Posts etiquetados con ‘Suelos salinos’

Suelos salinos marginales y producción de biomasa

 biocombistibles-en-tierras-marginales-salinas

Mapa de España de Suelos Salinos Fuente EU, JRCy foto de El regadío frente a la sequía

 Ya os comentamos hace 11 años, en pleno auge de la moda de los biocombustibles, que la agroenergética no era la solución, por mucho que la defendiera la unión europea la FAO y los movimientos ecologistas. Finalmente estos colectivos terminaron por reconocerlo. Pero el negocio es el negocio, por lo que se propusieron poco después los denominados biocombustibles de segunda generación, también con la anuencia de los que deben velar por la salud del medio ambiente, a partir de la obtención o cosecha de residuos lignocelulósicos. Sin embargo tampoco resulta ser una solución, al menos a gran escala. ¡ya lo advertimos en su momento.1 Y es que parece que la comunidad científica no apunta con tino!.

Agroenergética (obtención de biocombustibles) ha causado numerosos desastres ecológicos, como este, a la par que degradado o empeorado la calidad de otros en amplios territorios, induciendo de paso a problemas de soberanía alimentaria en países pobres. Del mismo modo, ya os comentamos en otros post que la obtención de biocombustibles en suelos de escasa productividad adolece de mucha leyenda urbana y poca sustancia científica (Tierras Marginales y Biocombustibles de Segunda Generación: Otra Gran Mentira; El Mito de los biocombustibles y el cambio climático. Fraude Social, degradación de tierras, contaminación y política insensata). Pues bien, también ha comenzado a reconocerse que si bien en algunas circunstancias podría ser plausible, tampoco ayudará sustituir la esperanza depositada en los de nueva generación. Pero en un reciente informe de la propia Unión Europea se reconoce que los biocombustibles contaminan más que la gasolina y el gasoil  ¿¿??. Y esto es ¡¡tremendo!!.

Francamente este bloguero debe ser tonto, ya que no termina de enterarse de nada. ¿Para qué pues entonces seguir financiando investigaciones sobre biocombustibles?. A no ser que aparezcan soluciones revolucionarias, toda financiación con fondos públicos  debería haber desaparecido. ¿O no? En pro de paliar el calentamiento climático, ya hemos mostrado en diversos post que lo hemos empeorado. Cuando economía, política, sociedad y ciencia convergen, nuestro esperanzador futuro tecnológico demuestra veleidosamente que  nos dirigimos hacia una inexorable catástrofe. Y desde luego el ciudadano no puede saber que resulta ser verdad y que mentira.  Hoy vamos a mostraros la nota de prensa que lleva por título “Aprovechar las tierras salinas para producir biomasa sostenible”. Se ha demostrado la tolerancia a la salinidad de cuatro variedades de caña de azúcar y un equipo de investigadores propone hacer uso de tierras marginales. Y así los investigadores defienden utilizarlas, especialmente en zonas de riego (si las aguas utilizadas son salobres) con vistas a la producción de este cultivo y a la postre de biocombustibles. Pero adelantemos que debemos ser muy cautos cuando manoseamos el ambiguo concepto de tierras marginales ya que a menudo lo son si nos atenemos a los cánones de la agricultura industrial, si bien hay otras alternativas dignas de consideración. 

Si reconocemos que la agroenergética ha sido un fiasco monumental en el que hemos dilapidado miles de millones de Euros para conseguir degradar aun más el medio ambiente y atentar contra la soberanía alimentaria, ¿debemos perpetuarnos en la estulticia?.  Pues eso parece. No se trata de que la investigación no atesore aspectos interesantes, pero todo esto es un caos tremendo, y a la par que un campo minado.

En este “a rio revuelto ganancia de pescadores”, por un lado se denuncia su inutilidad, y por otro se perpetúa la financiación para sembrar nuevos biocombustibles agroenergéticos. ¿Qué se  puede pensar pues de la política científica y la ambiental?.

Sin embargo, el trabajo atesora el valor de poner al servicio del hombre suelos no productivos, siempre que su recuperación natural no genere hábitats de valor ecológico. Siempre y cuando, tal estrategia no dé lugar a una mayor salinización de los suelos a utilizar, si es posible buscar otros aprovechamientos, al margen de los discutibles esfuerzos de los biotecnólogos con vistas a tocar los genes a las plantas y así obtener variedades tolerantes a la salinidad del medio edáfico. Lo que me cuesta a entender es la falta de interés de muchos colegas por las investigaciones que refutan las ¿maravillas? que ofrecen ciertas prácticas, centrándose exclusivamente en la  obtención do cultivo de subvenciones. Unos pensamos en el bien de los ciudadanos y otros en el de empresas y los suyos propios.

