Identificación de usuarios

Noticias


¿Pudo Marte haber sido mucho más grande?

Marte es un planeta pequeño, incluso comparado con la Tierra. Nuestro vecino mide aproximadamente 6.794 kilómetros de diámetro, mientras que la Tierra, con un diámetro de 12.750 kilómetros, creció casi el doble. Los científicos se han preguntado en numerosas ocasiones qué provocó que el Planeta rojo se haya quedado con un tamaño tan limitado mientras que el nuestro adquiría unas proporciones más considerables.


FUENTE | ABC Periódico Electrónico
01/06/2011
 
Comenarios Enviar a alguien Imprimir
Imprimir en blanco y negro
Compartir noticia

Delicious  Digg  Yahoo meneame


La clave puede estar en que Marte se desarrolló en muy poco tiempo, entre dos y cuatro millones de años después del nacimiento del Sistema Solar y se libró de las colisiones de otros cuerpos celestes cercanos. La investigación, que aparece publicada en la revista Nature, llega a la conclusión de que Marte es todavía una especie de embrión planetario, algo realmente primitivo.

A diferencia de Marte, que fue muy rápido, la Tierra tardó en adquirir su tamaño completo entre 50 y 100 millones de años, en gran parte gracias a colisiones con otros cuerpos pequeños del Sistema Solar que fueron fortaleciendo un primer «embrión», según explica Nicolás Dauphas, profesor de ciencias geofísicas en la Universidad de Chicago. Sin embargo, el Planeta rojo no pasó por el mismo proceso. El nuevo trabajo proporciona evidencias que refuerzan esta idea, que fue propuesta por primera vez hace 20 años sobre la base de las simulaciones del crecimiento del planeta.

Esta nueva evidencia puede cambiar la manera en cómo ven Marte los científicos, observa Pourmand, profesor asistente de Geología Marina y Geofísica en la Escuela Rosenstiel de la Universidad de Miami, ya que considera a Marte una especie de protoplaneta, un embrión planetario.

METEORITOS MARCIANOS

Dauphas y Pourmand fueron capaces de afinar la medición de la edad de Marte mediante la descomposición radioactiva de hafnio de tungsteno en meteoritos. El hafnio 182 se desintegra en tungsteno 182 en una vida media de nueve millones de años. Este proceso relativamente rápido significa que casi todo el hafnio 182 desaparecerá en 50 millones de años, proporcionando una manera de armar una cronología afinada de los primeros eventos en el Sistema Solar. Así resolvieron algunas incógnitas persistentes acerca de la composición de las condritas, un tipo común de meteoritos. Esencialmente inalterados restos sobrantes del nacimiento del Sistema Solar, las condritas sirven de «piedra de Rosetta» para deducir la composición química del planeta.

Dauphas y Pourmand analizaron las abundancias del uranio, el torio, el lutecio y el hafnio en más de 30 condritas, y las compararon con las de las composiciones de otros 20 meteoritos marcianos.

Las relaciones de estos elementos permitieron a los investigadores calcular cuánto tiempo le llevó a Marte convertirse en un planeta. Una simulación por ordenador basada en estos datos muestra que Marte debió de haber llegado a la mitad de su tamaño actual sólo en dos millones de años tras la formación del Sistema Solar.



   Enlaces de interés
 
IMDEA Nanociencia
IMDEA Materiales


   Noticias relacionadas
 
Cómo analizar la atmósfera y el suelo de Marte
Una pareja de volcanes en Marte
Hay más de una meiga en Marte

Prohibida la reproducción de los contenidos de esta noticia sin la autorización de ABC Periódico Electrónico



Añada un comentario a esta noticia


Los comentarios de esta noticia han sido cerrados.


 




Texto a buscar:
Tema:
Desde:
Hasta:


 


Nube de tags







Boletín informativo 'diariodeSol'
------- ------------