Ir al sumario de este número
Ir al índice general de revistas
Ir a la página principal de Madrimasd
Página anterior
Página siguiente

 

Entrevista a D. Francisco José Rubia Vila

Director General de Investigación
Comunidad Autónoma de Madrid

 

1.- Como primera aproximación, ¿podría exponer a grandes líneas lo que es y representa la red MadrI+D con su correspondiente misión y principales objetivos?

  1. MadrI+D es una red que integra a la mayor parte de la oferta científico-tecnológica de la Comunidad de Madrid. En la actualidad en MadrI+D trabajan coordinadamente en el ámbito de la innovación tecnológica todas las universidades públicas de la región, los principales organismos públicos de investigación, los centros tecnológicos, la Fundación Universidad-Empresa y la Confederación de Empresarios Independientes de Madrid.

    MadrI+D pretende promover actitudes innovadoras en la sociedad madrileña y en sus investigadores, fomentar el encuentro entre empresas – especialmente pequeñas y medianas – y centros de investigación, dos realidades que se necesitan y complementan en una sociedad en la que la competitividad descansa en la capacidad de generar conocimientos.

2.- ¿Qué competencias personales y funcionales moviliza e integra la red MadrI+D a la hora de participar en la concepción, desarrollo y difusión de la tecnología y la innovación?

  1. La idea en la que se basa todo el sistema es la de la cooperación. El esfuerzo de la administración regional debe estar dirigido a que los agentes de la región, centros de investigación y empresas trabajen de manera coordinada para conseguir los objetivos de interés regional. La Comunidad de Madrid no debe favorecer la creación de nuevas estructuras superpuestas a las ya existentes, sino aprovechar las que tiene.

    La innovación tecnológica es uno de los instrumentos más importantes para hacer de Madrid una región competitiva y creadora de empleo, que es la primera preocupación del Gobierno regional, y es en esa dirección en la que deben concentrarse los esfuerzos de las universidades, los organismos públicos de investigación, las empresas, la propia administración regional e incluso los municipios. Cada uno de estos agentes tiene un papel diferente e importante que jugar en este proceso.

3.- En este marco de actuación, ¿cuál es el papel desempeñado por la Comunidad de Madrid?

  1. La promoción de una política de apoyo a la innovación tecnológica basada en la cooperación. El bienestar futuro de los madrileños va a depender en gran medida de la capacidad que tengamos de integrar la enorme capacidad científica de los centros aquí instalados con el empuje de las empresas innovadoras existentes, dirigido a los objetivos comunes. Madrid tiene la posibilidad de convertirse en una gran tecnópolis y desaprovecharla sería suicida.

4.- ¿Qué lugar ocupa y cómo se integra el proyecto MadrI+D en la política de innovación elaborada por la Comunidad de Madrid?

  1. MadrI+D es una acción prioritaria en la política de innovación de la Comunidad. Si queremos atender a los nuevos retos de las políticas de innovación, los organismos públicos de investigación y las asociaciones empresariales deberán implicarse directamente en conseguirlo. Habrá que disponer de recursos para crear nuevas unidades de gestión que den un asesoramiento y respuesta a las demandas de información que puedan surgir del ámbito empresarial. Nuevos cometidos exigen nuevas capacidades. La promoción de la innovación debe empezar por la innovación de la propia gestión.

    En esta tarea, la administración regional tiene que jugar un papel decisivo promoviendo, definiendo y coordinando estrategias flexibles y participativas. Es eso precisamente lo que estamos poniendo en funcionamiento.

    Por otro lado, el programa MadrI+D está integrado en el marco de la Unión Europa que promueve el escenario regional como el más adecuado para el apoyo a la innovación tecnológica, en especial en el caso de la pequeña y mediana empresa. La Dirección General de Investigación lidera en este momento cuatro proyectos financiados por la Comisión Europea coordinados en el programa MadrI+D. Madrid, por su condición de región periférica europea, tiene que realizar todos los esfuerzos posibles para participar en la política europea de innovación.

5.- ¿Cómo consigue la red MadrI+D crear un entorno favorable a la innovación?

  1. Promoviendo valores que están íntimamente ligados a la innovación como son la cooperación antes mencionada, la movilidad o la internacionalización; favoreciendo la creación de una imagen de marca de Madrid como región innovadora; apoyando una red regional de servicios altamente cualificados de apoyo a la innovación y, de manera especial, a través de la información. Si existe una palabra estrechamente ligada a la innovación, ésta es "información".

