Identificación de usuarios

Noticias


Encuentran organismos vivos a 1.600 metros bajo el fondo marino

Los científicos los llaman «extremófilos». Son organismos que, en efecto, se han adaptado a vivir en condiciones realmente extremas, muy diferentes de las que soportan la inmensa mayoría de los seres que comparten con nosotros el Planeta.


FUENTE | ABC Periódico Electrónico
23/05/2008
 
Comenarios Enviar a alguien Imprimir
Imprimir en blanco y negro
Compartir noticia

Delicious  Digg  Yahoo meneame


Bajo centenares de metros de hielo en los polos, en las fosas abisales de los océanos, en los cráteres de volcanes activos o incluso en el interior de sólidas rocas, la vida encuentra la manera de perpetuarse. A menudo sin luz, sin aire, sin agua, sin alimentos. O soportando igual tremendas presiones que temperaturas gélidas o tórridas, o ambientes ácidos o hipersalinos que matarían en cuestión de minutos a cualquier otro ser viviente.

Los extremófilos son el mejor ejemplo de que la vida, con mayúsculas, es capaz de prosperar en los lugares más inesperados. Incluso, por qué no, fuera de nuestro propio mundo.

Ahora, un grupo de científicos franceses, encabezados por Erwan Roussel, de la Universidad de Bretagne Occidentale, acaba de dar una vuelta más de tuerca a la cuestión al descubrir organismos vivos y reproduciéndose activamente a 1.626 metros de profundidad bajo el fondo del Atlántico Norte. Es decir, con más de un kilómetro y medio de roca por encima y varios cientos de metros más de agua. Es el hallazgo de vida a más profundidad jamás realizado hasta ahora. El anterior récord estaba en sedimentos extraídos de fondos marinos a «sólo» 842 metros de profundidad.

HASTA 111 MILLONES DE AÑOS

En un artículo que publica «Science», los investigadores explican que realizaron el hallazgo analizando muestras de perforaciones efectuadas durante prospecciones petrolíferas. A esa profundidad, a una temperatura entre 60 y 100 grados centígrados, todo un ecosistema de células procariotas (que no tienen núcleo bien definido) prospera sin oxígeno y sin haber visto jamás la luz del sol. La antigüedad del sedimento, entre 46 y 111 millones de años, da idea del tiempo que esta clase de organismos lleva viviendo en esas condiciones.

Los investigadores están convencidos de que esta clase de ecosistemas submarinos a grandes profundidades pueden dar cuenta de hasta dos tercios de la biomasa total de procariotas que existe en el mundo. El entorno en el que viven estos organismos muestra altas concentraciones de metano e hidrocarburos. Tras analizar el ADN celular, los científicos encontraron secuencias similares a las que poseen otros organismos que viven a altas temperaturas (llamados por ello termófilos) y concluyeron, además, que esos procariotas eran Archaea, las bacterias que se cree dieron origen a la vida en la Tierra hace casi cuatro mil millones de años. Los investigadores consideran ahora buscar a profundidades aún mayores.

Autor:   José Manuel Nieves



   Enlaces de interés
 
Weblog madri+d: Medio Ambiente y Ciencia
Weblog madri+d: Un Universo invisible bajo nuestros pies
Weblog madri+d: Ciencia Marina y otros asuntos


   Noticias relacionadas
 
Las bacterias aprenden a anticiparse a los cambios
La Ciudad de las estrellas de mar

Prohibida la reproducción de los contenidos de esta noticia sin la autorización de ABC Periódico Electrónico



Añada un comentario a esta noticia


Los comentarios de esta noticia han sido cerrados.


 




Texto a buscar:
Tema:
Desde:
Hasta:


 


Nube de tags


Congreso ESMO Madrid 2017 Congreso ESMO Madrid 2017

ESMO - European Society For...




Boletín informativo 'diariodeSol'
------- ------------