Posts etiquetados con ‘OMS’

Virus Zika: otro arbovirus trotamundos que se globaliza

El virus Zika abre todos los noticiarios desde hace unos días. El 1 de febrero la Organización Mundial de la Salud declaró la alerta de salud pública de importancia internacional por la emergencia de este virus. En realidad el virus Zika no es nuevo, ni mucho menos. Ni siquiera es novedad su expansión por el mundo, pues ya apuntó maneras al alcanzar en 2007 unas islas del Pacífico lejos de su lugar de origen, el África subsahariana. El post que sigue trata de resumir lo que se sabe de este virus a dia de hoy.

 

La pregunta se las traía: “Ebola, chikungunya, …¿cual será el próximo?”. “Zika”, fue mi respuesta. El lugar,  el simposio sobre “Infecciones víricas emergentes” celebrado el pasado 8 de julio durante el 25º Congreso de la Sociedad Española de Microbiología en Logroño. ¿Que hacía yo allí? Fui invitado a hablar sobre vigilancia global de enfermedades emergentes (un resumen puede leerse en este enlace). En aquel entonces el virus Zika ya había llegado a América, donde empezaba a expandirse rápidamente, como ya lo había hecho de forma muy parecida poco tiempo antes el virus chikungunya. Evidentemente no se trata de adivinación: predecir pandemias y emergencias sanitarias es un ejercicio muy, muy arriesgado, por no decir imposible, y los virólogos no somos Nostradamus. De hecho, podía haberme equivocado, y acertar tuvo algo de casualidad, pero también mucho de estar informado y de simple deducción por analogía.

Zika: un poco de historia

El virus Zika fue descrito por primera vez en 1947, en Uganda. Se encontró buscando otro virus bien conocido y virulento: el virus de la fiebre amarilla, del cual ya hablamos en un post anterior. La forma de buscarlo era un método rústico pero eficaz que se sigue usando hoy dia en determinados casos como sistema de vigilancia de enfermedades infecciosas: empleando animales centinela. En este caso, como los primates son los hospedadores naturales del virus de la fiebre amarilla, se utilizaron macacos de la India (mono Rhesus: Macacca mulatta) para este fin. El lugar fue el bosque de Zika, en Uganda. El 18 de abril de 1947 encontraron al macaco rhesus 766 con fiebre alta. El suero de este animal, inoculado en ratones, permitió el aislamiento del virus causante de aquella fiebre, que resultó que no era el de la fiebre amarilla, sino un patógeno diferente, que posteriormente fue denominado virus Zika, como el bosque del que procedía. El trabajo se realizó en el Uganda Virus Research Institute (UVRI) en Entebbe, Uganda.

UVRI 2015

Entrada principal del Uganda Virus Research Institute, en Entebbe, Uganda, lugar donde se realizó el primer aislamiento del virus Zika. Este es un laboratorio histórico para la virología, donde, además del Zika, se aislaron por primera vez virus como el de Crimea-Congo y West Nile, entre otros.
(Fotografía realizada  por el autor en febrero de 2015).

Poco después se aisló el mismo virus de un mosquito de la especie Aedes africanus, recogido en aquel mismo bosque. La presencia de anticuerpos específicos frente al virus en la población humana de la zona indicaba que el Zika podía infectar a la especie humana. Estudios experimentales en ratones y primates demostraron que el mosquito Aedes era el vector que mediaba la transmisión del virus.

Estudios serológicos indicaban que el área de distribución de este virus comprendía prácticamente todo el África tropical y subtropical, además de zonas tropicales de Asia como la India, Malasia, Thailandia, Vietnam, Filipinas e Indonesia. La seroprevalencia (porcentaje de indivíduos que muestran reacción positiva de anticuerpos frente al virus en la población) en algunos casos, como en Nigeria, superaba el 40%, lo que indicaba una situación endémica: la población estaba expuesta al virus de forma intensa y continuada desde hacía mucho tiempo. En esta situación la mayor parte de la población posee defensas naturales frente al virus, adquiridas durante una infección en las primeras etapas de la vida. Es en la infancia cuando el organismo es más vulnerable, y en efecto, los primeros aislamientos del virus a partir de humanos infectados procedían de niños de entre 1 y 3 años de edad, con fiebre como principal (y a menudo único) síntoma registrado, y en todo caso con signos clínicos leves como dolores de cabeza y musculares.

La transmisión del virus Zika por mosquitos lo vincula al cambio global

El virus Zika ha sido aislado de diversas especies de mosquitos, principalmente del género Aedes, incluyendo A. aegypti, que es el principal vector de la fiebre amarilla y el dengue. Estos dos virus tienen en común con Zika no solo que son transmitidos por el mismo tipo de mosquito, y que son patógenos para el hombre, sino también que pertenecen a la misma familia de virus: los flavivirus. De estos virus hemos hablado en anteriores ocasiones (véase por ejemplo, el post del 12 de octubre de 2012 dedicado a los flavivirus emergentes), subrayando la especial tendencia observada en tiempos recientes, de algunos de sus miembros a emerger en diversas regiones del Planeta. De ello no parece ser ajeno el hecho de que estos flavivirus emergentes se transmiten por picadura de mosquitos, y ya se señaló en este blog la especial relación que tiene el calentamiento global con las enfermedades transmitidas por vectores artrópodos (por ejemplo, véase el post del 25 de febrero de 2012).

En definitiva, el virus Zika es el ultimo de una serie de flavivirus transmitidos por picadura de mosquito que han expandido su rango geográfico en tiempos recientes, como West Nile, Usutu, Tembusu, entre otros. De igual modo, otros virus no pertencecientes a este grupo, pero cuyo modo de transmisión, e incluso tipo de vector, comparten con Zika, han precedido a éste en su expansión mundial, notablemente el virus chikungunya, que no es un flavivirus sino un alfavirus de la familia de los togavirus, y al cual hemos dedicado igualmente algunos posts (por ejemplo, el del 16 de diciembre de 2013). Entre estos virus “expansivos” podemos distinguir dos casos: aquellos que necesitan una o varias especies de vertebrados silvestres que actuen como reservorio para sostener su ciclo natural, como por ejemplo, las aves en el caso del virus West Nile, y aquellos como el Zika y el  chikungunya, pero también el virus dengue y el de la fiebre amarilla, que no necesitan un reservorio animal para mantenerse en circulación, sino que el ciclo puede ser mantenido entre los mosquitos Aedes y la especie humana. Esto hace a estos virus especialmente proclives a la expansión territorial allí donde existan vectores competentes y seres humanos que infectar, especialmente en ambientes muy antrópicos (humanizados, urbanos) donde prosperan sus vectores.

Como hemos dicho, Zika y chikungunya emplean para su transmisión vectores comunes pertenecientes al género Aedes. Entre ellos hay especies invasoras como A. aegypti, A, albopictus, éste último popularizado como “mosquito tigre“. Si bien el papel como vector de A. aegyptii está claramente establecido tanto para chikungunya como para Zika, el de A. albopictus lo está para chikungunya pero es menos conocido en el caso de Zika, aunque la evidencia actual apunta a que este vector es competente también para este virus.

Mosquito tigre

Estas dos especies de mosquitos han alcanzado una amplia distribución en el mundo, la cual se ha visto favorecida por fenómenos asociados al cambio global, que es el impacto de la actividad humana sobre la Tierra. Esta es la razón por la que los virus que emplean estos vectores para su tranmisión tienen allanado el camino para su expansión territorial en amplias zonas del planeta, llegando cada vez más a zonas templadas y más alejadas de los trópicos, como puede ser la Europa meridional y el sur de EE.UU. En las imágenes siguientes se representa la distribución geográfica de estos vectores en épocas recientes.

A. albopictus - distribución

Distribución mundial de Aedes albopictus (mosquito tigre) en 2007. En azul: rango nativo; en verde: introducido (Fuente: Wikimedia Commons).

 

Distribución Aedes aegyptii

Rango geográfico del mosquito Aedes aegypti (amarillo) y de uno de los virus que son transmitidos por éste, el virus dengue (naranja). (Fuente: Wikimedia Commons).

Hay que decir que debido a su expansión contínua, estos mapas están ya desfasados. Se sabe ya que, por ejemplo, A. aegypti ha alcanzado el estado de California (EE.UU.) recientemente, y se sospecha de su presencia en países bañados por el mar Negro, es decir, está a las puertas de Europa (donde, por otro lado, su presencia fue común en tiempos pasados, como prueban las epidemias de fiebre amarilla que asolaron los países mediterráneos hasta el siglo XIX). Por su parte, A. albopictus se encuentra distribuido por gran parte de la cuenca mediterránea, incluyendo España, Francia, Italia, Grecia y Balcanes en su lado norte, y se sospecha su presencia en algunos enclaves del norte de África. Así pues, podemos decir que todos estos países tienen potencial para sufrir brotes autóctonos de virus Zika, como ocurrió no hace mucho con virus chikungunya en Italia, en un episodio que ya se relató en otro post.

Si bien la transmisión del virus Zika ocurre generalmente a través de la picadura de mosquito, se han observado formas alternativas de transmisión. Concretamente se ha documentado algún caso de transmisión por contacto, probablemente por vía sexual. En 2008, el investigador norteamericano Brian D. Foy resultó infectado en Senegal durante una estancia para realizar trabajo de campo en aquel país para el CDC. A su regreso a Colorado (EE.UU.) transmitió la enfermedad a su mujer, presumiblemente por contacto sexual, y publicó el caso en un artículo científico, que se puede consultar en este enlace. Otras potenciales vías de transmisión son las transfusiones y los trasplantes, y posiblemente la vía transplacentaria, que como se verá más adelante, podría tener consecuencias sanitarias muy relevantes. Se desconoce la importancia epidemiológica que pueden tener estas formas alternativas de transmisión no dependientes de vector artrópodo.