Juan José Ibáñez

Continua…….

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

Desalinización y agricultura, alguna consideraciones (sobre la iniciativa de Sonora en México)

sonora-irrigar-en-el-desierto 

Sonora, Geografía, Paisajes, Agricultura y Desalinización. Fuente: Colaje Google imágenes

En el sitio Web NCYT Amazingpuede leerse  una más que interesante nota de prensa, que nos remiten también a otras previas de calidad semejante. En ella se nos informa de las interesantes iniciativas mexicanas con vistas a la irrigación del desierto y zonas áridas de Sonora, y de este modo paliar la sobre-explotación que allí padecen los acuíferos, así como la intrusión de aguas salinas, algo desgraciadamente habitual en otros muchos lugares del mundo. En este sentido, parece que apenas hemos avanzado durante milenios.  Gran parte de estos estudios han sido llevados a cabo por el Departamento de Ciencias del Agua y Medio Ambiente del Instituto Tecnológico de Sonora (Itson), bajo la batuta de Germán Eduardo Dévora Isiordia. Con tal motivo, proponen la alternativa de desalación o desalinización y recuperar así el nivel freático que permita hacer uso de los pozos agrícolas, ya abandonados por este motivo. La nota de prensa es lo suficientemente didáctica para que no entre en detalles personalmente. Os recomiendo que la leáis abajo, como también los enlaces que contiene esta noticia de NCYT Amazing, ya que pueden leerse detalles muy interesantes sobre los procedimientos propuestos, tales como el uso de energía solar (¿y por qué no también la eólica, o la que puede extraerse de las mareas?). Se menta el uso de materiales nanométricos, como el grafeno, etc., para la tecnología desaladora.

Una buena producción agrícola depende de la calidad del suelo, así como de la disposición de recursos hídricos y mejor aún si el clima es cálido y con muchos días al año soleados. Cuando el territorio es árido y el agua el factor limitante, la explotación sustentable de los acuíferos puede ser una solución. Ahora bien, como en estos ambientes las precipitaciones escasean por definición, la explotación deviene rápidamente en sobre-explotación, y a menudo en la salinización del suelo, aunque nos encontremos lejos de la orillita del mar.  Sin embargo, cerca de la costa, la tecnología actual sí permite desalar el agua, aunque a veces a costos prohibitivos. La energía puede obtenerse de recursos renovables como los previamente aludidos, aunque quedan problemas técnicos por resolver. Según me han comentado varios expertos, lo mismo ocurre con el propio proceso desalador. También debe tenerse cuidado con lo que denominamos aguas desalinizadas, ya que, a veces, mínimas concentraciones de sales, salinizan los suelos, como ha ocurrido en algunos cultivos de viñedos, en los áridos paisajes de Lanzarore (islas Canarias, España).

Ahora bien, en la nota de prensa, los investigadores, en mi opinión, se quedan cortos,si realmente los problemas técnicos mentados han sido solucionados. De hecho, los invernaderos de los ambientes áridos de Almería (SE de España), con sustratos ,en lugar de suelos, y bajo cubiertas de plástico, constituyen una práctica que está ofreciendo pingues beneficios. Se trata de un sistema de manejo agrario que, de hecho, ha convertido a aquel yermo paisaje en uno de los territorios hortofrutícolas más productivo y rentable de Europa, obteniéndose varias cosechas anualmente para productos que se encuentran fuera de temporada (más fáciles de comercializar). Abajo, en una relación de post previos, abundo sobre estos temas, y especialmente en los dos primeros, aunque en el cuarto, se ofrece una solución para el uso de la salmuera.  Y así ya no se trataría exclusivamente de devolver el agua para las prácticas de la agricultura industrial, o incluso campesina, sino convertir aquellos espacios geográficos en una región estratégicamente próspera, capaz de generar riqueza local, pero también de exportar productos a otras muchas regiones.  De este modo la creación de puestos de trabajo crecería exponencialmente. ¿Por qué conformarse con menos?. Reitero que todo depende de esos problemas técnicos, de los que los autores del estudio seguro que conocen mejor que las soluciones potenciales que este modesto bloguero.   

