde la superficie. También comprobaron si la temperatura era otra variable a tener en cuenta, variando la temperatura superficial del medio edáfico, Todo ello ayuda a emular distintas  intensidades de lluvia.

Encontraron que las gotitas produjeron el mayor número de aerosoles en suelos con temperaturas de alrededor de 86 grados Fahrenheit, similares a las que acaecen en las regiones tropicales. Las gotitas también producían más aerosoles cuando impactaban sobre los suelos de arcilla arenosa; La arena tendía a absorber las gotitas por completo antes de que se formaran burbujas o aerosoles. Los autores observaron mayores recuentos de aerosoles cuando las gotas cayeron a velocidades de entre 1,4 y 1,7 metros por segundo – aproximadamente la intensidad de una lluvia ligera o llovizna.  Justo a tal velocidad, el agua penetra en el suelo sin generar salpicaduras, pero lo suficientemente rápido como para atrapar aire, “Este último, confinado, libera burbujas que estallan, liberando así los aerosoles. Encontramos pues una  relación entre la distribución del tamaño del aerosol y el número de burbujas que explotan“.

Seguidamente, los investigadores firmantes del estudio recogieron los aerosoles que rociaron sobre el disco pequeño, transfiriéndolo a recipientes apropiados como para llevar a cabo un conteo del número de bacterias en cada aerosol. Encontraron que el número de bacterias variaba de cero a varios miles en una sola gota de esa agua de lluvia, dependiendo del tipo de suelo, la densidad de bacterias dentro de un suelo dado, la temperatura del mismo y la velocidad del impacto de las gotas.

El equipo identificó tres parámetros principales necesarios para estimar el número total de bacterias u otras partículas que pueden ser dispersadas por una sola gota de lluvia golpeando una superficie porosa: la densidad de bacterias y burbujas de aire en una superficie dada, así como un parámetro al que denominaron eficiencia de aerosolización, es decir la relación entre el número de bacterias en una superficie y el número de bacterias que finalmente se dispersan desde la misma.

Usando estos tres parámetros, los investigadores estimaron que el número total de bacterias dispersadas por las gotas de lluvia puede oscilar entre 10.000 billones y 800.000 billones de microorganismos al año. Como resultado, la precipitación global puede contribuir a liberar del 1,6 al 25% de la cantidad total de bacterias del sueloa tierra. Obviamente, se requiere más investigación con vistas a  reducir la gama de emisiones globales de bacterias por la lluvia, pero la generación de aerosoles por las aguas precipitaciones podría ser un importante mecanismo de transferencia de bacterias al medio ambiente. Finalmente, los investigadores que realizaron esta investigación se proponen ahora averiguar si este mecanismo pudiera ser también responsable de ciertas infecciones en humanos, animales y plantas, así como los impactos climáticos derivados de la formación de nubes, por la nucleación de hielo.

Juan José Ibáñez (más…)

Etiquetas: , , , , ,

Descomposición de la Materia Orgánica del Suelo (Video Divulgativo)

video-de-como-se-descompone-la-materia-organica-en-el-suelo

Descomposición de la materia orgánica video. Fuente: TechInsiderScience

Una de las alternativas con vistas a mostrar la importancia de los suelos a los niños, adolescentes y jóvenes universitarios, estriba en demostrarles que uno de las principales roles de los sistemas edáficos en los ecosistemas es su papel esencial de reciclado.  Mientras los seres humanos nos encontramos inundando la biosfera de residuos tóxicos y no degradables de todo tipo, la mayor parte de los restos orgánicos que caen en los ecosistemas, desaparecen rápidamente, de tal modo, que al año siguiente no hay ni rastro de ellos. Cierto es que algunos tardan en descomponerse más que otros, (por ejemplo ramas, troncos de árboles, etc.,), por lo que tardarán algo más en ser abducidos. En cualquier caso el suelo de los bosques y otros ecosistemas naturales se encuentra limpio. Podemos hablar, por tanto, de que son, en gran medida, el aparato digestivo de las tierras emergidas o de Gaia, cuando los seres humanos no vertemos sobre ellos compuestos, aparatos, etc., no biodegradables. El vídeo que os mostramos hoy resulta, en este sentido muy didáctico, a la par que breve.

