entrevistas


 COMPARTIR ENTREVISTA
Facebook  Delicious  Digg  Yahoo meneame
No se sabe si se mantendrá el orden en Internet o habrá una teoría del caos donde todo se 'autoorganice'

Paco Ragageles

Fundador de Campus Party
 

24/05/2007

1.- El Campus Party empezó casi como una reunión de moteros, alrededor del ordenador y la red. De eso han pasado 10 años. Sin que haya perdido ese espíritu original, ¿en qué ha evolucionado Campus Party en este tiempo para que, por ejemplo la inaugure Stephen Hawkins o para tener entre sus socios a Al Gore?

 La evolución de la Campus ha discurrido de modo natural como consecuencia de una clara apuesta,  realizada desde su inicio, para diferenciarnos de los otros  “partys” existentes. Los que funcionaban hasta entonces eran mucho más sectoriales centrados en temas como videojuegos, Linux, etc. Nosotros creamos algo más generalista, que abarcase las posibilidades de la red del modo más amplio posible y con un objetivo formativo.

En realidad, recibe el nombre de party pero no lo es en el sentido estricto. Está más cerca de una Universidad de verano. En Campus apostamos siempre por los contenidos y, a la muestra de los resultados -más de 5.500 participantes en la pasada edición-, hemos acertado.

Obviamente, la presencia de personalidades tan destacadas como Hawkins o Al Gore son una evidencia más de la enorme  repercusión mediática y social de Campus Party.

2.- Esta evolución lo es también, imagino, la de su creador, la de Paco Ragageles como emprendedor en el campo de las nuevas tecnologías. ¿Qué tiene en común Campus Party con los proyectos de Internet empresariales que han tenido tantos éxitos como tantos fracasos en esta última década?

Campus Party lleva ya once años celebrándose. Ha vivido la parte embrionaria, el “boom”, el “crash” de Internet, así como ahora se hace eco de su repunte. Sin embargo, al estar fuera del negocio de la red, está en posición de obtener una visión privilegiada.

En todo este tiempo ha habido una ingente cantidad de movimientos en todas las direcciones y muchos de ellos han tomado a Campus Party como referencia.

Un ejemplo claro es la utilización del software libre,  de importantísima presencia en Campus desde el primer momento. Asimismo, puede decirse que se han adaptado numerosas aplicaciones tanto de modding como de robótica que nacieron  en el evento.

3.- ¿Sigue siendo Internet un medio propicio para el emprendedor o ya los proyectos en la Red nacen desde posiciones más controladas y estables?

Obviamente es, por excelencia, el sitio más adecuado para los emprendedores. Lo ideal es que la red funcionase a estos efectos en España igual que en el extranjero, donde es una herramienta indispensable y donde han nacido iniciativas de trascendencia mundial. Basta con fijarnos en ejemplos tan llamativos comos Apple y su fundador, Steve Jobs, Bill Gates con Microsoft y  Google, con los jóvenes Larry y Sergei al frente.

En España no se usa como plataforma empresarial todo lo que sería deseable pero ojalá que, durante el repunte que vive Internet en este momento, aparezcan nuevos emprendedores que, además, encuentren un lugar donde poner en marcha sus proyectos e ideas para llevarlas adelante.

4.- Hablemos de Internet. De una red académica, a un motor de cambio social, de una cuestión tecnológica de capacidades crecientes, a una cuestión de contenidos,  del boom de las punto.com que unían empresas en un mercado globalizado a la Web social que une personas,  ¿cuál es la próxima etapa? ¿el cambio introducido por las nuevas tecnologías se estabilizará en algún momento o tendremos que acostumbrarnos a la incertidumbre permanente?

Yo iría más allá en el concepto. No me quedaría en verla solamente como una red académica. Arranca de redes militares y, en su evolución, la fase lógica y final será la “muerte de Intenet”. Llegará un momento en que se popularice tanto, esté integrada de tal modo en la vida cotidiana que no se hablará ya de ella, nadie sabrá de dónde viene ni qué es, sino en cuáles son sus usos y utilidades.

