Blas Lázaro Ibiza (1858 - 1921)

AUTOR  | Antonio González Bueno, Universidad Complutense de Madrid

Nacido en Madrid, en el barrio de Lavapiés, realizó estudios de bachillerato en el Instituto San Isidro, donde la influencia del naturalista Sandalio Pereda y las concepciones ideológicas de la Institución Libre de Enseñanza, transmitidas por Urbano González Serrano, le influyeron de manera decisiva. Cursó los estudios de Farmacia en la Universidad Central, en ella obtendrá el título de Licenciado y, en 1882, el de Doctor; simultaneó estos estudios con los de Ciencias Naturales, en los que también logró el grado de Licenciado y, en 1888, el de Doctor.

Nacido en Madrid, en el barrio de Lavapiés, realizó estudios de bachillerato en el Instituto San Isidro, donde la influencia del naturalista Sandalio Pereda y las concepciones ideológicas de la Institución Libre de Enseñanza, transmitidas por Urbano González Serrano, le influyeron de manera decisiva. Cursó los estudios de Farmacia en la Universidad Central, en ella obtendrá el título de Licenciado y, en 1882, el de Doctor; simultaneó estos estudios con los de Ciencias Naturales, en los que también logró el grado de Licenciado y, en 1888, el de Doctor.

Blas Lázaro Ibiza fue uno de los más destacados representantes de la Botánica española del tránsito entre los siglos XIX y XX; sus aportaciones taxonómicas son, cuanto menos, discutibles -tanto en cantidad como en calidad-, comparada con otros botánicos coetáneos, pero no cabe duda de que él tuvo una especial capacidad para discernir cuáles eran los grandes problemas de la Botánica española, e intentó poner remedio a ellos. Quizás la mayor aportación de Blas Lázaro no deba buscarse directamente en su producción escrita sino en esa borrosa faceta, siempre difícil de precisar, de la difusión y gestión del conocimiento científico: el fomento de nuevas líneas de trabajo; la creación de una infraestructura que permitiera desarrollar una investigación institucionalizada; la difusión de las teorías vigentes en Europa, en particular las ideas evolucionistas; la defensa de la dignidad profesional del profesorado universitario; su clara visión de futuro sobre la profesión farmacéutica... y su habilidad para lograr convencer de la utilidad de sus propuestas a los políticos en el poder, deben incluirse entre sus más logradas metas. Blas Lázaro supo crear opinión, y ésta es probablemente su mayor contribución a la Ciencia española; estuvo presente en cuantos foros de discusión afectaron, en su tiempo, a la investigación y a la docencia universitaria; desde las más diversas sociedades científicas a las Reales Academias de Ciencias y Medicina.

Blas Lázaro Ibiza (ca. 1895)
Blas Lázaro Ibiza (ca. 1895)

En su formación intelectual tuvo un extraordinario peso el espíritu la Institución Libre de Enseñanza (ILE); durante los años 1880-1885 trabajó como profesor auxiliar de la ILE; en la Institución trabó relación, entre otros, con Augusto González Linares y Salvador Calderón, con los que le uniría una estrecha amistad. Contando con el apoyo de la Institución, durante el año 1887 y bajo el patrocinio del Ministerio de Fomento, realizó estudios en la Estación Biológica de Nápoles: se especializó en técnicas micrográficas aplicadas a los vegetales.

En su formación botánica se evidencia la impronta de Miguel Colmeiro Penido; bajo su dirección comenzó a trabajar, en la primavera de 1882, como ayudante interino del Real Jardín Botánico de Madrid, se ocupó de la remodelación de los herbarios del establecimiento. Al igual que su maestro, la producción científica de Blas Lázaro atiende hacia la elaboración de textos de carácter general y compilatorio y se plantea su propio prestigio profesional a través del establecimiento de firmes relaciones científicas internacionales establecidas, de manera primordial, mediante la asistencia a congresos internacionales y las visitas a centros de estudios extranjeros.

En 1882 opositará, con éxito, a una plaza de profesor en la Escuela Normal de Maestras, reorganizada, a partir de 1909, en Escuela Superior de Magisterio, a la que siguió adscrito; participó activamente en la reforma de estos estudios, propulsada desde el ministerio del conde de Romanones, en el verano de 1901.

Blas Lázaro e Ibiza. Caricatura de Fresno (ca. 1901)
Blas Lázaro e Ibiza. Caricatura de Fresno, ca. 1901

Desde finales de 1890 ocupó plaza de catedrático auxiliar de Botánica descriptiva de la Facultad de Farmacia de la Universidad Central; tras unas polémicas oposiciones, tomó propiedad de esta cátedra en 1892, en ella permanecería hasta su muerte. La labor gestora desempeñada en su cátedra por Blas Lázaro fue ingente, levantó prácticamente de la nada un laboratorio dotado de microscopios de investigación, material para la realización de fotografías, instalaciones para plantas acuáticas y otros cultivos especiales, un nutrido herbario y una interesante biblioteca; además de un completo equipo de material docente, la mayor parte de origen alemán. La organización de estas instalaciones, ubicadas en la Facultad de Farmacia de la Universidad Central fue, en buena parte, fruto de sus viajes de estudio por el resto de Europa, particularmente de la comisión que le fuera propuesta, en 1908, por la Junta para Ampliación de Estudios: un análisis comparado de los principales laboratorios de Criptogamia europeos (Austria, Alemania, Holanda y Bélgica), lo que le permitió, además, establecer una amplia red de contactos internacionales. Comisionado por el Ministerio de Instrucción Pública, nuevamente a propuesta de la Junta para Ampliación de Estudios, participó en el III Congreso Internacional de Botánica celebrado en Bruselas en la primavera de 1910, en él ocupó la vicepresidencia de honor; pocos meses después, tras la remodelación promovida en la estructura del Real Jardín Botánico por la Junta para Ampliación de Estudios, pasó a ocupar la dirección de la sección de cultivos especiales, en especial de plantas acuáticas y alpinas, de este centro. En 1921 fue elegido decano de la Facultad de Farmacia y, como tal, vocal nato del Real Consejo de Sanidad.

