Identificación de usuariosEntrevistas


 COMPARTIR ENTREVISTA
Facebook  Delicious  Digg  Yahoo meneame
"De pequeño devoraba los documentales de Jacques Cousteau y... empecé a soñar con ser oceanógrafo"

Jordi Isern Fontanet

Investigador ComFuturo en el Institut de Ciències del Mar (CSIC)
 

11/02/2016

La Fundación General CSIC promueve el Programa ComFuturo, en colaboración con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y distintas empresas españolas, con el objetivo de evitar el abandono de la carrera científica de jóvenes investigadores altamente cualificados o su expatriación. El compromiso de la iniciativa privada sustenta el desarrollo de proyectos que den respuesta a demandas científicas y tecnológicas relevantes.

1.- Para empezar esta entrevista, nos gustaría conocer cómo nació su vocación científica ¿Cuándo y por qué decidió que quería ser científico?

De pequeño navegaba a vela y devoraba los documentales de Jacques Cousteau así que, en algún momento entre los doce y los catorce años, empecé a soñar con ser oceanógrafo. Por otro lado, mi padre también es científico, lo que supongo me acabó de empujar a dedicarme a la ciencia.

2.- ¿Cuál es su formación y trayectoria como investigador? ¿A qué instituciones ha estado vinculado hasta ahora?

Soy físico de formación y oceanógrafo por vocación. Me licencié en Física en la Universitat de Barcelona y me doctoré en Física Aplicada en la Universidad Politècnica de Catalunya. Realicé la tesis en el Institut de Ciències del Mar (CSIC) y luego me fui de postdoc al Ifremer (el instituto oceanográfico francés), primero con una beca del Ministerio y luego con una Beca Marie Curie. Finalizada la beca, volví con un contrato Ramón y Cajal al Institut Català de Ciències del Clima. Finalmente retorné al Institut de Ciències del Mar (CSIC), donde estoy trabajando ahora gracias al Programa ComFuturo.

Durante todo este tiempo, mi investigación siempre se ha centrado en dos líneas de investigación principales: la turbulencia geofísica en las capas superficiales del océano y la circulación en el Mediterráneo. En mi tesis doctoral me di cuenta de que las observaciones de las corrientes marinas que teníamos disponibles eran demasiado limitadas para mi investigación, lo que me empujó a trabajar en nuevos métodos para diagnosticarlas a partir de las observaciones de satélite existentes.

3.- ¿Qué le impulsó a presentar su solicitud al Programa ComFuturo? ¿Qué características diferenciales de este Programa le atrajeron a ello?

Fotografía tomada por Marc Gàsser en el BIO Hespérides durante la Campaña TIC-MOC (Marzo 2015)
Fotografía tomada por Marc Gàsser en el BIO Hespérides durante la Campaña TIC-MOC (Marzo 2015)

Principalmente el énfasis en la conexión entre la investigación fundamental y sus aplicaciones. Una característica clave de mi actividad como investigador, especialmente durante los últimos años, es el interés por conectar la investigación fundamental en turbulencia geofísica con las necesidades de la sociedad. Estas necesidades abarcan desde la mitigación del cambio climático a través de la reducción de las emisiones de CO2, hasta la generación de nuevos puestos de trabajo y spin off a partir del conocimiento generado con mi investigación.

4.- ¿En qué líneas de investigación está trabajando con la ayuda ComFuturo en el CSIC y qué resultados concretos espera alcanzar?

Antes de volver al CSIC, desarrollé una metodología para diagnosticar las corrientes marinas a partir de una sola imagen de satélite como las que proporciona el Meteosat. Esta técnica mejora significativamente la capacidad de posicionar las corrientes marinas y su resolución espacial lo que supone un ahorro significativo del consumo de combustible del transporte marítimo, particularmente en áreas como el Mediterráneo. Esto implica una reducción de las emisiones de CO2 y un ahorro importante en los costes de explotación de los buques.

Sin embargo, algunas estimaciones que hemos realizado sugieren que todavía podemos doblar el ahorro de combustible que permite esta técnica. Gracias a la ayuda ComFuturo, esperamos poder llevar a cabo el trabajo necesario para convertir estas estimaciones en una realidad. Por otro lado, la investigación que realizamos probablemente nos proporcione nuevos métodos para monitorizar como está respondiendo el océano superficial al cambio climático.

5.- ¿Qué utilidad económica y social tiene su proyecto? ¿Cómo va a beneficiarse la sociedad de los resultados que obtenga?

Un buen conocimiento de las corrientes marinas es fundamental para cualquier actividad marítima. El éxito de nuestra investigación permitirá aminorar más las emisiones de CO2 del transporte marítimo, planificar mejor los trabajos en el mar y la lucha contra vertidos contaminantes, como el del Prestige, mejorar la capacidad de encontrar náufragos en el mar y aumentar, en general, la seguridad. Por otro lado, podrá reducir los costes en combustible de las compañías navieras.

6.- ¿Considera que está, como joven investigador, en un momento especialmente creativo de su carrera investigadora y qué destacaría de su momento vital como científico?

Creo que mi creatividad y mi entusiasmo son los mismos que cuando empecé la tesis. Sin embargo, ahora tengo mucha más perspectiva, lo que me permite canalizar mejor mis esfuerzos.

7.- ¿Qué cualidades crees que debe tener un buen investigador?

Curiosidad y tenacidad. Es importante tener la necesidad de comprender cómo funciona el universo y no desanimarse con facilidad. Los resultados vienen después de mucho trabajo.

8.- ¿Qué mensaje lanzaría a las empresas para animarles a apostar por la investigación y el talento joven a través de un programa de responsabilidad social como este?

Apostar por programas como ComFuturo contribuye a hacer más competitivo el tejido económico del país ya que ayudan a retener investigadores que de otro modo se marcharían y acabarían aportando sus conocimientos a otros países.



Subir