Os dejo abajo el enlace que me llevo vía alertas de la IUSS, más abajo, o pinchando en el pie de nota de la imagen con la que comienza este post. Espero que pueda ser de interés para algunos docentes, ya que a pesar de que se habla en inglés, los maestros y profesores pueden explicarlo con sus propias voces, por cuanto que  el tema resulta ser tan intuitivo, sencillo y relevante como para poder hablar sobre él sin mayores problemas.

Abajo os dejo el enlace   …… 

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , ,

El Microbioma del Suelo (ejemplo de las praderas norteamericanas)

gran-pradera-de-kansas

Las extensas paraderas de Kansas. Fuente: Colaje Google imágenes

 La nota de prensa de la que vamos a hablar hoy nos informa de la enorme diversidad de especies bacterianas  que acaece en las extensas praderas de Kansas. Para ilústralo escojamos tres breves fragmentos: “el suelo es testigo de la increíble diversidad y el caos de la vida dentro de incluso el puñadito más pequeño de tierra. Sólo una cucharadita de suelo de Kansas contiene decenas de miles de especies microbianas” (…) “Jansson considera que la tarea de desentrañar las comunidades microbianas del suelo resulta ser una tarea especialmente difícil ya que existe una diversidad enorme. Los científicos estiman de 50 a 100 veces más especies microbianas habitan una muestra de suelo típico que el intestino humano. Además, la mayoría de los microbios del suelo nunca han sido cultivados en un laboratorio en el que se podrían estudiar a fondo” (…).  ”El suelo es uno de los ecosistemas más complejos y diversos del planeta. Es un sustrato tridimensional complejo; No hay nada que se le parezca“. Ya os hemos ido informando acerca de la extraordinaria diversidad de los organismos del suelo. Empero hablar de especies bacterianas resulta ser un tema más que espinoso, yo diría que es andar por arenas movedizas, o navegar por aguas turbulentas, como podréis por ejemplo ver aquí: genómica bacteriana”. Por lo tanto, la pregunta/respuesta  del millón de euros sería pues: ¿cómo se puede cuantificar la diversidad de bacterias de un volumen dado del suelo, si no disponemos de un concepto aceptado de las mismas, como ocurre con todos o casi todos los procariotas?. Empero cuando la maquinaria de la secuenciación masiva de los “toca genes” se pone en marcha, no hay ausencia de concepto que les frene. Ellos estiman la variedad genética, es decir el microbioma del suelo en su conjunto, para a la postre señalar que existen tropecientas mil especies, conforme a ciertos criterios más o menos cuestionables.  Punto y final. ¿Y qué ocurre con la  de la enorme promiscuidad que implica el flujo horizontal de genes entre bacterias que no se encuentran estrechamente emparentadas desde un punto de vista filogenético?. Al parecer ¡les da igual! (La Extraordinaria Genética de los Microorganismos del Suelo).

 Personalmente me interesa, como a todos, el microbioma del suelo. Ahora bien este es un problema y la diversidad de especies otro distinto, hasta que alguien desenrede la enmarañada madeja, o acierte milagrosamente a regalarnos con un concepto de especie apto para todo al árbol de la vida.  Y hoy por hoy no se atisban respuestas en el horizonte.

 En cualquier caso, debido al perfeccionamiento de los progresos realizados para las secuenciaciones masivas del genoma de las muestras, así como de su velocidad de procesamiento, los “toca genes” se asombran de todo, como los niños en la más tierna infancia.  Y así, conforme mejoran estas técnicas instrumentales y se exploran más hábitats y muestras, más cara de bobos se les pone y más tonterías redactan en la literatura científica (El Microbioma del Suelo en Central Park (Nueva York)).  Por ejemplo, si un día, a un equipo de investigadores se le “escurre” la hedionda idea de estudiar los virus que contienen  las aguas residuales, no debe extrañarnos en absoluto que nos vengan a decir algo así como: Hallado el Mayor Punto Caliente de biodiversidad Vírica del Planeta: Las Aguas Residuales”. Un paper más en una revista de campanillas, una muesca a añadir al revolver del pistolero. Entre toda la retórica que podréis leer en la nota de prensa original se esconde una única novedad que resulta ser: “(…) incluyen la primera reconstrucción del genoma completo de un solo microbio en un muestra de suelo complejo. Otros grupos han reconstruido los genomas completos de los microbios de ambientes menos complejos, incluidas las minas, tapetes microbianos, y el microbioma humano”. Es decir aislaron un microorganismo, según ellos “entre miles”, para a la postre secuenciar su genoma. Punto y final. El resto de las cifras son tan poco creíbles como para merecer la pena discutirlas. Mucho peor son otros papers que, a partir de datos de la misma naturaleza, intentan vendernos una cuantificación de la diversidad funcional de las comunidades microbianas. Quien conozca bien los temas relacionados con la biología edáfica sabrá, sin lugar a dudas, que esta última es enorme, aunque su cuantificación rigurosa no deje de ser más que una quimera a día de hoy.