Grandes territorios del litoral del pacífico latinoamericano (Chile, Perú, etc.) podrían beneficiarse de una gestión agraria  como esta, a costa de afear el paisaje con sus mares de plástico. Se trata de un gran reto, pero viable y que ayudaría en gran medida a solucionar la soberanía alimentaria de los países que se aventuren.

Quizás algún día, tan solo los desiertos alejados del mar se consideren improductivos, mientras que los que estén en el litoral una bendición para el país que los atesore.

Permanecería en muchos casos el problema de recargar eficazmente los acuíferos. Resulta factible, aunque supongo que aún no económicamente rentable (¡tiempo al tiempo!), recargar los acuíferos con el agua marina desalinizada o incluso haciendo uso de las esporádicas lluvias torrenciales.  Tengo noticias que los israelitas trabajan en ello o incluso que posiblemente ya practican tal estrategia.

Juan José Ibáñez

Leamos pues la noticia, ya que tal iiciativa es digna de encomio. …….  (más…)

Etiquetas: , , , , , , , , ,

La Vida Fotosintética en los Suelos de los Desiertos Extremadamente Áridos

saladar-atacama-museo-virtual-de-la-region-atacama

Salar de Maricunga con Volcán Copiapó. Fuente: Museo Virtual de la Región Atacama (Chile)

La noticia que analizaremos hoy nos dice que unos investigadores acaban de demostrar que, en ambientes extremadamente áridos como lo es el desierto de Atacama, las microalgas denominadas cianobacterias (que como todos los microrganismos son acuáticos, y en este caso con la capacidad de realizar la fotosíntesis) pueden crecer en el interior de los cristales de halita (sal común), especialmente si estas poseen una estructura porosa con morfología nanocapilar que favorezca la absorción de agua atmosférica, mayoritariamente durante la noche. Según los autoresEs la primera vez que se demuestra la presencia de un microorganismo fotosintético y eucariota, un alga, dentro de halitas en un ambiente híper árido”. Del mismo modo al comparar dos ambientes/suelos salinos desérticos cuya naturaleza resultaba ser bastante similar se toparon con que sus comunidades microbianas eran acusadamente dispares. Y justamente la estructura cristalina nanoporosa de la sal daba cuenta, al menos en parte, de las diferencias detectadas. Sus hallazgos, según la nota de prensa, contradicen aseveraciones previas ya queEn 2005 investigadores de la NASA llegaron a afirmar que las condiciones del desierto de Atacama hacían imposible la presencia de vida fotosintética”. No hacía falta pues sobrepasar el denominado umbral de delicuescencia, como previamente se pensaba. Tal hallazgo ya justifica el interés del estudio. Sin embargo no se me antojan tan claras otras afirmaciones. Por ejemplo: en la nota de prensa se afirma que “Sorprendentemente, según las peculiaridades de cada región, también las propiedades del sustrato rocoso determinan las condiciones necesarias para la vida”. Personalmente, y como edafólogo, tal aseveración no me resulta nada “sorprendente”. La vida y los ecosistemas son sistemas complejos y, por lo tanto extremadamente sensibles a las condiciones iniciales y de contorno, divergiendo su dinámica en función de tales circunstancias. También es conocido sobradamente desde hace años que la vida, como un cáncer de la geosfera, lo coloniza todo (incluso las aguas que refrigeran los reactores nucleares”). Cualquier variable que en un hábitat árido favorezca “un poco” la retención de agua “de algún modo” suele tener enormes repercusiones, por cuanto es este líquido elemento el primer factor limitante para la invasión de la vida.

Hasta aquí, podemos inferir que todo está claro. No obstante, al igual que en otros estudios y publicaciones los autores consideran los desiertos terrestres como laboratorios que nos permitan conocer la existencia de organismos extremófilos que potencialmente podrían habitar en otros planetas, y en este caso Marte. Y es aquí en donde los expertos en el tema, que no solo los autores de la investigación de marras, hierran, en mi modesta opinión. Por lo que sabemos hasta ahora, los puntos considerados potencialmente calientes para el desarrollo de la vida en Marte resultan ser antiguas lagunas y/o mares cuya agua se evaporó hace decenas de millones de años. Y bajo el agua, en función de su turbidez, profundidad, temperatura, oxigenación, etc., el ambiente suele ser muy diferente al de los sistemas superficiales terrestres emergidos. También reiteramos una vez más en este blog, que una de las variables que suele soslayarse es la presión, por cuanto esta aumenta rápidamente al hacerlo la columna de agua que se superpone al sedimento o suelo acuático. Y así a pocos cientos de metros de profundidad los procesos biogeoquímicos cambian sobremanera, dando lugar a estructuras y compuestos que jamás podrían aparecer al “aire libre”. Ya os comentamos el caso de los hidratos de metano o clatratos. En consecuencia, venimos sosteniendo que probablemente sea allí en donde debiéramos estudiar esos “puntos potencialmente calientes” para detectar si Marte albergó vida en el pasado. Empero el estudio de estos hábitats, y más aun de sus suelos (en donde pueden registrarse signos de aquella) en la Tierra ha sido soslayado casi por completo. Se nos antoja un error monumental.

