entrevistas


 COMPARTIR ENTREVISTA
Facebook  Delicious  Digg  Yahoo meneame
La actividad del CEIT-IK4 se ha complementado con la creación de 10 spin-offs

Alejo Avello Iturriagagoitia

Director General del Centro de Estudios e Investigaciones Técnicas de Guipúzcoa (CEIT-IK4)
 

12/06/2008

CEIT-IK41.- Por favor, háganos una breve introducción a su Centro y a la oferta de servicios tecnológicos ofrece.

El Centro de Estudios e Investigaciones Técnicas de  Gipuzkoa (CEIT-IK4), es un centro tecnológico creado a partir de la Escuela Superior de Ingenieros de la Universidad de Navarra y que colabora en estrecha relación con dicho centro universitario. Su principal misión es servir a la industria realizando proyectos de investigación aplicada y de desarrollo tecnológico. Asimismo, el CEIT-IK4 pretende servir a la sociedad mediante la formación de jóvenes investigadores que, al incorporarse a la empresa, lideren los cambios necesarios para conducir a las empresas al primer nivel de competitividad internacional.

En la actualidad, el centro tecnológico consta de tres departamentos: Materiales, Mecánica Aplicada y Electrónica y Comunicaciones; y dos unidades de I+D: la Unidad de Microelectrónica y la Unidad de Ingeniería Medioambiental.

2.- ¿Qué tipos de clientes son los más frecuentes en el Centro que usted dirige? 

Contamos como clientes con empresas nacionales e internacionales de diferentes sectores y tamaños, así como con entidades dependientes de las administraciones públicas. Somos, de facto, el departamento de I+D+i de numerosas empresas industriales que mantienen con nosotros una fructífera relación que permite a nuestro centro crecer, aportar valor y ampliar las redes de colaboración con otros centros de investigación punteros en el panorama internacional.

Fruto de estas colaboraciones, podemos asegurar que el principal aval con el que cuenta el CEIT-IK4 es la amplia cartera de clientes que fielmente año tras año renuevan su confianza en el centro.

3.- ¿Cuál es el valor diferencial de su centro tecnológico? 

El principal rasgo distintivo del CEIT-IK4 es saber compaginar su innato carácter científico y de creación de know-how a través de la investigación a largo plazo que se traduce en tesis doctorales, publicaciones en revistas internacionales, etc., junto con una continua orientación y aplicación de la investigación a la industria. 

La cercanía a las empresas, el conocimiento de sus problemas y la capacidad de aportar valor nos permite conjugar la investigación a largo plazo con la aplicada.

Por otra parte, la formación de jóvenes investigadores que están realizando sus proyectos de investigación ha permitido la creación de diez empresas de base tecnológica (spin-offs). 

4.- ¿Qué pediría a las universidades y al CSIC para mejorar su colaboración? 

La puesta en marcha de redes e instrumentos de colaboración que nos permitan tanto conocer los proyectos que desarrolla el CSIC, a fin de poder interactuar con los mismos, así como acceder a otros centros y universidades de prestigio.

5.- ¿Cuál es la proyección nacional y europea de su centro tecnológico? 

Los resultados de las dos primeras convocatorias del VII Programa Marco han elevado al CEIT-IK4 como el primer centro tecnológico de Guipúzcoa en obtener mayores retornos, por lo tanto nuestra proyección es seguir aumentando la participación en proyectos europeos.

Para ello contamos con el EBA (European Bioingeniering Aliance), liderada desde el CEIT-IK4, y que tiene por objetivo encontrar financiación para el desarrollo de proyectos a nivel europeo en el campo de la bioingeniería.

Además, cabe indicar que el CEIT-IK4 cuenta todos los años con un 6% de ingresos provenientes de facturación bilateral con empresas extranjeras como por ejemplo: INTEL, Unilever y Hoganaes, entre otras, lo que demuestra que competitivamente estamos a la altura de otros centros internacionales.

6.- ¿Nos podría contar uno o dos casos de éxito del Centro? 

El proyecto Confidence es una iniciativa de bioingeniería que propone soluciones para facilitar la vida independiente de las personas mayores. Para garantizar una asistencia sanitaria óptima, el CEIT-IK4 investiga un sistema por el que, a través de sensores instalados en el interior y exterior de la vivienda, se monitorice la situación y estado de salud de los ancianos que facilite el seguimiento por parte de profesionales médicos. El proyecto cuenta con un presupuesto de 4 millones de euros y está impulsado por la Alianza Europea de Bioingeniería (EBA). Además, consiguió una puntuación en la Unión Europea de 14,5 sobre 15.

Por otra parte, la actividad investigadora y de apoyo al tejido empresarial del CEIT-IK4 se ha complementado con la creación desde el año 1996 de 10 spin-offs que, en la actualidad, emplean a 200 personas con perfiles de alto valor añadido. Estas diez empresas facturan cada año una cantidad cercana a los 14 millones de euros. 



Subir







sonda1@madrimasd.org sonda2@madrimasd.org