 Realmente estas cifras son improcedentes e irracionales. Sin embargo, los análisis comparativos de los microbiomas del suelo, que se basen en las mismas técnicas e intensidad de muestreos, si deben aportar información valiosa. No hablaremos pues de diversidad de especies sino de la variabilidad o variedad de los microbiomas. Empero en la ciencia actual, entre los investigadores priman más epatar al público, que ofrecerle contenidos realmente novedosos, honestos, sinceros. Y así lo que podría ser importante y relevante, por el efecto del “publica o perece” se transforma en información irrelevante, confusa y confundente. Abajo os dejo con la nota de prensa, traducida rápidamente (por lo que padece de defectos), pero que os mostrará cuanta morralla puede leerse en la prensa científica actual.

 Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

El Suelo: Patrimonio Cultural de la Humanidad y Su divulgación a la Ciudadanía (video)

suelo-patrimonio-cultural 

El Suelo como patrimonio cultural de la humanidad. Fuente. Juan José Ibáñez

Ufffff. Rrrrrr!!!!. Perdón, me estoy despertando tras intentar visionar el video que os presentamos hoy. Lo he intentado ¡hasta cinco veces!. Finalmente lo conseguí, a pesar de que EL producto se prolongaba a lo largo de unos cinco interminables minutos. ¡Qué barbaridad!. Ya sabéis que con el “advenimiento divino” del año mundial del suelo (2015), muchas sociedades nacionales van a editar videos con vistas sensibilizar al ciudadano sobre la vital importancia de los recursos edáficos para la biosfera y la soberanía alimentaria de la humanidad.  Nadie me podrá discutir que sobre este tema he sido pionero y uno de los expertos más activos del mundo. ¡Nadie lo discute! No se trataba de talento o iluminación, sino más bien de la apatía o desinterés de gran parte de la comunidad de edafólogos por un tema que se me antojaba bastante serio. Y como ejemplo podéis visionar el ppt de una conferencia “Preservation of European Soils: Natural and Cultural Heritage“, así como la siguiente publicación “Preservation of European Soils: Natural and Cultural Heritage”, entre otras muchas. Eso sí, casi nunca hago uso del mismo título, aproximaciones y contenidos. ¡Siempre hay excepciones que confirman la regla!.

Cuando llegan faustos, del tipo “día mundial” o “año mundial”, los expertos se emocionan, empero como en el santoral científico necesitaríamos más años de cinco mil días para lograr que tantas celebraciones alcancen un único día o año de gloria individualmente (sin solaparse con otras orgías), ya veremos cuantos ciudadanos se enteran. ¿Por qué celebramos los desastres más que nuestros éxitos?. Quizás la razón estribe en que, en materia medioambiental, los últimos son raros, singulares. Pero a lo que vamos. La BritishSocietyofSoil, subió un breve video del que abajo os muestro su enlace para que lo visionéis (si sois masoquistas y os encontráis con la sesera despajada) sobre porqué el suelo,  debe ser contemplado como un patrimonio cultural de la humanidad. Pero ¡Cinco minutos pueden parecer una eternidad, os lo juro!.