La peripecia del Zika alrededor del mundo: 2007-2015

Como dijimos antes, el virus Zika apuntaba maneras ya en 2007 cuando alcanzó la isla de Yap, en Oceanía. Esta isla está en medio del Pacífico, en el archipiélago de Micronesia. La forma en que el virus llegó allí es desconocida, pero probablemente fue introducido por un viajero infectado procedente de alguna de las zonas endémicas para este virus. El brote produjo 49 casos confirmados y 59 probables. Los sintomas comunes fueron fiebre, artralgia, erupción cutánea maculopapular y conjuntivitis. Se estimó que el 73% de la población de Yap fue infectada, es decir, que la inmensa mayoría de las infeccciones permanecieron asintomáticas, algo que, por lo demás, es bastante común entre las infecciones causadas por flavivirus. El mosquito responsable de la transmisión principalmente fue la especie local Aedes hensilli.

El virus Zika siguió expandiéndose rápidamente por otras islas del Pacífico, en Oceanía. En 2013 llegó a la Polinesia francesa y a principios de 2014 alcanzó la Isla de Pascua, tras expandirse por otras islas de la región como Nueva Caledonia, Cook, Vanuatu y Solomon. De aqui sabemos, por estudios filogenéticos (análisis de las similitudes de secuencia genética de los virus hallados en cada una de estas regiones) que pasó a Brasil, probablemente en 2014. Aunque se ha especulado que pudo haber sido un viajero infectado que asistió al campeonato mundial de futbol que organizó este país latinoamericano en 2014 el que introdujo el virus en Brasil, lo cierto es que entre los participantes en ese campeonato no había equipos procedentes de las islas afectadas por el Zika. Por el contrario, si hubo representantes de estas islas en un campeonato mundial de remo que organizó también el país carioca en 2014. Sea en el campeonato que sea, el caso es que el Zika empezó a circular en Brasil. gracias a la abundancia en este país de mosquitos eficaces para su transmisión. Pero no fue hasta mayo de 2015 que Brasil diagnosticó los primeros casos de infección por virus Zika en su territorio. El diagnóstico de una enfermedad como la que causa el Zika, por lo general leve, no es fácil, y en este caso además podía confundirse con otros virus que circulan en la zona, como dengue, chikungunya, etc, de ahi probablemente el retraso en detectarlo. El virus mientras se había extendido y la epidemia pronto desbordó sus fronteras. Para octubre-noviembre de aquel año alcanzó a Colombia, El Salvador, Guayana francesa, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Surinam y Venezuela, y en diciembre alcanzó el archipiélago de Cabo Verde, en el océano Atlántico, frente a las costas de África Occidental, lo que prácticamente supone regresar a su “cuna” africana tras dar la vuelta al mundo.

Mapa de la distribución mundial de virus Zika hasta diciembre de 2015.

Mapa de la distribución mundial de virus Zika hasta diciembre de 2015 (fuente: Centers for Disease Control and Prevention, CDC)

La “alerta de salud pública de importancia internacional” de la OMS

Los lectores se preguntarán ¿y cómo es que, siendo un virus que produce una enfermedad leve, el comité de emergencia de la OMS ha lanzado una “alerta de salud pública de importancia internacional” sobre el Zika, si no lo hizo con otras epidemias igual de expansivas pero probablemente más virulentas como la del chikungunya? La razón principal, según la OMS, radica en  la aparición en Brasil de conglomerados (“clústers”)  de casos de malformaciones neonatales y problemas neurológicos (síndrome de Guillain-Barré) de forma concomitante al progreso de la epidemia de Zika en este país. La OMS, a falta de confirmación de la asociación causal entre estas complicaciones graves y la infección por Zika, y en ausencia de una explicación convincente para los problemas observados, ha decidido hacer esa declaración de alerta, aún reconociendo que existe un alto nivel de incertidumbre en torno a las consecuencias potencialmente graves de la infección por Zika. La OMS sostiene que, a pesar de la incertidumbre existente (que es normal en cualquier enfermedad infecciosa emergente), es mejor prevenir, ya que de momento no se puede descartar la duda razonable de que exista asociación de la infección por virus Zika y problemas reproductivos y neurológicos graves. En estas circunstancias, y hasta que se obtengan evidencias más sólidas, es razonable, según la OMS,  actuar con cautela, no correr riesgos ante problemas importantes para la salud pública como los que se sospecha están asociados a la infección por Zika,  y poner más empeño en “la vigilancia de los casos de microcefalia y de síndrome de Guillain-Barré, en particular en las zonas de transmisión conocida del virus del Zika y en las zonas en riesgo de este tipo de transmisión”, recomendando la investigación de forma intensiva de “la etiología de los nuevos conglomerados de casos de microcefalia y trastornos neurológicos para determinar si hay una relación de causalidad con el virus del Zika y otros factores o cofactores”.

Entre las recomendaciones que da la OMS en su declaración sobre la alerta declarada para el  virus Zika, están la mejora de los sistemas de vigilancia y diagnóstico de la enfermedad, la capacitación de los laboratorios involucrados en las pruebas de diagnóstico, mejorar la comunicación de riesgos en los países con transmisión del virus, promover las medidas de control de vectores, poner especial empeño en evitar que las mujeres embarazadas se expongan a la infección, y brindar información sobre el riesgo de padecer la infección a las mujeres en edad fértil en las zonas con circulación activa del virus. A más largo plazo recomienda promover la investigación sobre el desarrollo de vacunas y tratamientos específicos, de los cuales se carece actualmente, y allí donde se perciba riesgo de circulación, los sistemas sanitarios deben estar preparados para un eventual aumento de casos de síndromes neurológicos o malformaciones congénitas. Sin embargo, la declaración no desaconseja viajar a las zonas de riesgo ni restringir el comercio con éstas, aunque si recomienda “brindar información actualizada a los viajeros que se dirijan a zonas con transmisión del virus del Zika con respecto a los posibles riesgos y las medidas apropiadas para reducir la posibilidad de verse expuestos a picaduras de mosquitos“. A las autoridades sanitarias de los países afectados les insta a notificar la información relevante de forma eficaz y rápida.

Conclusión

Aunque un viejo conocido, el virus Zika ha revelado su carácter trotamundos solo en tiempos muy recientes. Este hecho, junto con la sospecha de que su infección pueda causar malformaciones graves en recién nacidos y síndromes neurológicos, ha hecho que la OMS declare la alerta de salud pública de importancia internacional, hasta que se tengan más certezas sobre su vinculación con estos importantes problemas sanitarios. Quedan muchas preguntas por responder, pero quizás la más intrigante de todas es ¿por qué ahora?

En futuros posts seguiremos dando información sobre esta alerta internacional y los progresos que se vayan haciendo en relación con las interesantes cuestiones planteadas por esta expansión mundial del virus Zika.

Enlaces de interés

“Enfermedad por el virus de Zika ” en la web de la Organización Mundial de la Salud (en español). Un buen resumen de la enfermedad http://who.int/mediacentre/factsheets/zika/es/

“Declaración de la OMS sobre la primera reunión del Comité de Emergencia del Reglamento Sanitario Internacional (2005) sobre el virus del Zika y el aumento de los trastornos neurológicos y las malformaciones congénitas” (en español) http://www.who.int/mediacentre/news/statements/2016/1st-emergency-committee-zika/es/

“The next steps on Zika”. Nota sobre el virus Zika en el número del 2 de febrero de la revista Nature: http://www.nature.com/news/the-next-steps-on-zika-1.19277?WT.ec_id=NATURE-20160204&spMailingID=50617576&spUserID=NjM2MjYxNzExNQS2&spJobID=860373381&spReportId=ODYwMzczMzgxS0

Nota sobre los recursos y novedades sobre el virus Zika puestos a disposición por el ECDC – European Centers for Disease Control and Prevention http://www.eurosurveillance.org/ViewArticle.aspx?ArticleId=21369

Artículo sobre la historia del virus Zika fuera de África. Hayes EB. Zika Virus Outside Africa. Emerging Infectious Diseases. 2009;15(9):1347-1350. doi:10.3201/eid1509.090442. http://wwwnc.cdc.gov/eid/article/15/9/09-0442_article
.
Artículo sobre la emergencia del virus Zika desde la Polinesia a Brasil. Musso D. Zika virus transmission from French Polynesia to Brazil [letter]. Emerg Infect Dis. 2015 Oct [date cited]. http://dx.doi.org/10.3201/eid2110.151125
.
Artículo sobre un caso de probable transmisión del virus Zika por contacto sexual. Foy BD, Kobylinski KC, Foy JLC, Blitvich BJ, Travassos da Rosa A, Haddow AD, et al. Probable non–vector-borne transmission of Zika virus, Colorado, USA. Emerg Infect Dis [serial on the Internet]. 2011 May [date cited]. http://dx.doi.org/10.3201/eid1705.101939

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Ebola en África occidental: actualización, 19 de diciembre de 2014

Según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) difundido ayer, la epidemia de  enfermedad por virus de ébola (EVE) en África occidental ya ha producido 19.031 casos causando  7.373 muertes en los 3 países más afectados: Guinea, Liberia y Sierra Leona. Los últimos datos ofrecidos por la OMS suman casi 500 nuevos casos al anterior informe del 17 de diciembre.

El país con más casos es Sierra Leona (8.759 casos), seguido de Liberia (7.819), pero en este último país ha habido más casos mortales (3.346) que en Sierra Leona (2.477). Guinea presenta el número más bajo de casos (2.453) y muertes (1.287) por esta enfermedad.