6.- ¿Qué primeros resultados se van obteniendo en cuanto a la mejora de la cooperación universidad-empresa?

  1. Hemos detectado una actitud cada vez más receptiva hacia lo que es y lo que puede ser la innovación tecnológica para la región de Madrid, tanto en los responsables de las universidades y organismos públicos de investigación, como en las asociaciones empresariales. Esta sensibilización se traduce en un incremento de los recursos dedicados a promover la innovación y en el aumento de la actividad que desarrollan sus unidades de apoyo a la innovación.

7.- El grado de implicación que muestra la Comunidad de Madrid con el fomento de la tecnología e innovación ¿se verá reforzado próximamente? En caso afirmativo, ¿nos podría adelantar iniciativas futuras?

  1. El 7 de mayo se aprobaba por unanimidad en la Asamblea de Madrid la Ley 5/1998 de Fomento de la Investigación Científica y la Innovación Tecnológica que viene a establecer un marco jurídico adecuado para las expectativas aquí recogidas. En paralelo, la Dirección General de Investigación ha estado elaborando a lo largo de los últimos dieciocho meses el proyecto ERICIT (Estrategia Regional de Investigación Científica e Innovación Tecnológica) dentro del programa RITTS (Regional Innovation and Transfer of Technology Strategy) promovido por la Dirección General XIII de la Comisión Europea. Este programa se ha realizado simultáneamente con otras cincuenta regiones europeas y su objetivo ha sido la detección de la demanda y la oferta tecnológica regional. Como consecuencia de este programa se está elaborando el Tercer Plan Regional de Investigación Científica e Innovación Tecnológica que se presentará a la Asamblea en los próximos meses. Este Plan será el resultado de un debate en el que han participado universidades, organismos públicos de investigación, empresas y administraciones de nuestra región.

8.- Entre los factores que impulsan la competitividad empresarial y, por consiguiente, el crecimiento del empleo ¿qué lugar y qué valor concede la Comunidad de Madrid a la tecnología y la innovación?

  1. Sin duda, un lugar preferente. Las empresas madrileñas, al igual que otras empresas de Europa, difícilmente podrán mejorar su competitividad si no es a través de la innovación tecnológica, el diseño y la calidad para generar nuevos productos o servicios capaces de diferenciarse en un mercado cada vez más global y, por ende, competitivo. Precisamente aquí es donde debemos concentrar nuestros esfuerzos: en facilitar a estas empresas el acceso al conocimiento que necesitan para la innovación y que pueden tener nuestros investigadores. No creo que sea una exageración afirmar que tanto los investigadores como las empresas son los principales activos que tiene la Comunidad de Madrid para mejorar la competitividad. Pero somos muy conscientes de que, en este proceso, el papel fundamental le corresponde a la empresa. Es ella la que tiene que innovar y la que, así, podrá crear más riqueza. Por eso a la administración le corresponde un papel de ayuda a la innovación, de facilitación de este proceso.

    Por otro lado, la mayoría de las empresas que van a generar puestos de trabajo en el futuro están por crear y deberán generarse de su entorno científico-tecnológico, explotando sus conocimientos. Es aquí donde entra en juego el papel decisivo de los centros de investigación.

9.- Para terminar, ¿nos podría indicar qué metas espera que alcance una revista como ésta, dedicada al análisis y difusión de ideas, investigaciones, proyectos y trabajos relacionados con las nuevas tecnologías y la innovación?

  1. El objetivo principal debería ser dar a conocer Madrid como centro de innovación. Sus organismos públicos de investigación y sus empresas innovadoras deben tener un vehículo propio de difusión. No deberíamos crear una tribuna especializada, sino un foro que acerque la investigación a la sociedad, con un lenguaje riguroso, pero accesible, en el que la Comunidad de Madrid, como gran centro de innovación tecnológica que es, pueda identificarse. El resto dependerá del equipo de dirección de esta revista. Creo que hemos conseguido reunir a un grupo de profesionales muy buenos bajo la dirección del Dr. Patricio Morcillo, que creen en el proyecto y que, sin duda, alcanzarán con nuestra ayuda los objetivos que se han propuesto inicialmente.

 

Ir a la página anterior  Ir al sumario de este número  Ir a la página siguiente