Seguramente la obra de mayor envergadura realizada por Blas Lázaro sea su Compendio de la Flora Española (Madrid, 1896, 1906, 1920), un manual útil para la enseñanza, donde se aprecia la tendencia práctica de la que quiso dotar a esta materia. Éste, y sus textos divulgativos publicados en la colección de Manuales Soler, constituyen, junto a las conferencias pronunciadas en la Institución Libre de Enseñanza, la Asociación para la Enseñanza de la Mujer o el Ateneo de Madrid, lo más señero de su actividad científica: la divulgación de las nuevas concepciones teóricas en torno al mundo vegetal, en especial la defensa de las ideas evolucionistas desde los principios de la dinámica de la vegetación. Desde 1908 colaboró con la Enciclopedia Universal Espasa, para la que redactó gran parte de los términos botánicos que en ella aparecen.

Una de las más destacadas actuaciones de Blas Lázaro fue su actividad pública en favor de la reforma de la enseñanza universitaria: su preocupación por la situación social y económica del profesorado, la reforma de las estructuras de gobierno, la función social de la Universidad y, en especial, la adecuación de los planes de estudio a una enseñanza esencialmente práctica, fueron tesis defendidas en muy variados foros, desde la Asamblea Universitaria celebrada en Valencia el 1902, a la solemne inauguración del curso académico 1902/1903 en la Universidad Central, o la Asamblea Universitaria de Barcelona reunida en enero de 1905.

Monumento al Dr. Blas Lázaro Ibiza en el parque madrileño de El Retiro. La Esfera, 13-VI-1925
Monumento al Dr. Blas Lázaro Ibiza en el parque madrileño de El Retiro. La Esfera, 13-VI-1925

En 1878, junto a Andrés Tubilla, fundó la Sociedad Linneana Matritense, dedica, en exclusiva, al estudio de la Botánica; en 1901 presidió la Real Sociedad Española de Historia Natural, de la que era miembro desde 1880, ésta le otorgó, en 1915, el reconocimiento de socio honorario. Ingresó en la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales en diciembre de 1900, con un discurso acerca de la evolución en el mundo vegetal. Desde 1915 perteneció, como académico de número, a la Real Academia de Medicina. Con ocasión de los actos del II centenario del nacimiento de Carl Linné, la Universidad de Upsala le nombró, en la primavera de 1907, doctor "honoris causa".

Su investigación se centró en los estudios micológicos, en especial en el grupo de los Poliporáceos; también realizó algunas aproximaciones taxonómicas a otros grupos de plantas vasculares, publicó algunas aportaciones corológicas y efectuó aproximaciones teóricas a la geografía botánica y a la carpología.

Para perpetuar su memoria, y mediante subvención pública, en 1925 se erigió, en los jardines del Retiro, un complejo escultórico obra de José Ortells; hoy se ubica en la plaza de Lázaro Ibiza, junto a la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid. La revista botánica Lazaroa que, desde 1979, edita la Universidad Complutense está nombrada en su honor.

Más información:

GONZÁLEZ BUENO, Antonio, 1981. Datos biográficos y bibliográficos del botánico Blas Lázaro e Ibiza. Lazaroa. Vol. 3, pp.313-338. ISSN 0210-9778.

GONZÁLEZ BUENO, Antonio, 1982. Actitud de Blas Lázaro Ibiza (1858-1921) ante la corriente evolucionista. En: HORMIGÓN BLÁNQUEZ, Mariano (ed.). Actas II Congreso de la Sociedad Española de Historia de las Ciencias. Madrid : Sociedad Española de Historia de las Ciencias, pp.419-427. ISBN 84-398-1449-6

GONZÁLEZ BUENO, Antonio, 2004. Blas Lázaro Ibiza, un botánico institucionista en el Ateneo. El Ateneo. En: PACHECO, Daniel, DÍEZ-TORRE, Alejandro R., SANZ, Alejandro. Ateneístas ilustres. Madrid: Ateneo de Madrid, pp.369-376. ISBN 84-930992-8-7

Añadir nuevo comentario

Para el envío de comentarios, Ud. deberá rellenar todos los campos solicitados. Así mismo, le informamos que su nombre aparecerá publicado junto con su comentario, por lo que en caso que no quiera que se publique, le sugerimos introduzca un alias.

    Normas de uso:  
  • Las opiniones vertidas serán responsabilidad de su autor y en ningún caso de www.madrimasd.org  
  • No se admitirán comentarios contrarios a las leyes españolas o buen uso.  
  • El administrador podrá eliminar comentarios no apropiados, intentando respetar siempre el derecho a la libertad de expresión.  


CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
Los datos personales recogidos en este formulario serán tratados de conformidad con el nuevo Reglamento Europeo (UE) 2016/679 de Protección de Datos. La información relativa a los destinatarios de los datos, la finalidad y las medidas de seguridad, así como cualquier información adicional relativa a la protección de sus datos personales podrá consultarla en el siguientes enlace www.madrid.org/protecciondedatos. Ante el responsable del tratamiento podrá ejercer, entre otros, sus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación de tratamiento.