Recordemos que el primer caso de EVE en África Occidental fue declarado por la OMS hace 9 meses, el 23 de marzo de 2014, aunque se sabe que en diciembre de 2013 ya podía haber casos en la zona fronteriza entre los tres países mencionados. Se trata, con mucho, del mayor brote de EVE y el de mayor duración de los aproximadamente 30 registrados desde 1976 (fecha del primer brote, en el que se aisló e identificó por primera vez el virus). También el que mayor extensión territorial ha tenido, afectando a los ya mencionados países de Guinea, Liberia y Sierra Leona, pero también, aunque de forma menos intensa, a Nigeria, Senegal, Mali, dentro de África, y fuera de este continente, a Estados Unidos y España. En efecto, la EVE ha afectado por primera vez a países fuera de África, lo cual es un hecho notorio, pero esperable dadas las dimensiones del brote y la presencia de personal sanitario procedente de diversos países, prestando asistencia sanitaria en la zona como parte de la ayuda internacional. La exposición del personal sanitario al riesgo de infección por virus ébola hace que este colectivo esté sufriendo de forma particularmente intensa los efectos de este brote, con un total 649 casos, de los que 365 han fallecido (datos hasta el 14 de diciembre, fuente: OMS). La repatriación de sanitarios a sus países de origen provocó casos autóctonos en personal sanitario a su cuidado tanto en España como en EE.UU. si bien la transmisión se produjo de forma muy limitada. Las cifras de casos/muertes por países actualizadas a 17 de diciembre de 2014 pueden verse en el siguiente gráfico:

Resumen de casos/muertes por EVE por países, actualizado a 17 de diciembre de 2014.
Fuente: Organización Mundial de la Salud.

En este blog iremos siguiendo la evolución tanto de este como de otros brotes de enfermedades producidas por virus emergentes.

Posts relacionados:

22 de octubre de 2014: Preparación en Europa ante el riesgo de importación de casos de ébola

27 de septiembre de 2014: Ébola, África Occidental, 6 meses después: ¿es un virus emergente?

8 de agosto de 2014: Alerta internacional por virus ébola, 2014

14 de abril de 2014: Ébola y otros virus emergentes.

 

Etiquetas: , , ,
Categorias: Nuevos virus

Bioseguridad: Instalaciones de alta seguridad biológica en España (II). El CReSA

Siguiendo con el tema iniciado hace unos días, acerca de los laboratorios de alta seguridad biológica en España, hoy toca hablar de la instalación de alta seguridad biológica del CReSA (Centre de Recerca en Sanitat Animal) que recientemente se ha incorporado a la Red de Instalaciones Científico-Técnicas Singulares (ICTS) del Ministerio de Economía y Competitividad (MINECO), para formar la “Red de Laboratorios de Alta Seguridad Biológica” (RLASB) junto con el CISA, centro al que dediqué el primer post de esta serie, y que ya formaba parte anteriormente de la red de ICTS. Una descripción de la nueva Red de ICTS del MINECO  se puede obtener en un documento pdf a través del siguiente enlace.

He pedido a mi colega y amigo, Xavier Abad, que ocupa el puesto de Oficial de Bioseguridad y a su vez el de Gestor de Laboratorios de Biocontención del CReSA, y que es un auténtico experto en materia de bioseguridad y biocontención, además de virólogo e investigador en el área de sanidad animal (no dejen de visitar el recomendable blog de divulgación “CReSA & the City” donde publica frecuentemente sus posts), que explique a los lectores de este blog cómo es la instalación de alta seguridad biológica del CReSA. Agradezco al Dr. Abad su excelente contribución, que reproduzco a continuación:

 

CReSA; Una instalación de alta seguridad en Catalunya

 Xavier Abad

El CReSA, Centre de Recerca en Sanitat Animal, fue planteado, se podría decir visionado, sobre una servilleta de papel, a finales de 1999. Sin embargo, el edificio de alta seguridad biológica, localizado en el Campus de la Universitat Autònoma de Barcelona, se acabó de construir el 2005 y entró en operación el 2006.

La instalación está dotada de niveles de bioseguridad NBS3, NBS3+ (apta para la experimentación con patógenos zoonóticos como virus West Nile, virus Rift Valley Fever, los virus de la gripe aviar H5N1 o el MERS coronavirus, por ejemplo) y ha sido construido para alcanzar NBS4Ag (o Agricultura), es decir, es capaz de manejar patógenos animales de gran transmisibilidad y elevado impacto económico, como sería el caso del virus de la fiebre aftosa. Como bien se apunta en una entrada previa de este blog, NBS4Ag no es NBS4 OMS. Debido a la peculiaridad de sus instalaciones, el CReSA ha sido reconocido como Infraestructura Científico-Técnica Singular por el Ministerio de Economía y Competitividad (MINECO).

Estructuralmente el edificio de seguridad biológica CReSA está constituido por tres plantas, cada una de ellas de unos 1500m2. Sólo en la planta central o intermedia se hace trabajo experimental, con una zona de animalario constituida por doce boxes experimentales y una zona de laboratorios. En la planta superior se recogen todos los aires de la instalación y son sometido a una doble filtración absoluta HEPA para asegurar que ninguna partícula infecciosa pueda alcanzar el exterior. A la planta inferior se llevan (aprovechando la fuerza de la gravedad) todos los residuos líquidos y sólidos de la actividad experimental. Allí se acaban de segregar ambos y los residuos líquidos son sometidos a tratamientos de descontaminación por métodos químicos mientras los residuos sólidos (por ej. carcasas animales) son sometidos a procesos de digestión alcalina o incineración para su destrucción.

Todas las plantas de la instalación (como en todas las instalaciones de nivel NBS3 o superior) están bajo presión negativa, o en depresión, de manera que cualquier patógeno con el que se trabaja se mantiene en el interior de la instalación y no alcanza el exterior (ni la comunidad ni el medio ambiente).

Los 12 boxes experimentales funcionan como unidades independientes lo que permite realizar hasta doce diferentes experimentos (combinaciones de especie animal, cada una en un box experimental, desde ratón a dromedario, desde pollitos a halcones, y patógeno, y/o vacuna) al mismo tiempo. Todos disponen de su propio sistema de duchas para las personas previa a la salida de los mismos, videovigilancia, conexión directa al servidor del Centro, etc. y son controlados como toda la instalación por un Sistema de Gestión Centralizado que permite actuar desde el exterior controlando parámetros que puedan considerarse críticos como la temperatura, el nivel de presión negativa, el fotoperiodo, la humedad, la rutina de ciclos de las duchas, etc.

El trabajo en la unidad de alta seguridad implica desprenderse de toda la ropa y objetos personales en el exterior de la misma, atravesar un sistema de duchas sin ducharse a la entrada y una vez en el interior, vestirse con una indumentaria de trabajo que nunca sale de la instalación. Una vez finalizado el trabajo, que puede requerir más de un cambio de indumentaria y/o la adopción de elementos de protección individual complejos, el personal se desprende de la ropa de trabajo en el vestuario interior y sale por el sistema de duchas con una preceptiva ducha controlada por un sistema electrónico.

Como instalación de alta seguridad dispone de elementos de bioprotección como accesos y salidas controladas mediante perfil biométrico, videovigilancia perimetral y patrullas con personal de seguridad para el control externo.

Complementando la unidad de alta seguridad biológica el CReSA dispone también de unos 700m2 de laboratorios convencionales o de nivel de bioseguridad 2 (NBS2) ya que también realiza estudios convencionales con animales de granja infectados con patógenos de grupo de riesgo 2.

En el CReSA trabajan un centenar de personas que son el alma de la instalación. Aproximadamente, un tercio son investigadores (epidemiólogos, inmunólogos, virólogos, bacteriólogos, etc.), la mitad del total son técnicos o estudiantes de postgrado y unas dos décimas partes son el personal de apoyo y gestión, que llevan el día a día científico pero también de ingeniería y mantenimiento de la instalación. Ellos son el auténtico valor del centro, pero sin duda son menos costosos que la instalación, ya que toda unidad de alta seguridad biológica es varias veces más cara de construir que un laboratorio convencional y los costes de mantenimiento exceden entre 4 y 6 veces los costes de mantenimiento convencionales. Nuestro “valor” requiere unos costes altos (un “precio”) para desplegar su ciencia. Pero como dijo aquel “Solo el necio confunde valor con precio”.

 

Enlaces a posts relacionados en este blog:

Bioseguridad: Instalaciones de alta seguridad biológica en España (I) El CISA

Bioseguridad: Instalaciones de alta seguridad biológica en España (III). El Laboratorio de Seguridad Biológica L- 3 de VISAVET – UCM

Bioseguridad: Instalaciones de alta seguridad biológica en España (IV). El Laboratorio Central de Veterinaria del MAGRAMA

 

 

 

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,
Categorias: Bioseguridad

Bioseguridad: Instalaciones de alta seguridad biológica en España (I). El CISA.

En la reciente crisis sanitaria por virus ébola en España, todos hemos podido comprobar que existe poco conocimiento sobre seguridad biológica, y en particular sobre instalaciones de alta seguridad biológica en nuestro país, lo cual ha generado no poca confusión. Se manejan conceptos como “P3″ o “P4″ (yo he llegado a leer hasta “P5″ en algún medio) sin saber muy bien de qué se está hablando. El afán de este blog es divulgar conocimientos sobre virus emergentes y cambio global, y la seguridad biológica es un componente esencial en este área. Por ello voy a dedicar una serie de posts a este tema.

