Posts etiquetados con ‘Suelos tropicales’

El Futuro de la Agricultura tropical y el problema del fósforo en sus suelos: El Hambre de Fósforo y la Tasa del Fósforo

fosforo-produccion-de-soja-en-brasil

Producción de soja en Brasil. Fuente: Universidad de Brown

 El fósforo es un elemento escaso, pero totalmente imprescindible para la agricultura en general y la tropical en especial. A diferencia del nitrógeno, muy abundante en la naturaleza, pero escaso en los suelos, el fósforo debe considerarse como “un recurso no renovable”, del que en principio no cabe esperar que futuros avances tecnológicos nos ayuden a producir más cantidades de este elemento químico, que suele obtenerse a partir de rocas fosfáticas o fosfóricas, cuyos depósitos son escasos y mal repartidos alrededor del mundo. Con independencia de alguna minería en suelo norteamericano y algún que otro país, las mayores reservas se ubican en el norte de África. Alrededor del  72% de estas se encuentran en Marruecos y el oeste del Sahara, como coralario supongo que parte debieran ser patrimonio del pueblo Saharaui, aunque desgraciadamente no es así. Pues bien, diversos tipos de suelos y en especial los que son muy ricos en carbonatos, o muy ácidos y pobres en nutrientes, necesitan la adición constante de este fertilizante, ya que resulta ser fácilmente inmovilizado en el suelo (en suelos ácidos predominan fosfatos insolubles de Fe y Al) secuestrándolo de las imperiosas necesidades que requieren las plantas de cultivo. Y como nos cuenta la noticia de hoy, podemos pensar en una futura agricultura libre de combustibles fósiles, como también de nuevas formas de obtener nitrógeno asimilable, pero los recursos que nos proporcionan fósforo son escasos y finitos. Un incremento considerable en la demanda conllevaría la subida y volatilidad de sus precios en el mercado.  De hecho, pueden leerse noticias como “La escasez de Fósforo amenaza la producción alimentaria mundial” o “El fósforo se acaba”. A pesar de que muchos colegas e instituciones no le han prestado demasiada atención, la FAO se encuentra muy preocupada por este asunto. Por lo tanto, cualquier plan con vistas  a intentar ampliar e intensificar la producción alimentaria en estos espacios geográficos (justamente los más necesitados),  se toparía con este, hoy por hoy, casi insalvable problema.

 Obviamente la FAO desea aumentar la producción de alimentos en Latinoamérica, África y Asia, con vistas a cumplir los objetivos del milenio u otros similares, es decir, los que no se logran nunca debido a la ineficacia de la gobernanza mundial. Empero si en muchas ocasiones, los fracasos se deben al desinterés por los consensos políticos causado por el egoísmo de los Estados, nos encontramos ante una situación muy distinta y hasta me atrevo a calificarla de objetiva. En otros tipos de ambientes y suelos, el fósforo sigue siendo un factor limitante, pero se requieren menores cantidades de enmiendas. Sin embargo (soslayando los medios edáficos fuertemente calcáreos) en las regiones aludidas, la rápida inmovilización de este elemento vital demanda “anualmente” que se añada en grandes dosis, encareciéndose las producciones. El hecho de que China y EE.UU., han prohibido exportarlo con vistas a garantizar en la medida de lo posible sus reservas, ya nos indica la seriedad y gravedad del asunto, habiendo calado entre expertos y técnicos el vocablo “el hambre del fósforo”.  No me extrañaría que a falta de ideas, otros colegas nos informen pronto del “fosfocidio que se avecina”. Pero la propia noticia que os proporciono abajo nos habla de que tal carestía podría generar incluso conflictos bélicos en algunas regiones.

 Como podréis observar en el material que os proporciono abajo, la mayor fijación se produce en tipos de suelos muy evolucionados que suelen formarse sobre cratones antiguos, como los que atesoran África y Suramérica en grandes extensiones. Nos referimos concretamente, sin pretender ser exhaustivos,  a los Ferralsoles, Acrisoles, Alisoles, etc. Y francamente, al parecer no se atisba solución. El autor de la primera noticia, propone cuatro o cinco estrategias. Sin embargo ninguna de ellas resulta ser satisfactoria pudiendo, en el mejor de los casos, retrasar algunos años la eclosión de una crisis mundial.