Y es que las buenas intenciones y el dinero para llevarlas a cabo no bastan si los emprendedores carecen de imaginación. No se trata de lanzar muchos productos, sino que estos atesoren la calidad y amenidad suficientes para despertar la atención ciudadana. Y en este sentido lamento decir que el valor de este video estriba en desincentivar, o en el mejor de los casos utilizarlos como somníferos cayendo dormidos sobre el teclado del PC. ¡Ya me siento mucho mejor! “Gracias” (…), gracias a la   BritishSocietyofSoil. No trato en este post de desacreditar a nadie, sino de llamar la atención sobre el asunto, ya que por cada video de divulgación de suelos que visiono con atención, detecto varias decenas  que me parecen soporíferos, sosos, insustanciales, soberanamente aburridos, etc. Por favor hagamos un esfuerzo “creativo” (no considero que haga falta ser un profesional, ni atesorar talento alguno) para enviar nuestro mensaje.  De persistir con este tipo de intentonas, lo más probable, es que los destinatarios aprovechen la ocasión de echarse una buena siesta sobre el “suelo” o el teclado de su PC. 

El tema en si es precioso. Los suelos son parte del patrimonio cultural de la humanidad, mientras esta desarrolló manejos y prácticas sustentables desde hace miles de años y alrededor de todo el mundo. Mostrar, tales productos culturales, en su devenir histórico, puede resultar más que hermoso a poca imaginación que uno le eche. Ahora bien, el producto del que hablamos hoy se me antoja como propaganda llevada cabo por nuestro peor enemigo. ¡Por favor visionarlo y darme vuestra opinión!.  Espero que mejoremos porque si no (….) a dormir sobre el suelo por siempre jamás.  Y fijaros el número de visitas recibidas, de las cuales al menos ocho son mías (sin comentarios).

Os dejo abajo en el enlace para visionar tan fastuosa obre de arte.

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , ,

El suelo es un recurso no renovable: su conservación es esencial para la seguridad alimentaria y nuestro futuro sostenible. Año Internacional de los Suelos (GSP/FAO)

ano-mundial-del-suelo

En un año especial, post especiales. Se trata de publicitar los recursos didácticos que puedan interesar a los docentes y el público en general sobre la divulgación de la ciencia del suelo. Me gustaría que supierais que no intento aprovechar la ocasión para trabajar menos, sino que las autoridades de la FAO se encuentran encantadas en que les haga la competencia (¿?). Con esta “frasecita” quiero decir que nos(me) animan para que publicitemos todos los materiales que ellos van a ir editando a lo largo del Año Internacional del Suelo y muy en especial los que aparecerán en la página Web de la FAO destinada a la Alianza Mundial por el Suelo.   

Pues bien, es ente post os ofrecemos el enlace del documento de cuatro páginas que lleva por título: El suelo es un recurso no renovable: su conservación es esencial para la seguridad alimentaria y nuestro futuro sostenible. Podéis bajarlo pinchando en el título o directamente aquí: http://www.fao.org/3/a-i4373s.pdf.

Y como el documento está hecho por expertos con mucho esmero, mejor leerlo, ya que si no sabéis sobradamente que como me pongo a escribir, analizar, criticar, y aburro a las ovejas (beeeee). ¿No veis u oís? ¡beeeeee!. Pues eso, ¡a leerlo!.