Empezaré por presentar la mayor instalación de alta seguridad biológica en España, y también la más antigua (1993) y por tanto con más experiencia, que además es donde yo trabajo. Se trata del CISA (Centro de Investigación en Sanidad Animal), situado al noreste de la provincia de Madrid, en las afueras de la localidad de Valdeolmos. La instalación está dotada de niveles P3, P3+ (apta para manejo de agentes zoonóticos como virus West Nile o virus de la fiebre del valle del Rift) y P4 “agri”, que es la denominación que tienen los laboratorios dotados de medidas de contención adecuadas para manejar agentes patógenos de alta difusibilidad y grave impacto económico para la ganadería, como el virus de la fiebre aftosa. Ojo: P4 “agri” no es P4 “OMS”. La clasificación de patógenos por niveles de bioseguridad de la Organización Internacional para la Sanidad Animal (OIE) no es igual que la de la OMS. En próximos posts describiré un poco mejor qué significan estas clasificaciones. El CISA ostenta por tanto el nivel más alto de biocontención en agricultura, lo cual no es baladí si tenemos en cuenta que ello supone haber pasado una exigente inspección por parte de la Unión Europea. Solamente hay dos laboratorios que hayan pasado esta inspección de la UE  en España : el CISA y el Laboratorio Central de Veterinaria (LCV) de Algete, perteneciente al MAGRAMA.

Para ir abriendo boca  en esto de las instalaciones de bioseguridad, les dejo aquí una entrevista con el director del CISA, Victor Briones, que publicó hace unos meses esta misma plataforma web madri+d, en la que se describe bastante bien lo que es el CISA. Pueden ampliar esta información en un artículo sobre el CISA publicado hace unos meses (diciembre de 2013) en el Boletín Informativo de la Sociedad Española de Microbiología, al que pueden acceder a través del siguiente enlace,

Entrevista al director del CISA

Víctor Briones

Director del Centro de Investigación en Sanidad Animal (CISA) del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA)

 

1.- Explíquenos, por favor, qué es el CISA.

El CISA, Centro de Investigación en Sanidad Animal, es uno de los centros con que cuenta el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA).

Es un centro muy especial, ya que su toda su actividad y su propio diseño están enfocados específicamente a la investigación sobre prevención, diagnóstico y control de las principales enfermedades transmisibles animales. El CISA nació con una clara vocación de servicio a la sanidad de nuestras producciones ganaderas. Por ello, nos preocupan especialmente las enfermedades emergentes, re-emergentes y transfronterizas de gran impacto económico y sanitario que pueden causar restricciones en el comercio ganadero, pero también las zoonosis. Esta orientación sigue siendo esencial en nuestro día a día.

Edificio del Centro de Investigación en Sanidad Animal

2.- Descríbanos el Centro ¿cómo es?

Casi once mil metros cuadrados están ocupados por laboratorios y animalario de nivel de contención biológica 3 (OMS) y un plus representado por dos laboratorios y un box NCB 4 (OIE) que exceden en mucho a cualquier otra instalación española y la sitúa en paridad con los más relevantes centros de este tipo a nivel internacional.

Estos niveles de contención biológica se logran merced a las características funcionales de los edificios, que crean una presión negativa de aire, lo que asegura un flujo continuo hacia el interior; esto se complementa con un sistema de filtración del aire expelido, a base de filtros absolutos HEPA capaces de retener prácticamente cualquier partícula infecciosa en aerosol, incluidos los virus más pequeños conocidos. A ello se añade un sistema de gestión de residuos y efluentes que incluye, según los casos, incineración o descontaminación química y térmica. Todo ello garantiza la no emisión al medio ambiente de ningún patógeno de los que se manejan en el interior. Como consecuencia, y a modo de ejemplo muy esclarecedor, el CISA es una de las dos únicas instalaciones españolas capaces de manipular virus vivo de la Fiebre Aftosa.

3.- ¿Tiene el CISA algo de especial respecto a otros centros dedicados a la investigación en Sanidad Animal?

Es una de las treinta Infraestructuras Científico-Técnicas Singulares reconocidas por el Ministerio de Economía y Competitividad (MINECO) en España. Es única en su género a nivel nacional debido tanto a su tamaño como a su nivel de biocontención.

El CISA fue el primer centro con estas características de bioseguridad en España. Eso le granjeó un enorme prestigio en el campo de la Sanidad Animal. Pese a que ahora hay otros centros, el nuestro continúa siendo una referencia debido al abordaje multidisciplinar del que es capaz. La diversidad de sus grupos de investigación logran una aproximación muy completa a la Sanidad Animal, incluyendo investigadores especializados en campos muy diferentes, como biología molecular, epidemiología, sanidad ambiental, biotecnología, inmunología, virología, diagnóstico, etc.

Edificio del Centro de Investigación en Sanidad Animal. Foto 2

4.- ¿Cuáles son las enfermedades más relevantes en la investigación que se realiza en el CISA?

Además de la ya citada Fiebre Aftosa, hay grupos de trabajo dedicados tanto a viejas conocidas como a recién llegadas: Peste Porcina Africana, Lengua Azul, Enfermedad Vesicular Porcina, Enfermedad de Teschen-Talfan, Peste de los Pequeños Rumiantes, Septicemia Hemorrágica Viral o Necrosis Pancreática Infecciosa. Y además quiero hacer hincapié muy especialmente en algunas zoonosis, como Fiebre/Encefalitis de Nilo Occidental y otras flavivirosis, Fiebre del Valle del Rift, Síndrome Agudo Respiratorio Severo, Influenza, etc. Hay incluso un grupo dedicado a las Encefalopatías Espongiformes Transmisibles animales (EEB y Scrapie). Otro grupo trabaja en el diagnóstico y epidemiología de enfermedades procedentes de la fauna silvestre, desde aves a cetáceos, y tanto zoonóticas, de relevancia ambiental, como las compartidas con la ganadería, y su trabajo abarca desde virus hasta determinantes genéticos de las resistencias antimicrobianas.

5.- ¿Principalmente qué se persigue con estas investigaciones?

En todas estas enfermedades se investigan aspectos relacionados con estrategias o adyuvantes vacunales, epidemiología, modelos de simulación para la introducción y difusión de las enfermedades, clínica, patología, patogenia, transmisión y control, o sistemas de diagnóstico, por ejemplo.

Edificio del Centro de Investigación en Sanidad Animal. Foto 3

6.- En el CISA, los animales están en unas magníficas instalaciones, ¿con qué animales cuentan para su investigación?

El animalario del CISA es el área más compleja y exigente, está constituido por 19 estancias separadas y polivalentes diseñadas para albergar distintas especies con medidas de bioseguridad que permiten el trabajo in vivo incluso con patógenos transmisibles por vía aerógena. Se utilizan muy diversas especies animales, como cerdos, varios tipos de roedores, terneros, ovejas, perdices o conejos, así como peces cebra y truchas. Excepcionalmente se han alojado otras especies, como caballos o hasta ciervos, pero eso no es lo frecuente. En todo caso, esta capacidad exige disponer de un personal y unas instalaciones de animalario sumamente especializadas, ya que a la diversidad de especies se suma la complejidad de manejarlas en una instalación de seguridad biológica.

7.- ¿De qué manera actúa el CISA en su cometido de servicio público?

El INIA en su conjunto mantiene importantísimas relaciones con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, y el CISA da apoyo en ciertas actividades a sus Laboratorios Nacionales de Referencia y como ayuda en la respuesta ante posibles brotes. Pero además, quiero destacar especialmente que el CISA es Laboratorio de Referencia para Peste Porcina Africana de la UE y de la FAO, y forma también parte de la Red de Laboratorios de Alerta Biológica (RELAB), dedicada a hacer frente a amenazas producidas por agentes biológicos peligrosos, como ejemplos más señalados.

Edificio del Centro de Investigación en Sanidad Animal. Foto 4

8.- ¿Cómo interactúa el CISA con el sector privado?

Debido a la singularidad de esta instalación, el CISA es un referente en España para investigadores de otros centros públicos de investigación (OPIs, Universidades.) y empresas biotecnológicas y farmacéuticas, que solicitan de forma continua hacer uso de nuestra instalación para llevar a cabo sus experimentos. Esta es una labor creciente, ya que ambas partes obtienen excelentes resultados: estos organismos y empresas no precisan disponer de una instalación muy costosa de construir y de operar y el CISA por su lado, participa como socio relevante en sus iniciativas de investigación y de transferencia.

Queremos mantener y reforzar nuestros lazos con dos socios estratégicos: de un lado, los sectores productivos, que son los destinatarios finales de nuestra labor; trabajamos para una mayor competitividad de nuestra industria ganadera mediante el empleo de técnicas y estrategias de probada eficacia frente a las enfermedades transmisibles. Y por otro, el aliado natural que lo constituyen las empresas de base tecnológica que trabajen en sanidad animal, con las que podemos colaborar también en proyectos e iniciativas a través de convenios o contratos que permitan hacer de nuestras instalaciones, sus instalaciones.

9.- ¿Cómo ve el futuro inmediato?

El CISA tiene ante sí un único reto, que es el de mantener y potenciar su activo papel como centro de referencia en todos los asuntos que derivan o enlazan con la Sanidad Animal, en el concepto de One Health, y que incluyen, obviamente, la Seguridad Alimentaria, la Sanidad Medioambiental o la Salud Pública.

10.- ¿Qué papel jugará el INIA y por tanto el CISA en el Horizonte 2020?

Acaba de salir la primera convocatoria del llamado Horizonte 2020, que será el nuevo programa marco de la investigación europea y que entronca directamente con las políticas nacionales recogidas en la Estrategia Española de Ciencia y Tecnología y de Innovación 2013-2020 y en el Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación 2013-2016. En estos marcos normativos ha de tener lugar la proposición de iniciativas, proyectos y consorcios que refuercen la presencia del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria INIA y el CISA como referente de la Sanidad Animal española tanto a nivel nacional como internacional.

