Identificación de usuarios

Noticias


La bomba cardiovascular

Si en un concurso de conocimiento general se preguntara sobre la enfermedad que se trata con inyecciones de insulina, hasta el participante menos formado sabría responder correctamente. Pero, ¿qué pasaría si se preguntara sobre la primera causa de amputación de extremidades o de ceguera en los países desarrollados? Es probable que la respuesta no fuera tan unánime a pesar de ser exactamente la misma: la diabetes.


FUENTE | Público
23/05/2008
 
Comenarios Enviar a alguien Imprimir
Imprimir en blanco y negro
Compartir noticia

Delicious  Digg  Yahoo meneame


La Diabetes Mellitus (DM) afecta a alrededor del 10% de españoles (más de cuatro millones). De estos, más del 90% padece DM 2, el tipo de diabetes más asociado al estilo de vida. Hace 10 años, se calcula que el porcentaje no superaba el 4%, según explica el asesor médico de la Fundación para la Diabetes y responsable de la Unidad de bombas de Insulina del Hospital Clínico de Madrid, José Ramón Calle.

La curva ascendente que se observa en España es común a la mayoría de los países desarrollados, donde el estilo de vida sedentario y la dieta rica en grasas han ganado terreno a los estilos de vida más saludable. La DM está provocada por un aumento de los niveles de azúcar en sangre.

Ante este problema, asociado directamente al aumento de la obesidad -especialmente en los niños y jóvenes-, la alarma ha saltado entre las sociedades científicas y las autoridades sanitarias. "Hace unos años, un niño con DM 2 era una anécdota, ahora no es para nada tan raro", apunta Calle.

La revista The Lancet dedica un número especial a la DM, con un editorial titulado El desafío global de la diabetes. Las cifras son muy poco esperanzados: se estima que 246 millones de adultos la padecen hoy y que la cifra subirá a 380 millones en 2025. La gran paradoja de la DM 2 es que, siendo una de las enfermedades cuya forma de prevención se conoce más, su incidencia no se consigue frenar.

En diversos estudios en los que se ha ofrecido a personas prediabéticas cambiar su estilo de vida (por ejercicio y dieta sana) se ha visto que una intervención a tiempo evita la diabetes. Hoy mismo, The Lancet se hace eco de un trabajo de investigadores chinos que demuestra que practicar deporte y cambiar los hábitos alimenticios durante seis años retrasa la aparición de la DM 2 hasta 14 años. Sin embargo, a nivel global, las recomendaciones "no están funcionando bien", apunta Calle.

Parte del problema está en la concienciación de la sociedad, que no percibe la DM como una enfermedad grave, a pesar de ser la culpable del 6% de las muertes a nivel mundial, cifra "conservadora" según este experto. Además de poder prevenirse, el curso de la dolencia varía de forma sustancial según su abordaje. Subraya Calle: "Lo que mata de la diabetes son sus complicaciones y, si alguien consigue un buen control del azúcar -algo posible con los fármacos actuales y los cambios en el estilo de vida-, compra todas las papeletas para evitarlas".

Pero aunque la fórmula parezca muy fácil -comer bien y moverse- ni prepacientes ni enfermos la aplican. "Les cuesta menos medirse la glucosa o tomar los fármacos que ponerse a hacer ejercicio", incide Calle. A falta de un cambio radical de hábitos, el desafío global de la diabetes seguirá dando quebraderos de cabeza a médicos y pacientes por muchos años.

Autor:   Ainhoa iriberri



   Enlaces de interés
 
Weblog madri+d: Salud Pública y algo más


   Noticias relacionadas
 
Suicidio de las células del riñón en la diabetes
HIGEA: Prevención de enfermedades crónicas alimentarias

Prohibida la reproducción de los contenidos de esta noticia sin la autorización de Público



Añada un comentario a esta noticia


Los comentarios de esta noticia han sido cerrados.


 




Texto a buscar:
Tema:
Desde:
Hasta:


 


Nube de tags


Autophagy in pancreatic diseases Autophagy in pancreatic diseases

CNIO-Centro Nacional de Investigaciones...




Boletín informativo 'diariodeSol'
------- ------------