Identificación de usuariosCiencia y Cultura


LA MÁQUINA DEL TIEMPO

 

La máquina del tiempo Wells,  H. G.

Traducción: Nellie Manso de Zúñiga

Alianza, Madrid, 2002

 
 
 
 

EL AUTOR

Herbert George Wells (1866-1946) nació en Bromley, Kent (Gran Bretaña).La ruina de los negocios familiares lo condujo a dedicarse a la enseñanza. Estudió también biología; sus obras demuestran que estaba al tanto del pensamiento científico de su época. Hacia 1893 se dedicaba ya por entero a la literatura. Sus comienzos como novelista estuvieron ligados a la creación y publicación de una obra maestra, La máquina del tiempo (1895), a la que seguirían otras obras que se hicieron pronto clásicas, como El hombre invisible, La isla del Doctor Moreau, La guerra de los mundos, Hombres en la luna, etc. Wells está considerado el padre de la ciencia ficción, pero hay que recordar que escribió novelas de otras clases, como El nuevo Maquiavelo y La ciencia de la vida. Hombre de mentalidad progresista, que formó parte de la Sociedad Fabiana, Wells terminó siendo una personalidad reconocida por todos, lo que le valió la presidencia internacional del Pen Club desde 1934 hasta su fallecimiento.

 
 

RESUMEN ARGUMENTAL

La máquina del tiempo funda la ciencia ficción. Tal es la significación histórica de esta obra, que se reedita de continuo cuando han pasado más de cien años desde su publicación y ha sido llevada al cine recientemente (2002).Haciéndose eco de las teorías científicas sobre una nueva dimensión, la cuarta, de la geometría euclidiana y sobre las discusiones en torno al espacio y el tiempo, clima intelectual en el que se produciría algunos pocos años después la revolución einsteniana, Wells fabula un viaje a través del tiempo, gracias a una máquina ad hoc, en este caso un viaje hacia el futuro.. La novela consiste en el relato que el Viajero a través del Tiempo hace de su experiencia a unos amables contertulios, con los que conversa antes y después de su viaje. La cuestión de los viajes en el tiempo sigue dividiendo hoy a la comunidad científica.

El viaje en sí enlaza con la mejor tradición de la novela alegórico-doctrinal inglesa (Defoe, Swift) y traza una sombría visión del futuro de la raza humana. Satisfechas sus necesidades, la raza entra en un proceso de decadencia, que la divide incluso en dos especies, la de los Molocks u hombres del Mundo Superior, pero aun así seres pequeños, débiles, pálidos e improductivos, y los Lémures, que viven en fabricas subterráneas en el Mundo Subterráneo, como no poseedores, como esclavos de los primeros, a los que pueden servir incluso de alimento. La elegancia y el buen gusto de Wells le impiden incurrir en descripciones de baja estofa, y su imaginación estructura una narración que puede leerse como una sucesión de aventuras, pero aventuras todas ellas cargadas de denso simbolismo.

 
 

VALORACIÓN

Una obra maestra. Wells nunca es gratuito. La ciencia ficción es el trampolín que le permite saltar a niveles profundos de reflexión. En este sentido su sátira, pues al cabo de una sátira se trata, no es anacrónica, pues la imaginación de Wells es poética y no se demora en circunstancias triviales. No es una historia que aterrorice, sino que sienta las bases para la reflexión de por qué el rumbo de la humanidad no tiene por qué ir necesariamente en línea recta hacia delante y, por el contrario, puede ser regresivo; la idea de progreso puede ser falaz. Tal es el último alcance de este texto ejemplar.