 Podemos acusar a los países desarrollados de haber hecho uso de excesivas enmiendas, y no herraríamos. Como veréis, existen terrenos en climas templados en donde se buscan soluciones para bioremediar la eutrofización (polución) por el exceso de fósforo en los suelos. Sin embargo, por mucho que, a partir de ahora, nos esmeremos en utilizar las menores cantidades posibles, reciclar todo lo reciclable, etc., estamos hablando de un imperativo acuciante que afecta a enormes superficies de tierra laborable necesarias para alimentar a una parte considerable de la población mundial. Aunque el crecimiento demográfico se frenase, el hambre que sufre la buena gente en muchos de estos países, exige soluciones ¡ya!, sin contar con que, con toda seguridad, la población seguirá aumentando. La región que ahora posee las mayores reservas, que dicho de paso, fue colonia española hasta 1976, y podría ser rica en el futuro, aunque si no cambian las cosas lo será Marruecos. El franquismo, cedió aquellos terrenos a quien no correspondía (en mi modesta opinión), mientras que muchos moradores legítimos, que ahora podrían vivir sin necesidades perentorias, lo hacen en campos de refugiados de un país vecino, ante la incomprensible actitud de la Organización de las Naciones Unidas.   

En fin, me vienen recuerdos de aquella injusticia que nos frustró a muchos españoles, por una decisión gubernamental lamentable en los últimos momentos de la dictadura fascista que padecimos durante 40 años, que me han desviado de un tema tan serio e importante.  Se trata de un dilema que debía estar en el top de la lista de prioridades de cualquier agenda internacional en materia de seguridad alimentaria. Esperemos que no se relegue el reto hasta que sea demasiado tarde. También os dejo algunos párrafos de otras páginas Web que os informarán sobre la problemática de los suelos y el fósforo.

Os dejamos ya con las noticias y comentarios aludidos……..

 Juan José Ibáñez  (más…)

Etiquetas: , , , , ,

Ferralsoles: Uso y Manejo (WRB)

La mayoría de los Ferralsoles Ferralsoles atesoran “relativamente” buenas propiedades físicas. Se trata de suelos muy profundos con  buena permeabilidad y una micro-estructura estable, lo que les hace menos susceptibles a la erosión que la mayoría de los restantes suelos rojos tropicales intensamente intemperizados. La mayoría de los Ferralsoles son friables y fáciles de trabajar. Este edafotaxa  tienen un buen drenaje, aunque pueden en ocasiones pueden secarse dada su baja capacidad de almacenamiento de agua.

 oxisol-fertilizacon-y-lucha-plagas-red-soil

Ferralsoles Cultivo. Fuente: alattewithotta.com

Por el Contrario, padecen de una escasa fertilidad química, ya que cuanto los  minerales intemperizables se encuentran ausentes y la retención de cationes por la fracción mineral del suelo, es débil debido a la abundancia de arcillas con baja actividad. Bajo vegetación natural, los nutrientes que absorben las raíces son eventualmente redepositados sobre la superficie del suelo con la caída de las hojas y otros restos de las plantas. La mayoría de estos nutrientes, que mantienen las comunidades vegetales, se encuentran en la biomasa, siendo rápidamente reciclados por los procesos biogeoquímicos que los vuelven a poner a disposición de las plantas. Los nutrientes y las raíces se concentran en los primeros  10- 50 cm de la capa superior del suelo. Si el proceso del “ciclo de nutrientes” se interrumpe, por ejemplo, después de la introducción de agricultura permanente de subsistencia de bajo impacto, la zona de enraizamiento se verá vaciada de los elementos asimilables por la vegetación. Sin embargo, no debemos olvidar que la homogeneización del suelo debido a las microfauna (termitas, hormigas, etc.) induce una mezcla de los materiales del perfil que frenan, en alguna medida, la exportación de sus escasos nutrientes por las aguas de drenaje, atesorando un descenso menos acusado de la materia orgánica con la profundidad que otros tipos de suelos que no disfrutan de tanta bioturbación.  En los sistemas agropecuarios, la fertilidad del suelo se mantiene mediante la aplicación de abonos naturales, laboreo y/o adecuados (por ejemplo, largos y suficientes) períodos de barbecho, así como con medidas que prevengan la erosión. Esos resultan ser los requerimientos más importantes para el manejo de los Ferralsoles. La fuerte retención (“fijación”) del fósforo es uno de sus principales problemas en lo que atañe al manejo de estos suelos (y de muchos otros, como por ejemplo los Andosoles). Los Ferralsoles padecen normalmente también de bajos contenidos en nitrógeno, potasio, y otros (…)

ferralsol_hawai-fuente-hu-bodenkunde-de

Ferralsol. Fuente Boku Bodenkunde.de

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Ferralsoles (WRB)

