noticias


La basura química de Flix se sacará del Ebro

Los desechos químicos y radiactivos empezarán a extraerse el 2007, y las tareas concluirán el 2009. Se hará un muro para separarlos del río y poder actuar de forma segura.

FUENTE | La Vanguardia Digital 29/10/05
 
Comenarios Enviar a alguien Imprimir
Imprimir en blanco y negro
Compartir noticia

Delicious  Digg  Yahoo meneame

Extraer los residuos, tratarlos y llevarlos a vertedero. Ésta es la solución técnica por la que finalmente se ha inclinado la comisión de seguimiento encargada de la descontaminación del embalse de Flix en el Ebro, según explicó Antonio Serrano, secretario general para el Territorio y la Biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente. Las administraciones, finalmente, han tomado una decisión sobre los centenares de toneladas de sedimentos con residuos industriales, químicos y radiactivos desvelados hace un año por un informe del CSIC, y localizados junto a la empresa Erkimia en Flix. Los sedimentos forman en gran parte un gran vertedero semisumergido en las aguas del Ebro.

El resultado de los sondeos efectuados en la zona obligarán a extraer del río 700.000 metros cúbicos de sedimentos, más del doble de la cantidad máxima apuntada inicialmente por los expertos del CSIC. "Preferimos pasarnos en el volumen de residuos por tratar que quedarnos cortos", declaró ayer Serrano.

La solución finalmente adoptada consistirá en la construcción de un gran muro que permitirá separar la gran montaña de basura química del cauce del río Ebro. De esta manera, se extraerán los desechos y se evitará el riesgo de que un manejo inadecuado pudiera dispersar y diseminar los residuos aguas abajo del río Ebro. En este caso se crearía un peligro para la población, pues los contaminantes podrían afectar a las personas, al entrar en el sistema de abastecimiento de agua corriente o en el sistema de riego de los campos agrícolas que usan este caudal. La comisión ha rechazado, pues, la solución propuesta por Erkimia (Ercros), que abogaba por el confinamiento de la basura in situ con la consigna de que "es mejor no tocar los residuos". Ahora, se ha demostrado que la solución de la empresa era incluso más cara.

Aunque habrá que extraer unos 700.000 metros cúbicos de tierras y sedimentos contaminados, se calcula que sólo será necesario el tratamiento específico de unos 100.000 metros cúbicos, correspondientes a los materiales más peligrosos. Los materiales se trasladarán al vertedero de El Racó de la Pubilla - que en parte será recalificado para acoger residuos radiactivos-, situado en esta misma localidad de Flix. Para llevar a cabo estas tareas se utilizará una "draga ecológica" que permitirá evitar que los materiales que se extraigan puedan caer de nuevo en el río o mezclarse con el agua. En última instancia, además, quedarán confinados o aislados del Ebro por el muro que se construirá. Este muro será elevado y permitirá resistir avenidas máximas del río de 3.000 metros cúbicos por segundo.

Antonio Serrano destacó que "este muro disminuirá" notablemente el riesgo de una contaminación para la población, mientras que ahora, por contra, esta montaña de basura está expuesta a los embates del agua y el riesgo de dispersión. Aun así, además, antes de iniciarse el proceso de extracción, se elaborará un plan de emergencia y de abastecimiento para la población para casos extremos.

Los estudios - con un presupuesto de 4 millones de euros- han conseguido ya una cofinanciación de la Unión Europea, que aportará 3,2 millones de euros, por lo que se espera que el conjunto de la actuación tendrá ayuda de los fondos europeos. De inmediato se pondrá en marcha el trámite para la declaración de impacto ambiental, de manera que el proyecto final ejecutivo se pueda aprobar entre el periodo comprendido entre agosto y octubre del 2006, con lo que las obras se iniciarían a principios del 2007.

Una vez que se instale la planta de tratamiento, los trabajos durarán unos dos años, con lo que la zona podría quedar descontaminada y restaurada a partir del 2009. El presupuesto total se situará entre los 100 y los 150 millones de euros.

El tratamiento de los residuos consistirá en dos líneas básicas de acción. Por una parte, se calentará a 500 grados, para ser secados, y además, un procedimiento químico dejará inertes los iones al fijarlos con cal y otros productos, por lo que dejarán de ser contaminantes. Los expertos consultados indicaron que este mismo sistema de draga ecológica ha servido para la limpieza de otras zonas contaminadas, como el puerto de Nueva York, en donde una parte de los desechos fue confinada y otra extraída con este mismo sistema de dragado que no remueve las tierras. "El sistema empleado es más lento, pero es más eficaz", resumió Antonio Serrano.

Autor:   Antonio Cerrillo / Esteve Giralt



Prohibida la reproducción de los contenidos de esta noticia sin la autorización de La Vanguardia Digital



Añada un comentario a esta noticia


Los comentarios de esta noticia han sido cerrados.


 




Texto a buscar:
Tema:
Desde:
Hasta:


 


Nube de tags



13th Mediterranean Congress of Chemical Engineering (13MCCE) 13th Mediterranean Congress of Chemical Engineering...

Expoquimia








sonda1@madrimasd.org sonda2@madrimasd.org