Juan José Ibáñez

Etiquetas: , , ,

Almacenamiento de carbono y profundidad del suelo

secuestro-de-carbono-y-perfil-del-suelo

Almacenamiento de carbono a lo largo del perfil del suelo. Fuente: USGS

Como ya os mostramos en varios post relacionados con el tema que tratamos hoy, y que son almacenados en nuestra categoría: “Biomasa y Necromasa en los Suelos”, la ciencia del cambio climático (por llamarla de alguna manera) comete un gravísimo error al restringir la estimación del secuestro de carbono tan solo a los primeros centímetros del perfil edáfico. Se me antoja increíble que, saltándose todos los cánones científicos e ir acumulándose evidencias en contra, se persista en la idea de que basta muestrear cómodamente con una azada la parte superficial del suelo, cuando en realidad así alcanzamos conclusiones rotundamente erróneas, como mostramos por enésima vez en la nota y resumen de un nuevo artículo de investigación que avala las tesis que mantenemos en esta bitácora. Reiteremos que las conclusiones del artículo son claras en este sentido, tras once años de experimentación. Si se extraen a partir de los 30 cm superficiales nos llevamos una idea equívoca, al compararla con los muestreos hasta casi un metro de profundidad (y en muchas ocasiones deberíamos alcanzar tanta como para sondear todo el solum, ya hablemos de dos, tres o más metros). No entraremos aquí a discutir de nuevo el dudoso efecto a escala global en lo referente a que al aumentar el anhídrido carbónico en la atmósfera aumentará su concentración en el edafoclima y así se producirán cambios que (…). Del mismo modo soslayamos la coletilla repetida ad nauseam (“que falta de imaginación”: ¡siempre lo mismo!) de que estos resultados deben ser contemplados en las futuras predicciones que ofrezca los nuevos modelos de cambio climático, ya que si se hace caso a tanto cantamañanas, los modelizadores deberían modificar sus juguetes varias miles de veces al año. También resulta descorazonador que los autores defiendan que la fertilización de CO2  expandirá el ciclo biogeoquímico de los suelos en profundidad, ya que lo que pudiera ocurrir en un sitio sabemos que necesariamente no es extrapolable a otros. La Unión Europea en un alarde de generosidad considera que debe muestrearse tan solo hasta los 40 cm (antes bastaban 20). Por mucho que se empecinen políticos borricos y algunos colegas holgazanes si deseamos saber el carbono orgánico  (por no hablar del inorgánico) que almacenan los suelos, debe considerarse la totalidad del solum. Todo lo  demás es tirar el dinero y publicar conclusiones que ya solo cabe calificar de deliberadamente falsas: o somos analfabetos, o tenemos deficiencias de comprensión lectora, o no leemos, o hace falta que nos den mil y una bofetadas para que aceptemos las evidencias científicas. Como decimos en España, “hasta el rabo todo es toro” ¿Lo entendéis?.

Juan José Ibáñez    

(más…)

Etiquetas: , , ,

La biomasa microbiana y su importancia en los suelos

La nota de prensa que os ofrecemos hoy nos informa de la importancia de la materia orgánica de origen bacteriano en los suelos. así como de su papel en la estructura de los ecosistemas edáficos, fertilidad y secuestro de carbono atmosférico. Se trata de nuevas indagaciones que, en parte, cambian la percepción vigente, del rol desempeñado por las sustancias húmicas en los suelos. Toda novedad debe ser corroborada debidamente antes de incorporarse al corpus doctrinal de una disciplina, por lo que habrá que esperar estudios posteriores con vistas a validar si se trata de “ciencia buena”. Hasta la fecha los expertos sostenían que la mayor parte de la materia orgánica (SOM) de los suelos era de origen vegetal, con independencia del papel que finalmente pudieran desempeñar otras fuentes. Sin embargo, lo que dice haber descubierto este esquipo de investigadores alemanes cuestiona tal tesis. De acuerdo con ellos la biomasa bacteriana y en especial la procedente de sus paredes celulares desempeña un rol esencial, acumulándose en cantidades considerables, por lo que resultaría ser esencial no solo en la formación de los agregados del suelo, sino en el almacenamiento de carbono (y como corolario en su secuestro de la atmosférico, a largo plazo (…).

mineralizacion-de-la-som-en-el-suelo

Descomposición de la materia orgánica del suelo. Fuente: Maximum Yield (más…)

Etiquetas: , , , , , ,

Termitas del Suelo y Envejecimiento Humano (en negativo)