 

Enlaces a posts relacionados en este blog:

Bioseguridad: Instalaciones de alta seguridad biológica (II) El CReSA

Bioseguridad: Instalaciones de alta seguridad biológica (III). El Laboratorio de Seguridad Biológica L- 3 de VISAVET – UCM

Bioseguridad: Instalaciones de alta seguridad biológica en España (IV). El Laboratorio Central de Veterinaria del MAGRAMA

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,
Categorias: Bioseguridad

Alerta internacional por virus Ebola, 2014

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado hoy la alerta internacional por virus ébola.

Esto así dicho impresiona ¿verdad? Pero no hay que dejarse impresionar: la cosa es seria, pero conocer los pormenores y entender qué quiere decir eso de la alerta de ébola  puede ayudar a comprender mejor esta situación y a conocer mejor los riesgos que representa esta alerta. Este es desde el principio el propósito de este blog, como ya escribí en el primer post allá por enero de 2012:

El miedo irracional surge de la ignorancia, así que una forma de combatirlo en este ámbito consiste en difundir el conocimiento científico disponible sobre los virus emergentes y las enfermedades que producen. Esta será la misión principal de este blog.

En este blog ya hemos hablado sobre el virus ébola y el brote actual en África Occidental (ver enlace), pero al ritmo que van sucediéndose las noticias, creo que este virus va a dar mucho que hablar en los próximos días/semanas, y desde luego pronostico unos cuantos posts en este blog dedicados a él. En el post de hoy intentaré ser conciso. Tómenlo como una primera entrega.

Comienzo por un resumen de la situación actual, que es bastante compleja:

- El actual brote de enfermedad por virus ébola (EVE) en África Occidental comenzó en la República de Guinea (Conakry) en diciembre de 2013.  La OMS lanzó un primer comunicado el 24 de marzo de 2014. Las últimas cifras oficiales disponibles (OMS, 6 de agosto) dan un número total de afectados de 1711, de los que han fallecido 932. La proporción de casos mortales por ahora es del 54% (no confundir con la mortalidad: para calcular ésta tendremos que esperar a que se extinga el brote, pero en brotes pasados el ébola ha alcanzado mortalidades que van entre el 60% y el 90%).

- El brote se ha extendido a un territorio que abarca 4 países: Guinea, Liberia, Sierra Leona y Nigeria. El recuento de casos por países es el que sigue: Guinea, 495 casos, de los que 363 han muerto,  Liberia, 516 casos, de los que 282 han muerto,  Sierra Leona, 691 casos, de los que 286 han muerto,  y Nigeria, 9 casos, de los que 1 ha muerto.

- El brote se ha acelerado en los últimos días. Por ejemplo, entre el 2 y el 4 de agosto se han declarado 104 nuevos casos. Para ver gráficas de cifras acumulativas de casos y fallecimientos, tanto globales como por países, recomiendo este blog (en inglés): VDU (Virology Down Under) de Ian M. Mackay. En ellas verán cómo el mes de julio (y lo que llevamos de agosto) están siendo especialmente duros para Liberia.

- El brote de EVE actual es el de mayor magnitud de los aproximadamente 34 que se llevan registrados desde 1976, año en que se describió esta enfermedad y el virus, que toma el nombre de un río de la República Democrática del Congo, cercano al área donde ocurrió el primer brote. Hasta ahora los brotes se saldaban con unas decenas o unos pocos centenares de víctimas (los peores llegaban a 300 casos y más de 200 muertes), pero en este se han multiplicado estas cifras por 5 hasta ahora, y podrían seguir aumentando. Además, ha afectado a países que nunca habían registrado brotes de esta enfermedad, y una circunstancia especial, ha penetrado en zonas urbanas, como la capital de Guinea, Conakry (2 millones de habitantes), dando lugar al primer gran brote urbano de EVE. Estas dos circunstancias (que afecte a zonas donde nunca se habían producido brotes, y que llegue a áreas urbanas) probablemente guarden alguna relación con la gran dimensión que ha alcanzado este brote.

Todo ello supone un enorme lastre tanto social como económico en unos países que están entre los más depauperados del mundo. La gente deja de ir al trabajo, los sistemas sanitarios quiebran, la actividad económica prácticamente desaparece, y es muy difícil imponer las mínimas medidas de control, basadas en el aislamiento de los enfermos y la adecuada seguridad en manipulación y depósito de los cadáveres de los fallecidos. En el terreno hay presencia de diversas agencias y organizaciones internacionales desplegando ayuda para contener los brotes en condiciones muy difíciles, y al parecer, según Cruz Roja-Creciente Rojo, es necesaria una decidida implicación de la comunidad internacional para poder contener la epidemia. Esta organización, en un comunicado del 2 de agosto pasado calificó de “lenta e irrisoria”  (“slow and negligible”) la acción de la comunidad internacional ante la emergencia de la enfermedad, y advierte que son necesarios muchos más recursos si de verdad se quiere ganar esta batalla.

Dejaré para otro(s) post(s) cuestiones de mucha actualidad, como la evacuación de nacionales de otros países, incluida España, afectados por la enfermedad. Ahora toca hablar de la OMS y su comunicado anunciando la alerta internacional sobre ebola:

El Comité de Emergencias de la OMS, reunido los dias 6 y 7 de agosto con representantes de los países afectados por el brote, ha considerado lo siguiente (cito textualmente):

  • Que el brote de EVE en África Occidental constituye un ‘evento extraordinario’ y supone un riesgo de salud pública para otros estados.
  • Que las posibles consecuencias de una mayor propagación internacional son particularmente graves dada la virulencia del virus, su intensa transmisión tanto en la comunidad como en los centros sanitarios, y la debilidad de los sistemas de salud en los países afectados y en los que corren mayor riesgo de verse afectados.
  • Que es esencial una respuesta internacional coordinada para detener y revertir la propagación internacional del virus.

Esto significa que se cumplen las condiciones para declarar una emergencia de salud pública de importancia internacional y han decidido declararla hoy, unánimemente.

La declaración identifica una serie de problemas presentes en los países afectados, y que son obstáculos claros para ejercer un control sobre la enfermedad:

  • Sus sistemas de salud son frágiles y tienen importantes deficiencias en recursos humanos, económicos y materiales que comprometen su capacidad para montar una respuesta que permita controlar el brote adecuadamente.
  • Carecen de experiencia sobre los brotes de EVE; los conceptos erróneos sobre la enfermedad, y en particular sobre su modo de transmisión, son frecuentes y siguen constituyendo un gran obstáculo en algunas comunidades.
  • La población tiene una gran movilidad y ha habido varios casos de desplazamiento transfronterizo de viajeros infectados.
  • Ha habido varias generaciones de transmisión en tres capitales: Conakry (Guinea), Monrovia (Liberia) y Freetown (Sierra Leona).
  • Ha habido un gran número de infecciones en profesionales sanitarios, lo cual indica que las prácticas de control de la infección son inadecuadas en muchos centros.

El Comité de la OMS aconseja una serie de medidas a seguir por los países donde hay transmisión del virus y sus vecinos, que sería prolijo explicar aqui (quien esté interesado, puede pinchar en el enlace anterior o aqui para ir directamente a la declaración de la OMS).

De un modo más general, la declaración incluye las siguientes recomendaciones a todos los estados:

  • No deben prohibirse de forma generalizada el comercio ni los viajes internacionales, aunque deberían aplicarse las restricciones definidas en estas recomendaciones con respecto a los viajes de los casos de EVE y sus contactos.
  • Los estados deberían proporcionar a los viajeros a zonas afectadas o de alto riesgo la información pertinente sobre los riesgos, las medidas para minimizarlos y consejos sobre cómo actuar en caso de posible exposición.
  • Los estados deberían estar preparados para detectar, investigar y atender casos de EVE, y ello debería incluir el acceso garantizado a laboratorios cualificados para el diagnóstico de la EVE y, cuando proceda, la capacidad para gestionar los viajeros procedentes de zonas infectadas que lleguen a los aeropuertos internacionales o a los principales pasos fronterizos terrestres con enfermedades febriles de origen desconocido.
  • La población general debería disponer de información exacta y pertinente sobre el brote de EVE y las medidas para reducir el riesgo de exposición.
  • Los estados deberían estar preparados para facilitar la evacuación y repatriación de sus ciudadanos (por ejemplo, profesionales sanitarios) que hayan estado expuestos al virus del Ebola.

Como ven, la dimensión actual del brote de EVE en África Occidental, y el empeoramiento reciente de la situación aconseja a la OMS hacer esta declaración, que es una llamada de atención ante lo que supone un riesgo de expansión de la enfermedad, avisando a la comunidad internacional que son necesarias medidas más estrictas para evitar que el virus se propague más allá de las fronteras de los 4 países con casos autóctonos. Sencillamente, la situación ha superado en dimensiones y gravedad a los brotes precedentes de esta enfermedad, lo cual ha conducido a una situación inédita, que representa un riesgo para la salud pública a nivel internacional, debido a la alta mortalidad producida y por carecerse de tratamientos y vacunas eficaces (los hay en fase experimental, pero aún no se pueden usar de un modo generalizado porque no hay suficiente evidencia sobre su eficacia). Ya no se trata de un problema local como antes, ni siquiera es problema exclusivo de una región del mundo, una de las más pobres del planeta, sino que, para la OMS, el problema es potencialmente global (ojo: “potencialmente” no es que se vaya a extender de hoy para mañana, como veremos a continuación), y por ende la solución debe ser también global, con una implicación decidida de la comunidad internacional.

