Identificación de usuarios

Noticias


Alimentación, salud y física... Llegan los tres filones de la investigación

Estas áreas de la I+D se hicieron el pasado año con el 48% de la financiación del Ministerio de Educación y Ciencia para proyectos de gran envergadura. Además, la Administración dio prioridad a las TIC y la nanociencia.


FUENTE | Expansión
03/03/2008
 
Comenarios Enviar a alguien Imprimir
Imprimir en blanco y negro
Compartir noticia

Delicious  Digg  Yahoo meneame


Periódicamente, la comunidad científica y política abre el debate sobre qué investigaciones es necesario financiar con fondos públicos, sobre si resulta más eficiente centrar los esfuerzos en un área en la que ya hay una masa crítica importante de investigadores, que permita competir con otros países por hacerse con la financiación europea, o si es necesario por el contrario compensar con mayor financiación las áreas más olvidadas.

Con este debate permanente todavía sobre la mesa, el Ministerio de Educación y Ciencia decidió crear el programa Consolíder, que apuesta claramente por reforzar las áreas en las que España destaca ya sobre el resto de la comunidad internacional.

El pasado año, este programa, el mayor del país en volumen de financiación, concedió ayudas por valor de 150 millones de euros. La mayor parte de ellas fueron destinadas a grandes proyectos de I+D (con participación conjunta de varios grupos de científicos de todo el territorio) en las áreas de alimentación, salud y física, que coparon cada una de ellas algo más del 16% de la financiación total e, incluso, más si se tiene en cuenta también la financiación a proyectos de genética, comunes para las áreas de alimentación y salud. Esto hace pensar en una posición de ventaja de España en estas áreas respecto a otros países y ámbitos de la ciencia. En conjunto, estas áreas se hicieron con el 56% de la financiación del programa Consolíder, dedicado específicamente a investigaciones de gran envergadura que impliquen altas inversiones, costosa tecnología y participación de varios grupos de investigadores.

Tras la salud, la alimentación y la física, las áreas que contaron con mayor apoyo en este programa, que en 2008 tendrá una dotación de 70 millones de euros, fue la nanociencia e investigación de nuevos materiales (que se hizo con 22,3 millones de euros, el 14,9% del total), las tecnologías de la información (que absorbieron el 12,8% de la financiación), los proyectos de I+D sobre el medio ambiente y la energía (9,3%) y las investigaciones en el área de humanidades (6,7%).

La mayor parte de los proyectos, que contaron con una financiación media de 5 millones de euros, están liderados por grupos de científicos de las universidades, seguidos por los de centros del CSIC.

Entre las investigaciones más destacadas que se financiaron el pasado año con estos fondos públicos, destacan la creación de un centro de genómica para el desarrollo de productos agrícolas y la búsqueda de productos cárnicos con propiedades saludables y de nuevos ingredientes para los alimentos funcionales, en el área de alimentación. En el ámbito de la salud, las investigaciones sobre el cáncer coparon la mayor parte de la financiación. En física se concedieron ayudas principalmente para investigación en astrofísica, según explicó el Ministerio de Educación y Ciencia, para generar masa crítica que pueda atraer financiación europea. Barcelona Supercomputing Center se hizo con buena parte de las ayudas en el área de tecnologías de la información, para desarrollar sistemas de supercomputación para otras áreas de la ciencia.



   Enlaces de interés
 
Weblog madri+d: Política Científica


Prohibida la reproducción de los contenidos de esta noticia sin la autorización de Expansión



Añada un comentario a esta noticia


Los comentarios de esta noticia han sido cerrados.


 




Texto a buscar:
Tema:
Desde:
Hasta:


 


Nube de tags







Boletín informativo 'diariodeSol'
------- ------------