En el Planeta Tierra existe vida como mínimo desde la estratosfera hasta varios kilómetros de profundidad bajo los fondos abisales. Lo extraño, lo extraordinario (sin restar ningún valor el estudio objeto de este post) sería identificar hábitats sin vida.

 Juan José Ibáñez              

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

El Problema de la Salinidad en la Agricultura: Un Interesante Portal con Contenido Divulgativo (CIDE & IVIA, Valencia)

agrosal-cide-csic

Agrosal – La Salinidad en la Agricultura

Se trata de un nuevo Portal de Internet que me parece interesante con vistas a divulgar, informar, y en “algunos casos”, ayudar a resolver los graves problemas que genera la salinización del suelo en la agricultura.  Resulta recomendable para estudiantes y agricultores que deseen aprender o ampliar sus conocimientos sobre este tema, espacialmente al visitar el contenido de las pestañas denominadas: Conceptos, Recomendaciones, Glosario y Faq. Y digo “resolver”, “en algunos casos”, ya que aunque dispone de un modelo predictivo denominado DSS-SALTIRSOIL, este ingenio, capaz de estimar la salinidad de los suelos de regadío mensualmente, ha sido  desarrollado para su aplicación en el ámbito de la Comunidad Valenciana (España), por lo que personalmente desconozco hasta qué punto pudiera ser útil en otros ambientes. También la sección enlaces muestra una compilación de otros sitios de Internet que pueden orientar a los interesados a recabar información adicional. Resumiendo, con independencia de su indudable interés regional, reitero que puede ser muy útil en general con vistas a aprender conceptos, el significado de muchos vocablos, y diversas prácticas de manejo relacionadas son la problemática de la salinidad en la agricultura. Os recomiendo pues que visitéis sitio.

Abajo os dejo la información que nos ha enviado a los socios de la SECS su secretaria Irene Ortiz-Bernat, así como la carta introductoria adjunta que explica esta interesante iniciativa. Mis felicitaciones por esta iniciativa a sus promotores.

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , ,

Solonchaks (suelos salinos) en Latinoamérica y Europa

Los Solonchaks son suelos salinos con altas concentraciones de sales solubles. Generalmente se forman en enclaves en donde aguas freáticas, fuertemente salobres, se encuentran próximas a la superficie del terreno o bajo climas en el que las pérdidas por evapotranspiración superan ampliamente a las recibidas por las precipitaciones, al menos durante gran parte del año. Por estas razones salinizacion/sodificacion sumadas conjuntamente se expanden aproximadamente por el 5% de la edafosfera regional de Centro y Sur América. En consecuencia, los suelos salinos tienden a ubicarse naturalmente en zonas bajas de regiones áridas y semiáridas, aunque también, de forma dispersa, en los ambientes costeros bajo todo tipo de climas. Estos suelos, tienen una acumulación de sales en su perfil edáfico (Solonchaks) o dominancia de sodio en el complejo de intercambio (Solonetz). Dado que, tanto en Latinoamérica como Europa, tales ambientes ocupan exiguas extensiones, no es de extrañar que en la primera masa continental los Solonchaks no se extiendan por más del 1,3% de la superficie regional mientras que en Europa tan solo alcancen el 0,3%. A nivel mundial, de acuerdo a los datos del European Soil Buro, entre 2,6 y 3,4 millones de Km2 de las tierras emergidas poseen este tipo de suelos. El rango de variación mentado obedece a las incertidumbres derivadas de la aplicación de diferentes protocolos con vistas a estimar la salinidad, impidiendo alcanzar cifras menos ambiguas. Sin embargo, debido a sistemas de riego deficientes, han ido expandiendo su distribución geográfica en detrimento de otros Grupos de Suelos de Referencia de la FAO.