Sobre el riesgo de extenderse, hay que decir que el virus ebola, aunque es cierto que es muy virulento, a la hora de transmitirse lo hace por medio de contacto con fluidos corporales de personas enfermas, lo cual no es una via de transmisión tan eficaz como, por ejemplo, la via aerógena (vías respiratrias) que emplean otros virus como el de la gripe, y que son mucho más contagiosos que el ébola. ¿Que quiere decir esto? Pues que su capacidad de expansión es más limitada. Por lo tanto, no debe cundir el pánico: en países con medidas higiénico-sanitarias adecuadas no sería fácil para este virus progresar. Pero dicho esto, tengamos en cuenta también la capacidad de los virus para cambiar, mutar y adaptarse, ya mencionada en otros posts, y que aconseja no dejarles progresar a su aire demasiado tiempo y aplicar medidas de control lo antes posible. Este es el sentido de la declaración de la OMS de hoy.

Otros enlaces de interés sobre este tema:

European Center for Disease Control (ECDC): Actualización (8 de agosto de 2014) del ECDC sobre la situación del Ébola en África Occidental: http://www.ecdc.europa.eu/en/press/news/_layouts/forms/News_DispForm.aspx?List=8db7286c-fe2d-476c-9133-18ff4cb1b568&ID=1042 Incluye gráficas con numero de casos declarados por países (en inglés).

European Center for Disease Control (ECDC): Análisis de riesgo rápido sobre el brote de EVE en África Occidental: http://www.ecdc.europa.eu/en/publications/Publications/ebola-outbreak-west-africa-1-august-2014.pdf Informe sobre el virus, la enfermedad, la situación epidemiológica actual, como se contagia, cuales son las medidas apropiadas para prevenirlo, y cual es el riesgo de que se propague en la UE (en inglés).

 

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

Gripe aviar A H7N9, China, 2013

Vamos a un virus emergente nuevo por año: en 2011 fue el virus Schmallenberg, en 2012 el nuevo coronavirus, y en 2013 parece que le ha tocado ese papel a la nueva cepa H7N9 de virus de la influenza (gripe) aviar detectada en China hace unos pocos días. Bueno, eso no es exactamente así, como ya saben los perspicaces lectores. En posts anteriores ya vimos que la emergencia de nuevos virus es un proceso constante. De todos los nuevos virus que emergen, sin embargo, solo unos pocos llaman nuestra atención, en particular por su capacidad de dañar a nuestra salud y/o la de nuestros animales o plantas. Y de estos pocos, solo un pequeño y selecto grupo alcanzan la fama, es decir, llegan a las páginas de los medios de comunicación general. Son estos pocos los que causan alarma. Parece este el caso de la nueva gripe aviar H7N9 que ha causado infecciones letales en humanos en China estos últimos días.

Antecedentes

El 31 de marzo (hace solo 9 días) la agencia Reuters se hacía eco de una noticia de la agencia estatal china de noticias Xinhua que anunciaba que la infección por una nueva cepa de gripe aviar había causado la muerte a dos personas en Shanghai (enlace). Al parecer esas dos personas (dos varones de 27 y 87 años)  adquirieron la infección a finales de febrero y murieron a consecuencia de ella a principios de marzo. Esta noticia inmediatamente desencadenó la alarma, pues se trata de un subtipo de virus de la influenza aviar (H7N9) que nunca antes había sido descrito que infectara a humanos, lo cual significa que no hay vacuna frente a él y tampoco existe inmunidad previa relevante en la población que pudiera protegerla de forma natural. Estos hechos, que son ciertamente preocupantes,  por si solos no hubieran desencadenado tanta alarma sin contar con el precedente de la influenza aviar H5N1. Como saben nuestros lectores, el punto álgido de esta epidemia -y de la alarma correspondiente desencadenada en los medios- tuvo lugar en 2006, cuando no era infrecuente escuchar a “expertos” decir que el riesgo de pandemia era inminente, y que en tal caso la pandemia de gripe de 1918, que causó entre 20 y 40 millones de víctimas, se quedaría corta. Afortunadamente, no ha ocurrido tal cosa, y con el tiempo se ha visto que ese riesgo era muy bajo. Lo que ha ocurrido es que el virus se ha extendido geográficamente por 15 países, causando en ellos importantes pérdidas en el sector avícola, y una zoonosis grave que se transmite de las aves de corral al hombre -pero no entre humanos- y que desde que fuera detectada en 1997 hasta hoy ha producido 622 casos de enfermedad en humanos, de los que 371 han sido mortales. A cambio, y gracias a los sistemas de alerta temprana implementados, poco después, en 2009 se pudo detectar y seguir en tiempo real una pandemia de gripe A H1N1 inesperada (como inesperados suelen ser todos los episodios de emergencia de virus) y aunque se empleó contra ella todo un arsenal de antivirales y vacunas que en alguna medida pudieron paliar algo su impacto, no se pudo evitar. El balance final de esta nueva gripe pandémica entre abril de 2009 y agosto de 2010 fue de unos 20.000 casos mortales confirmados en laboratorio (según la Organización Mundial de la Salud, OMS), aunque estimas indirectas sugieren que el número de víctimas mortales de esta pandemia pudo ser diez veces superior a esa cifra [1]. La OMS calcula que anualmente mueren en el mundo entre 200.000 y 500.000 personas a causa de la gripe estacional (enlace), de modo que la pandemia de nueva gripe A H1N1 de 2009 no fue especialmente grave. 

Para terminar de poner en antecedentes a los lectores hay que mencionar que, si bien el subtipo particular H7N9 no ha sido descrito hasta ahora en humanos, hay toda una amplia casuística de virus de gripe (o influenza) aviar del subtipo H7 (“Nx”) que han producido casos en humanos, algunos de ellos graves e incluso mortales. Recordemos, por ejemplo, el caso ocurrido en Holanda en 2003 en el que a raíz de un brote virulento de gripe aviar H7N7 en aves de corral, 86 personas que trabajaban en contacto con esas aves o en su entorno fueron contagiadas. La mayoría presentó conjuntivitis o síntomas similares a la gripe, pero uno de ellos desarrolló una neumonía grave y murió a causa de la infección [2]. De los 16 tipos de hemaglutininas conocidos, que caracterizan a los 16 subtipos “H” (H1-H16), hay dos, H5 y H7, que son especialmente sensibles a sufrir mutaciones que pueden dotar de elevada virulencia a los virus gripales que las poseen. Por ello, los virus gripales aviares cuyas hemaglutininas son de los tipos H5 o H7 son vigilados con especial intensidad. Esta especial capacidad de adquirir virulencia de estos dos subtipos se observa tanto para las aves como para los mamíferos, entre ellos los humanos. Por ello no sorprende demasiado encontrar el subtipo H7 en esta nueva cepa de gripe aviar patógena para humanos detectada en China hace unos pocos días

Situación actual

La situación actual (9 de abril) respecto a la gripe aviar H7N9, según fuentes oficiales chinas, es de 24 personas infectadas confirmadas en laboratorio. No se han hallado vinculaciones epidemiológicas entre ellos. Por provincias, 11 casos ocurrieron en Shanghai, 8 en Jiangsu, 2 en Anhui, y 3 en Zhenjiang. Todas estas provincias están muy próximas entre sí, en la costa oriental, la zona más densamente poblada del país. De los 24 casos, 7 murieron (5 en Shanghai y 2 en Zhenjiang) a causa de enfermedad respiratoria grave debida a la infección. Las investigaciones efectuadas por el momento en los contactos próximos a los casos confirmados  (se han estudiado ya más de 500 contactos) han dado resultados negativos, lo que sugiere que el virus no parece transmitirse eficazmente entre humanos. Hay resultados preliminares que indican que esta cepa vírica es sensible a antivirales como oseltamivir y zanamavir. La OMS de momento no considera recomendar medidas especiales de vigilancia fronteriza ni restricciones al comercio o viajes a las zonas afectadas. Se cree que la fuente de contagio son las aves, en particular aves de corral destinadas a la alimentación. Sin embargo, a diferencia de lo que ocurre con la cepa H5N1 altamente patógena, que produce elevada mortalidad en aves, esta nueva cepa H7N9 no parece ser tan patógena en aves, por lo que está siendo difícil seguirle la pista (FAO). Si se ha detectado el virus en algunas aves. Muestras de palomas recogidas en un mercado de Shanghai resultaron positivas a la prueba de detección del virus. China ha declarado la infección por virus influenza H7N9 “de baja patogenicidad” (*) en granjas de palomas y otras aves (en China la avicultura abarca un rango de especies más amplio que en los países occidentales) a la Organización Internacional de la Sanidad Animal (OIE) y ha decidido sacrificar las aves de esas granjas infectadas como medida preventiva. Entre otras medidas, las autoridades chinas también han decretado el cierre temporal de mercados de venta de aves vivas en Shanghai y otras ciudades, y la restricción de movimientos comerciales de aves procedentes de ls provincias afectadas.

El virus ha sido completamente secuenciado y las secuencias han sido puestas inmediatamente a disposición de la comunidad científica. El análisis de éstas indica que esta cepa pudo emerger como resultado de una reasociación de segmentos genéticos (los virus de la influenza, o gripe, tienen un genoma de ARN dividido en 8 segmentos) procedentes de virus A H7N9 y A H9N2 (ECDC). Especialistas destacados como Richard Webby, tras un examen preliminar de las secuencias, han declarado que el virus posee ciertas mutaciones que caracterizan a cepas con alguna adaptación a infectar mamíferos (enlace).

