Se encuentra usted aquí

La agricultura ecológica sigue sin ser la solución

La agricultura ecológica sigue sin ser la solución

Proponer una agricultura ecológica como solución a la hambruna mundial carece de toda base realista y científica, plantea JM Mulet en su blog Los productos naturales ¡ vaya timo!. Ciertos “gurús” defensores de estas técnicas de cultivo, reciben el apoyo de algunos medios de comunicación, potenciando erróneamente sus poco o nada fiables producciones, tal como denuncia Bernardo Herradón, en los avances de la química y su impacto en la sociedad de madri+d.

Ir a comprar la comida no es una tarea muy agradable para mucha gente. Cada vez nos exige más tiempo el leer las etiquetas para ver la composición de los alimentos, una tarea nada fácil para aquellos que tienen problemas de visión y que se acentúa para los que son alérgicos o tienen intolerancia a algún alimento. Y por supuesto, a todos aquellos que carecen del conocimiento suficiente para discernir lo que les conviene o no.

A estos engorrosos problemas hemos de añadir el del precio. Resulta evidente que todo aquel producto con denominación de producción ecológica es más caro que el producto convencional. Parece ser que pagando más, tendremos mayor calidad, pero JM Mulet explica cuanta falsedad hay en ello. No puede ser, tal como dice Mulet, “pretender solucionar los problemas del futuro con herramientas del pasado”, dejando a un lado todo lo que huele a física y química y potenciando la inseguridad alimentaria.

Bernardo Herradón, va más allá. Su entrada es una contestación a la ignorancia que rodea al mundo de lo “ecológico” y a todo medio que publicita y promociona a los pseudo científicos. La mayoría de las personas, simplemente por leer o ver un artículo en un determinado medio de comunicación, tienden a darlo por verdadero, y no se plantean que quizás las acelgas cultivadas en un huertecillo cualquiera no son más saludables que las cultivadas en una plantación convencional.