noticias


El embarazo cambió la columna de las mujeres

La supervivencia y la selección natural se ocuparon hace dos millones de años de que el cuerpo de la mujer se adaptara a los cambios que supone el embarazo. Para aliviar la presión que sufre la espalda cuando una mujer está embarazada, la parte inferior de la columna femenina evolucionó para ser más flexible y soportar mejor el peso extra ganado durante los meses de gestación. El cambio se produjo cuando la especie humana empezó a andar con dos pies, según un trabajo publicado recientemente en la revista Nature, en el que se explica la naturaleza de esta adaptación.

FUENTE | El País Digital 13/03/2008
 
Comenarios Enviar a alguien Imprimir
Imprimir en blanco y negro
Compartir noticia

Delicious  Digg  Yahoo meneame

Los cambios mencionados aparecen en la parte inferior de la columna vertebral de la mujer, en la zona conocida como columna lumbar. Las espinas de esta zona son distintas que las de los hombres, ya que fueron evolucionando para ser más flexibles y mejorar la movilidad de la mujer durante el embarazo. "El embarazo supone un reto impresionante para el cuerpo de la mujer", señala Katherine Whitcome, investigadora del departamento de Antropología de la Universidad de Harvard (Estados Unidos) y una de las autoras del estudio. "El cuerpo debe cambiar de manera drástica para acomodar al bebé, y estos cambios afectan tanto a la estabilidad como a la postura de la mujer. Por ello, el hecho de que la mujer presente un refuerzo y una mayor curvatura en la parte lumbar de su columna es clave a la hora de mantener una actividad normal durante el embarazo", añade.

Al principio de la evolución humana, cuando se adoptó la bipedestación, las mujeres observaron cómo durante el embarazo cambiaba su centro de gravedad y éste se desplazaba sobre las caderas, con lo cual se desequilibraba la parte superior del cuerpo y dificultaba la movilidad. Esto no ocurre con los animales que se desplazan a cuatro patas y pueden mantener su centro de gravedad estable.

Los investigadores estudiaron a 19 embarazadas de entre 20 y 40 años y comprobaron cómo la curvatura de columna lumbar, llamada lordosis, aumentaba hasta un 60% cuando estaban de pie. Es así como las mujeres pueden mantener estable el centro de gravedad sobre sus caderas. Whitcome explica que se observó otra diferencia en la lordosis de las mujeres: "En las mujeres, la curvatura se extiende a lo largo de tres vértebras, mientras que en los hombres sólo lo hace en dos. Además, las articulaciones de las mujeres en esta zona de la espalda son más grandes que las de los hombres". Esto mejora la habilidad de extender la columna para que la mujer pueda inclinarse hacia atrás sin perder estabilidad.

Los autores del estudio creen que esta adaptación apareció hace dos millones de años, en el antepasado humano Australopithecus, ya que esta diferencia entre la columna masculina y la femenina no aparece en los chimpancés. Esto sugiere que los cambios ocurrieron cuando la especie humana empezó a caminar derecho, apunta Liza Shapiro, profesora de Antropología de la Universidad de Tejas y otra de las autoras del estudio.

Autor:   Ester Riu



   Enlaces de interés
Weblog madri+d: Biología y Sociedad


Prohibida la reproducción de los contenidos de esta noticia sin la autorización de El País Digital



1 comentario



  1
   Anabel | 13/03/2008
 
Fíjate que cosas oyes...
Inicio


Añada un comentario a esta noticia


Los comentarios de esta noticia han sido cerrados.


 




Texto a buscar:
Tema:
Desde:
Hasta:


 


Nube de tags



Seminario: The mechanism and control of the initiation of chromosome DNA replication Seminario: The mechanism and control of the initiation...

CNIO-Centro Nacional de Investigaciones...








sonda1@madrimasd.org sonda2@madrimasd.org