En el CDC de Atlanta (EE.UU.) han comenzado a fabricar una posible vacuna (lo que se conoce como un “candidato vacunal”) a partir de las secuencias genéticas del virus (aún no se dispone de ninguna cepa aislada) mediante reconstrucción sintética de genes y genética inversa.

En resumen, se ha detectado la existencia de un virus de gripe aviar del subtipo H7N9 circulando en China y que produce una enfermedad respiratoria grave en humanos. Por el momento hay muy pocos casos y al parecer no se transmite bien entre humanos, por lo que el riesgo de que origine una pandemia es muy bajo, como ha reconocido la propia OMS. No obstante habrá que seguir la evolución de este virus para poder anticiparse ante cualquier posible riesgo.

 

Referencias

[1] Dawood, F.S. et al (2012) Estimated mortality associated with the first 12 months of 2009 pandemic influenza A H1N1 virus circulation: a modelling study. Lancet Inf Dis 12:687-695.

[2] Fouchier, R. A. M. et al (2004) Avian influenza A virus (H7N7) associated with human conjuntivitis and a fatal case of acute respiratory distress syndrome. Proc Natl Acad Sci U S A. 2004 February 3; 101(5): 1356–1361.

 

(*) En sanidad animal el concepto “baja patogenicidad” para las cepas de virus de gripe aviar está muy regulado, y es solo aplicable a aves, no a humanos. Las cepas con hemaglutininas de los tipos H5 ó H7 pueden ser de baja o de alta patogenicidad en función de los resultados observados en 2 tipos de pruebas: 1) su efecto en pollitos de 6 semanas, 2) la aparición de ciertas mutaciones detectables en la secuencia de la hemaglutinina, que correlacionan perfectamente con la patogenicidad en pollitos.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
Categorias: Nuevos virus

Nuevo coronavirus de Oriente Medio: actualización

Ya informamos desde este blog del descubrimiento el año pasado, en Arabia Saudí y otros países de Oriente Medio, de un nuevo coronavirus  que causaba una grave enfermedad respiratoria en humanos. Lo hicimos en dos posts (este en septiembre, y este otro en noviembre).  Desde entonces se han producido algunas novedades con respecto a este nuevo virus, que vamos a resumir a continuación:

Situación actual

Desde que se detectó el primer caso en verano pasado hasta hoy se han declarado a la OMS 13 casos, de ellos 7  mortales. Los países que los han declarado son Qatar (2 casos), Arabia Saudí (6 casos, 4 mortales), Jordania (2 casos, 2 mortales), y Reino Unido (3 casos, 1 mortal). En Jordania, Arabia Saudí y Reino Unido han ocurrido “clusters” de varios casos, en cada uno de los cuales se trataba de miembros de la misma familia, y en todos ellos ha ocurrido al menos una muerte. En el  “cluster” del Reino Unido el caso índice era importado, es decir,  una persona que adquirió la infección durante un viaje reciente a Arabia Saudí. Esta persona fue el origen de los dos casos subsiguientes, probablemente transmitidos de persona a persona, entre miembros de la misma familia. El primero de ellos, con una patología subyacente que pudo agravar su estado, finalmente murió, y el segundo, que desarrolló una infección respiratoria leve, similar a una gripe, se recuperó de la misma sin complicaciones.

Cuadro clínico

La información sobre el cuadro clínico va siendo más completa a medida que aumenta el número de casos: Se corresponde con una infección respiratoria aguda y grave (IRAG, o SARI en inglés) que se presenta en general como una neumonía aguda. Puede presentarse también con fracaso renal agudo. Menos frecuentemente  se observan pericarditis y coagulación intravascular diseminada. Uno de los casos confirmados en el Reino Unido muestra que la enfermedad también puede tener un curso leve, indicando que es probable que muchas infecciones leves por este virus podrían pasar desapercibidas, ya que únicamente se investigan los casos de enfermedad respiratoria grave.

Transmisión

En cuanto a la vía de transmisión, los primeros casos indicaban que podía tener lugar por contacto con animales que actuaran como reservorio (aunque no se conoce qué especies de animales podrían actuar como tales, sospechándose que el reservorio ancestral, como ocurre frecuentemente con los coronavirus, podría ser alguna especie de murciélago) pero casos más recientes parecen indicar que podría existir además tranmisión por contacto entre personas. Así, los clusters de casos familiares conviviendo en contacto, y en particular el cluster investigado en el Reino Unido indican que es posible la transmisión persona a persona, si bien parece que este tipo de transmisión es muy limitado y poco eficaz, a juzgar por el bajo número de casos observados hasta el momento. Se considera que las personas en contacto estrecho con una persona con infección aguda por este virus estarían en riesgo de adquirir la infección. El personal sanitario encargado de los cuidados a estos pacientes sería uno de los grupos de riesgo, según la OMS, que ha elaborado unas directrices para guiar la vigilancia y el control de la enfermedad, así como normas de bioseguridad y pruebas de laboratorio. Se pueden consultar en el siguiente enlace: http://www.who.int/csr/don/2013_02_13/en/index.html. El diagnóstico de laboratorio se ha desarrollado muy rápidamente, y ya existen pruebas diagnósticas fiables, monitorizadas por laboratorios de referencia, e implementadas en numerosos países.

Diferencias con el virus SARS

El nuevo coronavirus (nCoV) es de la misma familia que el virus SARS, pero los primeros análisis genéticos revelaron diferencias que indicaban que se trataba de virus distintos. Ambos pertenecen a la subfamilia de los betacoronavirus, pero dentro de esta subfamilia hay diversos linajes genéticos claramente distinguibles: el SARS se agrupa en un linaje conocido como 2b, mientras que el nCoV se agrupa en el linaje 2a. Las diferencias entre ambos virus no se limitan a pertenecer a distintos grupos genéticos, sino que también atañen a diversas características funcionales. Por ejemplo, se ha demostrado que el nCoV no utiliza los mismos receptores celulares que el virus SARS. Más aún, se ha podido comprobar que, a diferencia del virus SARS, que difícilmente infecta a células que no tengan origen humano, el nCoV infecta células de diversas especies de vertebrados, incluyendo células de murciélagos (algo que no hace el virus SARS), y en particular es muy eficaz infectando células humanas, lo que podría estar indicando una buena adaptación a la especie humana. A pesar de las diferencias notables entre ambos virus,  en la información relacionada con el nCoV se sigue citando al virus SARS como referente, posiblemente por ser éste un coronavirus patógeno grave para el hombre que se hizo muy conocido en 2003 al protagonizar una situación de emergencia mundial al causar una enfermedad que se expandió muy rápidamente causando 8000 casos de los que un 10% fueron mortales. Ello conlleva cierta dosis de alarmismo no bien justificado: de momento podemos decir que el nCoV ha tenido una transmisión muy limitada entre humanos, y que el riesgo de que ocurra una diseminación a mayor escala es bajo, como reconoce la OMS y la agencia de protección de la salud (HPA) del Reino Unido. No obstante, conviene  tener en cuenta el antecedente del virus SARS para estar prevenido y poner los medios para detectar tempranamente una posible emergencia a gran escala y actuar para evitar sus consecuencias, algo que por el momento se está haciendo con eficacia.

Investigación sobre tratamiento

Un estudio reciente (ver enlace) muestra como los interferones (sustancias que producen las células para defenderse de forma natural de la infección por diversos tipos de virus) actúan protegiendo a las células de la infección por el nCoV. Este estudio puede considerarse como  preliminar, y puede constituir un punto de partida para desarrollar nuevos tratamientos eficaces frente a la infección por el nCoV.

 

Más enlaces sobre este tema:

http://www.hpa.org.uk/NewsCentre/NationalPressReleases/2013PressReleases/130213statementonlatestcoronaviruspatient/

http://www.who.int/csr/disease/coronavirus_infections/en/index.html

http://mbio.asm.org/content/4/1/e00002-13.long

 

 

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,
Categorias: Nuevos virus

Un mundo, una sanidad, una virología

El niño/roedores/sindrome pulmonar por hantavirus; construcción de embalses/mosquitos/fiebre hemorrágica del Valle del Rift; comercio de animales silvestres/roedores/viruela de los monos; calentamiento global/jejenes/lengua azul; producción avícola/aves silvestres/gripe aviar; nuevos regadíos/mosquitos/aves/encefalitis por flavivirus…

No me he vuelto loco. Solo son ejemplos de lo imbricadas que están tres áreas de conocimiento que tradicionalmente se han desarrollado por separado y a menudo de espaldas unas de otras: la sanidad humana,  la sanidad animal y el medio ambiente. En negrita se destacan determinadas enfermedades causadas por infecciones víricas, que afectan al hombre y/o a los animales, y que a menudo se mantienen en la naturaleza en especies de animales silvestres que actúan como reservorio. Roedores, murciélagos, aves, son frecuentemente reservorios de enfermedades que afectan al hombre (zoonosis) y/o a los animales domésticos (“enfermedades compartidas“). Algunas de ellas, además, son transmitidas por picaduras de artrópodos. Está claro que el conocimiento de estas enfermedades ha de verse potenciado por la interacción entre especialistas en diversas disciplinas, incluyendo profesionales de la medicina humana y veterinaria, epidemiología, virología, entomología, zoología, genética, inmunología, ecología, climatología, etc.

La semana pasada se celebraron en Madrid dos importantes eventos científicos relacionados con el mundo de los virus emergentes: El IX International Congress of Veterinary Virology y el 15th Annual Meeting of the European Society for Clinical Virology. Ambos congresos, auspiciados por las Sociedades Europeas de Virología Veterinaria (ESVV) y de Virología Clínica (ESCV), respectivamente, se hicieron coincidir no solo en el espacio y en el tiempo, sino también bajo un mismo lema: “One world, one health, one virology” (un mundo, una sanidad, una virología), inspirado en el lema “One world, one health” que fue lanzado hace unos años por la OMS (Organización Mundial de la Salud), la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) y la OIE (Organización Internacional para la Sanidad Animal) para subrayar la necesidad de un enfoque global de la salud.

