Identificación de usuariosAnálisis madri+d

COMPARTIR
Facebook  delicious  digg  technorati  yahoo meneame
Comenarios Enviar a alguien Imprimir Imprimir en blanco y negro
20/02/2008  
Si quieres tu pensión, vota investigación

El eslogan no es mío, sino de unos visionarios. Si los partidos políticos se lo tomaran como algo propio, es posible que este país, que el 9 de marzo se va a jugar el futuro de sus próximos cuatro años, fuera distinto. Pero no creo que estén por la labor.


AUTOR | Xavier Pujol Gebellí



Hace unos días tuve ocasión de asistir a un debate preelectoral. Lo digo de entrada: fue un muermo. Cinco partidos políticos, cinco, todos hablando de lo mismo, diciendo las mismas cosas, con el mismo tono de voz, y todos de acuerdo en las cosas esenciales. Se hablaba de ciencia, de políticas científicas, de personal investigador, de dineros (aunque de eso más bien poco), de organización e incluso de leyes. Y la verdad: te da un mal rollo impresionante ver cómo desde el Partido Popular hasta Izquierda Unida, pasando por PSOE, Convergència i Unió y Partido Nacionalista Vasco (los que acudieron a la cita), apenas se ponen peros a su discurso. Porque una de dos: o los que estaban ahí representando a sus formaciones no tienen ni idea de lo que hablan o, si la tienen, a sus jefes les importa un comino.

Me explicaré. Si todo lo que dijeron en la cita, propuesta por la Confederación de Sociedades Científicas de España (Cosce), es cierto y resulta que las diferencias son tan nimias entre ellos, ¿por qué no votan lo mismo en el Congreso de los Diputados cuando toca el momento? ¿Por qué todos los temas que se fueron desgranando en el debate no forman parte prioritaria de sus agendas? ¿Tal vez por qué se lo toman como un tema menor que interesa a unos pocos? Igual es cierto que, desde la óptica de quien necesita vender un programa electoral, la ciencia no atrae muchos votos. Pero puestos en faena, en el Senado o en el Congreso, se lo podrían currar un poco más, ¿no creen?

Sobre el debate, celebrado en el Salón de Actos del CSIC, empiezo por el final. El moderador del acto, Joan Guinovart, en calidad de presidente de Cosce, resumió el encuentro con una frase cargada de ironía. Si están todos de acuerdo, vino a decir, "espero que voten ustedes por unanimidad" todo cuanto pueda representar mejoras para el sistema de ciencia, tecnología e innovación.

En la misma línea, espetó: "Déjense de chorradas y vayamos a lo que realmente interesa". Y ahí, de nuevo, un eslogan cargado de intención: "Si quieres cobrar tu pensión, vota investigación". En ningún caso dirigido a los que están metidos en el sistema, como bien se encargó de aclarar, sino a la sociedad en general.

¿Tiene sentido hacer un llamamiento de este tipo? ¿Hasta qué punto los partidos políticos podrían valorar semejante opción en sus programas electorales? A tenor de lo que se expuso al inicio de las argumentaciones de cada uno, podría pensarse que sí.

"Estamos en un momento crucial", dijo uno. "Tenemos una oportunidad histórica", dijo otro. "Nos jugamos el futuro", apreció el que estaba sentado a la derecha según se entra. "Tenemos que jugar en la liga de los grandes", espetó el de la izquierda según se sale. ¿Y eso?, pensaba yo mientras dormitaba en apariencia física de estar superatento.

Yo no sé si lo creen (los que lo dijeron) pero igual hay un fondo de verdad. Durante muchos años, decenios, España ha vivido de modelos económicos basados en algo así como un plan B. Es decir, dado que las planificaciones estratégicas a medio y a largo plazo han brillado por su ausencia, se ha tendido a aprovechar las coyunturas del momento y a capear las situaciones de crisis de la mejor de las maneras posibles. En tiempos de vacas gordas (el boom de los 60), a vivir que son dos días; en épocas de penuria (crisis de los 70), a comer garbanzos cada día. Que hay un auge de las puntocom, pues nada, todos a especular; que ahora va lo de construir pisos, pues todos a invertir en inmobiliarias? Si hubo un tiempo en lo que convino fue disponer de mano de obra barata, todos a la fábrica con el bocadillo bajo el brazo.