Hoy analizaremos un tipo de suelos ampliamente extendidos en los biomas tropicales húmedos y subhúmedos, que se encuentran entre los más viejos del mundo, por no hablar de los de mayor edad y evolución edafogenética.  El Grupo de Suelos de Referencia de los Ferralsoles incluye a los suelos “típicos”, fuertemente intemperizados, rojos o amarillos, de los trópicos húmedos. Los límites entre los horizontes de estos edafotaxa son difusos, estando constituidos  por un ensamblaje de arcillas dominado por partículas de baja actividad (principalmente caolinita) y un alto contenido de sesquióxidos. Los nombres locales usualmente se refieren al color del suelo. Internacionalmente los Ferralsoles son conocidos como Oxisoles (Soil Taxonomy, USA), Latosoles (Brasil), Sols ferralitiques (Francia), Suelos Lateríticos, suelos Ferralíticos (Rusia) y Ferralsoles (FAO). Connotación: suelos tropicales rojos y amarillos con un alto contenido de sesquióxidos; del Latín ferrum (hierro) y aluminium (aluminio). Material parental: fuertemente intemperizado sobre superficies geomórfológicas, viejas y estables. Ambiente: típicamente de tierras planas a onduladas del Pleistoceno o más antiguas; son menos frecuentes sobre rocas jóvenes, fácilmente intemperizables. Fuera de los trópicos húmedos o perhúmedos sus ocurriencias son menores, siendo usualmente considerados como vestigios de eras pasadas con un clima más húmedo que el actual. Desarrollo del perfil: horizontes ABC; profundos e intensamente intemperizados como resultado de una alta concentración de minerales primarios residuales resistentes a la alteración biogeoquímica, junto con sesquióxidos y caolinita bien cristalizada. Esta mineralogía y el bajo pH explican su micro-estructura estable (pseudo-arena) y colores del suelo amarillento (goetita) o rojizo (hematita). Uso: los Ferralsoles tienen buenas propiedades físicas pero son químicamente pobres. Su baja fertilidad natural y tendencia a “fijar” fosfatos se convierten en serias limitaciones. En sistemas naturales, el abastecimiento limitado de nutrientes de plantas está en un proceso constante de “reciclaje” con la mayoría de los nutrientes contenidos en la biomasa. Muchos Ferralsoles son (todavía) usados bajo sistemas de rotación de cultivos. El encalado y la fertilización completa son requeridos para mejorar la peoducción bajo una agricultura sedentaria sustentable. Lamentablemente, estos suelos, por haber sido sometidos durante largo tiempo a diversos y complejos procesos de alteración biogeoquímicos son más complejos que describir que otros Grupos de Suelos de Rerefencia de la WRB, al menos en la monografía que traducimos es decir: Lecture notes on the major soils of the world. Pedimos pues disculpas por ello a los lectores menos expertos.

ferralsol-calendario-esb 

Ferralsol. Fuente: ESB JRC

(más…)

Etiquetas: , , , ,

Nitisoles (WRB)

El Grupo de Suelos de Referencia de los Nitisoles da cabida a los suelos tropicales rojos, profundos y bien drenados, con límites difusos entre sus horizontes y uno de los subsuperficiales con más del 30% de arcilla y fuerte estructura de bloques angulares que se parten fácilmente en macro-agregados característicos “nuciformes” (forma de nuez) (y poliédricos), de tonalidades brillantes. Se trata de suelos fuertemente intemperizados (alteración biogeoquímica), pero más productivos que la mayoría de los restantes suelos rojos típicamente tropicales. Connotación: suelos tropicales profundos, rojos y bien drenados con un horizonte subsuperficial “nítico” arcilloso, que se caracteriza por tener estructura típica “nuciforme” poliédrica de bloques y con caras brillantes en la superficie de las estructuras agregacionales (“peds”). Etimología: del L. nitidus, brillante. Material parental: productos intemperizados finamente texturados de rocas madre de naturaleza básica a intermedia, posiblemente rejuvenecida al mezclarse con los materiales aportados por cenizas volcánicas recientes. El ensamblaje de arcillas de los Nitisoles está dominado por caolinita/ (meta) haloisita. Los Nitisoles son ricos en hierro y tienen poca arcilla dispersable en agua. Ambiente: son mayoritariamente encontrados en tierras planas, onduladas, bajo bosque lluvioso tropical o vegetación de sabana. Desarrollo del perfil: horizontes AB(t) C. Suelos pardos arcillosos, rojos o rojizos con un horizonte subsuperficial “nitico” con agregados muy estables.  Uso: son generalmente considerados como suelos fértiles a pesar de su escaso contenido en  fósforo “disponible” (para las plantas) y padecer frecuentemente de una baja saturación de bases. Los Nitisoles son profundos, estables y con propiedades físicas favorables.

cuba-nitisol

Nitisol Cuba Fuente: Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , ,