Identificación de usuarios

Noticias


Los científicos de la ONU elaboran en Valencia una 'hoja de ruta' contra el cambio climático

Valencia será la capital mundial del clima durante esta semana. Una trascendental cumbre del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC) de la ONU debatirá desde hoy cerca de 3.000 folios de informes científicos producidos desde 2001. Los sintetizará en tan sólo 30 folios antes del sábado, y el documento se convertirá en la hoja de ruta para luchar a escala global contra el calentamiento.


FUENTE | El Mundo Digital
12/11/2007
 
Comenarios Enviar a alguien Imprimir
Imprimir en blanco y negro
Compartir noticia

Delicious  Digg  Yahoo meneame


Más de 600 representantes gubernamentales de 130 países, apoyados por los científicos designados por cada país, elaborarán un documento destinado específicamente a los gobernantes de todo el mundo, que contendrá las líneas maestras de la mejor forma de actuar frente al cambio climático. Por primera vez, un secretario general de la ONU asistirá a la presentación del documento. Ban Ki-Moon quiere respaldar el trabajo realizado por los más de 2.500 científicos que han participado estos años en este IV Informe del IPCC, organismo mundial que ha recibido el Premio Nobel de la Paz, junto al ex vicepresidente de EEUU, Al Gore.

El resumen que se aprobará en Valencia tendrá un peso fundamental en las negociaciones de la Cumbre del Clima que comienzan en Bali desde 2 al 14 de diciembre. Allí está previsto acordar las bases de la fase siguiente del actual Protocolo de Kioto a partir de 2012.

De acuerdo con los tres documentos de síntesis aprobados por el IPCC a lo largo de 2007 sobre los tres aspectos básicos de la ciencia climática -La base científica física, Impactos, adaptación y vulnerabilidad y Mitigación del cambio climático-, «el cambio climático es inequívoco», el calentamiento «es irreversible» y se situará en un abanico de subidas de entre 1,8ºC y 6,4ºC a lo largo de este siglo.

Pese a que el fenómeno está en plena expansión y es irrefrenable, el IPCC considera que se puede actuar para que la subida del termómetro no supere los 2ºC. Para ello habría que ir sustituyendo los combustibles fósiles y reemplazarlos por energías renovables. Estos cambios energéticos supondrían costes del 0,1% del PIB mundial hasta 2030.

«Todo el contenido de los tres grupos del IV Informe está aprobado, pero ahora lo importante es definir bien los mensajes a trasladar a la opinión pública y a los gobiernos un resumen», señala el secretario general para el cambio Climático, Arturo Gonzalo Aizpiri.

Los cinco días de sesiones serán a puerta cerrada en el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe de Valencia. Los ponentes deberán ir aprobando uno tras otro y por unanimidad los párrafos del borrador ya preparado. Cada línea y cada palabra pasarán por una gran pantalla de la sala Arquerías antes de que se les dé el visto bueno de los 130 países presentes, entre ellos EEUU, China, Rusia, UE, Japón y los países emergentes.

España cuenta con dos autores en el IV Informe, que estarán presentes en las sesiones de esta semana. Se trata de José Manuel Moreno, catedrático de Ecología de la Universidad de Castilla-La Mancha, que ha coordinado el capítulo ocho, relativo a Europa; y María José Sanz, del Centro de Estudios Ambientales de Valencia, como autora líder del capítulo nueve, dedicado a Bosques.

En la delegación española estarán la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, el secretario general de Cambio Climático, Arturo Gonzalo Aizpiri, la directora general de Cambio Climático, Teresa Ribera y la directora de la Oficina de Cambio Climático, Concepción Martínez.

Algunos grupos ecologistas ya han criticado el informe de síntesis antes de que se apruebe su versión final. En un comunicado difundido este fin de semana, WWF/Adena denuncia que «los gobiernos han omitido información importante en los documentos de síntesis del IPCC destinados a los responsables políticos».

«Hay un gran contraste entre la gran riqueza de los informes realizados por los grupos de trabajo del IPCC y la información que aparece en los documentos de síntesis para los responsables políticos», afirma Hans Verolme, Director del Programa Internacional de Cambio Climático de WWF/Adena. «Los informes exponen claramente la necesidad de reducciones más drásticas de emisiones, mientras que, en los informes destinados a los responsables políticos, se diluye esta exigencia».

Según la ONG, parte de la información omitida es la referente al incremento de la incidencia de huracanes potencialmente destructivos, el calentamiento de la parte superficial del Océano Pacífico y la pérdida de glaciares en los Alpes.

Autor:   Gustavo Catalán Deus



   Enlaces de interés
 
Weblog madri+d: Energía y Sostenibilidad
Weblog madri+d: Medio Ambiente y Ciencia


   Noticias relacionadas
 
Se acerca el desastre del cambio climático

Prohibida la reproducción de los contenidos de esta noticia sin la autorización de El Mundo Digital