solonchaks-mapa-europa-libro-suelos-europa-esb 

Mapa de distribución de los Solonchaks en la Unión Europea. Fuente: European Soil Buró

No obstante cabe resaltar que si la salinización de los espacios agrarios resulta ser un hecho incuestionable y no deseable, muchos ambientes naturales que albergan este tipo de suelos, dan lugar a ecosistemas muy singulares que merecen ser preservados tanto por su biodiversidad, como por el valor paisajístico que atesoran.

 suelos-salinos-europa-alvarez-rogel

Mapa de distribución de la Salinización de Suelos en Unión Europa. Fuente: Land Management & Natural Hazard Unit JRC, EU

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Solonchaks (Suelos Salinos): Uso y Manejo

Los suelos fuertemente afectados por sales tienen un escaso valor agrícola, siendo usados generalmente para el crecimiento de pastizales con los cuales alimentar al ganado (ovejas, cabras, camellos y ganado vacuno). Tan solo después de que las sales han sido lavadas del suelo (por lo cual el perfil edáfico deja de pertenecer al Grupo de Suelos de Referencia de la WRB, conocido como Solonchaks),  cabe esperar buenos rendimientos en un predio. La irrigación puede no solo satisfacer las necesidades del cultivo. Por ejemplo, con la modalidad denominada a manta), al inundar la superficie de la parcela, favorece el lavado de las sales en profundidad, lejos del alcance de las raíces. La irrigación de cultivos en zona áridas y semiáridas debe acompañarse de un buen drenaje, de tal modo que mantengan el nivel freático del agua subterránea por debajo de una profundidad crítica.

suelo-afectado-sales-irriogacion-peru-fuente-predicament

Campo de Cultivo en Perú afectado por la acumulación de sales: Fuente: The salt Predicament 

(más…)

Etiquetas: , , ,

Solonchaks (Suelos Salinos): Geografía Ambiente y Paisaje

saladar-ocaso-natur-portrait

Solonchaks en zona inundable de un Saladar Fuente: Natur Portrait.de

Como ya os hemos comentado los Solonchaks son uno de los Grupos de Suelos de referencia de la WRB representativo de los ambientes áridos y semiáridos del Planeta. Sin embargo su cobertura crece como consecuencia de las extensiones de los regadíos mal gestionados, por lo que se trata de un tipo de suelos que se expande en detrimento de otros. En total abarcan unas 187.325.000 hectáreas de la edafosfera global, es decir un 1,5% de la misma. Respecto a su contribución porcentual por continentes de mayor a menor sería la siguiente: Sur-Sureste de Asia (3,4%), Australasia (2,0%), Norte América (2%), Norte centro de Asia (1,8%), África (1,7%), Sur y Centro América (1,2%) y Europa; (0,3%). Por lo que respecta a las grandes regiones climáticas, también por orden decreciente, los datos de la FAO nos informan de su abundancia en la siguiente secuencia Árido (4,9%), Mediterráneo (2,6%), Trópicos y subtrópicos estacionalmente secos (0.8%), Templado,(0,5%), Montañoso (0,4%), Trópicos y subtrópicos húmedos (0,2%), Frío (0,1,%) y Boreal (0%). 

Los Solonchaks son suelos que tienen alta concentración de sales solubles en algún momento del año. Los Solonchaks están ampliamente confinados a zonas climáticas áridas y semiáridas y regiones costeras bajo todos los climas. Comúnmente se les denomina son suelos salinos y suelos afectados por sales. Otros nombres que se han recibido estos tipos de suelos, en algunas clasificaciones nacionales de suelos son los siguientes: muchos Solonchaks pertenecen a los suelos halomórficos (Federación Rusa), Halosols (China), y Salides (Estados Unidos de Norteamérica).

 solonchaks-mapa-del-mundo-fao

Mapa de Suelos de los Solonchaks. Fuente: FAO

  Asociación con otros grupos de suelos de referencia

El Grupo de Suelos de Referencia de los Solonchaks incluye suelos que tienen una alta concentración de “sales solubles”, en cualquier época del año. Los Solonchaks son en gran parte confinados a zonas climáticas áridas, semi-áridas y a regiones costeras en todos los climas. Algunos nombres comunes internacionales son “saline soils” (“Suelos Salinos”) y “salt affected soils” (“suelos afectados por la sal”).Los Fluvisoles aparecen frecuentemente asociados a otros suelos “típicos” de ambientes acuosos sedimentarios, tales como: los Arenosoles, Cambisoles, Gleysoles y Solonchaks y también con edafotaxa desarrollados, tales como los Regosoles y Leptosoles. En regiones áridas ocurren predominantemente en tierras bajas marinas y fluviales, por ejemplo, junto a Gleysoles y Solonetz. Una amplia variedad de suelos (inter alia Calcisoles, Gipsisoles, Cambisoles, Regosoles, Arenosoles y Leptosoles) pueden esperarse en tierras altas adyacentes.