El mundo de los insectos sociales resulta ser tan sorprendente como para recapacitar acerca de las estructuras sociales humanas y sus aparentes idiosincrasias. La estructura y comportamiento de las termitas, hormigas y otros bichitos del suelo ha hecho pensar a muchos expertos si nos encontramos en los límites de sociedades altamente estructuradas, o si en su conjunto funcionan como un solo individuo al que algunos denominan “superorganismo. El ejemplo que vamos a exponer hoy parece extraído de una novela de ciencia ficción, de tal modo que el plumillas (periodista) ha dispuesto de todo un arsenal de metáforas antropomórficas para dar rienda suelta a su imaginación calenturienta. Básicamente, la nota de prensa nos informa de que las termitas obreras de cierta especie, que viven en la Guayana francesa, al alcanzar cierta edad pasan a formar parte de un “cuerpo de élite” (rememoro las metáforas del plumillas) se enrolan con las huestes militares más convencionales, a la hora de defender las colonias de sus enemigos. Estas elaboran dos tipos de cristales en su abdomen. Cuando el peligro acecha, las viejecitas alistadas  (para algunos “patriotas”, y para otros “mártires”) explotan dando lugar a que esos tipos de sustancias cristalinas reaccionen entre si dando lugar a una “bomba química” que estalla diezmando a sus enemigos. Y así, no resulta necesario que sus sociedades demanden ahorros onerosos, es decir “planes de pensiones”, lo que alivia su “economía de las veleidosas fluctuaciones del libre mercado”.  ¡Todo un ejemplo que será del gusto de los defensores de la economía neoliberal!. Finalmente el plumillas recoge una frase del famoso Edward O. Wilson, padre de esas fascistoide perspectiva de la biología denominada sociobiología que reza así: “Mientras que los humanos mandan a la guerra a los hombres jóvenes, los insectos envían a las señoras mayores. debo suponer que el autor exclamaría esta sentencia cuando era joven. ¿Machista también? Ahora bien, el suicidio altruista aparece en muchas especies, incluido en amínales tan evolucionados como los mamíferos. Si uno estira la metáfora hasta la frontera de lo razonable/irrisorio se podría alegar que en ciertas sociedades humanas también (….). Empero en lugar de continuar espetando sandeces podemos llevar a cabo la siguiente reflexión. En general, cuando un sistema (sociedad) va mejorando su eficiencia, las partes constitutivas (individuos) pierden grados de libertad hasta el punto que su propia individualidad se diluye en beneficio del conjunto.  Es decir, el todo es más que la suma de las partes, en detrimento de la libertad de acción de los objetos, entes o individuos que la conforman. En el límite, resulta difícil de entender y conceptualizar si se trata de organismos independientes o células de un simple organismo superior (¿No hablamos nosotros del tejido industrial, económico, etc.?). Este resulta ser un tema que me ha preocupado desde que era joven. Existen numerosos ejemplos de esta guisa, que nos advierten de que el inexorable incremento de la complejidad de los sistemas biológicos (¿y sociedades humanas?) redunda en beneficio de optimización de los recursos a costa de ir anulando las libertades individuales (grados de libertad en términos estadístico-termodinámicos). Quizás por ello, los insectos sociales me han causado siempre atracción y pavor, al mismo tiempo. Por tanto, como ciudadanos de una sociedad,  debemos ser muy conscientes de este dilema. Habría mucho que decir sobre el tema, por cuanto debemos valorar y sopesar muy bien las decisiones colectivas que tomamos, so pena  que abracemos algunas que vayan en detrimento de esas libertades, sin las cuales, como entes ¿inteligentes? vamos perdiendo nuestrap libre albedrío y consciencia individual. Estoy convencido que para los defensores del neoliberalismo económico (como reinas de la colonia) el ejemplo de hoy les estimulará sus perversas mentes como para defender que si se pudiera hacer algo así con los viejecitos en lugar de defender los impresentables minijobs la economía global iría mejor. Y como ya me acerco al ocaso productivo de mi carrera profesional advierto que puedo comenzar a replantarme que contramedidas debo adoptar para que mi  potencial bomba humana no redunde en beneficio delas reinas neoliberales, sino todo lo contrario. El problema del crecimiento demográfico, el envejecimiento de la población y la necesidad de recursos de todo tipo con vistas a satisfacer sus necesidades sigue agudizándose, nadie lo duda. Ahora bien existen otros ejemplos en la naturaleza distintos y menos virulentos que el aquí expuesto. Muchos biólogos, filósofos y pensadores acusaron en su día a E.O Wilson, de proponer una imagen de la vida cuyas premisas daban lugar a conclusiones nauseabundas desde un enfoque humanista. Me preocupa que cuando lanzó su hipótesis de la sociobiología se generara un acalorado debate en el cual muchos expertos le tacharon de fascista. Sin embargo, todo aquello es historia. En la actualidad, son pocos los que debaten sobre un tema tan controvertido, abrazando a los seres humanos como sacos de genes, sin calcular la consecuencia de este tipo de credos para su propio futuro.  Eso si, si queréis una información un tanto más objetiva sobre estas termitas podéis leer el post acerca del tema escrito en la bitácora termitasblog. Mientras tanto, esperemos que no pretendan enviarnos a todos los ancianos a las trincheras cargados de bombas alrededor de nuestra cintura, o convertir nuestra dura y rancia carne en las deliciosas galletas del film Soylent Green. Por favor pinchar este último enlace y leer el resumen, por cuanto hasta la filmografía de ciencia ficción parece acercarse más a la realidad que nos espera que las fallidas predicciones de las teorías neoliberales ¿No?. Pronto os editaré un post sobre un nuevo tipo de hamburguesas que (…..). Esto si que es envejecer en negativo, la otra cara de una moneda que se me antoja cada vez más difícil de sobrellevar. Ah… ¡se me olvidaba!: una excesiva conectividad dentro de un sistema pueda acarrear a la larga (…) Cuidado con eslóganes del tipo “connecting people