1 comentario



  1
   Alfonso J. Vázquez | 13/11/2007
 
Ni soy el "primo de Rajoy" ni nadie de su familia.
Soy simplemente una persona muy crítica con las informaciones que se dan y, sobre todo, con el despliegue mediático de los periodistas que, con buena intención y no demasiado control de lo que escriben, gustan de titulares escandalosos y apocalípticos, porque "eso vende".
Fijémnos en un par de datos, de los que los periodistas - y algunos "científicos" dan sin analizar nada -  sobre la variación de la temperatura.
Esos apocalípticos deberían explicarlos adecuadamente:
Indiferencia
1860-1900. Intervalo, 40 años, oscilaciones +/-0,15 C
1940-1980. Intervalo, 40 años, oscilaciones +/- 0,15 C
La intervención industrial y social de los seres humanos en esos dos intervalos de desarrollo industrial y social ha sido cuantitativamente incomparable Quizá 10 a 50 veces más en el segundo intervalo.
Pese a ello, durante esos dos intervalos de 40 años, la Tierra ha reaccionado igual, igualmente impertérrita, a la actuación humana tan cuantitativamente diferente.
Igual reacción
1910-1945. Intervalo 35 años; oscilaciones +0,5 C
1975-2007. Intervalo 32 años; oscilaciones +0,5 C
Es igualmente evidente que la afectación de la naturaleza por la actividad humana en el segundo intervalo ha sido muy superior a la del primero. Quizá otras 10 a 50 veces superior en el segundo caso.
Pero la tasa de la oscilación producida en la Tierra ha sido la misma.
Habría que explicar por qué, siendo el impacto muy superior en el sewgundo caso, la reacción es igual.
Conclusión provisional:
La Tierra evoluciona por su cuentas  - sólo los "ecologeros" se creen que la tierra es algo estático.
Simultáneamente con su dinámica está la que nosotros podamos imprimirle" que, sin duda, es mayor ahora que hace 100 años.
Pero, qujizá, en los dos casos síga siendo muy pequeña a nivel global, salvo en actuaciones puntuales.
Porque, según los datos anteriores, siendo mayor ahora que hace 100 años, la "reacción de la tierra" a "nuestra acción", según hemos señalado, es la misma: en un caso inalterable; otro caso, con la misma tasa de variación.
¿No será que la suma de nuestra acción y la propia de la tierra - al margen de nosotos - unas veces coincide y otras no?.
¿No será que cuando coincide en el mismo sentido nos atribuimos todo el protagonismo cuando el que tenemos es menor del que creemos, sin por ello afirmar - eso sería incorrecto - que nuestra influencia sea nula?.
Cuando hay dos factores que influyen ¿cómo separar la influencia de uno, el nuestro del otro, el de la tierra, si desconocemos cómo éste va a evolucionar?.
Para la tierra un siglo es apenas un segundo.
El Conde Lucanor en sus cuentos nos deja constancia del paso de siglos oyendo el canto de un ruiseñor, una vieja leyenda indostana.
Para un científico, la extrapolación de una tendencia exige datos continuados.
Pero nuestra escala de tiempos está acomodada a nuestra vida, hoy 80 años pero para la mayor parte de la humanidad apenas 40 años.
Toda neustra historia, empezando por los egipcios apenas son más de 40 o 50 siglos, es dcir, una ridiculez de 5.000 años.
Lla escala de tiempos de la tierra tiene varios órdenes de dimensión mayores, cientos de siglos que, frente a nuestros 50 resulta incongruente.
Tengamos un sentimiento de nuestra contingencia, a escala terráquea y sigamos atentos, pero sin asustar a nadie profetizando lo que no sabemos si va a ocurrir o no.
Dediquemos, en cambio, nuestros mejores esfuerzos a erradicar la injusticia del reparto de la riqueza, que eso sí que está a nuestro alcance y, lo cual es más grave, dentro de nuestra escala de tiempos, sin que hagamos nada eficiente para mejorar la situación.
Pero, claro está, eso no le interesa a ningún político.
Por eso la "cruzada ecológica" de Al Gore tiene tanto respaldo mediático. Distrae la atención de los más impresionables - dentro de los que tienen lleno el estómago - con el CO2, cuando el problema es comer todos los días para los miles de millones que no lo hacen.
Como siempre se trata de distraer la atención del que come hoy diciéndole que mañana no podrá comer.
Pero ese mañana es ya hoy para casi la mitad de la humanidad que hoy no come.
A ellos, 4 mil millones, el futuro apocalíptico ya les ha llegado.
Están instalados en él desde que existen. Su esperanza de vida es de 40 años.
A ellos, 4 mil millones, la pérdida del chalet, que no tienen, en la costa, que no es de su propiedad, porque el mar va a subir el nivel 6 m, no les preocupa nada.
Su única preocupación es comer hoy.
Ni siquiera comer mañana es hoy su preocupación.
Ésa será la preocupación de mañana.
Así que, por favor, no hagamos de lo anecdótico, el presunto anegamiento de la manga del mar menor, el paradigma de nuestras preocupaciones. Éste sigue siendo el hambre y la injusticia en el mundo.
Nihil humanum alienum est mihi, dijeron los romanos.
Para algunos lo "humano" sigue siendo más importante que media doce de millares de chalets en la costa.
Por cierto, a cambio de ese presunto anegamiento, ¿alguien ha pensado en la inmensa cantidad de terrenos que serán feraces en Groienlandia y el Norte de Siberia como consecuencia del calentamiento global?.
Quizá, en vez de andar asustando o la gente, tendríamos que empezar a construir pateras para ir emigrando a esa zonas cuando nos toque.
O a mentalizar a nuestros hijos para que se vayan preparando
Inicio


Añada un comentario a esta noticia


Los comentarios de esta noticia han sido cerrados.


 




Texto a buscar:
Tema:
Desde:
Hasta:


 


Nube de tags







Boletín informativo 'diariodeSol'
------- ------------