De acuerdo con este espíritu interdisciplinar, está claro que un encuentro entre los virólogos que se dedican a los virus humanos y aquéllos que se dedican al ámbito veterinario puede resultar muy útil. No es que no hablen entre ellos. De hecho, hay muchos congresos de virología “general” que no distinguen ambos mundos, pero es cierto que hay una distancia que conviene estrechar. Por ello, ambos congresos (ESVV y ESCV) celebraron una sesión conjunta a la que dedicaron el último día, haciendo realidad el lema común de “One world, one health, one virology“.

La sesión conjunta fue planteada como una serie de conferencias magistrales, intercedidas por sesiones monográficas “cara a cara” donde especialistas de la virología médica y veterinaria exponían su visión sobre un determinado tema. Tanto las conferencias magistrales como las sesiones monográficas versaron, como es lógico, sobre zoonosis víricas. La selección de temas fue acertada (virus gripales, virus West Nile y arbovirosis hemorrágicas emergentes en las sesiones, una conferencia sobre dinámica cuantitativa de las zoonosis víricas, otra sobre murciélagos como reservorios de virus, una tercera acerca de investigación traslacional en virología clínica y veterinaria, y la cuarta sobre  la barrera de especie en las zoonosis víricas). El nivel científico de las conferencias y sesiones estuvo a gran altura y la audiencia mostró un gran interés, a juzgar por las discusiones y preguntas al final de cada intervención.

La sesión conjunta fue sin duda una gran idea y un acierto de los organizadores, a quienes hay que dar la enhorabuena no solo por la excelente organización, sino también por promover esta interacción entre virólogos médicos y veterinarios. Los organizadores anunciaron más sesiones conjuntas de este tipo en futuros congresos. Estos encuentros deben estimular la colaboración científica en estos ámbitos lo que redundará en más conocimientos y mejor comprensión de estas enfermedades, algo necesario para desarrollar mejores tratamientos y medios eficaces para la prevención y el control de las mismas.

El enlace entre los dos mundos de la virología ya se ha producido. Ahora hay que sumar a este esfuerzo el de otros especialistas, en particular del ambito medioambiental para acercarse más  a ese “One world, one health“.

Enlaces a las páginas web de los congresos de la ESVV y la ESCV 2012:

http://esvv2012.com/spain/

http://www.escv2012madrid.com/

 

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,
Categorias: General

Erradicación de la polio ¿más cerca o más lejos?

En este post vamos a hablar de la erradicación de las enfermedades víricas, un tema que podría parecer la antítesis del de los virus emergentes, objeto de este blog. Pero ya dijimos en un post anterior que todos los virus que conocemos en la actualidad fueron algún dia emergentes. Añadimos aqui que también desaparecerán algún día, ya sea porque evolucionen para adaptarse a las condiciones ambientales cambiantes (no les queda más remedio: si su entorno cambia, ellos deben cambiar con él) o porque se extingan, lo cual puede ocurrir de forma natural, o bien, como trataremos a continuación, por acción humana dirigida a acabar con ellos, es decir, a erradicarlos. La erradicación mundial de la viruela en 1977 demostró que erradicar una enfermedad infecciosa de la faz de la tierra era una tarea posible. Muy recientemente, en junio de 2011, la FAO anunció la erradicación de la peste bovina, primera enfermedad infecciosa de los animales  en ser erradicada a nivel mundial. El esfuerzo necesario para erradicar estas dos terribles enfermedades ha sido titánico, y el éxito en ambos casos ha venido en gran parte dado por la existencia de vacunas eficaces que protegen frente a la infección y previenen la transmisión de los virus que las causan.

En 1988 diversas organizaciones lideradas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) constituyeron la Iniciativa Global de Erradicación de la Polio (GPEI), que se planteó como objetivo erradicar la polio para el año 2000. Se percibía que el objetivo de acabar con la lacra que significa la polio para la humanidad estaba al alcance de la mano. A este optimismo contribuían el éxito precedente de la erradicación de la viruela, así como el hecho de que frente a la polio existían vacunas muy eficaces que llevaban muchos años siendo empleadas con éxito y habían logrado reducir el impacto de esta enfermedad considerablemente en el mundo. Por ejemplo, en 1979 ya se había conseguido erradicar de EE.UU. La erradicación en todo el hemisferio occidental se consiguió en 1991, y la GPEI logró reducir el número de casos de polio en el planeta drásticamente: de 350.000 casos anuales en 1988 a 2.000 en 2009. Igualmente el número de países con la enfermedad de forma endémica se ha reducido en el mismo periodo de 125 a tan solo 4 (Afganistán, India, Nigeria y Pakistán). En el gráfico que se muestra a continuación se puede ver la situación actual de los brotes de polio declarados en el mundo en los últimos 6 meses. Se puede apreciar como en la India ya no hay casos. Si continúa sin haber casos en la India durante dos años más, se podrá dar como oficialmente erradicada la polio en este país.

Casos de polio declarados en el mundo en los ultimos 6 meses (agosto 2011-febrero 2012). Fuente: OMS.

Sin embargo -y aqui empiezan las malas noticias- nuevos brotes de polio están ocurriendo en países donde la enfermedad había sido eliminada. El gráfico muestra cómo, además de en los países que quedan con polio endémica (Afganistan, Nigeria y Pakistán), recientemente la enfermedad se ha reestablecido en Chad y en la República Democrática del Congo, y han sido declarados brotes de la misma en Niger, República Centroafricana, Camerún y China.

La erradicación mundial de la polio se consideraba un objetivo realista en 1988. Sin embargo, no solo no se consiguió en el plazo dado (2000) sino que 12 años después no parece estar más cerca, sino que aún parece alejarse más. ¿Por que? En un reciente editorial de Nature Medicine (The persistence of polio) se reflexiona sobre algunas de las razones que pueden estar dificultando esta erradicación. Sin infravalorar los factores socioeconómicos presentes en aquellos países donde la enfermedad sigue siendo un problema o incluso está reemergiendo, se señalan otros factores intrínsecos que posiblemente no fueron tenidos en cuenta, o se infravaloraron a la hora de lanzar el programa de erradicación. Por un lado, las vacunas empleadas, que han resultado muy eficaces hasta ahora, tienen algunas limitaciones. La vacuna inactivada de la polio (denominada IPV, o “vacuna de Salk“) es más segura, pero también más cara de producir y al administrarse por vía intramuscular requiere personal especializado, lo cual encarece su aplicación. La vacuna oral de la polio (denominada OPV o “vacuna de Sabin“) es mucho más económica y fácil de administrar (via oral) y por ello es la vacuna en la que se ha basado la estrategia mundial de erradicación, en particular en los países en vias de desarrollo. Sin embargo, la OPV tiene desventajas serias. La OPV se compone de virus polio atenuados, es decir, que su inoculación produce una infección benigna que sin producir ningun tipo de enfermedad es capaz de desencadenar una respuesta inmunológica efectiva en los indivíduos vacunados, que así quedan protegidos frente a ulteriores infecciones por los virus de la polio.  Pero esos virus “vivos”, en casos raros, pueden revertir su atenuación y ganar virulencia por mutación y/o recombinación con otros enterovirus (del mismo género que polio) circulantes, lo cual ha sido causa de brotes de polio de origen vacunal en algunas ocasiones. Estos brotes ocurren en circunstancias muy concretas, en particular en poblaciones con baja cobertura vacunal, que por lo tanto no están bien protegidas. En este sentido conviene recordar aqui el riesgo de disrupción de la cobertura vacunal (esencial para la protección por “inmunidad de grupo“, a nivel de la población) al que puede dar lugar una aplicación deficiente de los programas de vacunación. El caso reciente más relevante de este tipo fue un brote de parálisis flácida por virus de polio derivado de la vacuna oral que ocurrió en la Republica Dominicana y Haití en 2000, con 22 casos declarados, la mayoría niños menores de 6 años. Otros factores que  pueden producir una disrupción de la cobertura vacunal son las campañas “antivacunación” promovidas por grupos con diversos intereses, desde religiosos hasta “neoluditas” que rechazan la vacunación provocando serios problemas de salud pública. Recordemos el caso del brote de polio en Holanda en 1992 en una población que rechazaba la vacunación por razones religiosas.

Lo anterior pone de manifiesto un serio problema en la erradicación de la polio ¿cuando dejamos de vacunar? Mientras se siga vacunando con la OPV seguirá existiendo cierto riesgo de que ocurran brotes causados por virus “vacunales” revertidos a virulentos en la población no vacunada (o deficientemente vacunada), y para que no ocurran más, hay que seguir vacunando. Una alternativa sería usar la vacuna inactivada (IPV), que no presenta problemas de este tipo, pero es cara de fabricar, de conservar (cadena de frio) y de aplicar (intramuscular). La OMS patrocina estudios para intentar superar estos problemas mediante soluciones técnicas (mejores vacunas, más baratas, etc), pero mientras se desarrollan soluciones, otro problema adicional ha surgido con la crisis económica mundial: el presupuesto de la GPEI, basado en donaciones de gobiernos de diferentes países, pero también de diversas ONGs y fundaciones, ha sufrido recortes (prácticamente se ha reducido un 50% su presupuesto de 2.23 millones de dólares anuales). Sin apoyo económico el programa corre el riesgo de fracasar.

Corren malos tiempos para la erradicación.

 

 

Etiquetas: , , , , , ,
Categorias: Viejos virus