Identificación de usuariosCiencia y Cultura



Ana María Leyra

Ana María Leyra Ana María Leyra Soriano es Profesora Titular de Universidad, en el área de Estética y Teoría de las Artes en la Facultad de Filosofía de la Universidad Complutense. Fundamentales son sus líneas de investigación sobre creatividad, gesto, escritura, estética literaria y las relaciones entre el arte y la locura. Ha sido invitada y ha impartido conferencias en las Universidades de Puerto Rico, Turín, París 7 y Roma "La Sapienza". El hecho de ser hija de sordos motiva que, de origen, domine el lenguaje de signos y el lenguaje oral con la misma perfección.

Del encuentro con "Así habló Zaratustra" recuerdo las sensaciones, el despertar, la convicción de que allí estaba la vitalidad del pensamiento


¿Qué libro en general ha ejercido más influencia en su carrera investigadora?
Háblenos de él.

Así habló ZaratustraCuando tenía 17 años y ni siquiera había pasado por mi imaginación estudiar filosofía leí Así habló Zaratustra. Sólo recuerdo de aquel encuentro las sensaciones, el despertar, la convicción de que allí estaba la vitalidad del pensamiento. Apenas entendía, pero la intensidad en el sentir fue, quizá, uno de los factores que contribuyeron a hacerme comprender por qué la filosofía era imprescindible para la vida.



¿Qué está leyendo en estos momentos o ha leído recientemente?
He estado vinculada a varias lecturas en los últimos meses. Me interesa Sarah Kofman, por su vida dividida entre raíces y culturas próximas, pero distantes: la hebrea y la francesa; por su dedicación al estudio de Nietzsche; por su amistad con Derrida. Estoy ahora con varios de sus libros a la vez. También he leído Ante el tiempo de G. Didi-Hubermann. Y, por último, en estos momentos, leo Parménides y Mallarme, de Juan David García Bacca, uno de nuestros exiliados más interesantes.

Enumere tres autores de su preferencia.
Cervantes, Nietzsche, Buero Vallejo.

¿Qué libro de divulgación nos recomendaría?
Ninguno. Es difícil la divulgación en filosofía. La filosofía no es inasequible, simplemente hay que leer y procurar entender. Me parece como la matemática; no hay libro de divulgación de la matemática, sólo hay grados de dificultad que, como etapas, se deben ir superando.