Pero lo de las puntocom ya ha cambiado de tercio; la burbuja inmobiliaria empieza a deshincharse, la industria se desplaza y al turismo convencional le sale competencia. Conste que no lo digo yo. Lo cuentan los que saben. Son ellos los que aseguran que un modelo económico sustentado en la construcción, el turismo y el consumo es frágil e inestable. O, dicho de otro modo, demasiado expuesto a vaivenes de difícil control.

Visto así, tendría su lógica planear un futuro a largo plazo. Pensar qué queremos ser de mayores (si es que queremos ser algo o si es que queremos ser mayores). Y empezar a planearlo ahora, justo en el momento en el que se aprecia desaceleración en lo económico y se perciben síntoma de modelo (o de ciclo, si lo prefieren) agotado. Otros países lo han hecho y no les ha ido mal.

Para los que están en ciencia y tecnología, invertir en conocimiento y definir una economía capaz de explotarlo, es la mejor de las opciones. Personalmente, yo también lo pienso. Muchos piensan que ahora es el momento de hacerlo de verdad (aunque esta frase, no me lo negarán, está un poco gastada). Es posible que tengan razón; el hecho de que la coyuntura invite a un cambio se las da.

No insistiré en lo que eso significaría. Primero, por lo sabido que está; segundo, porque de eso hablaron los del debate (se me olvidaban los nombres: Montserrat Palma (PSOE), Eugenio Nasarre (PP), Montserrat Muñoz (IU), Mercé Pigem (CiU) y José Ramón Beloki (PNV)). En resumen, que la ciencia es un factor estructural que debería incorporarse como elemento promotor de la innovación y que ésta, a su vez, debería ser un factor de competitividad. Que para ello sería preciso empezarse a plantear marcos legales adecuados, prever una estructura administrativa sólida, aumentar las inversiones y descender hasta la letra pequeña para definir la carrera profesional, las políticas de centros, las estrategias sectoriales? O sea: eso.

¿Y eso qué es? Pues uno, que lleva mirándose los papeles desde hace 20 años, nada muy distinto a lo de siempre. Que todavía se hable de ello en más o menos los mismos términos significa que, en realidad, se ha avanzado poco. Hay más dinero, hay más investigadores, hay más centros, hay más planes. De todo eso, sí. Pero la esencia sigue igual. Si no se resuelve, el eslogan nunca podrá ser una realidad.


   Enlaces de interés
- Investigadores en madri+d
- Weblog madri+d: Política Científica


   Noticias relacionadas
- Derecho y ciencia
- ¡Vamos a la playa, oé, oé, oé!
- Tristeza en el CSIC


COMPARTIR
Facebook  delicious  digg  technorati  yahoo meneame


1 comentario



  1
   Chuso | 20/02/2008
 
Tristemente, estoy totalmente de acuerdo con lo que has escrito. Ayer mismo hice una entrada al respecto (http://thebigbangblog.blogspot.com/2008/02/la-poltica-en-id-que-nos-espera.html)
¡No levantamos cabeza!
Inicio

Añada un comentario a esta noticia
Para el envío de comentarios, Ud. deberá rellenar todos los campos solicitados. Así mismo, le informamos que su nombre aparecerá publicado junto con su comentario, por lo que en caso que no quiera que se publique, le sugerimos introduzca un alias.
Nombre:
Normas de uso:
 Las opiniones vertidas serán responsabilidad de su autor y en ningún caso de www.madrimasd.org
 No se admitirán comentarios contrarios a las leyes españolas o buen uso.
 El administrador podrá eliminar comentarios no apropiados, intentando respetar siempre el derecho a la libertad de expresión.
 Una vez aceptado el envío, el autor recibirá en el mail facilitado, una confirmación de publicación de su comentario.
Correo electrónico:
¿Desde dónde nos escribe?:
Ciudad:
País:
Escriba su comentario a esta noticia:

Le informamos que de acuerdo a la normativa de Protección de Datos Personales, 15/99 y 8/2001, sus datos pasarán a formar parte de un fichero automatizado de acuerdo a la Política de Privacidad.



 
Para recibir nuestro boletín escriba su correo electrónico:    + inf
Suscribir

facebook
twitter
Notiweb en el móvil
rss
flickr
facebook twitter móvil rss flickr


Comportamiento de hormigones reforzados con fibras metálicas sometidos a impacto Comportamiento de hormigones reforzados con fibras metálicas...

UPM-Universidad Politécnica...




Mediateca mi+d




sonda1@madrimasd.org sonda2@madrimasd.org