Noticias


Reducción de gases invernadero en agricultura

Un Grupo de Investigación de la Universidad Politécnica de Madrid estudia propuestas para reducir las emisiones de gases invernadero y N reactivo en suelos agrícolas.


FUENTE | UPM - mi+d
04/06/2007
 
Comenarios Enviar a alguien Imprimir
Imprimir en blanco y negro
Compartir noticia

Delicious  Digg  Yahoo meneame


Los suelos son importantes emisores de gases de efecto invernadero (N2O, CH4 y CO2) y de gases N reactivos (NO, NO2, NH3). Se estima que el 65% del N2O emitido a la atmósfera procede de los suelos agrícolas y forestales y, como es sabido, una sola molécula de este gas presenta el mismo efecto invernadero que 296 moléculas de CO2. Otros compuestos como el óxido nítrico (NO), precursor del ozono troposférico, y el amoniaco (NH3), que contribuye a la degradación de los ecosistemas a través de la lluvia ácida, son emitidos en un porcentaje importante por los suelos agrícolas.

En este contexto, investigadores de la E.T.S.I. Agrónomos y la E.U.I.T. Agrícola de Madrid, miembros del grupo de investigación "Contaminación de Agroecosistemas por Prácticas Agrícolas" de la Universidad Politécnica de Madrid, participan en proyectos de investigación (nacionales y europeos) que tienen por objeto estudiar los mecanismos responsables de estas emisiones y establecer propuestas de prácticas agrícolas que lleven a la mitigación de las emisiones de estos gases en los suelos agrícolas.

Los estudios iniciados ya hace varios años han dado resultados concluyentes. Se ha podido demostrar que actuando sobre la fertilización nitrogenada es posible reducir de manera muy notable las emisiones de gases nitrogenados. En concreto, el uso de fertilizantes de naturaleza orgánica, como el estiércol o los residuos orgánicos, pueden constituir una estrategia efectiva para reducir las emisiones de óxidos de N en relación a los fertilizantes minerales. Esto se produce como consecuencia de que el C lábil, incorporado con los fertilizantes orgánicos, tiene un efecto beneficioso en la transformación de N2O a N2 a través de uno de los principales procesos responsables de las emisiones: la desnitrificación biológica. Se ha podido demostrar que este efecto es más intenso en suelos con poca materia orgánica, como corresponde a los de zonas áridas y semiáridas, que en los suelos con un contenido más elevado en materia orgánica. En esta misma línea, y en colaboración con investigadores británicos, este grupo ha concluido que actuando sobre la dieta del ganado es posible reducir futuras emisiones de óxidos de nitrógeno, en tanto que ésta afecta a las fracciones hidrocarbonadas y nitrogenadas de los estiércoles animales.

Otro frente de actuación que ha dado frutos positivos ha sido la utilización de sustancias inhibidoras de los procesos de nitrificación y de la actividad ureasa del suelo, que puede reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno y amoniaco, respectivamente, en las primeras semanas tras el aporte de fertilizantes ureicos. Junto a los resultados de estos estudios, un hallazgo que puede tener trascendencia para la agricultura en lo que se refiere a emisiones, y en concreto para el futuro de la agricultura de nuestro país, es el manejo del riego combinado con la fertilización nitrogenada. Estos investigadores han podido demostrar que el riego por goteo, eficaz para la reducción del consumo de agua, mitiga también emisiones de óxidos de nitrógeno frente a otros sistemas de riego. El estudio resulta altamente novedoso, ya que no hay constancia de que se hayan llevado a cabo estudios similares en otros países.

Por último, ha sido constatado por este grupo que los suelos agrícolas actúan como sumidero del CH4 procedentes de actividades de origen humano. Esto se produce a través de su oxidación por microorganismos metanotróficos presentes en todos los suelos. En la actualidad, estos investigadores madrileños mantienen experimentos para cuantificar la magnitud de este efecto y las condiciones más favorables para que esto se produzca. Asimismo, se llevan a cabo experimentos de campo en los que se miden, de manera sistemática y frecuente, múltiples parámetros relacionados con las emisiones en suelos de la Comunidad de Madrid. Los resultados son transferidos a una base de datos gestionada por el proyecto europeo Nitroeurope, lo que permitirá validar modelos matemáticos predictivos de las emisiones en diferentes agrosistemas para la toma de decisiones a una escala de política agraria europea.



   Enlaces de interés
 
Círculo de Innovación en Tecnologías Medioambientales y Energía madri+d
Marketplace Tecnológico madri+d
Weblog madri+d: Un Universo invisible bajo nuestros pies
Weblog madri+d: Medio Ambiente y Ciencia




1 comentario



  1
   JESSICA | 13/06/2012   MEXICO, DISTRITO FEDERAL
 
LA FORMACION ESTA MUY BIEN PERO YO PUSE PROPUESTAS Y NO E VISTO NINGUNA

Inicio


Añada un comentario a esta noticia


Los comentarios de esta noticia han sido cerrados.


 




Texto a buscar:
Tema:
Desde:
Hasta:


 


Nube de tags







Boletín informativo 'diariodeSol'
------- ------------