Archivo de agosto 7th, 2013

Gripe aviar H7N9, China, 2013: caso de probable transmisión de persona a persona

Como ya saben los lectores de este blog, en marzo de este año fueron detectados en China los primeros casos de enfermedad respiratoria grave en humanos producida por un nuevo virus de la gripe aviar A (H7N9). Hemos publicado dos posts sobre ello, el primero el 9 de abril y el segundo el 21 de abril, seguidos por otros dos posts (éste y este otro) dedicados a explicar lo básico sobre los virus de la gripe y en particular los procesos implicados en el surgimiento de nuevos virus gripales. Desde entonces se han producido pocas novedades en cuanto a este nuevo virus de la gripe aviar. Se han seguido produciendo casos esporádicamente, con 133 casos declarados a la OMS hasta la fecha, de los que 43 han resultado mortales. Todos ellos han ocurrido en China excepto un único caso en Taiwan. Sin embargo, hoy se ha conocido una información que podría ser relevante: investigadores chinos han publicado en el British Medical Journal un artículo en el que se describe un detallado estudio epidemiológico sobre un cluster familiar de dos pacientes con gripe aviar A (H7N9), cuya conclusión es que en este cluster probablemente ocurrió una transmisión del virus de persona a persona.

El estudio se centra en 2 pacientes, padre e hija, con infección por la nueva variante H7N9 del virus de la gripe aviar, en Jiansu (China) en marzo de 2013. El caso índice (primer caso) corresponde a un varón de 60 años que visitaba regularmente mercados de aves vivas (muy populares en esa ciudad, y a menudo señalados como posible fuente de infección primaria). Los síntomas aparecieron a los 5-6 días después de su última visita al mercado. Fue ingresado en un hospital el 11 de marzo, donde recibió cuidados intensivos. Murió de fallo multiorgánico el 4 de mayo. Su hija, de 32 años, que lo cuidó durante su enfermedad en el hospital, y sin exposición conocida a aves vivas, contrajo la enfermedad, desarrollando síntomas 6 días después de su último contacto con su padre, siendo ingresada en el hospital el 24 de marzo, y muriendo de fallo multiorgánico el 24 de abril.

El estudio examina los virus aislados de cada uno de los dos pacientes, y encuentra una similitud próxima al 100% a nivel genético, lo que apoyaría la transmisión directa de persona a persona. Igualmente se investigó a 43 personas que tuvieron contacto cercano con ambos casos. entre ellos el personal sanitario implicado en su tratamiento. Los análisis realizados no detectaron la infección en ninguno de ellos. Se examinaron muestras ambientales, jaulas de aves y aguas de dos mercados de aves locales, y cisnes de un jardin cercano. Se aisló un virus, que resultó ser diferente de los virus hallados en los pacientes.

Los autores del estudio concluyen que lo más probable es que el virus A(H7N9) fuera contagiado directamente de padre a hija, y por lo tanto este es un caso de “probable” transmisión del virus de persona a persona. Ahora bien, ¿quiere decir esto que el virus ha dado un paso más en su adaptación a humanos? Probablemente no. El caso estudiado corresponde al mes de marzo, que es cuando ocurrieron los primeros casos, y la evolución posterior no parece indicar que el virus haya cambiado su capacidad de transmisión entre humanos, a juzgar por el -aún- limitado número de casos declarados y su carácter esporádico. Además, no es nada sorprendente que exista una cierta transmisibilidad limitada entre humanos, algo que por otro lado ocurre con otras variantes de virus de gripe aviar como el H5N1. Pero la frecuencia de estos casos de transmisión directa entre humanos es muy baja, lo que indica que es poco eficaz y desde luego no parece suficiente como para mantener una transmisión sostenida.

Todo ello indica que el nuevo virus de la gripe aviar A(H7N9) sigue estando igual de lejos que hace unos meses de evolucionar hacia un virus pandémico.  No obstante, es necesario mantener la vigilancia sobre este virus para detectar cualquier cambio relevante al respecto.

 

Etiquetas: , , , ,
Categorias: Nuevos virus