Altos niveles de sales solubles caracterizan a los Solonchaks; estos suelos son particularmente comunes en depresiones cerradas (cuencas endorreicas), como: playas y cuencas de tierra adentro. Los Solonetz no están marcados por un alto contenido de sales, pero si por una alta proporción de iones de sodio en la solución del suelo y adsorbidos en los sitios de intercambio catiónico en las partículas de arcilla y limo. Los Solonetz ocurren principalmente en regiones semi-áridas templadas subtropicales. Los Gipsisoles muestran signos de acumulación sustancial de yeso en el primer metro superior del suelo; Los Calcisoles están marcados por una acumulación de carbonato de calcio. Los Gipsisoles y Calcisoles se encuentran en un amplio rango de formaciones, incluyendo pedimentos, fondos de lagos, terrazas y abanicos aluviales. Los Durisoles con un horizonte Dúrico o Petrodúrico que está endurecido por sílice (SiO2), no es exclusivo de las regiones áridas, pero la mayoría de los Durisoles ocurren en tierras secas, por ejemplo, al lado de Calcisoles o Gipsisoles.

soolonchaks-soil-surface-polyggos-fuente-sssaj_0

Solonchaks: Polígonos superficiales. Fuente: American Ssociety of Soil Science Journa

(más…)

Etiquetas: , , , ,

Solonchaks (WRB). Suelos Salinos

Los Solonchaks son suelos con un alto contenido en sales solubles. Se trata de un Grupo de Suelos de Referencia de la WRB incluido en el conjunto siete. Este último integra a una buena parte de los Grupos de Suelos de Referencia representativos de las regiones áridas y semi- áridas del Globo. La redistribución de carbonatos y yeso resulta ser un mecanismo importante para la diferenciación de horizontes en los suelos de las zonas de secas. Las sales solubles pueden acumularse a cierta profundidad o en áreas con un nivel freático cercano a la superficie del terreno.

solonchak-uyuni-fuente-pagina-rusa

Superficie de suelos salinos desérticos Salar de Uyuni Fuente: 3rd Planet

Los Grupos de Suelos de Referencia del Conjunto 7 son los siguientes: (i) Solonchaks, con alto contenido de sales solubles que se acumulan por evaporación; (ii) Solonetz con alto porcentaje de iones de sodio adsorbidos en el complejo de cambio, determinado suelos alcalinos; (iii) Gipsisoles: con un horizonte de enriquecimiento de yeso secundario;  (iv)  Durisoles: con una capa de nódulos de material de suelo cementado por sílice y (v) los Calcisoles: con enriquecimiento de carbonatos secundarios. Connotación: suelos salinos, del Ruso “sol” (sal) y “chak” (área salada). Material parental: virtualmente cualquier material de suelo no consolidado. Ambiente: regiones áridas y semiáridas, con fuertes contraste estacionales, y a veces con el terreno permanentemente anegado, recubiertas por plantas herbáceas y/o matorrales denominados halofíticos (amantes de la sal) y en áreas irrigadas deficientemente gestionadas. Los Solonchaks de los territorios costeros acaecen bajo cualquier tipo de clima. Desarrollo del perfil: en su mayoría perfiles AC o ABC, a menudo con propiedades gléyicas a cierta profundidad. En posiciones fisiográficas bajas, con un nivel freático somero, la acumulación de sales es más intensa en la superficie del suelo (“Solonchaks “externos”). Los Solonchaks con un nivel freático profundo tienen una mayor acumulación de sales a mayor profundidad y raramente alcanzan la superficie (“Solonchaks internos”). Uso: Los Solonchaks padecen de potencial agrario limitado y tan solo con vistas al crecimiento de cultivos tolerantes a las sales. Muchos son usados como pastizales, pero lamentablemente dan lugar a escasa biomasa (forraje).

solonchak-isric

Solonchak en China con costra de sal a somera profundidad fuente ISRIC (Petrosali-Sodic Solonchak)

(más…)

Etiquetas: , , ,