Todavía me resulta curioso que la gente use la expresión “entrar en Internet” porque Internet no es nada en sí misma,  simplemente sirve como dispositivo que permite realizar numerosas funciones. Un dispositivo que, por ahora, se activa en un ordenador pero ya está en el teléfono y pronto formará parte de nosotros y nuestro entorno en todas partes. En ese momento, morirá el concepto de la Red y nacerá la visión de los “usos”.

En sus comienzos, Internet comenzó con mucha fama pero, en realidad, eran pocas sus posibilidades aunque, eso sí, de gran importancia, como el correo electrónico y la navegación para obtener información.  Es como la electricidad o la calefacción. Las utilizamos, nos servimos de sus posibilidades pero no pensamos en ellas como concepto. A partir de ahora, cuando esté integrada en casi toda la vida cotidiana,  se fijará la importancia en el uso y no en el canal.

5.- Es una percepción particular, pero tengo la sensación de que hemos delegado en la Red el conocimiento, que ya no se adquiere sino se consulta y se comparte antes siquiera de su apropiación personal.  La sociedad civil se apropió de un instrumento académico y ahora, con los Weblog, los wikis, el open sourcess, etc. el mundo académico se apropia de formas de compartir y crear nacidas de la sociedad civil. ¿Es todo lo mismo? ¿Qué mecanismos se están creando para poner orden en esto?, en el caso de que sea necesario poner orden.

Ésta es una cuestión que resulta difícil de responder. Ciertamente, ahora contamos con una herramienta que permite el acceso instantáneo a  la información. Pero no creo que sea preocupante o que obstruya el crecimiento intelectual puesto que consultar es un modo de obtener información y, por lo tanto, registrarla. En cualquier caso, para que esa información exista y pueda ser compartida siempre será necesario que existan personas que se formen en ese saber.

Algo parecido ocurrió cuando se inventó la calculadora. Muchos se rasgaban las vestiduras y decían que ya nadie aprendería a sumar o restar. En la práctica, este aparatito acelera las cuentas de unos mientras que otros (matemáticos, físicos, etc) que necesitan saber operar, continúan haciéndolo.

La cuestión es que el que tenga que versarse sobre un tema y conocerlo en profundidad seguirá haciéndolo y todos los demás podremos acceder a toda la información, lo cual es positivo. Aquí entramos ya en la filosofía de cada cual. Cada uno tiene su propia visión sobre el tema y la aplica subjetivamente.

En el aspecto del “orden” podemos tomar como ejemplo a Google y su razón de ser fundacional: hacer el bien y organizar la información. De hecho, en la red se intenta proteger y ordenar por medio de mecanismos como el copyright pero, obviamente, no es tan simple.

De todos modos, en un universo como Internet no se sabe si este orden se podrá mantener o se producirá una especie de teoría del caos donde todo se “autoorganiza”.

6.- Futura Networks es también la organizadora del Primer Encuentro Energía, Municipio y Calentamiento Global que se ha celebrado en Madrid en estos días con la asistencia de Al Gore y alcaldes y expertos de todo el planeta. ¿Qué relación tienen estas dos actividades, o, dicho de otra manera,  que papel tiene Internet en la generación de toma de conciencia global ante problemas globales?

En principio nada y, sin embargo, al final, todo. Internet conecta a todo el mundo pero no hay ningún punto físico en el que se genera. Es la intercomunicación de infinitos ordenadores que llegan a todos y cada uno de los usuarios.

Queremos aplicar la filosofía de la red a la energía, haciéndonos autosuficientes en este ámbito. Intentamos llevar al aspecto energético el concepto internáutico de compartir la energía generada por nosotros mismos. No se dependería de sitios físicos y muy contaminantes, como las centrales térmicas actuales. Que Al Gore participe en esta iniciativa es consecuencia directa de ser el máximo exponente de la lucha contra el calentamiento global.



Subir







sonda1@madrimasd.org sonda2@madrimasd.org