Juan José Ibáñez

termitas-explosivas-neocapritermes

Neocapritermes taracua y sus cristales bomba. Fuente: bitácora termitasblog (más…)

Etiquetas: , , ,

Abundancia y Diversidad de Microrganismos del Suelo en los Biomas Desérticos (desde el desierto de Atacama al Valle de la Muere)

Solemos pensar que el vigor de la vida microbiana sigue los mismos patrones que la que observamos a simple vista, cuando no siempre es así. Se trata de otro falso tópico impregnante. La vida lo invade todo. Incluso en los ambientes más áridos de la Tierra, los microrganismos prosperan con facilidad. Como todos sabemos, en los desiertos el agua es un bien raro, más que escaso. Y entre todos los ecosistemas de tal naturaleza el desierto de Atacama resulta ser el más inhóspito. Obviamente, cerca de la superficie el agua se evapora rápidamente, el calor es sofocante y la radiación solar muy intensa. Sin embargo, como ya os comentamos en otro post, la temperatura del suelo desciende rápidamente conforme descendemos a lo largo del perfil edáfico. En consecuencia, a profundidades entre 2 y 5 metros el agua se evapora y/o asciende por capilaridad lentamente y más aun si la secuencia de horizontes edáficos rompe el trasporte de este líquido por la mentada capilaridad de abajo a arriba. Más aun, los depósitos salinos que abundan en este tipo de biomas atesoran la propiedad de absorber el vapor de agua de la atmósfera y concentrarla en forma de películas alrededor de los cristales de sal. Y como bacterias, arqueas y otros pequeños bichitos viven en estos microambiente acuáticos, prosperan allí. Si el agua escasea adquiere formas quiescentes durante muchísimos años, a la espera de épocas más favorables. Por lo tanto, a las profundidades mentadas, ni los rayos ultravioletas dañan la vida, ni las temperaturas son sofocantes. Ahora bien el oxígeno escasea, aunque tal hecho no es un impedimento para que medren muchos microrganismos. Los medios salinos también tienen la propiedad de afectar al punto de congelación del agua, de tal modo que esta puede permanecer en forma líquida muchos grados bajo cero, evitando paros biológicos. Pues bien, todas estas propiedades parecen ser típicas de los regolitos marcianos. Por tanto, no debe extrañar que los expertos en la búsqueda de vida escarben varios metros bajo la superficie del suelo en busca de rastros de vida. Lo que resulta sumamente curioso es que los científicos que intentar analizar la biodiversidad de los suelos terrestres se conformen con muestrear unos pocos metros superficiales, soslayando la biomasa y diversidad del mundo microbiano más telúrico (profundo). Tal hecho deviene en un obstáculo con vistas a entender la estructura y dinámica de la vida en el suelo. Por tanto se antoja paradójico que, con vistas a progresar en nuestro conocimiento de la biología del suelo, debamos esperar a que las investigaciones destinadas a mejorar la búsqueda de vida en Marte avancen. Desde otro punto de vista, surgen varias posibles diferencias de los patrones de vida microbiana entre los suelos de ambientes tan hostiles respecto a los que no lo son (…)

atacama-desert-microorganisms

Abundancia de los Microrganismos en los Desiertos. Fuente: Universe Today (Microbes have been found flourishing beneath the surface of the Atacama Desert. (Parro et al./CAB/SINC)
(más…)

Etiquetas: , ,