You are here

Implante pionero de células hepáticas

Implante pionero de células hepáticas

Las terapias celulares basadas en el transplante de células precursoras va ganando terreno a medida que se van conociendo los mecanismos que gobiernan la diferenciación y especialización de los tejidos que se pretende reparar. En el Hospital King’s College, de Londres, acaba de lograrse este fenómeno con el trasplante de células hepáticas, informa The Guardian.

De acuerdo con la información publicada por el periódico británico, el trasplante celular ha permitido regenerar el hígado de un bebé, actualmente de nueve meses, para el que los clínicos no acertaban a ver otra solución que el trasplante del órgano, con todos los riesgos y consecuencias que entraña esta práctica médica en pacientes de tan corta edad. En este caso particular, el riesgo era de suficiente entidad como para temer un desenlace fatal.

La opción del trasplante celular representaba, según los médicos que atendían al bebé, una alternativa que no comportaba riesgo añadido pese al poco conocimiento disponible con respecto a su evolución posible y a las dudas de que la técnica fuera a ser realmente eficaz.

Pero como se está viendo en otras patologías, la técnica parece haber dado buenos resultados. El implante de células precursoras se ha traducido en diferenciación y especialización celular, de modo que el hígado se regeneró y recuperó su funcionalidad habitual. Lo mismo se está viendo ya en células óseas y se están ensayando fórmulas similares en páncreas y miocardio.