Identificación de usuarios

Noticias


Un proyecto desarrolla tecnología de seguridad en automóviles

Imagínese que conduce por una carretera y que, de repente, un vehículo se sale bruscamente de su carril y se abalanza sobre su coche. Pero entonces éste percibe la inminente colisión y toma medidas para protegerle de un choque que podría ser mortal. No se trata de ciencia-ficción; en los concesionarios de su ciudad pronto habrá automóviles dotados de esta tecnología.


FUENTE | CORDIS: Servicio de Información en I+D Comunitario
08/04/2008
 
Comenarios Enviar a alguien Imprimir
Imprimir en blanco y negro
Compartir noticia

Delicious  Digg  Yahoo meneame


En las carreteras de la UE mueren anualmente 40.000 personas, lo que equivale a la exterminación de una ciudad pequeña cada año. Y si nos fijamos en las lesiones sufridas en accidentes de tráfico, la cifra asciende a nada menos que 1,7 millones de personas al año. Estas estadísticas son inadmisibles desde cualquier punto de vista, por lo que la UE se ha propuesto reducirlas a la mitad antes de 2010 y está apoyando activamente diversas medidas que pretenden reducir los accidentes de tráfico.

En concreto, uno de estos proyectos promovidos por la UE promete revolucionar nuestra manera de conducir y nuestra concepción de la seguridad. El proyecto Advanced Protection Systems (APROSYS, Sistemas avanzados de protección) está desarrollando una carrocería de automóvil que transforma el coche común en un vehículo inteligente capaz de pensar y de proteger a sus ocupantes justo antes de una colisión y durante la misma. El sistema será capaz de juzgar si hay riesgo de colisión con otro vehículo 200 milisegundos antes del impacto y de examinar un área de 20 metros a la redonda.

Esta tecnología fue creada por un equipo de investigadores que trabajan en distintos puntos de Europa. "Nuestro objetivo era mejorar la seguridad activa ante colisiones de los vehículos de motor, es decir, adaptar las propiedades técnicas de la carrocería de forma que absorba energía en el momento crucial y, así, proteja a los ocupantes", explicó Björn Seipel, del Instituto Fraunhofer de Durabilidad Estructural y Fiabilidad de Sistemas (LBF), quien coordina el proyecto.

Según los investigadores, el sistema creado actúa a modo de sexto sentido que es capaz de anticiparse a accidentes y activar el sistema de protección contra impactos laterales. Unas cámaras estereoscópicas y unos sensores de radar exploran constantemente el entorno, y un ordenador central analiza los datos. "En trayecto, el sistema tiene que distinguir entre objetos en movimiento, es decir, otros vehículos que podrían provocar un accidente, y objetos fijos, como edificios y árboles", explicó el Dr. Dieter Willersinn, del Instituto Fraunhofer de Procesamiento de Información y Datos (IITB), que también participa en el proyecto.

Además de crear software informático adecuado, se ha dotado al sistema de lo último en aleaciones con memoria de forma, que recuerdan su forma. Cuando el software detecta peligro, ordena calentar una aleación con memoria de forma. A su vez, la aleación activa inmediatamente un muelle que se afloja y empuja un perno de acero que está integrado en el asiento, junto a la puerta. Al mismo tiempo, un armazón estable de metal alojado en la puerta cambia de posición para soportar el perno. "Este sistema de perno y armazón de metal estabiliza la puerta del vehículo y absorbe energía al producirse la colisión", explicó el Sr. Seipel. "Optamos por esta solución porque es más rápida que cualquier interruptor magnético convencional."



   Enlaces de interés
 
Círculo de Innovación de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones madri+d
Marketplace Tecnológico madri+d


   Noticias relacionadas
 
La Inspección Técnica de Vehículos salva la vida a más de 400 personas cada año
Un nuevo modelo para la navegación autónoma de vehículos



2 comentarios



  2
   leonardo | 26/03/2009
 
es muy buena y quisiera saber mas de esto

Añadir un comentario

  1
   Alfonso J. Vázquez | 08/04/2008
 
No entiendo muy bien el mecanismo de protección que describe la información.
Mi consideración, sin embargo, se refiere a los 200 milisegundos que van desde la detección del riesgo hasta que tiene lugar el impacto del vehículo. Suponiendo que circule a 120 km/h, el recorrido es de 33,3 m/s *0,2 s = 6,66 m.
Se dice que el área de percepción es de 20 m, por lo que a mí no me salen las cuentas. Porque para recorrer 20 m se necesitan casi 700 milisegundos.
De todos modos, en ese espacio de tiempo, 0,2 s, y de espacio 6,66 m, la velocidad apenas puede reducirse aplicando la máxima deceleración que puede producir un freno.
El impacto seguirá siendo, supuesto un vehículo con una tonelada de masa, de 554.445 Nm.
La deceleración que se producirá por el impacto, en consecuencia, no creo que disminuya en nada y es evidente que en gran parte de los accidentes es ésta la que produce la muerte de los afectados.
Quizá la información es incompleta como, casi inevitablemente, ocurre con informaciones periodísticas sobre asuntos técnicos.

Inicio


Añada un comentario a esta noticia


Los comentarios de esta noticia han sido cerrados.


 




Texto a buscar:
Tema:
Desde:
Hasta:


 


Nube de tags


Summer school on composite materials Summer school on composite materials

UPM-Universidad Politécnica...




Boletín informativo 'diariodeSol'
------- ------------